[Análisis] Rage 2

0 Flares 0 Flares ×

¿Qué es lo primero que se os viene a la cabeza al pensar en Bethesda? Si yo tuviese que buscar una única palabra para describir su trabajo, probablemente sería “calidad”. Dicho esto, a nadie se le escapa que, según qué compañías, existe una mayor o menor afinidad por parte del público/prensa que acostumbra a inclinar la balanza hacia el lado de la crítica o el halago, basándose generalmente en términos asociados a las políticas de la empresa (títulos a medio terminar, políticas de micropagos/DLC abusivas, etc.) Es sencillo criticar a Ubisoft (quienes, por cierto, se han llevado algún que otro palo por no enfocar de forma política el conflicto de bélico de su nuevo título, Ghost Recon: Breakpoint, como si hacen otros como Bethesda con Wolfenstein y el mundo nazi) o EA; no obstante, es menos común ver críticas a Nintendo o Blizzard, por ejemplo. Bethesda cuenta con bastantes simpatizantes (entre los que me incluyo) y es por eso normalmente que sus títulos crean unas expectativas altas en los jugadores, y no es para menos, pues si echamos un vistazo somero a cualquier página de recopilación de reviews y nos fijamos en las calificaciones medias, sus productos suelen posicionarse en la zona de notable alto (obviando el discutible batacazo de Fallout 76), por lo que el buen hacer de la compañía a la hora de lanzar sus juegos suele estar fuera de duda.

En este texto os hablaré de Rage 2, juego creado gracias a la colaboración de Avalanche Studios e id Software, quienes han hecho uso de su dilatada experiencia con Doom y Just Cause/Mad Max para dar a luz a este divertido y frenético título que mezcla el FPS junto al género de aventuras y la acción en un mundo abierto. ¿Queréis saber más sobre lo nuevo de Bethesda? ¡Si es así no dejéis de leer todavía!

 

El último Walker en busca de venganza

Rage 2 tiene lugar en un futuro distópico en el que nuestro mundo ha sido destruido por culpa de los asteroides que han dejado paso a la actual y desolada configuración del Yermo. Los supervivientes han conseguido asentarse entre los territorios hostiles y creado algunas ciudades, aunque no todos apuestan por volver a la pacífica vida en sociedad, pues siempre hay quien decide aprovecharse del caos y la falta de un poder real para sembrar la destrucción allí por donde van.

Nuestra historia da comienzo de forma abrupta y sin demasiado tiempo para pensar, pues tras elegir el sexo de nuestro protagonista y coger un arma, comenzarán los tiros en una declaración de intenciones al más puro estilo Doom. Una vez finalizado el asedio a nuestra base por parte de La Autoridad, que se salda con la derrota de los Walker y el asesinato de nuestra tía a manos del General Cross, nos toca a nosotros en nuestro papel de único Walker vivo buscar venganza contra esta malvada facción que quiere someter a la raza humana.

 

Como veis el juego tiene una historia, o al menos eso se presupone, pero es fácil olvidarse de ella cuando se limita al típico esquema de elegido y venganza, no representando el motor principal del juego (algo que, por supuesto, tampoco busca), quedando en un plano secundario y dejando como no podía ser de otra forma el protagonismo en manos de su genial gameplay.

 

¡Todos contra mí! 

En lo tocante a lo jugable se ven con claridad las inspiraciones de lo mejor de cada desarrolladora, con ese gunplay y brutalidad tan asociados y que tanto gustan del Doom de id Software. Es por ello que disparar contra todo lo que se mueva (sean pandilleros, monstruos o máquinas) es adictivo y muy satisfactorio, en buena parte gracias a esa agilidad a la hora de disparar y recargar. Mediante un ítem farmeable bastante importante, la Feltrita, se puede elevar el nivel y adquirir mejoras para buena parte de nuestro arsenal (ojo, hay un total de 10 armas y no todas son propensas a ser trucadas), algo recomendable al menos para aquellas que más vayamos a utilizar. Además de nuestra variedad de armas y la posibilidad de golpear cuerpo a cuerpo, disponemos de algunos artilugios extra que nos ayudarán a pasarlo mucho mejor en el combate a distancia, como, por ejemplo, los wingstick (una suerte de búmeran), granadas o drones.

Una de las cosas más interesantes y que más versatilidad ofrecen a los enfrentamientos son los poderes ligados a los Nanotritos, habilidades reservadas a los Walker que hacen las delicias de cualquiera a la hora de combatir. Entre ellas hay varias centradas en el poder ofensivo (“vapuleo” permite caer del aire golpeando con un puñetazo el suelo, creando una onda y dañando a los afectados), y otras tantas enfocadas en proveernos de ventajas defensivas, de visibilidad y aceleración, o incluso, resucitar (“desfibrilación”) en caso de muerte. Es importante hacerse con ellas y saber combinarlas en combate, tanto por espectacularidad, como por facilitarnos la vida según la situación lo demande. Igualmente, es importante y prioritario intentar subirlas de nivel y mejorarlas para exprimirlas al máximo.

