[Análisis] Peaky Blinders: Mastermind

[Análisis] Peaky Blinders: Mastermind

Fecha de Lanzamiento
19/09/2020
Distribuidora
Curve Digital
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
PlayStation 4
Las adaptaciones a videojuegos de distintas películas o series nunca han destacado, por lo general, por tratarse de productos de gran calidad, quedándose muy por detrás de las obras en las que se basan y buscando como público objetivo a los mayores fans de las mismas o al público más casual. Y si bien es cierto que a día de hoy pocas son las películas o series que se lanzan acompañadas de su adaptación a videojuego, en parte porque se suple la falta de esto con un título o aplicación exclusivo de dispositivos móviles, sí que ha habido lanzamientos en los últimos años que nos han hecho dudar de la calidad de las adaptaciones, yendo desde los buenos títulos (como por ejemplo, Mad Max de Avalanche) hasta los no tan buenos (como por ejemplo, el reciente Fast and Furious: Crossroads de Slightly Mad Studios).

Bien, con esto en mente ya podemos hablar con más profundidad del título que hoy toca analizar. Pero antes de ello, ¿qué es Peaky Blinders? Se trata de una serie creada por Steven Knight y distribuida por Netflix que nos narra la historia de la familia Shelby, y en especial del líder de la misma, Thomas Shelby (interpretado por Cillian Murphy), quien buscará hacerse con el control de Birmingham a través de diversas prácticas ilegales y de su propia banda de gánsteres, acabando en el proceso con todos los enemigos que intenten impedirlo. Con un interesante casting de carismáticos personajes, una historia emocionante, una genial puesta en escena y una brillante dirección, la serie se ha alzado como una de las más aclamadas por la crítica y el público de los últimos años. Por ello, es normal que se haya buscado adaptar la misma en forma de videojuego, o por lo menos, eso debió de pensar la buena gente de Curve Digital y de FuturLab, estudio desarrollador de Peaky Blinders: Mastermind, interesante adaptación del videojuego que tiene como principal objetivo ofrecer un producto original y divertido que haga justicia al material original. ¿Y lo consigue? Eso tendréis que verlo en el análisis. Por lo tanto, no nos paremos más y veamos si este título pertenece al sector bueno de las adaptaciones a videojuego de series y películas, o si lo incluimos en el sector malo.

 

Previously, on Peaky Blinders…

A diferencia de otros juegos basados en películas o series, la trama de Peaky Blinders: Mastermind no busca adaptar lo ya mostrado en las por ahora 5 temporadas de la serie, sino que busca ofrecer una especie de prólogo a la misma. Así, la historia nos traslada poco antes del inicio de la primera temporada, con unos Tommy y Arthur recién llegados de la guerra y con el claro objetivo de expandir su “negocio” y su influencia en la ciudad. La trama presentada es muy, muy sencilla, siendo bastante simple si la comparamos con la trama de cualquiera de las temporadas de la misma. No es una mala trama, ojo, y se adapta muy bien al universo de la serie, no desentonando en ningún momento y como adición para los fans no está nada mal. Eso sí, algo más de profundidad no habría estado nada mal, ya que desde mi punto de vista se le podría haber dado más importancia de la que tiene. La mayoría de los personajes están bien representados, los diálogos cuadran a la perfección con los mismos y los pocos personajes nuevos que plantean no desencajan en ningún momento. Vaya, en resumidas cuentas, la trama podría haber dado más de sí pero no es para nada mala, siendo interesante, ya que es evidente que el foco principal del juego se encuentra en su jugabilidad.

Un aspecto interesante lo encontramos en su estructura. El juego se divide en 10 capítulos, que si bien puede ser algo corto (el juego puede ser completado, perfectamente, en unas 3 o 4 horas) evidencia que el juego busca simular la idea de la propia serie. Y lo consigue, haciendo que cada uno de estos capítulos se sienta como una versión en miniatura y sin profundidad de un capítulo de la serie, pues en cada uno de estos se nos plantea un problema claro relacionado siempre con la trama principal, que Tommy y su familia deberán arreglar más por astucia que por la fuerza bruta. En este sentido, si que es interesante como adaptación, pues literalmente busca plasmar el formato del material original dentro de otro tipo de esquema, el jugable. Y al final de cada capítulo, sí que llegamos a sentirnos como el propio Tommy Shelby, pero eso es algo que trataremos en el siguiente apartado.

