Fecha de Lanzamiento
26/10/2021
Distribuidora
Square Enix
Plataformas
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Epic Games
El UCM (o Universo Cinematográfico de Marvel) podría considerarse, a día de hoy, como el más importante experimento llevado a cabo por las grandes productoras dentro del ámbito cinematográfico, llevando a la pantalla grande las más emblemáticas y míticas historias de los cómics de la compañía norteamericana, la legendaria Casa de las Ideas. Comenzando por personajes tan queridos y reconocibles como Iron Man, Thor y Capitán América, la llegada de los Vengadores planteó un antes y un después en la producción de blockbusters que culminaría, indudablemente, con la duología de Vengadores Infinity War y Vengadores Endgame. Sin embargo, si algo hay que destaca del UCM más allá de su capacidad de respetar al máximo la identidad y personalidad de sus grandes emblemas eso es, sin lugar a dudas, la cualidad innata de dar voz a personajes más desconocidos para poder hacerse un hueco en el corazón del gran público que visita todos los días las salas de cine. El ejemplo perfecto de esto es, sin duda alguna, Guardianes de la Galaxia, la cinta dirigida por James Gunn que, junto a su secuela, conforman la saga con más corazón y cariño de todas las producidas por la Marvel moderna. En esta se nos presentaban a Star-Lord, Gamora, Drax, Rocket Racoon y Groot (de quienes ya os hablé en mi artículo anterior, que podéis leer pulsando aquí), un conjunto de inadaptados forajidos que acababan agrupándose como una auténtica familia a pesar de que eso era lo último que esperaban encontrar. Los personajes, que hace una década eran verdaderos desconocidos incluso para los lectores de cómics, se han convertido a día de hoy en personajes tan emblemáticos como Ant-Man, los 4 Fantásticos o Daredevil, y cualquier cosa con su nombre asegura un buen beneficio económico a Marvel. De hecho, tras el estreno de la cinta el mundillo cósmico de Marvel pasó a estar representado y protagonizado en los cómics por este grupo, cuyos integrantes se modificaron para acercarse más a lo visto en la cinta. ¿Nova, Quasar, el Capitán Marvel? ¿Quiénes son esos? El cine abrió las puertas del éxito a Peter Quill y sus especiales amigos, y Marvel ha explotado esto de la mejor forma posible.

Conforme el éxito del UCM crecía la Casa de las Ideas decidió apostar por más y más adaptaciones de sus personajes a otros medios, y la industria más susceptible para alcanzar otro gran éxito era, lo creáis o no, la del videojuego. Así, Marvel, que ya era conocida por algunos grandes títulos del pasado como Marvel Ultimate Alliance o la serie Marvel Vs Capcom (en cuya tercera entrega se presentó a Rocket Raccoon, mucho antes de su aparición en el cine), volvió a dar luz verde para el desarrollo de nuevos juegos basados en sus franquicias. Los resultados han sido, hasta el momento, más que decentes, contando con títulos que van desde lo notable (como el curioso experimento multijugador conocido como Marvel’s Avengers, o los juegos de LEGO basados en sus franquicias) hasta lo excelente, destacando en esta categoría a Marvel’s Spider-Man, uno de los mejores juegos jamás lanzados basados en historias de cómics que le dio un nuevo significado al concepto de los juegos de mundo abierto. La influencia de este título es abismal en los planes de la editorial americana, y parece más que claro que desde Marvel buscan apostar por títulos para un solo jugador centrados en su historia donde, además, podemos disfrutar de un nuevo y original vistazo a su vasto universo. Ya se han confirmado la secuela de Spider-Man y un nuevo título de Lobezno, pero el juego que hoy vengo a analizar se aleja mucho de los ambientes callejeros y terrícolas de ambos. Ya os hablé antes de los Guardianes de la Galaxia, y no es para menos; El juego que hoy analizo, Marvel’s Guardians of the Galaxy, es el nuevo título protagonizado por Star-Lord, Gamora y compañía desarrollado por Eidos Montreal, el mítico estudio encargado de grandes títulos de la categoría de Deus Ex: Human Revolution y los dos últimos Tomb Raider. Buscando entregar un producto pulido que represente de forma fidedigna las tramas presentadas en los cómics, cuidando especialmente el desarrollo de personajes y la construcción de su universo al mismo tiempo que coge elementos tanto del material original como de las adaptaciones al cine, Eidos nos presenta una curiosa aventura que, como es lógico, nos plantea de base varias preguntas. ¿Qué tal ha salido el juego? ¿Se puede controlar a todo el equipo, o solo a Star-Lord? ¿Funciona mejor de lo que lo hizo Marvel’s Avengers? ¿Y es divertido? Todas estas preguntas obtendrán sus respuestas en el análisis completo, que podéis leer a continuación.

