[Análisis] Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge

Fecha de Lanzamiento
16/06/2022
Distribuidora
Dotemu
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Steam
Se podría decir que los ochentas y los noventas fueron las décadas doradas de la industria de la animación televisiva, gracias a la aparición de una gran cantidad de series que presentaban un nivel de calidad alto tanto en su planteamiento como en su animación. Series como X-Men, Patoaventuras, He-Man y los Masters del Universo… Todas son series atemporales que han marcado a toda una generación. Pero hubo una serie que tuvo un éxito mayor que todas estas, y que se consagró como la serie insignia de toda una década: Teenage Mutant Ninja Turtles, o como la conocimos en España, Las Tortugas Ninja. Esta serie era un hito inesperado, que sorprendía incluso desde su concepción ya que se trataba de una adaptación de corte infantil de la serie de cómics adultos creados por Kevin Eastman y Peter Laird que, a pesar de alejarse del tono original, conseguía funcionar a las mil maravillas. Su construcción de personajes y mundo, su estilo «radical» y juvenil y su maravilloso apartado sonoro hicieron que miles de niños (y no tan niños) se acabaran enganchando a las aventuras de Rafael, Donatelo, Michelangelo y Leonardo.

Teniendo en cuenta este éxito, más pronto que tarde comenzaron a surgir los primeros videojuegos que adaptaban esta serie (las adaptaciones fieles a los cómics, por desgracia, son inexistentes) con resultados, curiosamente, exitosos. Esto fue gracias a la labor de Konami, compañía japonesa que se encargó de realizar algunos de los mejores beat ‘em’ up de la generación y que creó los maravillosos Teenage Mutant Ninja Turtles Arcade y Turtles in Time, la mejor adaptación realizada de la franquicia hasta el momento. A pesar del bajón que pegó la franquicia a mediados de los 2000’s la mano de Nickelodeon permitió que la franquicia viviera una segunda juventud, y gracias a esto se volvieron a desarrollar nuevos juegos de la franquicia. Así, tras un intento fallido por parte de Platinum Games por revivir la saga con una aventura de acción en 3D, ha llegado el turno de Tribute Games, creadores del maravilloso Scott Pilgrim VS El Mundo quienes, en colaboración con Dotemu, buscan revivir el estilo de los grandes juegos de la franquicia con Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge. Los beat ‘em’ up están de vuelta más frescos que nunca, tal y como han demostrado los recientes Streets of Rage 4 y Sifu, pero… ¿Ha conseguido el juego de las Tortugas Ninja estar a la altura? ¡Comprobémoslo en el análisis completo, que podéis leer a continuación!

 

La mejor pizza de Nueva York

Siguiendo los cánones de los beat ‘em’ up clásicos, en Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge encontramos una historia principal que, a pesar de ser algo superficial, consigue enganchar y conecta de forma directa con la serie clásica. Y es que no os vayáis a equivocar, pues aquí lo que se busca es un acercamiento directo a la serie animada, contando con los personajes originales y con un plantel de villanos enorme repleto de color. Los fans de la serie quedarán muy contentos con lo realizado en el juego, ya que se establece como una adaptación muy fiel de la serie que en todo momento tiene ese aire tan característico de los 90’s que le sienta de lujo. Hay mil detalles y guiños que los fans de la serie apreciarán, demostrando como el equipo de desarrollo, compuesto por fans acérrimos de la franquicia, ha puesto mucho mimo en el desarrollo del juego. ¿Se puede disfrutar sin conocer nada de la franquicia? Por supuesto, es un juego genial para todo tipo de jugadores, pero sí que es cierto que muchos elementos están ahí para el deleite de los fans, haciendo que la experiencia sea mucho más entretenida.

Pero vayamos a lo importante, ¿De qué trata el título? La historia de Shredder’s Revenge nos presenta a las cuatro tortugas quienes, en colaboración con la reportera April O’Neill y el maestro Splinter (el mejor personaje del juego), deberán acabar con una conspiración organizada por el malvado Shredder y que traerá consigo el regreso de los principales enemigos de nuestro grupo de protagonistas. La verdad es que la historia no tiene una profundidad remarcable, pero… ¿Acaso la serie original la tenía? Por supuesto que no, y el juego triunfa al plantear la historia como una especie de paseo de la fama de los principales escenarios y personajes de la serie, triunfando así a través de su vertiente nostálgica. Eso sí, la historia es realmente corta, y la podemos llegar a superar en poco más de dos horas. A fin de cuentas, 16 niveles se completan rápido, ¿No?

