[Análisis] World War 3

0 Flares 0 Flares ×

Los shooters bélicos fueron la moda hace algo más de una década. Con la evolución del potencial de las máquinas, el nova más del momento cambió por los títulos con un gran mundo abierto que explorar. Los shooters se fueron apartando poco a poco del mercado y a día de hoy, pocos son los desarrolladores que se atreven con este género más allá de los archiconocidos Call of Duty y Battlefield. Aunque estas sagas tampoco se quedaron de brazos cruzados mientras que la demanda de los usuarios fluctuaba hacia otros derroteros. La franquicia de Activision probó suerte con la ambientación más futurista, luego lo intentó con la Segunda Guerra Mundial, para terminar sucumbiendo al subgénero más aclamado del momento por las masas, el Battle Royale. Mientras tanto, los chicos de DICE echaron la vista atrás y volvieron directamente a los enfrentamientos más clásicos, como lo son la Primera y Segunda Guerra Mundial, en esta última entrega adaptando también sus esquemas a la moda más mainstream.

La desarrolladora polaca The Farm 51 nos trae a nuestros ordenadores su nueva propuesta, que aunque poco innovadora, no muy común en los tiempos que corren. Y es que, el shooter online ambientado en una guerra moderna ficticia tal como la Tercera Guerra Mundial hace recordar a los usuarios que no todo tiene que ser la novedad, sino que hubo una vez en la que el género shooter bélico reinaba en el mundo de los videojuegos. World War 3 es un juego exclusivamente online que salió a la venta el pasado 19 de octubre en Steam Early Access. Como bien sabemos, un título en acceso anticipado no es el reflejo exacto de lo que terminará siendo el juego final, así que varios de los aspectos que critiquemos a continuación puede que se hayan arreglado (o no) el día de lanzamiento oficial.

Tercera Guerra Mundial

World War 3 dispone actualmente de un único modo de juego llamado “Captura” —que equivaldría a “Conquista” en la saga Battlefield— y tres mapas: Moscú, Varsovia y Berlín. Las partidas están formadas por dos equipos de 20 personas cada uno, cuyo objetivo será ganar el máximo de puntos posibles capturando diferentes zonas del mapa durante un tiempo mayor al rival.

En el apartado jugable nos topamos con un shooter más orientado hacia la estrategia y el realismo comparado con títulos de similar calibre. Aunque esto no debe asustar al público menos hardcore, ya que cada mapa cuenta con dos variables, uno más pequeño y ajustado para una acción directa, y otro de mayor tamaño donde deberemos ser más cautelosos a la hora de desplazarnos y actuar.

Además, World War 3 cuenta con un sistema de puntos o rachas similar a lo visto en Battlefront 2. A medida que ganemos puntos, ya sea matando a enemigos o conquistando una bandera, desbloquearemos la opción de usar ciertas ventajas por una cantidad de puntos determinada. Estas rachas pueden ser equipadas desde el menú de personalización y suelen ser bastante poderosas. Algunas simplemente son drones de reconocimiento que mostrarán el posicionamiento de los enemigos en el mapa, pero también hay vehículos como quads o tanques, ataques aéreos y bombardeos varios. Así que a diferencia de los títulos aparentemente más parecidos a WW3, como Battlefield 3 y 4, no podremos usar vehículos a nuestro antojo, deberemos adquirirlos con puntos o acompañar a algún compañero de equipo si dispone de sitio. Una pega que ponemos al juego de The Farm 51 es que desaparece cualquier tipo de combate aéreo y marítimo, no hay disponible ningún tipo de avión, helicóptero o lancha que ofrezca mayor variedad al combate.

En líneas generales el gunplay es más que correcto, incluyendo una buena variedad de fusiles, subfusiles, ametralladoras, francotiradores, escopetas, etc. Las armas son representaciones bastante logradas en cuanto a uso y manejo, notamos la gravedad en la caída de los proyectiles y el fuerte retroceso en cada disparo, factores que nos impedirán vaciar un cargador completo sin soltar el gatillo y acertar con precisión al objetivo. Y es que, en esta supuesta Tercera Guerra Mundial, se premiará a aquellos que esperen al momento exacto para disparar una ráfaga letal y ponerse a cubierto. En WW3, más que nunca, “el cementerio está lleno de valientes”. En esta contienda no hay cabida para kamikazes que avancen corriendo por el escenario y descarguen sus armas en un instante. Nuestro soldado contará con una serie de movimientos que motivarán al jugador a ser precavido, como distintas posturas para apuntar desde coberturas y un deslizamiento por el suelo que resultará muy útil para ponernos a cubierto.

El arsenal de WW3 no es nada parco —más si tenemos en cuenta que no nos encontramos con un juego completamente terminado—, sin embargo, algunas armas podrían haberse detallado mejor en lo estético para rematar la faena con buena nota. Pero para eso está una de las grandes bazas del título, la personalización.