Aviso: El siguiente análisis no contiene ningún spoiler de la trama del juego, por lo que no deberíais tener ningún problema a la hora de leerlo si no lo habéis jugado. Eso sí, hay menciones de ciertos guiños y referencias que los fans de Marvel disfrutarán. No se mencionan las más impactantes, pero sí algunas curiosas y divertidas. ¡Disfrutad del análisis completo!

 

Viajando a través de las estrellas

La historia de Guardians of the Galaxy nos sitúa (aproximadamente) un año después de la formación de este grupo y varios meses después de la inclusión de su último integrante, Gamora, lo que hace que, de forma muy inteligente, se evite tener que presentar de nuevo a estos personajes cuyos orígenes ya tenemos más que vistos. Durante una misión clandestina en un planeta aislado en cuarentena por el Cuerpo Nova, Star-Lord y Rocket encontrarán una extraña gema que desata un misterioso ente que destruye todo a su paso. Tras huir del planeta, este grupo se verá envuelto en un sinfín de aventuras a través del cosmos que les llevarán a forjar alianzas insospechadas y a combatir peligrosas amenazas, al mismo tiempo que la oscura sombra de la Iglesia Universal de la Verdad va haciéndose más y más grande, buscando controlar a todo el mundo. A lo largo de sus 16 capítulos encontramos un desarrollo de personajes arrollador, que se alza como uno de los puntos más fuertes del juego. Los protagonistas, cuya personalidad y rasgos están a medio camino entre sus representaciones en el cine y en los cómics, están realmente bien trabajados y desde el primer minuto llegamos a conocer sus intereses, su forma de actuar y todo lo que les representa, llegando a tal punto que, conforme avancemos en el juego, realmente nos llegaremos a sentir apegados a este grupo de incomprendidos galácticos, dejándote con ganas de conocer más y más sobre ellos. Habiendo jugado a un buen número de juegos basados en cómics, os puedo asegurar que nunca había visto un juego con tan buen desarrollo de personajes, y en esto influye también su excelente escritura. La historia del título es excepcional, y hace algo que se echaba mucho en falta con respecto al resto de títulos Marvel de los últimos años: Abandona lo establecido por las películas para extraer material de los cómics y proponer una aventura enorme, original, fresca y divertida. No, aquí no tendremos como principales enemigos a Thanos o Ronan, ni se centrará en tener como únicas razas alienígenas a los Chitauri, pues si bien todos estos se mencionan o se referencian, son solo una pequeña parte del vasto universo que se presenta. Sinceramente, he quedado muy sorprendido y contento con la enorme cantidad de personajes, lugares y razas que hacen su aparición en el juego y que permiten que todos los jugadores tengan un nuevo acercamiento al rico cosmos de Marvel: Desde la raza Shi’ar hasta personajes más únicos como Pip el Troll, cualquier personaje puede llegar a aparecer en este juego, y como fan de los cómics es una delicia ir descubriendo poco a poco la representación de todos estos personajes y razas. ¿Se puede entender la historia sin conocer a los personajes, o sin haber leído los cómics? ¡Por supuesto que sí, la experiencia sigue siendo excelente! Simplemente considero que, para disfrutarla aún más y comprender ciertos guiñitos o detalles (como esos archivos de reclusos que se pueden encontrar en los ordenadores de los Nova, mucho ojo con eso) sí que es necesario tener un cierto conocimiento de los cómics.

