Fecha de Lanzamiento
29/09/2021
Distribuidora
Focus Home Interactive
Plataformas
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One y PC
Versión Analizada
PlayStation 4
Hace ya unos cuantos años, a finales de 2018, llegó a los ordenadores de todo el mundo un interesante FPS táctico multijugador que planteaba un esquema de juego fundamentado en las tácticas reales de los asaltos actuales. Este título era Insurgency: Sandstorm, desarrollado por el equipo de New World Interactive, un joven estudio de desarrollo independiente que ya se había encargado de la primera entrega de la franquicia, Insurgency, un interesante título que nos trasladaba a los conflictos modernos con un toque realista único y original. También se encargaron, poco después, del desarrollo de Day of Infamy, otro curioso FPS de corte táctico y realista que buscaba ofrecer una experiencia fiel y cercana a lo ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, a pesar de su originalidad, su precio reducido y sus valoraciones positivas por parte de crítica y usuarios, ninguno de estos títulos consiguió tener el éxito deseado. Algo similar ocurrió, por suerte o por desgracia, con Insurgency: Sandstorm.

Pero este equipo no quería quedarse aquí, y a pesar de que ya ha pasado mucho tiempo desde que el título aterrizó en PC, tanto New World Interactive como la editora Focus Home Interactive han decidido darle una segunda juventud al juego lanzándolo, en esta ocasión, en PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X/S. Así, el 29 de septiembre llegó a estas consolas Insurgency: Sandstorm, trayendo desde PC su acción táctica y realista ambientada en los conflictos de Oriente Medio con ciertos tintes arcade, en una serie de ports que no se alejan mucho del producto original. Aún así, ha pasado mucho tiempo con respecto al lanzamiento de esta versión, y es normal que nos preguntemos si se han realizado ciertos cambios o actualizaciones para mejorar la experiencia de juego. Así, el objetivo de este análisis será responder a todas estas cuestiones, y reflexionar acerca de si merece la pena jugar o no a este título. Dicho esto, ¿Queréis saber qué me ha parecido esta nueva entrega de Insurgency? Pues no demos más rodeos, y pasemos al análisis completo.

 

Paso 1: Formad un equipo en el que podáis confiar

Insurgency: Sandstorm nos pone en la piel de un soldado de uno de los dos bandos que entran en conflicto, los “Cuerpos de Seguridad” y los “Insurgentes”, que no dejan de ser la enésima representación del clásico conflicto héroe contra villano como hemos podido ver en otros juegos del estilo, siendo el título que más se parece en este sentido Counter Strike. Sea como sea, la falta de identidad por parte de los equipos y los personajes que controlamos evidencia uno de los problemas del título: Su falta de argumento, o de una historia que le dote de una mayor personalidad. Y es que si bien, por lo general, la falta de modos historia es común en este tipo de juegos, son aquellos que aprovechan otros elementos para obtener una cierta personalidad los que se permiten el lujo de no contar una historia. Y siento que no hay nada en este título que pueda destacar por encima del resto de propuestas similares, más allá de su interesante propuesta realista. Si fuera un título free-to-play entendería esto, pero no es el caso. También relacionado con esto encuentro el problema de la cantidad de modos de juego, que es, cuanto menos, escasa. Contamos con dos modos de juego principales, que son el juego en línea y el juego local, y junto a estos podemos acceder a un modo entrenamiento, que nos permitirá dominar los elementos principales del título. En el modo de juego local podremos jugar partidas, solos o con amigos, contra la CPU, mientras que en el modo online, como bien indica su nombre, tendremos que jugar contra otros jugadores (¡Y ojo, que necesitaréis una suscripción a PS Plus si queréis jugar online!). Y poco más, la verdad, pues el título está muy blanco en cuanto a modos de juego se refiere. Dentro de los modos online y local podremos elegir entre cuatro tipos de partidas distintas… Cuyos objetivos no varían mucho, pues consistirán en acabar con ciertos objetivos (o defenderlos) y tomar puntos clave del mapa. Si bien son modos de juego muy divertidos, no es algo que no hayamos visto antes en una enorme cantidad de juegos del mismo género.

Indudablemente, el juego cuenta con un serio problema de contenido, y es que a pesar de que sale a precio reducido (algo muy de agradecer), he llegado a ver juegos gratuitos con el mismo nivel de contenido. Ojo, no estoy diciendo que no se disfrute el juego, simplemente considero que hay muy poco que hacer y, como no te gusten sus modos de juego, es imposible que el juego te acabe convenciendo. Lo que sí me ha gustado más es el amplio número de escenarios en los que podremos jugar, siendo estos muy distintos entre sí y con diseños muy interesantes que nos permiten abordar los conflictos desde diversos puntos de vista. Si bien no es la interacción con el escenario más revolucionaria, sí que encontramos ideas interesantes que me han resultado muy satisfactorias y agradables. En este sentido el título cumple con creces, pudiendo jugar además en cada escenario tanto de día como de noche, algo que es clave para las partidas, dando pie a tener que tomar ciertas decisiones según el tramo horario en el que juguemos. Resumiendo, la cantidad de modos es escasísima y difícil de defender teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que el equipo ha tenido para incluir nuevos modos, mientras que la cantidad de mapas y la interacción con los escenarios son de los mejores puntos del juego, dando pie a un título escaso de contenido pero con un núcleo fuerte en cuanto a los modos incluidos se refiere.