Personalización

The Farm 51 ha puesto mucho énfasis en este apartado, ya que a día de hoy tiene una gran cantidad de opciones y variables. Podremos ajustar estéticamente a nuestro personaje, comenzando por el tipo de casco, chaleco, pantalones y guantes hasta la pintura facial, y terminando por elegir bandera, gesto o emblema. Más allá de pintar nuestras armas con distintos camuflajes meramente estéticos, podremos cambiar empuñaduras, culatas, miras, trípodes, linternas, cargadores, boquillas, cañones,… afectando a las estadísticas y manejo de dicha arma, siendo muchos de estos cambios realmente palpables a la hora del gameplay. Por ejemplo, si equipamos una linterna táctica en nuestro fusil, podremos ver mejor en entornos oscuros, claro está, pero también deslumbraremos a nuestros rivales con una luz cegadora. Detalles como estos harán que cada jugador se detenga durante varios minutos en el menú para configurar mejor su equipamiento y gozar de ventaja táctica en el campo de batalla.

Luego de haber escogido cada apartado individual a nuestra manera, deberemos crear una clase. A diferencia de Battlefield, las clases como tal no existen. Aquí podremos usar cualquier tipo de combinación entre armas, accesorios, objeto especial (botiquines, munición extra, lanzagranadas), chaleco blindado, etc. Según el peso total que llevemos en la clase será de tipo ligera, normal o pesada. Si llevamos un arma pesada y un chaleco antibalas de mayor grosor avanzaremos lentamente pero resistiremos mayor daño. Una forma original de dotar a las clases de complejidad y personalidad propia.

Apartado gráfico y sonoro

En cuanto a gráficos, World War 3 está desarrollado en Unreal Engine 4 y consigue llegar a buenas cotas de realismo y calidad gráfica. Los escenarios están bastante detallados y cuentan con una buena variedad de situaciones para aprovechar el entorno. Aunque a estas alturas WW3 no sorprende. Pocos son los títulos que se pueden acercar al nivel de realismo y espectacularidad que logran en DICE gracias al moto Frostbite. Pero teniendo en cuenta que The Farm 51 no cuenta con un gran equipo detrás y este es un lanzamiento más bien modesto, no nos podemos quejar en lo visual, más bien aplaudir.

Donde si encontramos fallos es en el sonido. El balance de audio no está bien equilibrado, por ejemplo, unos disparos lejanos pueden llegar a sonar más fuerte de lo que deberían. Pero lo que más me afecta es que no siento el resonar de las balas cercanas a mi oído cuando disparan muy cerca de mi personaje.

Sin embargo, el apartado técnico deja mucho que desear. El juego está lleno de bugs, fallos en colisiones, errores en las sombras y sonidos,… Y sobretodo, una mala optimización ennegrece el acabado del título. Hemos probado el juego con una GTX 1050, una tarjeta gráfica modesta pero que creemos que debería ser suficiente para disfrutar de un juego de estas características sin problemas, ya que en el mismo PC hemos podido disfrutar del portentoso Forza Horizon 4 con detalles en alto sin problema. WW3 alcanza los 60 fps, pero no los mantiene en ningún momento. Con el solo hecho de disparar o encontrarte con otros jugadores estos nos han bajado por debajo de 20. De hecho, ni con todas las opciones al mínimo logra mantener una tasa de frames por encima de 30 fps, haciéndolo hasta que lo sigan parcheando, injugable en equipos más humildes.

Conclusión

World War 3 ha sido un lanzamiento muy ambicioso, pero que a día de hoy no logra mantener el tipo. Los graves problemas de conexión, los interminables tiempos de carga, la nula optimización y la escasez de modos ensucian demasiado un título de gran potencial, pero aún sin desarrollar. Nos quedamos con la esperanza de que el equipo The Farm 51 tenga en cuenta el feedback de sus usuarios y arreglen y mejoren cuanto antes el juego.

Análisis - World War 3

Distribuidora: The Farm 51

Sinopsis: World War 3 es un FPS militar multijugador ambientado en un conflicto moderno y global. Únete a la lucha en batallas de infantería masivas, obtén ventaja sobre el enemigo con tus armas, vehículos y drones personalizados. Experimenta el verdadero combate táctico en la lucha global donde cada batalla cuenta.

  • 7/10
    Jugabilidad - 7/10
  • 2/10
    Modos - 2/10
  • 7/10
    Gráficos - 7/10
  • 6/10
    Sonido - 6/10
5.5/10

Leonetix

Me llamo Leo, me gusta ver películas y series, el RAP, leer y sobretodo jugar a videojuegos. Obsesionado con hacer listas. Cada día es un constante aprendizaje.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X