[Análisis] Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

[Análisis] Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin

Fecha de Lanzamiento
09/07/2021
DISTRIBUIDORA
Koch Media
PLATAFORMAS
Nintendo Switch y PC
VERSIÓN ANALIZADA
Steam
Monster Hunter, la archiconocida franquicia de caza de monstruos de Capcom, ha gozado desde hace años de una inmensa popularidad en Japón, posiblemente solo superada por la incontestable obra de Game Freak y The Pokémon Company, o la longeva y reverenciada saga Final Fantasy. No obstante, en Occidente su popularidad ha sido siempre mucho más discreta (y sigue siendo incomparable), aunque Monster Hunter World consiguió granjearle mucha más fama a la serie por estas tierras, algo similar a lo que supuso Persona 5 para la franquicia de Atlus. Con el tiempo, como suele ser común cuando algo es exitoso y lanza innumerables obras, llegaron los spin-off, en este caso, Monster Hunter Stories, un simpático título lanzado en exclusiva para Nintendo 3DS que abandonaba la acción y agilidad de los combates de la rama principal, para apostar por un tono rolero más tradicional con combates por turnos. A esto, hay que sumarle el interesante giro que aportaba, puesto que en esta ocasión, la premisa principal no estaba enfocada en la caza de monstruos, sino que se buscaba que el jugador robase huevos para conseguir un grupo de pequeños Monsties que lucharan junto a su dueño contra otras bestias.

Hoy, cerca de 4 años después del lanzamiento original del colorido y simpático videojuego con estética de anime infantil (casi 5 en el caso de Japón), sale al mercado la segunda entrega, Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin, que llega en exclusiva para consolas a Nintendo Switch, acompañado de una versión para PC que puede adquirirse a través de Steam. Pese a que ya lo habréis adivinado por el título de esta entrada, hoy estoy aquí para hablaros de lo nuevo de Capcom, una forma diferente de entender y disfrutar del mundo de Monster Hunter que, sin duda alguna, gracias a sus diferentes virtudes, funciona bien y complementa a la franquicia principal. ¿Listos para combatir, Riders?

 

Las alas de la ruina… ¿o puede que de la esperanza?

Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin te pone en la piel del nieto de Red (o nieta, puesto que es personalizable), un Rider legendario bien conocido en todo el mundo por su simpatía natural y por prestar su ayuda junto a su confiable Rathalos, que, con el tiempo, pasaría a ser el venerado protector de isla Hakolo, Ratha Guardián. Ahora, con tu abuelo fallecido desde hace años y con Ratha Guardian abandonando la isla, sumado a la aparición de unos misteriosos cráteres que desprenden una luz roja y parecen estar volviendo locos a los monstruos (un efecto muy similar a la Plaga Negra de Monster Hunter Stories), amén de que los Rathalos han desaparecido por completo; la cosa se complica cuando Ena, una joven wyveriana conocida de Red, te entrega un huevo del Rathalos legendario que, al eclosionar, da lugar a un pequeño Rathalos de alas negras incapaz de volar, un mal augurio si se atienden a las leyendas populares, ya que apuntan a que un Rathalos de alas negras traerá la ruina consigo…

¿Qué está pasando realmente? ¿Qué altera el ecosistema? ¿Dónde han ido los Rathalos? ¿Hay realmente alguna vinculación entre el nacimiento del pequeño Rathalos de alas negras y la aparición de los misteriosos cráteres de luces rojas? ¿Por qué los monstruos afectados se vuelven violentos al exponerse a dicha luz? En pos de buscar respuestas y proteger a la cría de dragón, Ena y él/la protagonista se suben a un bote dejando atrás isla Hakolo para intentar huir de los cazadores y, investigación mediante, solventar las dudas que rondan su cabeza.

Posiblemente muchos os hagáis una pregunta: “¿Es necesario jugar al Monster Hunter Stories original para entender la historia de Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin?” La respuesta es un no con peros. Para vivir la historia no es necesario jugar al primero, pero sí hay viejos conocidos que, en caso de no haber jugado al primero, no reconocéis, por ejemplo, el propio Navirou sin ir más lejos (hay más aunque solamente menciono a este por ser el primero y aparecer pronto, aunque Capcom ya se ha encargado a través de tráilers y la propia web del juego de desvelar mucho más en este sentido). Obviamente, siempre es mucho más disfrutable ver a esta serie de personajes desde el prisma de aquel que ya los conoce y los ha visto crecer, pero claro, como digo, esto tampoco impide que uno pueda aventurarse directamente a esta entrega.

