[Análisis] Monster Hunter Rise

[Análisis] Monster Hunter Rise

Fecha de Lanzamiento
26/03/2021
Distribuidora
Capcom
Plataformas
Nintendo Switch
Versión Analizada
Nintendo Switch
Sin duda podéis sentirlo, el intenso retumbar producido por el frenesí de monstruos que ha llegado a Nintendo Switch. Monster Hunter Rise ya está a la venta, la caza vuelve a consolas de Nintendo, y esta vez tiene una titánica misión: aunar lo clásico y lo moderno. Tras Monster Hunter World: Iceborne todos nos preguntamos si el futuro de la saga ya estaba decidido y la respuesta de Capcom no podía ser más contundente. En la saga no piensan en el futuro, únicamente viven el presente.

Tras la reciente explosión de éxito de la franquicia, desde Capcom tienen claro que no quieren bajarse de la ola, y para ello van a seguir buscando esa calidad y buen trato al jugador que tan buenas críticas ha recibido. ¿Que si me ha gustado el juego? Creo que la respuesta es obvia, pero acompañadme en este análisis para conocer más a fondo Monster Hunter Rise.

 

La estela de Monster Hunter: World

En cuanto a su historia, Monster Hunter Rise sigue el camino que ya marcaron World y Iceborne, adoptando una trama narrada de una manera más tradicional. Los personajes secundarios del juego desbordan carisma, tanto en diseño como en personalidad. Nuestro personaje protagonista comenzará la aventura siendo un recién admitido en el gremio de cazadores de Kamura, pero pronto tendrá que vérselas con una grave amenaza: el Frenesí.

Cada cierto periodo de tiempo, el ecosistema que rodea la aldea de Kamura sufre una violenta sacudida y cientos de monstruos se precipitan en estampida contra el pueblo. Este fenómeno, llamado Frenesí, ha asolado la tierra en múltiples ocasiones, dejando a la aldea más de una vez al borde de la destrucción. Por si esto fuera poco, un poderoso monstruo llamado Magnamalo acompaña al Frenesí, alimentándose de él y ganando fuerza y poder. Será en estas circunstancias cuando nosotros, estrellas emergentes del gremio, tendremos que brillar, haciendo frente al frenesí y acabando con Magnamalo.

Algo a destacar es que la “historia principal” de Monster Hunter Rise es, con mucha diferencia, la más corta de toda la saga. Los jugadores podrán ver los créditos tras unas cuantas horas de juego, completando algunas misiones marcadas del pueblo. Sin embargo, eso no será todo, pues como ya estamos acostumbrados, las misiones del pueblo serán complementadas con las de la sala de reuniones, donde podremos desbloquear misiones de Rango Alto, mucho más difíciles y desafiantes. Además, tras los créditos no estará todo el pescado vendido, y si seguimos progresando en las misiones de rango alto descubriremos una nueva y misteriosa trama, alargando mucho más no solo la vida útil del juego, sino su propia historia.

Aun con todo esto, he de decir que el contenido y duración de Rise siguen palideciendo en comparación a titanes como Generations Ultimate o Iceborne, pero puedo aseguraros que aún así nos ofrecerá horas y horas de juego. En este sentido puede que Monster Hunter Rise sea uno de los juegos de la franquicia mejor equilibrados para los jugadores más noveles.

 

La perfecta fusión entre lo clásico y lo moderno

Para muchas personas, entre las cuales me incluyo, Monster Hunter: World fue la evolución perfecta y necesaria que requería la serie. Con esto en mente, era lógico plantearse si la saga, estrechamente ligada a Nintendo, se vería limitada por la potencia actual de Nintendo Switch. ¿Alejaría la evolución a la franquicia de aquella que había sido su casa durante tanto tiempo? ¿Mermaría Nintendo Switch dicha evolución? La respuesta a estas preguntas es un rotundo no.

Sin duda Nintendo Switch carece de la potencia de consolas como PS4 y Xbox One, pero desde Capcom han sabido reinventarse para adaptar y conservar muchas de las características que más gustaron en Monster Hunter: World.

El primero, y más notable de los elementos adaptados han sido los mapeados abiertos. En Monster Hunter Rise decimos adiós a los pequeños mapeados interconectados que hasta entonces habían sido la seña de la saga en las entregas anteriores a World. Otra novedad, esta vez tanto con respecto a los clásicos como a World y Iceborne, es que los Lafarillos han sido eliminados, simplificando el rastreo de los monstruos a únicamente mirar en el minimapa. Todo esto hace que las cacerías sean más rápidas, directas y sencillas que nunca.

Y hablando de sencillez… no os miento si os aseguro que Rise es el juego más sencillo y asequible de toda la serie de lejos. Las misiones de Rango Bajo y las del poblado son más fáciles que nunca, hasta el punto de que los cazadores más veteranos quizás se sorprendan acabando con casi todas las misiones del pueblo sin apenas utilizar objetos de curación.

 

Cómo entrenar a tus monstruos

La necesidad de farmeo para armas y armaduras también se ha reducido de manera notable, pudiendo completar todas las misiones de rango bajo con una colección de armamento conseguido durante las primeras horas de juego. Esto se debe en gran parte al daño reducido que hacen ahora los monstruos de estos niveles de dificultad. Será únicamente en Rango Alto de la sala de reunión cuando tengamos una necesidad real de farmeo y optimización, y aún así el juego sigue quedando lejos de los estándares de dificultad a los que nos tenía acostumbrados la franquicia.

