[Análisis] Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness

Fecha de Lanzamiento
02/09/2022
Distribuidora
Spike Chunsoft
Plataformas
PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Nintendo Switch
En octubre de 2012, el autor Akihito Tsukushi, que había dedicado su vida laboral a trabajar en Konami, decidió sacar a la luz un manga llamado Made in Abyss que aún sigue abierto. Este manga, que mezcla diseños bastante infantiles con escenas crudas y crueles, recibió una adaptación anime en 2017, que empezó con una serie de televisión y continuó con tres películas, dos de ellas contaban lo mismo que en la serie de televisión, y la tercera sirvió como secuela directa de la serie. Ahora está en emisión la segunda temporada de la serie, que empieza donde quedó la tercera película y nos lleva aún más a lo profundo de la historia de Riko y Reg en su descenso del abismo.

Para completar aún más la experiencia Made in Abyss, ahora podemos disfrutar del juego Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness, un título Action RPG que nos permitirá descubrir una experiencia totalmente nueva y mucho más inmersiva que en la serie, pudiendo descubrir los misterios del abismo y conseguir llegar a silbatos blancos por nuestra cuenta y riesgo.

 

Hello Abyss

Este juego nos permite dos modos de juego, el primero se llama Hello Abyss y es obligatorio jugarlo antes de que nos desbloqueen el modo principal del título.

En Hello Abyss tomaremos el papel de Riko como excavadora de cuevas y reviviremos el viaje que recorre en el manga y en el anime hasta el punto de llegar a la segunda capa y terminar el entrenamiento de Ozen. ¿Por qué solo llega hasta aquí si la serie ha llegado bastante más lejos? Porque este modo solo quiere hacer las veces de tutorial para que comprendamos las mecánicas y como funciona el juego en general y luego sea más sencillo jugar en el modo principal, donde ya no hay apenas tutoriales.

En este modo ya nos explican los problemas que acarrea explorar el abismo sin cuidado, algo que ya habíamos visto en la serie pero adaptado al 3D. El problema que tiene Hello Abyss es que es un tutorial incompleto, donde hay muchas cosas que no se explican, ya que solo llega a la segunda capa, y que nos permite el uso de los objetos justos, y, aunque sirve de recordatorio para la serie, ni siquiera han adaptado toda la primera temporada, sino solo la mitad, obviando a personajes como Nanachi, que por suerte podremos conocer en el modo principal de juego. Al acabar, si has visto la serie, sientes que te falta una parte importante de la historia.

 

Deep in Abyss

Cuando terminemos el entrenamiento de Ozen en Hello Abyss, esta parte terminará y nos darán acceso al modo principal de juego Deep in Abyss, donde, primeramente, tendremos que crear a nuestro personaje y personalizarlo. Empezaremos siendo cascabeles, igual que otros recién llegados al orfanato, y Nat y Shiggy nos explicarán como funciona el mismo. Durante esta historia original, veremos varias veces a los personajes hablar de Riko y Reg como si llevaran unos días de viaje, por lo que se presupone que nuestra historia ocurre más o menos a la vez que la de Riko en el abismo.

Podremos ir equipando a nuestro personaje con diferentes prendas para ir aumentando la defensa del personaje, además de que, con el tiempo, tendremos acceso a mejores armas y equipo, todo un clásico en los RPG.

Una vez pasemos el prólogo, llegaremos a ser silbatos rojos, el primer nivel de excavadores de cuevas, que nos permite explorar la primera capa e ir subiendo nuestro nivel poco a poco, consiguiendo misiones y trayendo reliquias para poder venderlas y dar dinero al orfanato.

Cada vez que consigamos subir de nivel, para lo cual nos darán misiones especiales que tendremos que cumplir llegado el momento, nos desbloquearán el acceso a una capa más profunda, pudiendo ir antes pero siendo no recomendado si no queréis meteros en líos por encima de vuestras posibilidades. Podremos pasar por silbato azul, silbato luna, silbato negro y, por último, silbato blanco.

En cada capa podremos excavar reliquias y objetos que nos vendrán bien para crear otros. Estos objetos pueden estar incrustados en las paredes, en el suelo o incluso pueden dárnoslos los enemigos cuando los matamos. Hay que tener en cuenta que nosotros contamos con tres barras, la de vida, que bajará si nos atacan, la de vitalidad, que nos permitirá correr, escalar, pegar, etc y la de hambre, que tendremos que mantener llena en la medida de lo posible ya que si se vacía perderemos la vitalidad, esto hará que no podamos escalar, ni correr, ni exquivar, es decir, perderemos todo el avance que hayamos hecho porque tendremos que volver al orfanato descartando nuestra aventura.

