Fecha de Lanzamiento
05/05/2022
Distribuidora
Devolver Digital
Plataformas
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One y PC
Versión Analizada
Steam
El camino del guerrero se ve marcado por los entrenamientos, y el del crítico, por los visionados anticipados y las primeras impresiones. Como un samurái, el crítico analiza a fondo a su objetivo: se centra en su funcionamiento, investiga su origen y busca exponer sus puntos fuertes y débiles. A fin de cuentas, el objetivo del crítico es el mismo que el del samurái: conocer al máximo aquello a lo que se va a «enfrentar». Vale, el símil es un poco rebuscado, pero os tengo que confesar algo: llevo pensando en la unión de samuráis y videojuegos desde que publicamos mis primeras impresiones de la beta cerrada de Trek To Yomi, el nuevo título de Flying Wild Hog y Leonard Menchiari publicado por Devolver Digital y cuyo objetivo es representar, a través de un fluido hack-and-slash en 2D, la visión y escala de las clásicas películas de samuráis niponas. Y es que estas películas son absolutos clásicos del cine japonés, siendo el pináculo de su género aquellas desarrolladas por Akira Kurosawa (Los Siete Samuráis, Kagemusha, La Fortaleza Escondida), Hiroshi Inagaki (la trilogía de Samurái) o Masaki Kobayashi (Hara-kiri). Con tales inspiraciones, el juego seguro que consigue destacar, por lo menos en lo referente a lo artístico y lo visual.

Y eso es lo que comenté en mis primeras impresiones, que el título había ganado mi interés gracias a su trabajado y llamativo estilo artístico, uno con el que las grandes empresas habían jugueteado pero por el que no se atrevían a apostar (solo hay que ver el Modo Kurosawa de Ghost of Tsushima, que funciona a las mil maravillas pero es totalmente secundario), pero que necesitaba mejorar considerablemente en lo referente al apartado jugable, teniendo un sistema de combate realmente flojo y un ritmo irregular. Esto último podía tener solución, pues ese problema podía estar justificado en tratarse de un inicio algo lento, pero con el sistema de combate está la cosa más difícil. Aunque nunca es malo perder la esperanza, y quizá se haya obrado el milagro. ¿Queréis saber qué tal ha acabado saliendo el juego, y si merece la pena hacerse con él? Pues no perdamos más el tiempo y pasemos al análisis completo, que podéis leer a continuación.

 

Sigue tu camino, joven lobo

Como ya os comenté en el artículo de Primeras Impresiones, en Trek To Yomi se narra la historia de Hiroki, un joven huérfano adoptado por el sensei Sanjuro que ha crecido aprendiendo el camino de la espada. Junto a él se ha criado también la joven Aiko, hija de Sanjuro y esposa de nuestro espadachín protagonista, que se erige como la líder de la aldea. La trama arranca con el asalto de unos bandidos comandados por el temible Kagerou a la aldea, y solo Sanjuro y un joven Hiroki podrán hacer frente a las oleadas de enemigos. El camino es duro, pero ambos salen victoriosos… Hasta que se encuentran de frente con Kagerou. La batalla es dura, y a pesar de las bajas Hiroki sale victorioso. El tiempo pasa, el guerrero se fortalece… Y los problemas regresan. Bajo el mandato de Aiko, Hiroki deberá dar caza a los bandidos y los asesinos que se desenvuelven por todo el territorio anexo a la aldea. Pero lo que no sabe es que este viaje de venganza le llevará hasta el mismísimo Yomi, uno de los infiernos del folklore budista japonés. El juego presenta así una trama clásica y arquetípica que funciona muy bien a la hora de explotar los clichés del género pero que, en líneas generales, no consigue funcionar del todo. ¿Por qué digo esto? Porque si bien como historia clásica de venganza y acción en el Japón feudal funciona bastante bien, es cierto que no termina de sorprender y sus personajes no terminan de estar anclados a sus bases. No se salen de lo básico, y aunque su evolución es correcta podría dar mucho más de sí. Vaya, a nivel narrativo no es un juego revolucionario, pero al menos cumple con el propósito de contar una historia entretenida y que consigue efectivamente arrastrar a su protagonista hasta el infierno.

En relación a esto, encontramos una progresión bastante correcta de la trama, contando con un ritmo mucho mejor de lo que esperaba. Vaya, la historia tiene pocos momentos de calma y se establece como un torrente constante de sangre, espadazos y esquives en el fragor de la batalla. Si os gustan las historias de acción estoy seguro de que os gustará el desarrollo de la trama del juego. Además, no se trata de un juego muy extenso, pues en unas 3/4 horas podréis completarlo sin problema alguno. Lo que para algunos podrá parecer una duración muy escasa se acaba convirtiendo en una duración idónea, que permite que el título se disfrute como experiencia audiovisual sin que se acabe sintiendo tedioso o excesivamente extendido.

 

¿Posición de ataque o de defensa?