 

Monsties y Riders codo con codo

El combate es muy similar al visto en el Monster Hunter Stories, tanto para bien como para mal, puesto que a más de uno (entre los que me incluyo) no llegó a convencerle el formato piedra-papel-tijera de potencia-agilidad-técnico que propone el spin-off de Capcom. Aquí, como digo, esto se mantiene de forma similar al triángulo de armas de Fire Emblem, con la salvedad de que en este último, puedes ver el arma del rival antes de decidir si quieres o no atacar. En este caso, hay un importante factor suerte, aunque se ve ligeramente paliado por los comentarios de Navirou y otros aliados del tipo: “Este monstruo es muy conocido por su enorme agilidad”. Así, es más fácil saber a qué vas a atenerte, aunque es muy común que tras una serie de golpes, el monstruo rival se enfade y pase a una fase diferente en la que cambiará su abanico habitual de ataques básicos y especiales, por lo que aquí, ya entra un poco más la prueba y error, al menos en el primer golpe, ya que normalmente se aferran a realizar los mismos ataques básicos. Si tu ataque gana contra el del rival, realizarás el daño (aunque también recibirás parte), si por el contrario es el enemigo el que pasa por encima de ti, recibirás el ataque sin devolverle daño alguno. En caso de empate, ambos veréis mermada vuestra salud al colisionar.

Si bien es posible elegir el tipo de ataque básico del Rider, no es así en el caso de los Monsties, que generalmente realizarán ataques afines (si Rathalos es un Monstie poderoso, utilizará esos ataques casi siempre, aunque puede cambiar), por lo que interesa disponer de un equipo variado en este sentido. Aunque esto supone en cierta medida un lastre, al menos es posible elegir si deseamos que haga un ataque especial, siempre que el medidor de la Piedra Vinculante haya subido lo suficiente. El medidor de la Piedra Vinculante subirá a medida que acertemos (bien nosotros o nuestro Monstie) en este combate piedra-papel-tijera, incrementándose en mayor medida si el monstruo rival va a pegar a alguno de los dos y ambos aciertan contrarrestando su ataque, asestando así un golpe doble más dañino que los normales. Si el medidor de la Piedra Vinculante llega al máximo, será posible utilizar la acción de monta para subir a lomos del Monstie y asestar así un golpe especial con una maravillosa cinemática incluida.

En los combates contra monstruos, a excepción de algunos menores, se puede elegir qué parte del monstruo golpear (cabeza, cuerpo, alas, cola, etc.). Hay que tener en cuenta que, si bien un arco puede ser eficaz contra las alas de un monstruo, puede que no lo sea a la hora de golpear sus cuernos, por lo que os veréis cambiando constantemente de arma a lo largo del combate. Depende de las acciones del monstruo, puede ser aconsejable golpear unas u otras zonas primero, por ejemplo, si el monstruo echa a volar en mitad del combate, priorizar los ataques para castigar sus alas es altamente recomendable, de hecho, eso podría hacer que caiga al suelo y quede aturdido. Además de esto, hay ítems que ayudarán a cortar de raíz las acciones más peligrosas de algunos enemigos, como las bombas sónicas para sacar de la tierra a un Diablos. Igualmente, destruir estas partes nos proporcionará diversos materiales de los monstruos, algo fundamental para crear armas y armaduras, así como mejorarlas.

Hay algo interesante en relación con Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin, y es que, al contrario que en Monster Hunter Stories, pasaremos casi todo el tiempo acompañados de un segundo Rider y su Monstie para ayudarnos en la batalla, por lo que todo se hace algo más ameno. De hecho, es posible que el ataque doble antes mencionado se haga también con otro Rider o su Monstie (si coinciden), e incluso es factible hacer un ataque especial de monta a la vez si los dos Riders deciden hacerlo en el mismo turno, algo altamente recomendable, ya que suele asestar una importante cantidad de daño. Otros dos añadidos que podrían parecer baladí pero que son realmente útiles, son la posibilidad de aumentar la velocidad en batalla hasta x 3, así como el hecho de contar con todos los objetos del inventario sin tener que “aprovisionarse” antes de salir a una misión. Todo esto, agrega una capa más de profundidad al combate y refina lo ya visto en la primera entrega, haciendo un poco más accesible este combate por turnos tan peculiar. Por cierto, al igual que en el original, se conservan los tres corazones compartidos con el Monstie, aunque tu compañero Rider y su Monstie tendrán su propio trío de corazones.