 

Paso 2: Elige las armas y el equipo más adecuado para la misión

A nivel jugable Insurgency: Sandstorm se aleja por completo de los toques tanto futuristas como históricos de los shooters más populares y recientes, y apuesta por presentar un título con una fuerte base realista que nos permita actuar como auténticas fuerzas militares o para-militares. Así, antes de comenzar cada partida tendremos que elegir meticulosamente nuestro equipamiento, destacando que contaremos con un número limitado de espacio, por lo que deberemos gestionarnos muy bien. ¿Queréis llevar un rifle equipado con varias mejoras? Está bien, pero quizá no podáis llevar granadas u otra clase de equipo secundario. ¿Preferís ir de experto en explosivos, contando con un buen número de objetos arrojadizos antes que con grandes armas? También podéis. La selección de objetos, armas y complementos disponibles es enorme, dando pie a que las posibilidades sean infinitas. En este sentido, chapó, pues hace que cada partida, a pesar de sus limitaciones, pueda llegar a ser única. Además, no todas las armas funcionan igual, y habrá que hacerse con el control de estas poco a poco. Sea como sea, una vez hayamos elegido nuestro equipamiento tendremos que salir al campo de batalla. Tras el tiempo de espera inicial podremos movernos libremente, pero ojo, esto no significa que tengamos que ir a ciegas disparando a todo lo que se mueva, ya que esa no es la forma de jugar a este título. Cada partida de Insurgency es una especie de rompecabezas en la que tendremos que tener los ojos bien abiertos, evitando trampas, observando y analizando bien el escenario y hablando en todo momento con nuestros compañeros. El trabajo en equipo es fundamental, y el ir a lo loco solo hará que acabemos muertos más pronto de lo esperado.

Las partidas de Insurgency: Sandstorm son muy divertidas, especialmente si se juegan con amigos puesto que la comunicación es fundamental, pero también son muy entretenidas si jugamos con desconocidos. Eso sí, considero que pierden mucho las partidas locales, ya que se siente todo mucho más vacío y se pierde la gracia de la cooperación y comunicación. Además, la IA enemiga es absurdamente pobre, pasando al lado del jugador sin dispararle y dando vueltas sin sentido por los escenarios. Considero que se debería haber pulido mucho más este aspecto. Más allá de eso, el control me ha resultado cómodo e intuitivo, y el disparo es algo más complejo que en la mayoría de títulos del género debido a que elementos como el retroceso o la cadencia de tiro influyen mucho, lo que a mi parecer hace del título algo mucho más interesante y fresco. Si queréis una experiencia de juego realista y entretenida para disfrutar con vuestros amigos, creo que aquí tenéis una propuesta realmente interesante y divertida, a pesar de sus claros problemas de contenido y de IA.

 

Paso 3: Sal ahí, ¡Y acaba con todos!

A nivel gráfico el título me ha resultado muy decepcionante, presentando un apartado visual muy pobre que se queda atrás con respecto a los principales títulos del género. El texturizado es muy pobre, llegando algunas texturas a no cargar en toda la partida, mientras que los modelados de los personajes, que son personalizables, destacan principalmente por sus imposibles de obviar dientes de sierra y por su falta de detalle. Los escenarios se ven bien, pero el acabado es bastante pobre, como si fuera casi de la generación anterior. La optimización para PS4 es muy baja, dando la sensación de ser un port poco trabajado debido a las caídas de frames en menús y por sus pantallas de carga. Eso sí, por lo general la tasa de frames es estable durante las partidas, algo que se agradece. A nivel artístico es juego funciona, con unos diseños interesantes de escenarios y armas, simplemente la recreación in-game no termina de estar todo lo conseguida que debería, lo que es una auténtica pena.

A nivel sonoro el título no destaca mucho, pues en esta clase de juegos no se le suele dar mucha importancia a la banda sonora. Por ello, no he visto muchos temas interesantes, aunque sí que me ha gustado más su diseño sonoro, pues los sonidos de las armas y de lo que va ocurriendo en la partida está muy bien llevado y trabajado.

 

Conclusión: ¿Victoria o derrota? Un poco de ambas…

Insurgency: Sandstorm se trata de un título de acción táctica de corte realista que, si bien tiene sobre el papel muy buenas ideas, no consigue trasladarlas del todo bien debido a ciertos problemas que, con el tiempo que han tardado en llegar estas versiones, se podrían haber llegado a solucionar fácilmente. Considero que es recomendable para los amantes de esta clase de juegos siempre y cuando juguéis con amigos, pues si pretendéis jugar solos o simplemente jugar en modo local ya os adelanto que quedaréis decepcionados. No es un mal juego, pero sí que le falta más ambición y un mayor nivel de pulido, y esperemos que lo vayan actualizando para ofrecer una experiencia más completa en el futuro.

6.5
Aceptable
">
Sinopsis
Insurgency: Sandstorm es un FPS táctico por equipos basado en combates letales en espacios reducidos y multijugador centrado en objetivos. Experimenta la intensidad del combate moderno, en el que se premia la pericia y se gana sabiendo jugar en equipo.
Pros
El título goza de una jugabilidad realista e inmersiva que, con amigos, resulta muy divertida
Buena cantidad de mapas, distinguibles entre sí y con un tamaño admirable
Su dirección de sonido es realmente buena
Contras
Hay una escasez de contenido grave
Su IA es muy pobre, y el juego local es decepcionante
A nivel técnico y gráfico deja mucho que desear
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X