[Análisis] La LEGO Película 2: El Videojuego

0 Flares 0 Flares ×

De la mano de TT Games y Warner Bros. Games nos llega la continuación de una de las sagas más prolíficas y polifacéticas de los videojuegos; La LEGO Película 2: El Videojuego. Su ambientación y su tono pueden engañar a muchas personas, pero estamos ante un título con unas mecánicas disfrutables y divertidas. Con el humor como bandera, este juego nos transportará a una multitud de mundos y universos, en un viaje de lo más alocado.

 

Estamos una gran expresión de lo que sería un juego para todos los públicos, capaz de entrar por los ojos rápidamente a los jugadores que solo quieren pasar un buen rato o capaz de atrapar por completo a los fans de sus licencias. La LEGO Película 2: El Videojuego consigue seguir fiel a sus principios a la vez que adopta multitud de personajes y universos. Una licencia cinematográfica bien adaptada y que consigue que sigamos a los mandos y esbocemos más de una sonrisa. Dentro análisis.

Everything is awesome. Análisis de la historia

Comenzaremos nuestra aventura en la ciudad de Apocalipsisburgo, un asentamiento “post-apocalíptico” surgido a raíz del ataque a la ciudad por parte de los extraterrestres. Nuestro grupo intentará seguir con su vida, todo ello mientras sobreviven en las duras condiciones del desértico mundo. Apocalipsisburgo tiene cierto parecido al universo de Mad Max, y para que voy a negarlo, comenzar con eso ya me pareció un plus. Emmet y compañía pronto volverán a ver turbado su día a día, pues un extraño artilugio se estrellará a las afueras de la ciudad. Dicho artilugio resultará ser una nave alienígena, tripulada por la Generala Caos. Este enigmático personaje enmascarado raptará a nuestros compañeros, y nosotros (Emmet y Lucy), tendremos que ir a salvarlos.

 

Esta sencillísima premisa servirá como excusa para que exploremos, de manera ordenada, diferentes mundos del multiverso LEGO. Nuestra misión; rescatar a nuestros amigos y enfrentarnos a la Generala Caos y a su Reina y de esta manera traer paz al universo…

La historia es simple, y sin duda se nota menos inspirada que su precuela. El guión y el desarrollo tienen altibajos, aunque, para que nos vamos a engañar, dudo que nadie juegue a La LEGO Película 2: El Videojuego por su trama. Su verdadero potencial reside en las licencias que la marca ha logrado acumular, presentando una gran variedad de personajes y situaciones diferentes.

Todas estas licencias, aderezadas con el característico tono socarrón de la franquicia consiguen que avanzar no suponga en ningún momento un ejercicio tedioso. Por el contrario, muchas veces querremos saber que nos depara en el siguiente mundo.

 

La caja con más piezas de la historia. Análisis de la jugabilidad

Esta vez, La LEGO Película 2: El Videojuego realiza una apuesta a lo grande; apuesta por el mundo abierto. Nos encontraremos antes escenarios realmente grandes, nada comparado con lo visto hasta ahora en la saga. Cada mundo está plagado de caminos, posibilidades, misiones secundarias y secretos por descubrir… es una pena que tras unas horas de juego empecemos a sentir que todo se repite.

El planteamiento de mundo abierto sin duda es un plus en algunos juegos, pero en una experiencia tan simplista y básica como la propuesta por La LEGO Película 2: El Videojuego dicho planteamiento acaba difuminando la experiencia. Tampoco ayuda que no exista ningún tipo de dificultad ni reto en ninguna de las situaciones que se nos proponen. No hay ni un solo momento en el que se genere una mínima tensión o afrontemos ningún desafío de ingenio. Todos los puzles y todas las misiones son tan rotundamente lógicos, sencillos e inmediatos que hacerlos se convierte pronto en una rutina. Prácticamente todos y cada uno de los encargos secundarios pueden resolverse en 20 metros a la redonda del personaje que nos lo propone, y muchas veces solo tendremos que realizar una acción básica en un punto en concreto.