 

Huevos, genes y habilidades

Ya sabéis que la forma de obtener Monsties en Monster Hunter Stories, conllevan el “allanamiento” en un nido ajeno y la “sustracción” de un huevo del monstruo (no suena nada bien, lo sé). El caso, es que incluso en esto hay que tener algunas cosas claras. Lo primero, es que hay diferentes huevos con diferentes monstruos que pueden aparecer en un mismo nido, cambiando el color, el olor o el tamaño (Naviruo informará de vez en cuando); a olor más intenso, que a su vez va acompañado de un brillo al coger un huevo (si no brilla, malo, si brilla en dorado, regular, si brilla en tonos multicolores, bingo), mejor será el monstruo. Es posible rebuscar varias veces en un mismo nido si algún huevo no nos convence, aunque no siempre será posible y, en caso de serlo, abusar supone que los huevos se terminen y lleva un peligro asociado. Los nidos pueden estar vacíos, con el monstruo de turno durmiendo, o despierto. La primera y la última son las mejores opciones, aunque si nos entretenemos de más cambiando huevos, el monstruo puede despertarse o llegar al nido, por lo que depende de vosotros valorar el riesgo. Si está despierto, existe una pequeña posibilidad de coger el huevo sin combatir, aunque lo más probable es que el monstruo os vea y se abalance contra vosotros, y si tenéis suerte, dudo que seáis capaces de cambiar el primer huevo.

Dicho esto, ¿en qué se traduce un huevo mejor o peor? Bueno, en que el Monstie que nazca tendrá unos valores extra a los base que harán que sea mejor que su versión normal, amén de poder nacer con mejores genes, lo que le daría una ventaja todavía mayor en comparación con su contraparte básica. Desde el establo se puede “sacrificar” un Monstie concreto para pasar algunos de sus genes a otro Monstie, lo cual puede ser beneficioso no solo por sumarle ese gen, sino por la posibilidad de hacer una especie de línea que le aumente una estadística. Por ejemplo, si tu Monstie tiene dos genes azules y le sumas un tercero a la línea, completarás dicha línea y conseguirás un bonus en forma de aumento porcentual a su poder de agua, por dar uno de muchos ejemplos posibles. Recordad que los Monsties no solamente se dividen por potencia, agilidad y técnica, sino que algunos, como Rathalos sin ir más lejos, acostumbran a hacer ataques elementales (en este caso de fuego), por lo que ya no es solamente disponer de ataques con los que ganar el piedra-papel-tijera, sino además, disponer de elementos que puedan ser beneficiosos contra otros monstruos. Algo que también habrá que tener en cuenta para nuestro Rider a la hora de ir a la herrería a crear armas y armaduras.

Una novedad que, particularmente casi me ha molestado más de lo que ha sido capaz de aportarme positivamente, son las habilidades especiales de cada Monstie. Por ejemplo, un Velocidrome es capaz de saltar, mientras que un Tigrex puede escalar por las enredaderas de una pared. Cada Monstie suele tener un par de habilidades, y entre estas, algunas son necesarias para acceder a ciertas zonas que, si bien no se interponen por el camino principal, suelen conducir a zonas con cofres. El problema, es que no todos los Monsties disponen de una habilidad de este tipo, por lo que es poco probable que dispongas de todas las necesarias para interactuar con todo lo que veas en el ambiente, a menos que decidas comprometer la composición de tu equipo en pos de priorizar el disponer de estas habilidades. ¿Para qué iba yo a querer conservar a mi Velocidrome inicial si tengo un Nargacuga mucho más raro y que cumple el mismo rol de agilidad en el grupo? Pero claro, Nargacuga es incapaz de interactuar con las zonas de salto. Si quieres un grupo conformado por los Monsties más raros que seas capaz de encontrar, dudo que vayas a disponer de más de 2 o 3 de esas habilidades. ¿Merece la pena sacrificar la posición de un buen Monstie en tu equipo por otro peor que tenga la habilidad? No para mí. Es una pena… aunque siempre os quedará la posibilidad de haceros un equipo íntegramente con habilidades para volver a revisar todas las zonas y guaridas, aunque pinta a importante inversión de tiempo volviendo sobre tus pasos.

