[Análisis] HyperX Alloy Origins 65

HyperX es una marca ya muy común por estos lares, hablamos muy frecuentemente de sus productos y, a nivel general, siempre que realizamos una reseña de la misma, quedamos realmente contentos con el resultado, lo cual queda patente tanto en el texto de la propia review como en los galardones otorgados. Sin duda, esta reputación es algo que la empresa se ha labrado ella solita con su buen hacer, gracias a la fabricación de unos magníficos periféricos construidos con componentes de primer nivel, así como unas funcionalidas y unos precios que están a la orden del día, dejando generalmente a sus productos como opciones más que considerables a la hora de compararse con las de la competencia.

Hoy volvemos para hablaros de un teclado de la marca, el HyperX Alloy Origins 65, otro producto que ha conseguido conquistarnos por su gran cantidad de virtudes y su inmejorable relación calidad/precio, con el único pero de que, hasta el momento, no hay una versión con layout en español, algo que puede pesar enormemente en la decisión de compra de cada uno, o no, dependerá de si está más habituado a trabajar en la lengua de Cervantes o en la de Shakespeare. Sea como fuere, una recomendación férrea y sin fisuras si esto último poco os importa, ganando un teclado robusto, con una buena iluminación y cómodo de usar, que destaca principalmente por su tamaño reducido. ¿Y acaso ganar espacio en el escritorio es baladí? No para un servidor. ¡Dentro análisis!

 

Características

  • Pequeño factor de forma del 65 %: libera más espacio para tu mouse con este teclado extremadamente compacto. Las funciones impresas en el lateral de las teclas te permiten localizar rápidamente la funcionalidad de pulsación secundaria.
  • Cuerpo completo de aluminio de grado aeronáutico: la carcasa de aluminio mantiene el teclado estructuralmente sano y estable cuando la acción se vuelve intensa y el juego cuelga en el equilibrio; batalla tras batalla, noche tras noche.
  • Teclas PBT de doble disparo con impresión lateral: las teclas PBT preinstaladas tienen texto en los lados para ayudarte a localizar rápidamente funciones clave adicionales.
  • Interruptores mecánicos HyperX: Las teclas HyperX fiables están equilibradas en velocidad y precisión para ayudar a proporcionar pulsaciones de teclas más rápidas con menos errores. Su diseño LED expuesto ofrece una impresionante iluminación RGB que destaca.
  • Teclas RGB retroiluminadas con efectos de iluminación radiantes: Obtén una iluminación RGB más brillante y luminosa gracias al diseño LED expuesto de los interruptores mecánicos HyperX.
  • Personalización avanzada con HyperX NGENUITY: personaliza el modo de juego, construye macros y configura la iluminación y efectos por tecla.

 

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones: 13.7 x 5.7 x 1.8 pulgadas
  • Cubiertas: PBT de doble capa de primera calidad
  • Formato compacto: 65%
  • Conectividad: USB-C
  • Color del producto: Negro mate
  • Iluminación RGB: Sí
  • Sistemas operativos Windows soportados: Windows 11, Windows 10, Windows 7, Windows 8.1.
  • Ángulo de inclinación: Ajustable hasta 3 niveles
  • Switches mecánicos: HyperX
  • Cuerpo: Aluminio aeronáutico

 

Aspecto exterior

La primera impresión que ofrece el pequeño HyperX Alloy Origins 65 es la de un teclado que, sin duda, es bastante sólido, lo que se refiere tanto al diseño como a la excelente calidad de construcción, algo en lo que HyperX nunca me ha defraudado después de tantas reviews. ¿Y por qué digo esto? Bueno, en gran parte se debe a la robusta carcasa de aluminio del teclado, que si bien añade algo de peso a un producto que podría antojarse más ligero en base al tamaño, lo convierte en un teclado sólido como una roca. Pese a que no he realizado pruebas al respecto, solamente con cogerlo y notar su peso, diría que si por cualquier azar del destino se te cae del escritorio, es más fácil que se rompa la baldosa (o el pie) que el teclado, siempre que caiga por su base. Puede sonar a exageración, lo sé, pero estoy bastante convencido de lo que aquí escribo.