No esperaba un juego desafiante, tampoco uno que me hiciera estrujarme los sesos, pero tampoco quería un puzle con dos piezas que encajan entre sí.

 

Avanzar mecánicamente porque “no me estoy aburriendo” no hace grande a un juego

El juego intenta, por todos los medios, introducir nuevas mecánicas. De hecho, hasta el último mundo seguimos obteniendo habilidades y objetos que nos sirven para avanzar e interactuar con el entorno. Estas mecánicas, sin embargo, vuelven a caer en la repetición y a menudo encontramos algunas que están puestas únicamente por rellenar el inventario. Una varita mágica que colorea algunos bloques y abre nuevos caminos, una cabeza parlante que se coloca en ciertos lugares y abre nuevos caminos, unos puños superduros que sirven para romper bloques especiales y abrir nuevos caminos… ¿lo vais pillando?. Ninguna de estas habilidades se siente como algo orgánico, algo que podamos usar para algo más que volver a algunos mundos y desbloquear nuevos tesoros.

 

En muchos momentos me he encontrado preguntándome a mí mismo por que seguía jugando. El juego no se hace aburrido…pero tampoco divertido. Me es inevitable pensar que la mezcla de situaciones y conceptos están tan forzadas que habría disfrutado más una experiencia más lineal.

Los combates, además, son insípidos y fáciles. Un total de cuatro o cinco tipos de enemigos distintos nos saldrán al paso en nuestras aventuras, y pocas veces tendremos que hacer algo que no sea aporrear el botón de ataque. Esta vez se han incluido unas habilidades más poderosas, que podremos cargar y desatar para librarnos de largos grupos de enemigos. Estas habilidades cambiarán según el personaje que utilicemos pero la mayoría de las veces habremos terminado de pelear antes incluso de necesitarlas.

 

Unos coleccionables bien a la vista

Para avanzar en cada una de nuestras visitas a los mundos seguiremos una línea de misiones marcada, que nos llevará de un lugar a otro del mapa hasta llegar a nuestro destino. Estas misiones, en su gran mayoría, consistirán en hablar con diferentes personajes repartidos por el mapa. Alguna vez uno de estos personajes nos pedirá algo en específico y cumpliendo con sus requerimientos podremos continuar. Al cumplir cada uno de los encargos, ya sean principales u opcionales, se nos recompensará con unos bloques morados llamados “Bloques Maestros”.

Los Bloques Maestros serán nuestra llave para abrir unos portales que nos permiten avanzar entre mundos, pero no solo los obtendremos cumpliendo misiones. En cada escenario, repartidos por todos los lugares posibles encontraremos gran cantidad de estas piezas. Una vez más, encontrarlos no resultará un problema, pues no solo no están muy escondidos, sino que además aparecen marcados en el minimapa.

 

Y hablando de los mundos, nos encontraremos con una gran variedad de ellos. Desde mundos inspirados en la Tierra Media, el lejano Oeste, barrios de ensueño, conjuntos de asteroides, fábricas de piezas de LEGO… ¡un montón!. Todos estos lugares, recreados con la magia y el encanto de LEGO son sin duda uno de los grandes atractivos del juego. No tiene precio visitar por primera vez cada uno de estos lugares y reír ante las divertidas y estrafalarias situaciones que en ellos se nos presentan. En el desarrollo de la historia principal visitaremos 7 de estos mundos, pero habrá un puñado de ellos disponibles para desbloquear a medida que amasemos Bloques Maestros.

 

¡Menuda colección!

Si hay algo que sobrepasa a todo lo demás en La LEGO Película 2: El Videojuego es sin duda la cantidad y CANTIDAD de opciones diferentes que se nos presentan. Si se os ocurre un personaje, construcción, vehículo, animal u objeto de la saga de juegos y películas, sin ningún tipo de duda podréis encontrarlo aquí. Hay más de 200 personajes desbloqueables, amén de otra miriada de armas y objetos utilizables. Podéis afrontar los amplios escenarios armados con un arco que dispara arco iris, manejando a un orco a lomos de un raptor con ametralladoras… ¡Diablos! ¿y por qué no?