 

Abriéndonos camino a base de porrazos y monopatines

A nivel jugable el título apuesta por un planteamiento directo de lo que mejor funciona dentro de este género: niveles concisos, directos y variados con una buena ración de enemigos y un sistema de control preciso y sencillo. No encontramos combos variados, lo que es una pena, pero sí que hay suficientes movimientos como para hacer que en ningún momento nos aburramos, destacando así la combinación de ataques normales, saltos, ataques voladores o agarres (que pueden encadenarse con lanzamientos muy vistosos). Cada personaje cuenta con un esquema de control similar y los ataques varían menos de lo que me habría gustado, pero a pesar de esto sí que es interesante probar a cada personaje, a pesar de que las diferencias sean menores. Es decir, con todos tenemos combos similares, pero variando elementos tales como el alcance de ciertos personajes o el ataque especial que podemos realizar una vez conseguimos la carga necesaria. Lo que sí que me ha gustado más es la forma en la que el título recompensa el jugar con un personaje concreto de forma constante, ya que podremos ir mejorando sus estadísticas de forma automática, facilitando las cosas levemente y haciendo que el juego enganche un poco más.

Hablando de la dificultad, encontramos que a pesar de su curva de dificultad algo pronunciada el título es bastante intuitivo y accesible, ofreciendo diversas opciones de dificultad que se adaptan a cualquier tipo de jugador. Los niveles no están vacíos de contenido, ya que podremos encontrar ciertos secretos que nos permitirán cumplir misiones secundarias esparcidas por el mapa central, lo que aporta una cierta capa de profundidad… Que se pierde al ver de lo poco que sirve. Es una pena, ya que es un esfuerzo que se siente algo desperdiciado, pero al menos aporta algo, al igual que las misiones opcionales que tendremos disponibles en cada nivel, y que inciden precisamente en uno de los puntos fuertes del juego: su rejugabilidad. No os voy a engañar: se trata de un juego muy divertido que, con amigos, se vuelve aún más divertido. Su escasa duración no debe dar pie a engaños, ya que lo bien diseñados que están sus niveles hacen que volvamos a ellos una y otra vez. Un beat ‘em’ up que, a pesar de su simpleza y su falta de contenido, funciona a las mil maravillas y divierte como pocos.

 

¿Hemos vuelto a las recreativas?

A nivel artístico nos encontramos ante un juego absolutamente atrapante que plantea un pixel-art pulido y muy trabajado, que busca rememorar el estilo de los juegos de 16 bits… Y lo consigue, llegando a ofrecer un trabajo incluso superior al visto en estos juegos. Tribute vuelve a demostrar que se trata de un estudio experto en el pulido de los píxeles, y consiguen dotar de mucha personalidad a todos los elementos del juego: los personajes parecen extraídos directamente de la serie de animación, gozando de una expresividad maravillosa, y los escenarios están muy detallados y llenos de vida. Es un trabajo formidable, de lo mejor que he visto en esta clase de juegos, y no hay duda que se trata de uno de los aspectos más trabajados y pulidos del título. Ojo además al uso del color, muy vivo y detallado, que le sienta como anillo al dedo. En cuanto al aspecto técnico, el rendimiento del título es formidable: nada de ralentizaciones ni problemas de ningún tipo. 

Por último, en lo sonoro solo puedo aplaudir. Nos encontramos ante una banda sonora impresionante que recupera temas clásicos de la franquicia con un toque fresco y radical, al mismo tiempo que presenta nuevos temas rompedores e hipnóticos. El trabajo del equipo de Tee Lopes es increíble, uno de los mejores que he podido escuchar en lo que llevamos de año y que supone un homenaje espectacular a la franquicia.

 

Conclusión: ¡Cowabunga, colega!

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge se trata de un maravilloso título de acción 2D enmarcado dentro de los clásicos «yo contra el barrio» que presenta un muy divertido planteamiento jugable edulcorado con una perfección gráfica y sonora admirable. La falta de contenido y su escasa duración se ven paliados frente a su genial diseño de niveles y a lo adictivo que puede llegar a ser. Un título pequeño pero muy divertido, que es la excusa perfecta para echar un buen rato con los amigos. ¡Vamos, que las calles de Nueva York no se van a defender solas!

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
TMNT: Shredder’s Revenge reúne a Leonardo, Michelangelo, Donatello y Raphael para repartir estopa en un fabuloso y magníficamente realizado beat ‘em up que rememora los clásicos títulos de mediados de los 90's.
Pros
Jugabilidad sencilla pero adictiva
A nivel artístico es perfecto
Su apartado sonoro es de lo mejorcito
Con amigos la diversión aumenta mucho
Contras
Hay muy poco contenido
El juego se acaba en un suspiro
X