Cada capa tiene un efecto negativo en el cuerpo de nuestro personaje al ascender, lo conocido como la maldición del abismo, y es fiel a la descripción que se da en la serie. La primera capa te da mareos, la segunda vómitos, a partir de la cuarta sangras por todos los orificios, y si subes desde la sexta puedes perder tu humanidad. Hay que vigilar bien estos síntomas porque nos harán bastante la puñeta si no lo hacemos. Por ejemplo, si vomitamos, perderemos una buena parte de la barra de hambre. Por suerte, podemos esquivar estos efectos parando de subir en el momento adecuado, y esperando a que se pase, esto hará que subamos más lento.

En el juego existe el viaje rápido, por desgracia no sirve apenas para nada. Solo desbloqueas el viaje rápido en una capa cuando la completas y subes de nivel, y solo podremos ir del principio al final de la capa, sin poder elegir ningún lugar intermedio y teniendo que cambiar de capa si queremos que funcione el viaje rápido. Es una inutilidad muy grande porque en realidad sirve para muy poco y sigue haciéndose tedioso tener que volver al orfanato, sobre todo cuando ya vas por la tercera capa y tienes que recorrer muchísimo para volver.

Además, la dificultad a partir de la tercera capa es frustrante hasta decir basta, no es un juego casual y no lo recomiendo si no buscas un reto de verdad, puesto que puede cansar rápidamente estar muriendo cada dos por tres. Los enemigos te persiguen hasta la saciedad, reviven en un tiempo irrisoriamente corto y apenas te dan cancha para explorar. Además, tus herramientas se van desgastando y eso hace que se rompan llegado el momento, por lo que tendrás que llevas muchas en la mochila, que además tiene límite de peso y al final es la pescadilla que se muerde la cola porque apenas puedes llevar objetos a la superficie de este modo.

Por suerte, podemos crear objetos en cualquier lugar, así que eso nos ayudará un poco a ir aligerando la mochila cuando ya no tengamos hueco, pero, aún así, es bueno priorizar mejorar la mochila en cuanto nos dejen. Las mejoras se irán desbloqueando según subamos de nivel y los puntos que necesitamos los conseguiremos con las misiones. Tendremos misiones principales y secundarias, yo aconsejo hacer cuantas más mejor ya que ayudan a subir el nivel, dan puntos de mejora y además, dinero, que es muy importante si queremos ir siempre bien provistos de cosas para nuestro viaje.

No hay mucho más que comentar de la jugabilidad de este segundo modo, solo que hay que echarle paciencia e ir despacito y con buena letra si queremos sobrevivir en las capas inferiores.

 

Un estilo único

Si hay algo que llama la atención en Made in Abyss es su estilo de diseño tan infantil y a la vez tan crudo y cruel que se mezcla para crear una obra bastante innovadora para un público maduro que sea capaz de asimilar toda la crudeza de su mundo. En Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness han sabido llevar ese estilo al videojuego, convirtiendo en 3D todos los diseños de los personajes, los enemigos, etc. Esto está realmente conseguido y no se pierde esa esencia única que hace a la obra totalmente reconocible.

El problema viene cuando para aguantar estos gráficos necesitas potencia, ya que yo he probado la versión de Nintendo Switch y la pobre no da a más con el juego, los frames se van de paseo cada dos por tres y eso es un problema, sobre todo en batallas de jefe y enemigos, donde puedes morir fácilmente si te fallan los frames.

En cuando al sonido, han mantenido algunas melodías de la serie y han creado otras muy acertadas para momento concretos del juego. Por ejemplo, cada jefe especial tiene su propia melodía, además de que cambiaremos de melodía según donde estemos o si encontramos un lugar importante, como el escondite de Nanachi, que es una melodía que me gusta especialmente y os la dejo aquí abajo para que la escuchéis.

 

Conclusión

Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness es un buen juego para los amantes de los ARPG que busquen un reto, ya que llega un momento que su dificultad es frustrante y no para todos los públicos. Además, por lo menos en Nintendo Switch, necesita mejorar el rendimiento para que pueda jugarse totalmente bien.

En general, hubiera preferido que el modo Hello Abyss hubiese cubierto toda la primera temporada de la serie, y no solo hasta la mitad, y que el modo Deep in Abyss hubiese tenido un selector de dificultad para aquellos que quieran disfrutar el juego sin frustrarse cada dos minutos.

 

7
Recomendado
">
Sinopsis
En Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness podremos revivir la historia de Riko hasta la segunda capa y disfrutar de una historia totalmente nueva y adaptada para el videojuego que nos permitirá profundizar en el abismo y los peligros que este oculta
Pros
Historia original con personajes originales que nos permiten profundizar
Buena adaptación al 3D de los diseños originales
Un RPG con dificultad alta para los que quieren un reto
Contras
Hello Abyss es un tutorial incompleto y abarca muy poco de la historia original
El viaje rápido, a pesar de existir, no es nada útil y hace que viajar sea tedioso
En Switch, los frames se van de paseo cada dos por tres
X