Pasando a la jugabilidad del título, he de decir que, tristemente, mis mayores temores se han acabado cumpliendo: el sistema de combate se ha alzado como el aspecto más pobre de todo el título. Lo que es una auténtica pena, teniendo en cuenta lo divertido y adictivo que podría haber llegado a ser. ¿Por qué lo considero el apartado más desaprovechado y pobre? Para empezar, la sensación de golpear y recibir los golpes es nula, sintiendo como si golpearas con un arma no afilada, además de que la cantidad de golpes que podemos realizar es mínima: contamos con un ataque fuerte y un ataque débil, y los combos no duran mucho debido a que los enemigos mueren relativamente pronto. El parry se puede realizar con el botón de bloqueo, permitiéndonos frenar un ataque rival para contraatacar con otro golpe, pero lo impreciso de este sistema, unido a la falta de estamina del enemigo y a la irregularidad de sus movimientos, hace que el combate no se sienta para nada justo. A fin de cuentas, este se trata de un sistema muy basado en el machaqueo de botones y en el posicionamiento del protagonista, y no hay que afrontarlo con la precisión que uno esperaría encontrar en un juego de espadas y duelos. ¿Son divertidos los combates? Bueno, al principio sí, a pesar de ser tan toscos. Pero conforme avanza el juego… Lo divertido se va disolviendo hasta quedar una triste sensación de cansancio y repetición.

Este es otro de los problemas del juego: su ritmo. Encontramos un desarrollo muy lineal en el que el jugador interviene resolviendo puzles, acabando con las oleadas de enemigos que van apareciendo y eligiendo la ruta a seguir. Esto, unido al descubrimiento de tesoros y secretos, es lo único que encontraremos en el juego, y la sencillez de cada apartado hace que, como comentaba en el apartado anterior, nos acabemos cansando muy pronto de todo esto. Por eso decía que la duración del juego era más que adecuada, ya que si llega a durar más habría sido mucho peor para el título. Ojo, que no todo es malo: a pesar de su rigidez, el sistema de combate se puede disfrutar y algunos combates contra jefes son bastante desafiantes. Además, algunos puzles me han gustado mucho (aunque otros tantos dejen mucho que desear), pero sí que es cierto que al título le falta algo. Quizá sea que el equipo de desarrollo se ha centrado demasiado en imitar al cine de samuráis y se ha olvidado en pulir y mejorar en lo jugable al título, pero siento que le falta mucho, mucho más.

 

¿Producido por Toho?

Si antes hablaba del apartado más pobre del juego, ahora os tengo que hablar del apartado más trabajado y pulido. Y es que a nivel artístico se ha realizado un esfuerzo maravilloso: el uso del sombreado, el trabajo en las texturas, la aparición de planos realmente cuidados y cautivadores en cada secuencia… Todo está construido con una precisión milimétrica, siendo un juego realmente bonito de ver. Sin embargo, hay cosas que me han dejado algo más frío, como las animaciones de los personajes (cosas como los espadazos o los esquives se podrían haber trabajado mucho más). A pesar de esto, me ha encantado lo visto en el título, destacando especialmente el uso de la profundidad y la iluminación. En cuanto a lo técnico, hay poco que comentar: sigo encontrando algún que otro bug, pero no es nada que arruine la experiencia de juego. Si tuviera que destacar algo negativo en este apartado, sería que la decisión artística juega en contra de la jugabilidad del título: al estar en blanco y negro, y no tener tanto contraste, muchas veces puede resultar complejo ver a los enemigos o los ataques, incidiendo en la torpeza antes citada del combate. Se echa en falta, pues, una mayor guía visual para los personajes y el combate.

En cuanto al sonido, no ha cambiado para nada mi opinión en cuanto a lo que ya comenté en las Primeras Impresiones: considero que el uso del sonido dentro del título está realmente bien llevado, destacando el uso del sonido como herramienta de guía y de inmersión y su contraste con los ruidos ambientales, además del genial uso de los efectos de sonido. La banda sonora musical funciona muy bien como acompañamiento de la trama y está perfectamente seleccionada. Pero sin lugar a dudas lo que mejor funciona es el doblaje del título, pues cuenta con una selección de actores de voz profesionales que realizan un trabajo excepcional.

 

Conclusión: La fallida leyenda del viaje a Yomi

Muy a mi pesar, creo que Trek To Yomi podría haber dado mucho más de si. El nuevo título de Devolver Digital no termina de funcionar al incorporar una jugabilidad tosca y repetitiva junto a un mal ritmo, lo que unido a su trama cliché hace que el juego pierda muchos puntos. Funciona mejor como experiencia audiovisual, gracias a su genial dirección artística y sonora, que como juego, lo que es una verdadera pena ya que aquí había mucho potencia. ¿Lo recomiendo? Bueno, quizá a los fans de la cultura japonesa os guste, pero creo que el título podría ser mucho mejor.  

6.5
Aceptable
">
Sinopsis
El joven espadachín Hiroki juró a su maestro en su lecho de muerte proteger la ciudad y su amado pueblo de cualquier tipo de amenaza. El samurái, sumido en la tragedia y el deber, debe enfrentarse a la vida, a la muerte y a sí mismo para seguir adelante.
Pros
A nivel visual es una gozada
Su dirección sonora está realmente bien llevada
La ambientación es sensacional
Contras
Su jugabilidad (en especial el combate) deja mucho que desear
Se acaba volviendo repetitivo
Su historia no acaba de sorprender