 

Hora de planear la próxima jugada

Peaky Blinders: Mastermind destaca, por encima de todo, en su original e interesante planteamiento jugable. Y es que, en vez de caer en lo habitual de los juegos de licencias (es decir, juegos de gestión de recursos, de acción en tercera persona o de disparos en primera persona) este apuesta por algo bastante único, un título de estrategia y acción con perspectiva isométrica en el que debemos controlar a distintos personajes mientras manejamos las acciones de estos a través del tiempo. Sí, se que ahora mismo todo puede sonar bastante confuso, pero dejad que me explique. Básicamente, en cada nivel contamos con un número concreto de personajes, cada uno de estos con sus propias habilidades. Solo podemos controlar a uno a la vez, pero contamos con la capacidad de movernos en el tiempo como si de una especie de DVD se tratase, por lo que podemos hacer que Tommy, por ejemplo, abra una puerta (cada acción se mantiene en el tiempo tanto como nosotros decidamos) para después volver unos segundos atrás en el tiempo y con Ada entrar por esa puerta. Si volvemos atrás en el tiempo tras realizar una acción con un personaje, podemos aprovechar que esa acción seguirá realizándose para poder superar puzles u obstáculos. La propuesta me ha resultado original, muy interesante y creativa, y te hace sentir en todo momento como Tommy, puesto que sientes que has planeado un golpe, que has colocado todas las piezas en el tablero y has jugado todas tus cartas. No veo muchas pegas a todo esto, aunque quizá sí que habría hecho más intuitivos algunos aspectos del mismo, especialmente los objetivos a seguir, que en ciertos momentos no quedan del todo claros.

No todo es bueno, por supuesto, y por ejemplo me habría gustado algo más de profundidad en sus mecánicas, pues si bien la jugabilidad es buena y realmente adictiva, no habría estado nada mal un mayor nivel de mecánicas y de profundidad. Además, el juego es algo corto, acabando los niveles en menos de quince minutos cada uno, y una vez lo terminas a pesar de que tiene ciertos aspectos que lo hacen rejugable (hay ciertos desbloqueables y la mecánica de juego te incita a batir récords de velocidad) sí que te deja con la sensación de que es algo escueto, de que necesitas algo más. Pero lo dicho, la jugabilidad es original, buena y adictiva, además de ser toda una sorpresa. Una más que agradable sorpresa.

 

Birmingham, principios del siglo XX

El apartado visual del título es bastante interesante, ofreciendo un nuevo vistazo al ya conocido estilo de la serie como nunca antes se había visto. El mundo que el título plantea es muy fiel al de la serie, y en ningún momento desentona. El diseño artístico del juego me ha parecido muy acertado, con unos protagonistas que son muy parecidos tanto a los actores como a los personajes durante la primera temporada (tanto en sus diseños como en sus modelos) y con unos escenarios con un nivel de detalle correcto, afín a la ambientación. Más allá de ciertas ralentizaciones, poco puedo quejarme de este apartado, resultando interesante y resultón tanto para los fans de la serie como para aquellos que no la conocían.

Y sobre el apartado sonoro, ocurre como con los apartados visuales y argumentales, siendo este muy afín a lo presentando en la serie, y por lo tanto, funciona a pesar de no arriesgar en nada. Las canciones, composiciones y efectos de sonido son bastante buenos, si bien echo en falta actuaciones de voz, ya sean las voces originales o incluso las del doblaje, que considero que es un defecto al tratarse de un juego adaptación de una serie, ya que en cierto sentido te saca un poco del mismo, alejándote de la idea de que son los mismos personajes.

 

Conclusión: “Por orden de los Peaky Blinders…”

Peaky Blinders: Mastermind se trata de una más que buena adaptación de una de las grandes series de televisión de la actualidad. Más allá de tirar por un proyecto fácil y rápido como sería un título de gestión o un título destinado a dispositivos móviles, apuesta por ofrecer un producto único y original, que a pesar de su escasa duración y su no muy elevada dificultad, consigue dar a los fans un producto cercano a las cotas de calidad de la serie. Se trata de un juego entretenido, accesible y que gustará especialmente a los fans de la serie. Y si no habéis visto la serie, os la recomiendo. Por orden de los Peaky Blinders.

8
Recomendado
">
Sinopsis
Peaky Blinders: Mastermind es un juego de aventuras y lógica basado en la galardonada serie. Conviértete en una mente maestra, controlando a personajes clave y ejecutando planes sincronizados.
Pros
Jugabilidad interesante y adictiva
Encantará a los fans de la serie
Gran diseño visual y buena dirección sonora
Contras
Faltan actuaciones de voz
Escasa duración
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X