[Análisis] Persona 4 Golden

Fecha de Lanzamiento
13/06/2020
DISTRIBUIDORA
Atlus
PLATAFORMAS
PlayStation Vita y PC
Versión analizada
Steam
Que Atlus es una magnífica compañía es algo que a nadie se le escapa a día de hoy, seguramente lleva muchos años siéndolo, no obstante, algunos de nosotros, pobres e ingenuos, por varias razones que no vienen al caso, hemos tardado más de lo deseable en ver la luz y, ha sido gracias al Santo Grial de Persona 5 Royal (os juro que lo del Santo Grial no iba con segundas) que, con gozo y energías renovadas, hemos abrazado la fe verdadera que ofrece la compañía japonesa y sus deslumbrantes obras.

Tonterías aparte, hoy estoy aquí para hablar de Persona 4 Golden, el segundo título de la marca que desembarca en PC, terreno ignoto hasta que en enero del pasado año la empresa decidió jugársela y portear la versión clásica de Catherine a la Master Race con unos resultados muy alentadores en cuanto a ganancias, dicho sea de paso. A Persona 4 Golden tampoco le ha ido nada mal, y es que, en poco menos de un mes en los dominios de Valve, ha logrado ser el JRPG con más jugadores concurrentes de la plataforma, y por si fuera poco, las ventas y las reviews de los jugadores demuestran que siempre hay cabida para que una obra de semejante talla goce de una segunda oportunidad en otras plataformas. Recordemos que el juego original, fue lanzado en PlayStation 2, no obstante, la versión Golden fue exclusiva de PlayStation Vita, una consola que no pasará a los anales de la historia por ser un éxito comercial para Sony.

 

Aprende a aceptarte tal y como eres

Adolescencia, divino tesoro… o eso deben pensar en Atlus por el tipo de protagonistas presentes en la franquicia. En Persona 4 Golden encarnamos a Yu Narukami (sí, lo sé, el nombre es opcional, pero este es el canónico extraído de Persona 4 The Animation y prefiero referirme a él por este nombre, soy de los que prefiere bautizar las cosas), un joven estudiante de secundaria que deja la gran ciudad para irse a pasar un año con su tío y su prima a la ciudad rural de Inaba. En este contexto, Yu se traslada al instituto Yasogami, donde además de estudiar, conseguirá hacer buenas migas con varios de los estudiantes que terminarán uniéndose a este en su lucha por conocer la verdad y dar así solución a una extraña serie de asesinatos que han dado comienzo en la tranquila ciudad a la par que Yu llega a esta (joder, también es mala suerte) y que parecen tener relación con la televisión, concretamente, con el Canal de Medianoche, un extraño programa en el que parecen terminar todos aquellos que son secuestrados para, con el paso de los días, terminar siendo asesinados coincidiendo con una densa niebla que suele formarse en Inaba de vez en cuando. Todo esto, por supuesto, a menos que nuestro troupe haga algo para evitarlo.

Si Persona 5 te instaba a “robar corazones” en pos de exponer las fechorías que determinadas personas estaban perpetrando impunemente para que, posteriormente confesasen de “motu proprio” (siempre y cuando tengamos en cuenta nuestra intervención en su Palacio) y fuesen juzgados; Persona 4 también está ahí para exponer otra faceta del ser humano, en este caso, es un viaje de aceptación de uno mismo, aquí no se trata de cambiar a nadie, solamente hay que recapacitar, consultar nuestro fuero interno y reconocer que, muy a nuestro pesar, esos secretos que ocultamos al mundo, esa forma de pensar que no puede verse, puesto que puede no corresponderse con nuestras acciones diarias, también está ahí y es parte inseparable de nuestro todo. Someterse y abrazar a nuestra otra parte, es necesario, no somos perfectos y lejos de los buenos sentimientos, en el interior de todo, puede haber una razón subyacente menos agradable que quieras ocultar al mundo. Persona 4 Golden quiere que esa otra parte de ti aflore y, en el sentido más literal, la enfrentes.

 

Una apacible vida estudiantil entre compañeros

El gameplay de Persona 4 Golden está dividido en dos grandes segmentos como viene siento habitual en la franquicia. Uno está relacionado con el día a día, la asistencia al instituto, la creación y fortalecimiento de relaciones con aquellos que nos rodean, la subida de habilidades necesarias como la inteligencia o la expresión, o la búsqueda y posterior asistencia a trabajos a tiempo parcial para ganar unos ahorrillos. Por otro lado, están los Palacios, los combates contra sombras y jefes, los Persona, la Velvet Room y todo lo relacionado.

Los días laborables por la mañana toca ir al instituto, pero una vez que suena la campana, nos toca a nosotros decidir en qué invertir la tarde y la noche, a menos que entremos en un Palacio vía televisión, en ese caso, esa noche tendrás que irte directamente a dormir. Es aconsejable mejorar nuestros lazos con todos, aunque es especialmente relevante hacerlo con nuestros compañeros de equipo, ya que eso se traduce en habilidades para ellos y sus Persona. En cualquier caso, tampoco debéis olvidaros de aumentar las destrezas de Yu, puesto que según qué relaciones y trabajos, únicamente seremos capaces de acceder a estos mediante un nivel concreto de estas skills. Tened en cuenta que algunos trabajos, además de proveernos con algo de dinero, pueden subir estadísticas. Distribuid bien vuestro tiempo y todo irá bien.