Volviendo a su aspecto más destacado, el reducido tamaño, el factor de forma del 65 % libera más espacio para el movimiento del ratón en el escritorio, ya que sacrifica el teclado numérico y los espacios vacíos de separación entre las teclas. Pese a ello, mantiene teclas de función como página arriba/abajo, home y suprimir. Además, todas las teclas son PBT de doble capa de primera calidad, que por lo tanto son mucho más duraderas que las teclas ABS. Es importante señalar que algunas de las teclas vienen con funciones secundarias impresas en un costado. Por cierto, las teclas tienen una superficie texturizada a diferencia de los modelos anteriores de HyperX con una superficie lisa. Esto gustará a algunos más y a otros menos, pero lo que es indudable es que esto contribuye a ofrecer un mayor agarre. Gracias a esta calidad premium, es fácil trabajar largas horas con este teclado, tanto si te dedicas a redactar textos, como en este caso, o incluso si deseas simplemente jugar a algunos de tus títulos favoritos.

Si miramos el HyperX Alloy Origins 65 desde detrás, nuevamente nuevamente vuelve a destacarse el elegante diseño de la carcasa, en esta ocasión, acompañado de los switches HyperX Red. Asimismo, es posible ver la conexión USB-C en el lateral izquierdo. Finalmente, en la parte inferior del teclado, están las dos pestañas que hacen las veces de pies para sostener el teclado en una posición algo más elevada si así lo deseamos, aunque huelga añadir que es totalmente opcional. Lo curioso de este sistema, muy común y poco destacable a todas luces para cualquier usuario, es que dispone de hasta tres posiciones, y es que, entre las patas principales aparecen dos más pequeñas que permiten añadir una posición más al teclado, un añadido muy interesante. A estas pestañas les acompañan unas almohadillas antideslizantes, que aportan firmeza y sujeción para evitar que el teclado se desplace durante su utilización.

 

Utilización

Reconozco que, al abrir la caja del HyperX Alloy Origins 65 y verlo, me preocupaba que las teclas de función, especialmente PG UP, PG DN y Home, pudiesen resultar una molestia al estar al lado de la tecla Enter y Delete, así como la flecha hacia arriba, ya que suelo utilizarlas con mucha frecuencia y, por la cercanía, no era descabellado pensar en pulsaciones accidentales al tocar unas y otras. Por supuesto, tengo experiencia utilizando ordenadores portátiles, donde las teclas suelen estar mucho más juntas, lo cual ha contribuido en gran medida a que estos errores se hayan mantenido al mínimo, pero esto es algo que puede sucederle a cualquier usuario, especialmente dependiendo de su experiencia previa con diferentes teclados. En cualquier caso, uno se acostumbra rápidamente, por lo que no deberíais de preocuparos demasiado en este sentido.

En definitiva, estamos ante un teclado cómo y fácil de usar para un uso intenso y amplio. No hemos experimentado ninguna limitación en este teclado tanto para escribir entradas como para jugar. Además, el hecho de ofrecer tres posiciones gracias a sus pestañas, hace que sea más fácil de adaptar a los gustos de cada usuarios. Igualmente, gracias al cable extraíble puedes llevártelo contigo cuando salgas, poner un cable adicional en tu mochila y listo. Hablando del cable, es un USB-C a USB-A trenzado y suficientemente flexible. La conexión del cable está empotrada en el cuerpo del teclado, como ya apuntaba anteriormente, por lo que si quieres utilizar un cable diferente puedes hacerlo, lo cual, sumado al tamaño del propio teclado, lo hace muy manejable.

