[Análisis] The 25th Ward: The Silver Case

Grasshopper Manufacture, compañía a la que está en cabeza el famoso Suda51, sacó en 1999 un juego llamado The Silver Case para Playstation. El juego tuvo una secuela en 2005 llamada The 25th Ward: The Silver Case para dispositivos móviles en Japón.

Por suerte para nosotros y los fans de la historia, ahora han vuelto a sacar esa secuela pero para PS4 y PC en todo el mundo, permitiéndonos completar la historia que empezó hace casi 19 años.

Historia

Han pasado cinco años desde los eventos de The Silver Case, el Distrito 25 de Kanto es una versión mejorada del proyecto que se implementó en el Distrito 24. En contraste con este último, el Barrio 25 tiene un aura de normalidad mientras sus habitantes viven sus vidas tranquilas. 

Pero un día, Shiroyabu y sus compañeros de la Unidad de Crímenes Atroces del Distrito 25, son llamados a un rascacielos de apartamentos para encontrarse el cuerpo de una mujer asesinada en extrañas circunstancias, sin heridas externas, pero con la habitación llena de sangre.

Nos encontramos con una historia de suspense y misterio típicas de las novelas policíacas, donde no sabemos quien es nuestro amigo y quien nuestro enemigo, por lo que es todo muy confuso desde el principio. Esta historia se nos contará desde tres puntos de vista: Correctness, que se centra en los chicos de la Unidad de Crímenes Atroces; Match Maker, donde se nos pone en la piel de los miembros de la Oficina de Ajustes Regionales; y Placebo, donde vuelve Tokio Morishima, el periodista que conocemos el primer juego.

La historia, como he dicho antes, es muy confusa y sigue un orden demasiado aleatorio. Si estáis esperando una narrativa normal, no va a ser el caso, lo mejor es que intentemos enterarnos de todo lo posible y que no nos rayemos mucho con los saltos de un lado para otro que da la historia sin previo aviso. Aún así es cierto que la historia intriga y sorprende, no es previsible como en otros juegos de suspense y llega a enganchar al jugador por algo tan simple como la curiosidad de por donde va a tirar.

Además, en esta versión, han añadido cuatro nuevos capítulos, en el juego original solo venían cinco capítulos de cada uno de los puntos de vista dichos anteriormente, pero, por suerte, han decidido ampliar la historia y dar finales más dignos y entendibles, porque antes se quedaban un poco en el aire.

Jugabilidad

A pesar de que la historia puede salvarse por el suspense que crea y las sorpresas que da, su jugabilidad es de las peores que he visto en una visual novel. Empezando por los controles, los cuales son bastante tediosos y lentos.

En general, para hacer acciones tendremos que usar un pequeño dado que tendremos en la esquina de la pantalla en el que podremos elegir distintas acciones:

  • Ver: donde prestaremos atención al lugar donde estamos, podemos encontrar pistas y empezar conversaciones o pensamientos internos con esta acción.
  • Hablar: continuar o empezar conversaciones con las personas que se encuentran contigo, si hay varias personas te darán la opción de elegir con quien quieres hablar (puedes hacerlo incluso contigo mismo)
  • Moverse: para desplazarte entre las habitaciones o sitios que tengas al alcance durante la investigación, normalmente está muy limitado.
  • Inventario: aquí podremos usar los objetos que vamos encontrando, puesto que tendremos que ir resolviendo puzzles con ellos.

Hay que tener en cuenta que no siempre tendremos todas las opciones disponibles, esto se debe a que a veces no tenemos objetos o no nos dejan movernos. Por lo general siempre están activar las opciones de ver y hablar.

Ahora que tenéis una ligera idea de como son los controles, imaginad tener que estar todo el rato girando el dado con el ratón, que a veces se mueve de más. Además, por alguna razón tienes que darle varias veces a hablar/ver para que la historia avance, no comienzas una conversación con «hablar» y esta continúa fluidamente, sino que a veces tienes que darle varias veces a hablar con una misma persona para seguir, lo que se convierte en algo cansado, mecánico y repetitivo a la hora de usar los controles.

Queda bastante claro que esta jugabilidad se pensó para móviles, por eso esa forma de elegir las acciones. Quizás hubiese estado bien un cambio en la interfaz para adecuarlo a PC y PS4, de modo que no se haga tan pesado. Pero el caso es que no se hizo y ahora estamos atrapados en un juego interesante pero que te acaba poniendo de los nervios al poco rato de empezar, de hecho, en la pantalla de carga del principio donde tienes que ir andando con un montón de píxeles perdí la paciencia.

El resto de la jugabilidad es juntar objetos o poner los objetos donde corresponden, como llaves, etc, para resolver puzzles y poder avanzar en la historia. Debo decir que tiene mucho más de visual novel que de aventura, a mi parecer. Por cierto, los puzzles también se hacen más tediosos por culpa de los controles.

Gráficos y sonido

Bueno, en este apartado, por desgracia, no hay mucho que decir. Si habéis ido viendo las capturas que he puesto durante el análisis, os habréis dado cuenta de que el juego tiene unos gráficos muy propios, lo que vienen siendo un poco raros y poco definidos. Obviamente es un tributo a la estética noir, son poco convencionales y tocan un espectro de colores bastante pobre.

Intentan darle una ambientación oscura durante todas las historias, metiendo puntos de color en diferentes momento para resaltar ciertos escenarios, personajes o incluso la sangre cuando encuentras un muerto.

En cuanto al sonido, tengo que decir que odio el sonidito que hacen las letras cuando van apareciendo, me pone muy nerviosa. A parte de eso, la OST de este juego es plana y aburrida, no da ningún juego, de hecho no he llegado a percibir si cambia demasiado a lo largo del juego, si lo hace, me han parecido todas las melodías iguales.

Conclusión

Entiendo que Suda51 no es el director más normalito que hay en cuanto a juegos, sus juegos son de culto, extraños y no para todos los públicos, pero creo que fuera de todo lo que es el apartado gráfico y narrativo, que entiendo que es su característica más típica, siento que no ha hecho un gran esfuerzo para que este juego sea cómodo de jugar fuera de un móvil.

En general, es cierto que al final me acostumbré y hasta me gustó la historia en un punto, pero me he pasado todo el juego penando por los controles y por enterarme de que tenía que hacer cuando me atascaba porque no le daba a la mismo opción cinco veces para poder avanzar.

Si pretendes jugar a este título, te recomiendo que juegues primero a la primera parte porque puedes perderte bastante si no.