Volviendo a la historia, esta se siente como si de un arco de los cómics se tratara, planteando en cada uno de sus capítulos pequeñas historias interconectadas que nos irán contando una historia muy bien escrita, tocando temas como la familia, la paternidad, la confianza… Y el apego. Sinceramente, os diría que el apego es uno de los puntos cruciales del título, ya que en todo momento deberemos decidir en quien confiar y cómo responder a nuestros compañeros, pues el juego se plantea como uno de esos libros clásicos de «Decide tu aventura»: Somos Star-Lord, y como el líder del grupo desde el primer capítulo deberemos tomar decisiones cruciales que afectarán no solo al desarrollo de la aventura, si no también a la relación del aventurero espacial con el resto de sus compañeros y de los personajes con los que se encuentre. Ya sea decidir si «vendemos» a Groot o a Rocket a una conocida coleccionista de criaturas espaciales, o simplemente reconocer a un alienígena borracho en una cantina en Sapiencial, todo tiene su importancia y su razón de ser. Este sistema, que demuestra la complejidad de la narrativa del título y el trabajazo que hay detrás de la misma, me ha resulta excelente, haciendo no solo que el título sea bastante rejugable si no que nos permite ver más de las interacciones entre estos personajes. Y es que esto, como os decía, es de lo mejor del título. Los diálogos son excelentes, apegándose a la perfección al carácter y personalidad de cada uno de los personajes y colocándose en los momentos más adecuados, lo que, de nuevo, demuestra el altísimo nivel de calidad que tiene el título en cuanto a su narrativa se refiere. Otro detalle que me ha gustado en relación a los diálogos es la enorme cantidad de los mismos que hay, habiendo posiblemente un diálogo para la gran mayoría de decisiones y acciones que realiza el jugador. Creo, sinceramente, que no había visto tantos diálogos (y tan bien escritos) en un triple A en muchísimo tiempo. Por otro lado, la historia no es muy larga, rondando aproximadamente las 15/20 horas de duración, lo que a mi parecer es más que redonda, ya que consigue que el título no se sienta ni muy largo ni muy corto. Quizá sí que echo en falta algún modo extra, ya que más allá de la historia no hay mucho más que ver, y aunque el juego sea rejugable (por ejemplo, quizá para desbloquear todos los trajes de los personajes tengáis que completar el juego un par de veces, tomando distintas decisiones) este se centra exclusivamente en su modo de juego principal.

En general, la narrativa de Guardians of the Galaxy es la mejor que nos ha ofrecido un título de la Casa de las Ideas en todos estos años, superando incluso a la de Marvel’s Spider-Man (y sin hacerle ascos a esta, eh). Su enorme variedad de situaciones y personajes, su gran tratamiento de personajes, sus geniales diálogos y su excelente duración, unido al maravilloso sistema de decisiones y como estas afectan al desarrollo de la historia, hacen que nos encontremos ante una narrativa excepcional, una que indudablemente debería crear escuela y que, como ya mencioné antes, deja con ganas de conocer (y vivir) más aventuras de este simpático grupo de personajes. La inclusión de tantísimos guiños a los cómics Marvel es todo un acierto, e incluso da la sensación de que deja la puerta abierta al desarrollo de otro título cósmico protagonizado por un cierto héroe cósmico que se resiste a aparecer en el cine (leed los archivos, y entenderéis por donde van los tiros).

 

Dispara, y deja que tus compañeros acaben el trabajo

Siguiendo con el apartado jugable del título, nos encontramos ante una aventura de acción con un desarrollo lineal donde controlaremos única y exclusivamente a Star-Lord, que contará con ciertos artilugios y armas que harán que el sistema de combate y exploración sean, ciertamente, únicos. Podemos dividir la acción en dos partes: Secuencias de exploración, y secuencias de combate. Durante las secuencias de exploración podremos movernos por el escenario, interactuando con ciertos objetos y elementos del escenario al mismo tiempo que podemos descubrir ciertos secretos. Gradualmente iremos consiguiendo ciertas mejoras y habilidades extra, y en este sentido tienen una importancia vital nuestros compañeros, pues si bien solo controlamos al humano del grupo, como buen líder podremos darles órdenes a nuestros aliados para que usen sus habilidades en situaciones concretas. ¿Necesitamos un puente para acceder a una nueva zona? Avisa a Groot, y con sus ramas podrá crear uno. ¿Hay que colarse por una zona muy pequeña, o necesitamos que alguien se encargue de ciertos componentes electrónicos? Rocket es nuestro hombre (o mapache) ¿Hay que mover, o destruir, una estructura enorme? Drax, el destructor, hará honor a su nombre ¿Y si necesitamos cortar unos cables o ramas? Gamora, con su espada, podrá ayudarnos. La interacción con el escenario mediante el uso de las habilidades de nuestros aliados es constante, y hace que se generen puzzles bastante bien planteados y divertidos. Sí que es cierto que se podría haber trabajado un poco más la variedad de habilidades y puzzles que encontramos en el juego, pero también es cierto que está todo muy bien aprovechado. ¿Y qué podrá hacer Star-Lord? Pues gracias a sus botas propulsoras podrá acceder a ciertas zonas inaccesibles por el resto, al mismo tiempo que gracias a sus armas duales Spartoi (ya os adelanto que su padre no es el mismo que en la cinta, siendo aquí más fieles a los cómics) podrá destruir ciertos elementos del escenario que imposibiliten el avance del grupo. En general, la exploración es interesante y nos permite una interacción notable con el escenario para poder avanzar y desbloquear secretos, de los cuales podremos encontrar unos cuantos a pesar de que su variedad no sea la más destacable (pues solo podremos conseguir trajes extra, entradas de códice, y recursos para mejorar nuestras armas), aunque sí que es cierto que hay ciertos elementos de esta que se podrían haber mejorado un poco más. Así, la navegación es algo confusa, y tanto la falta de mapa como de una brújula hará que sea fácil perdernos en ciertos entornos, teniendo como única guía los comentarios de nuestros compañeros y su posición. Y es que si bien nos encontramos ante un juego lineal con escenarios cerrados, no hay muchos elementos que nos guíen de forma adecuada por el escenario, y la cantidad de distintos lugares que exploraremos hace que nos sintamos algo perdidos. Es genial explorar y conocer nuevos planetas y zonas, pero también es cierto que se podrían indicar las direcciones a seguir algo mejor (o por lo menos, habría estado bien contar con un buen mapa).