 

Switches Red y Aqua

El HyperX Alloy Origins 65 se acompaña de unos switches en dos colores, Red y Aqua, pudiéndose elegir uno u otro a la hora de realizar la compra del mismo. ¿Cuál deberías elegir? ¿Hay uno mejor que otro? Bueno, todo dependerá del uso mayoritario que vayas a hacer del teclado. La línea Red es excelente para aquellos que pasan la mayor parte de su tiempo jugando y pueden apreciar lo fácil que es activarlos, con muy poca fatiga durante largas sesiones de juego. Por otro lado, los Aqua se postulan como una mejor opción para aquellos que suelen pasar más tiempo haciendo un uso ofimático del ordenador, escribiendo textos o realizando extensas búsquedas en internet. A esto, hay que sumarle que HyperX ha añadido en este modelo unos regalitos adicionales en forma de una tecla ESC estilizada adicional y una barra espaciadora de aspecto impresionante, que irá acorde al color de los switches elegidos, en azul o rojo.

 

Software NGenuity e iluminación

Como es habitual en los productos de HyperX, el software utilizado para su personalización no es otro que NGenuity. Este programa desbloquea todo el potencial de los dispositivos HyperX, permitiendo personalizar todos los productos compatibles. NGenuity es quizás a grandes rasgos menos extenso que los programas de otros fabricantes, sin embargo, esto no es algo que debe tomarse como negativo per se, ya que la falta de opciones también significa que es fácil mantener una visión general entre todas las opciones.

En caso de que os guste bichear en estas opciones de iluminación que ofrece el programa, sabed que hay siete opciones de iluminación básicas diferentes, que se dice pronto. La configuración de muchos de estos modos RGB se puede ajustar, por lo que puedes cambiar la dirección y el ángulo en el que se mueve la iluminación. También puedes hacer varias capas una encima de la otra trabajando con opacidad. A esto hay que sumarle un efecto separado para configurar las pulsaciones de teclas. Por otro lado, es posible también modificar la configuración de las teclas, haciendo clic en un botón para reasignarlas si así lo deseamos. Como colofón, una vez que hayas configurado todos lo relacionado con las teclas, macros e iluminación, es importante que tengas claro que puedes almacenar hasta 3 perfiles.

A estas alturas y tras un puñado de análisis a mis espaldas, ya he probado bastantes tipos de teclados y, hasta el momento, HyperX sigue alzándose todavía como la compañía que me ofrece los mejores efectos de iluminación en cuanto a este tipo de producto se refiere. El Alloy Origins 65 presenta una propuesta brillante y colorida gracias al diseño LED expuesto, que se complemente con unas animaciones suaves y agradables. Ofreciendo hasta cuatro niveles de brillo y permitiendo que aquellos que prefieran prescindir de esta función, puedan hacerlo. Son lo suficientemente brillantes para usar durante el día, sobresaliente en entornos con poca luz, pero con suficiente potencia para dejarse notar incluso durante el día, en entornos más iluminados.

 

Conclusión

Una vez más, HyperX vuelve a sacar al mercado un producto de enorme calidad, y es que este Alloy Origins 65 tiene una enorme cantidad de virtudes, desde su reducido tamaño del 65% que lo convierte en un teclado compacto y ultraportátil (algo a lo que también contribuye el cable de conexión extraíble), sin sacrificar por esto en los materiales de construcción del mismo, destacando que, sin lugar a dudas, es uno de los teclados más sólidos que haya tenido el placer de probar, gracias a la apuesta de la marca por una robusta carcasa de aluminio. HyperX siempre ha demostrado que no es de esas compañías que quitar por aquí para añadir por allá, todos los materiales de construcción son de primer nivel, no se escatima nada en ese sentido.

Los switches HyperX Red brindan una experiencia placentera en todos los sentidos, especialmente en combinación con las maravillosas teclas PBT. La iluminación RGB debajo de las teclas también es excelente y hay muchas opciones en el software NGenuity para crear efectos divertidos. ¿Hay algún punto negativo a destacar? Pues después de varios días de uso intensivo, no se me ocurre nada, más allá del obvio hecho de que el layout del mismo esté en inglés, y que por el momento, no haya todavía una versión en español del mismo. En definitiva, el HyperX Alloy Origins 65 es una oferta fantástica que socava gran parte de la competencia principal sin sacrificar ninguna de las funciones principales.