 

Prepárate bien antes de salid de expedición

Antes de salir a realizar la misión principal de turno con su farmeo de materiales intensivo, visitas a guaridas e intento de robo de huevos, es importante coger las misiones secundarias del tablón y de los aldeanos, así como ir renovando el equipo en la herrería cada poco tiempo, mejorándolo, comprar objetos en la tienda, hacer combinaciones útiles y, siempre que sea posible, pasarse por el estable a abrir huevos y enviar a los Monsties que queramos fortalecer a una expedición para que cosechen experiencia y algunos ítems. Por cierto, en Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin hay un total de seis armas (dos más que en el juego de 3DS) disponibles, a saber: Gran Espada, Espada y Escudo, Martillo, Cornamusa, Arco y Lanza Pistola. En ese orden, cumplen un mismo tipo de rol a la hora de combatir, las dos primeras son cortantes, las dos segundas contundentes y las dos últimas, perforantes. Es importante disponer de una de cada, puesto que de otra forma, te puedes restar opciones a la hora de combatir. Si un monstruo es débil a las armas contundentes y no dispones de un martillo o cornamusa, no vas a ser capaz de infligirle demasiado daño de arma.

Otro punto importante a visitar de vez en cuando, es una tienda gestionada por un Feline que se dedica a vender objetos, armas, armaduras y colgantes, a cambio de tapones de botella. Sí, como lo estáis leyendo, el felino no quiere dinero, solamente tapones. ¿Qué dónde se obtienen? Pues en los Nidos Viejos, unas cuevas especiales en las que, además de lo habitual, hay una serie de cofres de color rojo que tienen tapones de botella en su interior. Siempre hay uno en la zona del nido, que es el más generoso, y posiblemente otros intermedios a los que, tristemente, en muchos casos no podréis acceder a menos que dispongáis de las habilidades de Monsties necesarias. Tened esto bien presente si, en algún momento, decidís investigar un Nido Viejo. No hay problema si sales sin conseguir todos los cofres, pero si tu plan es limpiarlos a fondo, más te vale modificar tu equipo de Monsties.

Como colofón, al lado de la puerta de salida de la aldea suele ubicarse una Vasija de la Oración. Rezarle y hacerle una ofrenda siempre es una buena idea, ya que así ganaremos unas bonificaciones durante un período de tiempo. Además, en estas también se le puede pedir a Tsukino que nos lea la fortuna para conseguir amuletos, mejores o peores en relación a la suerte que uno tenga (en mi caso no demasiada).

 

Uniendo a Riders y Monsties de todo el mundo

Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin dispone de modo multijugador, tanto de forma cooperativa como competitiva. En la vertiente cooperativa, es posible unir fuerzas con otros jugadores para realizar expediciones en busca de huevos para vuestra colección, previo enfrentamiento contra otros monstruos. Hay expediciones normales y otras de mayor rareza, que pese a ser algo más complicadas, os granjearán más oportunidades de conseguir buenos huevos. Para llevar a cabo estas expediciones, hay que conseguir vales de expedición en el juego (bien vía misiones o mediante su compra en la tienda del michi que pide tapones de botella). Hay varios tipos de vales según la rareza, y por supuesto, los más básicos son más baratos a la hora de adquirirlos por tapones.

Por otro lado, si os puede la vena competitiva, sabed que también existe la opción de combatir contra otros Riders y sus Monsties de forma online. Como siempre, combates a tres corazones compartidos con vuestro elenco de Monsties, y el primero que sea capaz de reducirlos a 0 será el ganador. Tened presente que en este tipo de combates no podéis atacar al Rider, al menos con vuestro Rider, harina de otro costal es dañarlo utilizando a vuestro Monstie para atacarlo.