Dejando a un lado la exploración y pasando al sistema de combate, se podría decir que este es el apartado más divisorio y controversial de todo el título debido a su planteamiento y ejecución. Así, en las fases de combate nos tendremos que enfrentar a diversas clases de enemigos alienígenas que responderán de forma distinta a nuestros ataques y estrategias, debiendo conocer como se comporta cada enemigo para poder triunfar. Me ha parecido fascinante la enorme variedad de enemigos que nos encontramos durante el desarrollo del juego, pudiendo destacar que aproximadamente en cada capítulo nos enfrentaremos a distintos tipos de enemigos, cada uno con sus puntos débiles y con sus fortalezas, además de no ser simples «skins» de otros enemigos al presentarse en formas y diseños completamente distintos. Por ejemplo, en el primer capítulo nos enfrentaremos a pequeños seres en forma de pelota y a una especie de criaturas gelatinosas, mientras que en otros capítulos nos enfrentaremos a los Cuerpos Nova, y en otros a los fanáticos de la Iglesia. La variedad de enemigos es excepcional y digna de elogio, pero el problema se encuentra en la variedad de nuestras acciones, pues lo cierto es que el bueno de Star-Lord cuenta con pocas formas de lidiar con los enemigos: Puede dispararles con sus armas duales, utilizar ataques elementales (que se van desbloqueando conforme avanzamos en el juego, y que añaden un genial componente estratégico al título), realizar ataques cuerpo a cuerpo, utilizar habilidades especiales (hay cuatro en total), y algún que otro ataque extra que podremos desbloquear. La variedad es escasa, lo que puede hacer que se sientan repetitivos los combates… A pesar de que el control de Peter es excelente, y de que no se trata de un simple machacabotones pues, como ya he mencionado antes, tendremos que establecer como atacar a los enemigos según sus fortalezas y debilidades. Quizá lo más interesante del juego sea la posibilidad de utilizar las habilidades de nuestros compañeros (también tienen cuatro cada uno, y las iremos desbloqueando conforme avancemos en el juego), que nos permiten realizar daño extra y atacar los puntos débiles de los enemigos. Es muy divertido saber usar las habilidades de nuestros aliados, y el control del protagonista es excelente (da gusto realizar los esquives, y moverse mientras disparamos), pero sí que es cierto que en algunas secciones del juego se puede sentir todo algo más repetitivo y simple.

El ritmo del juego es muy bueno, con una división en capítulos que le sienta de escándalo y donde se incluyen secciones que nos permiten descansar de la exploración y del combate, pudiendo participar en algunos minijuegos y en situaciones más trepidantes, como las increíbles batallas de naves en el espacio (hay pocas en el juego, pero son trepidantes y maravillosas. Hay un equilibrio muy bueno entre secuencias cinemáticas y secciones jugables, permitiendo que ningún jugador llegue a cansarse entre una y otra. En general, a nivel jugable Guardians of the Galaxy nos presenta una aventura de acción lineal en la línea de juegos como Uncharted y Tomb Raider que nos permite disfrutar de una buena exploración y de un sistema de combate algo simple pero divertido que enganchará a cualquier jugador fanático del género.