 

Haz de la carretera tu hogar

Los vehículos son una parte esencial a la hora de moverse por el Yermo de Rage 2, dejando esa sensación de libertad ligada a la carretera más propia de los títulos de Avalanche Studios como Just Cause 4 y Mad Max. Para que os hagáis una idea de sus dimensiones ya que hablamos de su mundo, sabed que es menor que el de Just Cause 3 y 4, aunque mayor que el del Rage original (en palabras de la propia Bethesda). Aunque se nos cede un coche al inicio de nuestra aventura, os toparéis con otros tantos vehículos por el Yermo y siempre que estén en condiciones pueden conducirse; no obstante, si queréis que terminen en vuestro inventario particular para hacer uso de ellos en el futuro, es necesario que los llevéis hasta una ciudad con garaje.

Sobre la conducción, se siente más pulida que lo visto en los juegos antes mencionados, algo que ya es positivo per se. A los controles habituales al volante y el nitro, hay que sumar que determinados vehículos van equipados con armamento pesado, algo que nunca viene de más cuando vas paseando por tierra hostil. Al igual que en el caso del armamento y los Nanotritos, nuestro querido Fénix (nombre del coche inicial) acepta mejoras que pueden ir desde dotarle de una resistencia al daño mucho mayor, a equipar armas pesadas, o mi favorito, el asiento eyectable.

 

El Yermo, ese hermoso y vivo lugar

Pasearse por el decadente y estéril mundo de Rage 2, es generalmente bastante entretenido y fácilmente recordará a muchos a Mad Max. Su ambientación es buena y la actividad no cesa en ningún momento. Es fácil que en un intento por ir del punto A al punto B, termines por pararte a mirar algún paisaje, te topes con un convoy que decide atacarte o con un pobre diablo al que están persiguiendo y puedes ayudar (o no, eso ya depende del fuero interno de cada uno), coincidas con la furgoneta del mercader ambulante y decidas pararlo para comprarle algunos útiles, o destruyas alguna gasolinera/base enemiga por el camino. Esto es probablemente lo que más me lleva a disfrutar de conducir por este páramo, puesto que, aunque hay viaje rápido a las zonas principales, vamos a invertir unas cuantas horas desgastando ruedas.

Quisiera ilustraros un poco más lo antes dicho, pero en esta ocasión, con un ejemplo propio que viví mientras jugaba. En un intento por ir hasta una nueva ciudad, me paré en una gasolinera en poder de bandidos y como soy así, me bajé del coche para liarme a tiros y explotar todos sus bidones de gasolina (las misiones proporcionan recursos y puntos útiles para los Proyectos, ¿y quién soy yo para no desearlos?) El caso, es que mientras me deshacía de estos bandidos de poca monta, escuché una explosión a cierta distancia, y es que, en la acera de enfrente un grupo de personas estaban peleando contra unos engendros que les arrojaban fuego (en una contienda que nada tenía que ver con la que había iniciado en la gasolinera). Para más inri, a los pocos segundos pasó por la carretera un convoy con un gigantesco vehículo acorazado y custodiado por otros menores, que no tuvo contemplaciones a la hora de abrir fuego contra el otro grupo de desdichados. Todo esto ocurrió ante mi perpleja mirada, y lo mejor, es que estas maravillosas locuras ocurren constantemente en Rage 2.

 

En otro orden de cosas, quizá hayáis reparado en la palabra Proyectos del párrafo anterior, algo que os quería explicar ahora, puesto que va íntimamente relacionado con la gran cantidad de contenido secundario del juego. Nuestros principales aliados nos propondrán una serie de misiones de diferente índole y cumplirlas nos proporcionará puntos de Proyecto, que posteriormente pueden ser canjeados por mejoras ligadas al combate, la ingeniería o los Nanotritos.

¿Es eso todo lo que ofrece Rage 2 en cuanto a contenido, o hay algo más después de los tiroteos y las búsquedas? Pues sí, efectivamente hay más. Las populares pruebas del medio Mutant Bast TV nos pondrán a prueba en una especie de modo coliseo contra mutantes. ¿Quieres explotar un poco más la parte de conducción añadiendo una capa competitiva? Si ese es el caso, no dudes en visitar los circuitos de carreras o aceptar los desafíos espontáneos que pueden proponerte por la carretera.