Esta es, sin duda, otra de las grandes bazas del juego. su inmensa cantidad de opciones, todas ellas a disposición del jugador. Todo ello sirve, casi únicamente, como valor cosmético pero se agradecen tantísimas combinaciones posibles.

 

Fiel y Carismático, con ciertos peros. Análisis del apartado artístico

El planteamiento de mundo abierto también ha golpeado con contundencia el apartado artístico de La LEGO Película 2: El Videojuego. Los amplios escenarios, unidos al detalle necesario para recrearlo todo con piezas de LEGO, hacen de cada mundo algo completamente único.

Desde TT Games y Warner Bros. Games han mantenido una estrecha colaboración con el estudio encargado de animar y crear la película, haciendo del resultado algo muy fiel y bien adaptado. Los mundos son coloridos y diversos, y destilan personalidad propia.

Sin embargo, la escala de los escenarios les juega una mala pasada, pues con mucha frecuencia apreciaremos de manera clara efectos de popping y clipping de los objetos a nuestro alrededor o del horizonte. La distancia de dibujado no es muy grande tampoco, perdiendo de vista los elementos al alejarnos de ellos unos cuantos metros.

La cámara, a su vez, funciona bastante bien en espacios abiertos, pero se empeña en volverse loca en los lugares cerrados, haciéndose imposible controlarla o incluso ver algo.

Por otra parte, las cargas cada vez que cambiamos de mapa se hacen eternas, llegando a tardar varios minutos hasta completarse.

 

La banda sonora por su parte es muy adecuada para el juego. Los temas acompañan siempre de manera correcta a la situación, y hay un par de ellos que son muy pegadizos. Los efectos también están muy bien conseguidos, haciendo que cada sonido de bloques se sienta como un puñado de nuestra infancia. También es de agradecer que el título venga doblado y traducido al castellano. Además, la localización está llevada de una gran manera, recreando los chistes y los juegos de palabras de una manera divertida y bien adaptada.

 

Conclusión

La LEGO Película 2: El Videojuego es más grande que nunca, y puede que se pierda en esa inmensidad. La cantidad de acciones posibles, y la sencillez de todas y cada una de ellas hacen que la experiencia resulte anodina y llegue a convertirse en algo mecánico, cayendo en la repetición. El desarrollo contiene altibajos grandes, y su planteamiento de mundo abierto difumina la historia hasta hacerla casi anecdótica.

Un juego que derrocha encanto por los cuatro costados y que, de haber resultado en una experiencia más divertida, se habría convertido en un referente a seguir para la franquicia.

Análisis - La LEGO Película 2: El Videojuego

Distribuidora: Warner Bros. Games

Sinopsis: Acompaña a Emmet y a Lucy en un viaje que les llevará a través de infinidad de mundos con el único fin de rescatar a sus amigos y enfrentarse a una nueva amenaza. Visita preciosos mundos recreados con fidelidad y detalle basándose en todo el multiverso de LEGO y conoce a cantidad de personalidades famosas. ¡Everything is awesome!

  • 5/10
    Historia - 5/10
  • 6.5/10
    Jugabilidad - 6.5/10
  • 7.5/10
    Gráficos - 7.5/10
  • 8/10
    Sonido - 8/10
6.8/10

David Hress

Mi nombre es David, soy Ingeniero de la Edificación y Arquitecto Técnico de profesión y jugón y freak de corazón. Mi tag es Hress y yo tampoco se como se pronuncia, por encima de todo me gusta el Rol y el "chinofarmeo". Me ponen bastante burro Geralt de Rivia y Sephiroth y mi novia no lo entiende.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X