En cuanto a novedades, Monster Hunter Rise nos ha presentado algunas de las más jugosas presentadas en la saga desde hace tiempo. La más importante es, sin duda, la cordofibra. Esta habilidad podemos usarla gracias a un nuevo insecto que llevaremos con nosotros; el cablebicho. Mediante la cordofibra podremos catapultarnos a gran velocidad por cada uno de los mapas, corriendo por paredes y saltándonos partes del escenario. Además, ahora podremos correr por las paredes si utilizamos el cablebicho, por lo que la sensación de movilidad es más bestia que nunca. Mucho más bestia que nunca.

Por si esto fuera poco, también podremos realizar nuevas acciones de combate gracias a la cordofibra. Es cierto que, a cambio, se han eliminado algunos de los finishers de todas las armas, pero la verdad es que merece la pena dada la gran cantidad de nuevas habilidades de cordóptero. Cada arma tendrá sus propias habilidades, y podremos escoger hasta dos de ellas, convirtiéndonos en una brutal máquina de matar.

Además, cuando ataquemos muchas veces a un monstruo con nuestras habilidades de cordofibra este se aturdirá, permitiéndonos montarlo con la nueva función de “montura wyvern”. Mediante la montura wyvern podremos controlar a los monstruos como si fuesen marionetas, usándolos para atacar a otros monstruos o para estamparlos contra paredes haciéndoles un gran daño.

Pero aquí no acaba la cosa, y es que, como quizás sabréis en esta entrega nos acompañarán unos nuevo camarada peludos; los canyne. Estos cánidos, junto a los felyne, formarán grupo con nosotros para hacernos la vida más fácil durante las cacerías. Mientras que los felyne nos apoyan con habilidades activas y de utilidad, los canyne atacarán sin descanso a los enemigos. Además, estos fieles compañeros nos servirán de montura en todo momento, permitiendo aún más velocidad a la hora de recorrer los mapas.

 

Capcom ha hecho auténtica magia

Como quizás ya sepáis, Monster Hunter Rise ha sido desarrollado con el motor gráfico RE Engine, una herramienta totalmente todoterreno. Gracias a esto, en Capcom han sido capaces de crear el Monster Hunter más detallado que jamás hemos visto en un sistema de Nintendo. Todo ello con prácticamente cero cargas. No estoy exagerando. El juego cargará únicamente al entrar a cada misión, y la carga será tan reducida que hemos podido contarla alrededor de 14 segundos. En todo el resto del juego no existirá carga alguna, siendo instantáneos incluso los viajes rápidos o los cambios de escenario de Kamura.

El juego luce auténticamente espectacular, aunque obviamente palidece en comparación con Monster Hunter: World. Además, desde Capcom se ha optado por una decisión que quizás sea polémica, pero que sin duda ha beneficiado al juego: bloquear el framerate a 30 fps. Esto da al gameplay una sensación de fluidez constante, siendo apenas perceptibles algunas pequeñas caídas en momentos puntuales. Esta tasa de frames se mantiene incluso en modo portátil, haciendo de la cacería algo realmente cómodo.

En cuanto a su banda sonora, como viene siendo habitual en la saga, está a un nivel impresionante. Las composiciones, en su mayoría orquestales, consiguen elevar cada uno de los momentos a cotas que serían imposibles de alcanzar sin el apoyo de estas obras musicales.

En cuanto al doblaje, el juego viene completamente doblado al inglés, al japonés y al idioma propio de Monster Hunter. Esto quizás pueda parecer trivial en un juego de caza, pero se agradece dado el enfoque en la trama que han tenido los últimos juegos de la franquicia. Por otra parte, en Rise se ha optado por la inclusión de algunas líneas de voz internas en mitad de los combates, líneas que, gritadas por nuestro propio cazador, nos avisarán en momentos de extremo peligro.

El resumen es que, Monster Hunter nunca se ha visto u oído mejor en una consola de Nintendo. Todo aderezado por una fluidez y una falta de tiempos de carga que parecen cosa de brujería.

 

Conclusión

Capcom ha sabido dar con la tecla para adaptar la evolución sufrida por la saga en Monster Hunter: World a las limitaciones de hardware de Nintendo Switch. No contentos con eso, el rendimiento del juego es tan brillante que es difícil hasta de creer.

Monster Hunter Rise ha mudado la piel para convertirse en una experiencia más rápida, ágil e incluso accesible para todos los tipos de cazadores. La inclusión de algunas de sus nuevas mecánicas, junto a los mapeados abiertos y sin cargas heredados de Monster Hunter: World, hacen del juego uno de los más directos de toda la saga.

Esto también tiene un punto “negativo” y es que quizá muchos cazadores expertos sientan que están ante el juego más fácil y corto de la franquicia con diferencia, lo cual es totalmente cierto.

 

9
Imprescindible
">
Sinopsis
El frenesí se ha desatado, una estampida de furiosos monstruos descontrolados que amenazan con destruir el pueblo de Kamura. Tras el frenesí una oscura amenaza... Magnamalo, el devorador. Será nuestro cometido como cazador detener al frenesí, acabar con Magnamalo y desentrañar el misterio que rodea a este inusual fenómeno. ¡Bienvenidos a Kamura cazadores y cazadoras!
Pros
Las nuevas opciones que añade la cordofibra
Los prácticamente inexistentes tiempos de carga
Las cacerías son más ágiles y rápidas que nunca
Contras
El juego se ha simplificado mucho, sobre todo para aquellos acostumbrados a las entregas anteriores
El comportamiento de los monstruos y la sensación de naturaleza real se ha perdido con respecto a lo vivido en World
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X