Con el paso del tiempo en la propia historia, acabaremos teniendo acceso a una motocicleta que contribuirá a que se desbloqueen algunas zonas nuevas visitables siempre y cuando le demos algún uso al vehículo. Esto abrirá el abanico de posibilidades permitiendo que conozcamos gente nueva y visitemos diferentes tiendas para adquirir libros, equipamiento, medicinas, o cualquier cosa que se tercie.

 

Conquista los Palacios y frustra los asesinatos

Pasando ahora a los Palacios, Teddie hará las veces de anfitrión en el mundo dominado por las sombras, y puesto que para acceder a uno a estos en Persona 5 había que depender de una aplicación móvil, en este caso el electrodoméstico que hace las veces de intermediario es la televisión. Una de las primeras cosas que notaréis, es que los Palacios son mucho más pasilleros en su diseño y, en general, menos detallados, aunque claro está, sería injusto comparar el limitado aspecto técnico que ofrecía PlayStation 2/Vita, con lo que era capaz de ofrecer una obra ya creada con una PlayStation 4 que llevaba tres años en el mercado. El problema asociado, es que esto limita más los movimientos de los personajes y complica un poco más pillar la espalda de las sombras para iniciar los combates con ventaja, puesto que si te detectan, lo vas a tener muy complicado. Hay un naipe (los mencionaré más adelante) que te ayuda un poco en este sentido, haciendo que sea más complicado que las sombras te detecten.

Los combates vuelven a estar protagonizados por los cuatro personajes que nosotros queramos y lo que haya frente a nosotros. Hay debilidades, estados alterados, ataques combinados y, como no podía ser de otra forma, la opción de derribar al contrario para darle una buena paliza de la amistad entre todos. Al finalizar los combates, además de experiencia, dinero y objetos, puede que se presente la oportunidad de escoger algunos naipes que dan diferentes ventajas, desde recuperar salud, a ganar más experiencia o dinero, o incluso, obtener Personas (aquí no se negocia con ellas, se consiguen así o mediante fusión en la Velvet Room).

Normalmente, es habitual que en Persona 5 se tienda a completar los Palacios en el mismo día (entiéndase por completar despejar el camino hasta el tesoro), aunque en Persona 4 también es plausible, muchos son los que intentan hacer lo propio tomándose un par de días. En Persona 5, gracias en parte a los Mementos y las misiones relacionadas con este, es fácil adquirir experiencia y dinero, por lo que se convierte en algo más o menos asequible el completar un Palacio sin sudar la gota gorda contra los enemigos, en el caso de Persona 4, la única forma de subir nivel es en los Palacios, por lo os va a tocar grindear. Si únicamente dedicáis un día a ir a los Palacios, con el desgaste de salud, maná y objetos que conlleva, cuando lleguéis a la sala del jefe es altamente factible que os mate, o al menos, que os haga llorar un poco mientras utilizáis todos los ítems curativos a vuestra disposición (el dinero tampoco abunda cuando tienes que pagar armas, armaduras, libros y comidas copiosas en los días de lluvia, por lo que tampoco andaréis excesivamente sobrados de estos). No hay safes room en Persona 4 Golden, si palmamos, habrá que reiniciar desde el piso en el que hayamos hincado la rodilla. Otra forma de recuperar algo de salud y maná es mediante un naipe o la intermediación de un zorro usurero que puede sanarnos a cambio de una generosa donación monetaria.

Sobre la versión de PC

De esta versión que llega a PC, pueden destacarse algunas cosas concretas. La primera de ellas es que el juego tiene una velocidad de fotogramas variable, que llega hasta los 60 fps en cinemáticas. Por otro lado, el título nos permite disfrutar por primera vez en calidad Full HD en nuestro ordenador. Asimismo, incorpora voces en inglés y japonés, algo importante para todos aquellos que disfrutamos más de las obras en su idioma original, puesto que en PlayStation Vita era imposible disponer de las voces originales en japonés si comprabas el juego en una región diferente a la propiamente nipona. Huelga decir que acepta la utilización de mando y puede jugarse en modo ventana o pantalla completa.

 

Conclusión

Persona 4 Golden es una experiencia sencilla de recomendar. Un viaje muy disfrutable por el camino de la aceptación propia que desea que seamos capaces de reconocer y confrontar esa parte que, aunque pueda no agradarnos, forma parte inseparable de nuestro ser. Por si la propia historia y lo que intenta inculcarnos no fuese suficiente, la jugabilidad clásica que combina elementos sociales con otros más enfocados al JRPG, se hace tremendamente disfrutable. Además, la llegada a Steam viene con alguna mejora en rendimiento y los ansiadas voces en japonés, por lo que, si como muchos no pudisteis probar el título en su original de PlayStation Vita, no lo dudéis, vale la pena y además está a un precio muy asequible.

8.7
Recomendable
">
Sinopsis
Inaba, un apacible pueblo del Japón rural, es el escenario del fin de la adolescencia en Persona 4 Golden.Una historia de juventud en la que el protagonista y sus amigos se embarcan en una aventura a raíz de una serie de asesinatos. Explora y conoce a almas afines que buscan su lugar en el mundo y enfréntate al lado más oscuro de uno mismo.
Pros
Una historia interesante sobre la aceptación y un destacable desarrollo de personajes
La mezcla de estilos entre el desarrollo social y los combates al más puro estilo JRPG
Algunas mejoras en frames, calidad visual y añadido de voces japonesas
Contras
El diseño de las mazmorras resulta un tanto pasillero y monótono
Aunque haya mejoras visuales, en PC es fácil verle el paso del tiempo
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X