[Análisis] Zombie Driver: Immortal Edition

0 Flares 0 Flares ×

La temática de zombis ha estado presente desde tiempos inmemoriales tanto en el cine, como en la literatura y más. En videojuegos hemos podido tener grandes sagas que actualmente siguen presentes. Zombie Driver: Immortal Edition nos obligará a acabar con hordas de no muertos que se nos presentarán con una gran variedad de vehículos y armas, y todo ello en diferentes modos de juego.

 

Conducción temeraria para estar a salvo

En Zombie Driver: Immortal Edition estaremos en un taxi, mientras que ha empezado una invasión zombi en los Estados Unidos. En nuestra primera misión, tendremos que conducir a gran velocidad para salvar al presidente, que está en su limusina rodeado de no muertos. A base de armas y atropellos le salvaremos, y podremos estar en la zona militar segura y ayudar a más gente para que no acaben devorados.

Huele a putrefacción

La historia principal de Zombie Driver: Immortal Edition nos obligará a aceptar las diferentes misiones y estas tendrán un objetivo principal y uno secundario. El principal puede ser desde salvar a X persona en el mapa, a recoger a varios y llevarlos a un lugar seguro o ir corriendo de un punto A a un punto B de la ciudad. En cambio, los objetivos secundarios nos desafiarán pidiendo que matemos a un determinado número de zombis o lo hagamos en un tiempo establecido. También nos encontraremos frente a bosses inmensos, que no podremos atropellar y tendremos que derrapar y atacar con armas para acabar con ellos.

A medida que avancemos en la historia, desbloquearemos vehículos mejores para ayudarnos a atropellar e ir más rápido, pero también se podrán mejorar diferentes aspectos del coche con dinero. El dinero se consigue acabando las diferentes misiones principales y secundarias, así que es muy importante llegar a conseguir un equilibrio para hacerse con un coche que sea como un tanque. El modo historia es muy corto, y puede llegar a hacerse repetitivo en cuanto a realizar siempre misiones muy parecidas, aunque existen otros modos de juego para poder hacer más cosas.

Uno de estos modos disponible es el de carrera sangrienta, el cual nos permitirá realizar carreras con otros coches controlados por la IA, y tendremos que llegar al final de la carrera realizando las vueltas que toque hacer. Pero no será tan fácil, aunque aquí no existan los caparazones azules, tenemos armas para hacer volar por los aires los demás vehículos. Mientras conducimos tendremos que ir recogiendo las armas que queramos utilizar y atacar a los demás, y de vez en cuando, es posible encontrar alguna cura para regenerarnos vida y poder llegar sin problema, ya que los disparos nos harán bastante daño a la carrocería.

El último modo que hay es el de carnicería, en este nos tocará ponernos al volante y atropellar todos los zombis que queramos, sin ninguna clase de límite ni nada que nos detenga a nuestro paso. Podremos ir libremente por todo el mapa y mientras exploramos, iremos atropellando a todo lo que se mueva.

Conducción temeraria para salvar la vida

Zombie Driver: Immortal Edition nos puede recordar a diferentes estilos de juego, mezclando Carmageddon por el tema de conducir y atropellar, Taxi Driver por ir de un lado a otro con el vehículo y a veces a recoger personas, y Dead Rising por tener que acabar con cientos de enemigos a tu manera. El juego es en vista aérea de nuestro vehículo y nos desplazaremos por un amplio mapa con total libertad. Nos iremos encontrando grupos de zombis a los que atropellar y armas que podemos recoger para acabar con ellos. Tendremos lanzacohetes, lanzallamas, ametralladoras y más, aparte de las 4 ruedas. Tienen un uso limitado y esto nos obliga a ir recogiendo armas y variar en la manera de matar. Siempre empezaremos en la base militar, una zona segura en la que los zombis no entran, y al realizar las misiones, nos tocará volver al mismo sitio. Aquí tendremos el taller donde podremos cambiar el vehículo o pagar para realizar mejoras.

El juego tiene unas carreteras con un cimiento sólido (o píxeles sólidos), y en los lugares se ve la putrefacción y el caos en los que está sumergida la ciudad. En cuanto a los zombis, no importa de qué tipo sean, ya que a simple vista parecen todos iguales, exceptuando los bosses finales. Aunque la ambientación esté bien, la música, o lo poco que hay, nos acompaña. Es como un silencio, como si hubiera ocurrido algo y no quedara nadie, pero no podemos estar escuchando el silencio, los no muertos, las explosiones y tiroteos.

 

Equilibrio de conducción y matar zombis

Zombie Driver: Immortal Edition nos permitirá ponernos al volante de diferentes vehículos y acabar con zombis con una variedad de armas. El problema reside en que si queremos juegos del mismo género, hay opciones mejores, y en este caso, podemos entretenernos un rato, pero más allá de alguna partida de la historia, lo demás son competiciones contra la IA y se acaba haciendo repetitivo.

 

Análisis - Zombie Driver: Immortal Edition

Distribuidora: EXOR Studios

Sinopsis: En Zombie Driver Immortal Edition estaremos en un taxi, mientras que ha empezado una invasión zombie en los Estados Unidos. En nuestra primera misión, tendremos que conducir a gran velocidad, para salvar al presidente, que está en su limusina rodeado de no muertos. A base de armas y atropellos le salvaremos, y podremos estar en la zona militar segura y ayudar a más gente para que no acaben devorados.

  • 4/10
    Historia - 4/10
  • 6/10
    Jugabilidad - 6/10
  • 6/10
    Gráficos - 6/10
  • 4/10
    Sonido - 4/10
5.0/10

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X