 

Yo soy Groot

A nivel artístico el título destaca principalmente por su excepcional nivel de calidad en cuanto a los diseños de escenarios y de personajes se refiere, permitiendo observar una traslación maravillosa y fidedigna del material original con nuevos matices y elementos que les dan un carácter único. Todo el grupo, y los principales héroes y villanos que encontramos, cuentan con diseños interesantes y maravillosos, llegando algunos incluso a gustarme más que sus representaciones en el cine (como me ocurre con, por ejemplo, Mantis o los Nova), y el diseño de los distintos planetas, naves, escenarios y entidades (porque sí, nos encontraremos con alguna en el desarrollo del título) es totalmente inmersivo y cautivador, dando en todo momento la sensación de estar en lugares exóticos y muy distintos de la tierra. Mientras que el apartado artístico es muy bueno, el apartado gráfico no se queda para nada atrás, permitiendo ver reflejados estos diseños dentro del juego de una forma excelente. Hay un gran número de opciones para modificar el apartado gráfico, y sea como sea que lo configuremos una cosa está clara: Es muy difícil que este juego se vea mal. No hay dientes de sierra notables o texturas, pobres, todo está muy pulido. Las animaciones de los personajes están muy trabajadas y son muy satisfactorias, los fondos están muy trabajados y no se sienten pobres, y no he notado en ningún momento problemas gráficos notables. Lo que sí que he notado son bastantes bugs y errores que, si bien no me han fastidiado la partida, si que me han llegado a molestar bastante, y considero que se debería solucionar esto con algún que otro parche. Más allá de esto, el juego se ve de escándalo, y lo disfrutaréis mucho tanto en PC como en las consolas de nueva generación.

A nivel sonoro el título alcanza la perfección, contando con una banda sonora original muy buena que acompaña a la perfección los momentos dramáticos y tensos, un conjunto de canciones ochenteras muy conocidas que nos acompañarán en nuestra nave y en los combates más complicados que encajan como anillo al dedo, y lo que me ha parecido más redondo del todo: Una banda de rock original, Star-Lord, creada en exclusiva para el desarrollo del título y que cuenta con auténticos temazos. Nunca había visto algo así, y me ha parecido una auténtica genialidad. Más allá de esto, el juego cuenta con doblaje al castellano que recupera casi todas las voces de las películas, lo que le sienta de miedo, aunque por ejemplo nuestro protagonista cuenta con una voz nueva que, la verdad, le sienta muy bien. Si os soy sincero, este es de los mejores doblajes que he visto en años, con actuaciones realmente buenas por parte de todo el equipo. En general, el apartado sonoro del juego está muy trabajado y tiene un nivel de calidad enorme, además de que se han tomado las decisiones adecuadas a la hora de incluir ciertas canciones dentro del juego. En este sentido, chapó.

 

Conclusión: Una obra maestra galáctica

Marvel’s Guardians of the Galaxy se trata de una aventura de acción lineal del más alto nivel, que nos presenta una trepidante odisea a través del cosmos Marvel en la que el desarrollo de personajes y las relaciones entre estos son más importantes que cualquier amenaza universal. El argumento presentado es interesante y engancha desde el primer momento, presentando además un sistema de decisiones que nos otorga un componente de rejugabilidad maravilloso. A nivel jugable el título funciona realmente bien, a pesar de que el combate peca de ser algo sencillo, y a nivel visual y sonoro el juego es una auténtica joya, a pesar de que hay ciertos errores que deberían solucionarse. Nos encontramos ante un juego que los fans de Marvel amarán, y que es muy disfrutable incluso si no conoces nada sobre estos personajes, siendo un acercamiento excelente a sus historias. Me resulta imposible no recomendarlo, siendo sin lugar a dudas uno de los mejores juegos del año y, en general, el mejor juego de Marvel junto a Spider-Man. Espero, de verdad, que Marvel vuelva a confiar en Eidos-Montreal para realizar más entregas, porque necesito más de esto. Y estoy seguro de que, si lo jugáis, también necesitaréis más de esto, porque nunca viene mal viajar y vivir aventuras con Rocket, Groot y compañía. ¡Subíos a la Milano, y disfrutad!

9.4
Imprescindible
">
Sinopsis
Juegas como Star-Lord, así que puedes luchar como mejor te venga en gana. Desenfunda los blásters elementales, da patadas aéreas con las botas propulsoras o propina palizas en equipo. Aquí quien dirige el cotarro eres tú, y con los Guardianes luchando a tu lado, podrás ejecutar increíbles ataques propios para que tus enemigos vean las estrellas.
Pros
Una narrativa cuidada que respeta al máximo a sus personajes, con unos diálogos perfectos y una historia que engancha desde el primer minuto
El ritmo del juego es trepidante
A nivel gráfico y artístico el juego triunfa, con un apartado gráfico pulido y una serie de diseños que actualizan los de los cómics sin perder la esencia
La banda sonora y el doblaje del juego son de lo mejor que ha hecho Square-Enix en años
Los fans de Marvel fliparán con las referencias, guiños, y apariciones sorpresa
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X