 

Gráficos, sonido, rendimiento y duración

Aunque tenía mis reticencias sobre el universo de Rage 2, confieso que tras horas y horas de juego he quedado más que satisfecho con el resultado final. No me malinterpretéis, adoro la destrucción y posterior degeneración que acompaña a la mayoría de los mundos post-apocalípticos, pero lo poco que había visto hasta el momento no me hacía pensar que fuese a disfrutar mucho más que del desierto, y aunque es una zona que abunda, es solamente una parte de todo este conjunto formado por varios biomas que lo componen. Visitaremos lugares boscosos, pantanos, nidos de engendros que parecen sacados directamente de Doom, o ciudades llenas de vida al más puro estilo cyberpunk decadente (con esa mezcla de edificios construidos con chatarra oxidada, luces de neón por doquier y gente pintoresca con piezas robóticas dándose al matarratas y a las peleas).

A esto hay que añadirle lo bien trabajadas que están las explosiones y el humo, un espectáculo de luces y colores que ofrecen un buen contraste con los marrones y verdes predominantes en este Yermo, y que a buen seguro por lo visto en Just Cause 4 debamos atribuir a Avalanche Studios. Hablando de luces y también de sombras, sabed que hay ciclo día – noche, así como un sistema de clima, lo que añadido a los vastos paisajes de Rage 2 suelen dejarnos algunas hermosas estampas para aprovechar el Modo Foto que se incluye.

Si tuviese que buscar un aspecto en el que flojease más en su conjunto gráfico, seguramente serían los NPC, más concretamente, los que pululan por las ciudades y los de las facciones enemigas a los que combatiremos con frecuencia, suelen ser bastante genéricos y menos detallados comparativamente que otros personajes que al formar parte de la historia principal del juego, hacen acto de presencia en cinemáticas y primeros planos que dejan ver que se les han dedicado bastantes más recursos que a esos otros grupos.

 

En cuanto al rendimiento, para la realización de esta esta review la versión utilizada ha sido en un PC con los requisitos recomendados por la compañía, y no hemos sufrido problemas de lag, crasheos, ni nada por el estilo.

Rage 2 no dispone de un amplio surtido musical, aunque hay algunos temas bastante cañeros que acompañan magistralmente a la temática del juego, que suelen sonar durante las peleas contra numerosos enemigos. No deja de ser una situación totalmente bizarra el estar intercambiando disparos y lanzando ocultos inmortales por los aires, mientras de fondo suena la música clásica a todo volumen que estos tenían puesta antes de nuestra llegada. Los efectos sonoros son otro cantar, y es que la mayor parte del tiempo nos acompañará el sonido del motor, los disparos, explosiones, y por supuesto, los insultos y agónicos gritos de aquellos pobres desgraciados que vayan a ser el blanco de nuestra ira.

Completar la historia principal puede llevaros entre 12-15 horas sin entretenerse demasiado en investigar y realizar misiones secundarias, una duración que podría extenderse fácilmente a las 45-50 horas si sois de los que disfrutan viendo las secundarias hechas, el mapa bien exploradito, y las mejoras de vehículos, armamento y personajes adquiridas en su totalidad. Pero si esto no os llegase a convencer, sabed que hace poco Bethesda reveló un calendario de lanzamiento de contenido post-lanzamiento tanto gratuito como de pago, que parece que dotará de bastante vida útil al juego (algo que siempre se agradece y que es marca de la casa incluso en títulos menos exitosos como Fallout 76)

 

Conclusión

Avalanche Studios e id Software han realizado una magnífica labor con Rage 2, creando un título cimentado en aquello que mejor conocen, sus obras, exportando y puliendo sus mecánicas para dar pie a un título divertido, frenético y lleno de posibilidades.

Si buscáis un juego que os invite a matar por matar de forma indiscriminada, perderse por las carreteras mientras disfrutas de los paisajes y vas realizando algunas misiones, todo ello con una ambientación más que atractiva; Rage 2 es una magnífica opción.

 

Análisis - Rage 2

Distribuidora: Bethesda

Sinopsis: Un asteroide ha aniquilado al 80% de la humanidad, y la población cae en picado. Despiadadas bandas sedientas de sangre vagan por las carreteras, y la tiránica Autoridad ansía gobernar a los supervivientes con mano de hierro. Encarnarás a Walker, el último ranger del Yermo que amenaza el poder de la Autoridad. Después de que te arrebaten tu hogar y te den por muerto, te tocará luchar en nombre de la justicia y de la libertad.

  • 8.5/10
    Ambientación - 8.5/10
  • 8.5/10
    Jugabilidad - 8.5/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 7/10
    Sonido - 7/10
8.0/10

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X