[Análisis] Krom Khami

0 Flares 0 Flares ×

Hoy os queremos hablar de unos auriculares de la marca Krom, de la cual ya habréis leído algo si acostumbráis a visitar la web. La última vez estuvimos hablando del teclado de membrana Khaido, pero en esta ocasión, nos centraremos en hablar de los Khami, que destacan entre otras cosas por su ligereza y su ergonomía. ¿Queréis saber más? Entonces os aconsejamos que sigáis leyendo.

Krom es una marca que nace en 2012 para satisfacer las necesidades del creciente mundo de los eSports. En solo 5 años, han conseguido posicionarse como un referente entre la comunidad gaming y los usuarios más exigentes, gracias al desarrollo de una amplia gama de productos. Productos de altas prestaciones, creados bajo un exhaustivo control de calidad y siempre focalizados en seguir las tendencias del mercado.

Especificaciones técnicas

Diámetro del auricular
40 mm
Frecuencia de respuesta 20 Hz – 20.000 Hz
Impedancia 32 Ohm +/- 15%
Sensibilidad 95 +/- 3dB
Directividad del micrófono Omnidireccional
Frecuencia de respuesta 100 Hz – 10.000 Hz
Sensibilidad -58 +/- 3dB
Impedancia ≤ 2.2k Ohm
Compatibilidad Windows XP /Vista / 7 / 8 / 10 / PS4 /Xbox One (con adaptador) / móviles
Conexión Jack 3.5 mm
Longitud del cable 240 cm
Dimensiones 197 x 230 x 85 mm
Peso 291 g

Características

  • Máxima calidad: Los auriculares Krom Khami han sido diseñados con materiales ultraligeros de alta calidad. Sus almohadillas y la diadema sorprenden por su ergonomía y lo hacen perfecto tanto para jugar como para trabajar, escuchar música, etc..
  • Micrófono flexible y controlador online: La jugabilidad de unos auriculares se miden por las posibilidades de adaptación a cualquier entorno. Su micrófono flexible omnidireccional es la prueba de que los Krom Khami han sido diseñados para adaptarse a todas las situaciones. Además, su controlador en línea te permitirá ajustar el sonido en función de las necesidades de tu partida.
  • Compatibilidad total: No necesitas unos auriculares para tus juegos de PC y otros para todo lo demás. Krom Khami cuenta con múltiples opciones de compatibilidad: podrás utilizarlo con tu ordenador, tu portátil, PS4, Xbox y cualquier dispositivo móvil.

Unboxing

La caja viene decorada con los colores habituales de la marca, que son los mismos del propio auricular Khami, y son: naranja, negro y blanco (para las letras). En la parte central se muestra una gran imagen del producto, así como la denominación «Khami» debajo. En los laterales aparecen algunas de las características. En la parte trasera, podemos ver las especificaciones técnicas del producto, así como un croquis de los cascos numerado en el que se nos indican las diferentes piezas que lo conforman.

En el interior, además de los cascos, que vienen convenientemente encajados en un cartón naranja, encontramos el cable splitter de audio, y un manual de instrucciones.

Auriculares Krom Khami

Me considero bastante fan de los tonos oscuros, y el naranja es uno de mis colores favoritos, por lo que considero que aunque el diseño de los auriculares es sencillo, sin grandes florituras, me sigue pareciendo una buena mezcla de colores que nos deja un producto elegante a la vista. Además, en los laterales, así como en la parte superior de la diadema, cuenta con el nombre de la marca impreso. Igualmente, tiene unas bandas naranjas en la zona que une el plástico a las almohadillas, así como unos detalles muy curiosos en forma de puntos en las cúpulas.

Lo primero que me llamó la atención al ver los Krom Khami, es la estructura de la parte superior, que supongo que podríamos decir que forma parte de la diadema, ese diseño doble ligero que no es el habitual en unos cascos, y que a mi personalmente me ha encantado, puesto que reduce el peso y la presión a la que suele estar sometida habitualmente nuestra cabeza al tener una diadema normal. Así, solamente estamos en contacto con una cómoda banda/diadema de tela rellena de una esponja muy suave. Os aseguro que este diseño hará las delicias de todos aquellos que acostumbréis a utilizar auriculares durante largos períodos de tiempo.

A lo ya antes mencionado, hay que sumarle el hecho de que los Khami son muy ligeros, únicamente pesan 291 gramos, algo que se vuelve a traducir en confort para nosotros. Los Krom Khami están realizados en plástico en su totalidad, un material barato y usado normalmente para una amplia gama de cascos, pero estos tienen un acabado fantástico, dando la sensación de que el material utilizado es bueno. 

Las almohadillas de estos cascos son cómodas, y están fabricadas con un material suave, seguramente piel sintética. El tamaño y el relleno de estas, no es que sea precisamente para tirar cohetes, pero debemos tener en cuenta en el rango de precios que nos estamos moviendo en el caso de los Krom Khami, y no podemos pedirle que tengan las almohadillas de un producto de 200€. De todas formas, y aunque he probado almohadillas más cómodas, hacen bastante bien su labor y cubren completamente nuestros oídos.  Asimismo, el diámetro de estas es de 40 milímetros, y por lo que he podido probar tanto a la hora de jugar, como escuchar música o reproducir vídeos, la calidad del sonido que ofrecen estos cascos es muy buena.

Por su parte, el micrófono es flexible y abatible, algo que para mi es absolutamente necesario si se decide por añadir un micrófono obligatoriamente al producto, ya que no me gusta tenerlo molestándome a la altura de la boca cuando ni siquiera voy a darle uso en ese momento, de esta forma, podemos simplemente orientarlo hacia arriba y dejarlo ahí hasta que volvamos a necesitarlo. En cuanto a su uso, la experiencia ha sido positiva, puesto que nunca he tenido problemas de comunicación con la otra parte.

Siguiendo con el producto de Krom, estos cascos cuentan con un controlador para que podamos bajar y subir el volumen a conveniencia, así como un pequeño botón que podemos subir y bajar para activar o desactivar el micrófono. Este mando, se encuentran en el cable trenzado de 240 centímetros del que hace gala el Krom Khami.


Para acabar debéis tener en cuenta que Krom Khami hace uso de un conector jack de 3,5 mm de tres polos, lo que se traduce en que tanto el sonido como el propio micrófono funcionan con un mismo conector. Por supuesto, estos auriculares no son compatibles únicamente con nuestro ordenador, sino que sirven para smartphone, o consola como PlayStation 4 y Xbox One, y añado Switch, aunque no aparezca en la tabla de compatibilidades, ya que he podido probarlos en ella sin problema.

Conclusión

¿Estáis buscando unos auriculares y no queréis dejaros un riñón en el intento? Los Krom Khami una fantástica opción que destaca sobre todo por algunas virtudes tan claras como su comodidad y ligereza. La calidad de sonido es buena, y el micrófono funciona bien y es abatible, por lo que no le veo demasiadas pegas a este producto. Si queréis echarle el guante, sabed que cuestan únicamente 24,90€ y que podéis hacerlo a través del siguiente enlace. Si queréis ver más imágenes o información, aprovechamos para dejaros un enlace a la web oficial del producto por si deseáis echarle un vistazo.

 

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

No Responses

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X