 

Una hermosa puesta en escena

Visualmente, el juego conserva ese estilo “cartoon” similar a los animes para niños, muy colorido y vibrante, alejándose de la búsqueda de realismo más propia de la serie principal. Al igual que en 3DS, es un estilo que le sienta bien, mejorando incluso más el resultado final al pasar a una máquina de más potencia (Switch y PC), haciendo que los personajes brillen más al sacrificar ese diseño algo más chibi propio de muchos grandes juegos de la pequeña portátil de Nintendo, algo que puede verse en las diferentes alturas de monstruos y personajes. Para que os hagáis una idea, en mis primeras 25 horas de juego ya había realizado más de 150 capturas de pantalla. Las cinemáticas, así como los ataques de monta, dejan unos resultado espectaculares que son, sin ningún tipo de duda, su mejor baluarte a nivel gráfico. Por otro lado, pese a que los paisajes principales suelen dejar buenos resultados, la cosa flojea más al entrar a los nidos, puesto que visto uno, visto todos, ya que se reciclan constantemente, cambiando si acaso la zona de entrada y poco más. No hay mucho más negativo que destacar, salvo algo de popping al cargar la vegetación y superposición de algunos elementos al utilizar algunas armaduras y disfraces en personajes.

Aunque a nadie sorprenderá, Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin, al igual que el resto de títulos de la franquicia, dispone de una amplia variedad de temas musicales para cada ocasión, siempre con ese toque tan tribal que ya es seña inequívoca de identidad. El doblaje de voz, al menos en japonés, está a un nivel muy alto, contando con las voces de grandes profesionales de la industria curtidos en trabajar con videojuegos y anime, tales como Tomoyo Kurosawa, Yutaka Nakano o Daisuke Hirakawa.

 

Conclusión

Monster Hunter Stories 2: Wings of Ruin es un colorido y vibrante spin-off que presenta una historia con ciertas similitudes a la original, mejorando ligeramente el sistema combate, a la par que se aferra a su precioso estilo visual potenciándolo y consiguiendo que destaque todavía más. Si bien no es necesario jugar al primero para dar el salto a este, sí que os lo recomendaría para reconocer al elenco de personajes que vuelven, así como sus relaciones. Dicho esto, es complicado que el sistema de combate convenza a todos, como ya pasó en 3DS, aunque al menos, se agradecen los añadidos. El tema de la genética de los Monsties es una fantástica forma de hacer que la gente quiera exprimir al máximo sus búsquedas de huevos en pos de tener la mejor versión del Monstie posible, no solo para la historia, sino también y más importante, para el online. Para finalizar, las habilidades de monta son un añadido que da algo más de variedad a la exploración, pero sinceramente, con el paso del tiempo es fácil ver esto como un lastre más que otra cosa, ya que deberás elegir entre formar un equipo con los Monsties más raros o sacrificar esto para disponer de todas las habilidades. ¿Quieres limpiar bien cada zona de cofres? Pues ya sabes… o eso, o vuelve en un futuro sobre tus pasos. En cualquier caso, pesa mucho más lo positivo que lo negativo, por lo que si os interesa, no os lo penséis, dadle una más que merecida oportunidad.

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
Los Rathalos están desapareciendo por el mundo entero. La última esperanza de toda la especie está en manos de una chica wyveriana que te confía un misterioso huevo para que lo protejas. Del huevo nace un Rathalos de alas pequeñas incapaz de volar, pero corre el rumor de que un ser de tales características podría llegar a destruirlo todo. ¿Es acaso este Rathalos recién nacido el peligroso monstruo del que hablan las leyendas?
Pros
Una historia con muchas similitudes a la original y con el regreso de viejos conocidos
Algunas mejoras al combate como añadir personajes, poder agilizarlo y disponer de todos tus objetos
La genética de los Monsties incita a querer buscar los huevos más raros
Realmente hermoso visualmente, sobre todo en las cinemáticas y habilidades de Piedra Vinculante con el Monstie
Contras
Las bases del combate siguen siendo el piedra-papel-tijera que ya conocíamos, con lo que eso conlleva
Tener presentes las habilidades de monta de los Monsties en tu equipo entorpece la libre configuración de este
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X