[Primeras impresiones] Dakaretai Otoko 1-i ni Odosarete Imasu

0 Flares 0 Flares ×

Parece ser que esta temporada de otoño va a ser para descubrir cosas nuevas. Empecé esta temporada con Zombieland Saga y los animes sobre idols, quizá un punto atípicos, ahora le toca el turno al primer anime de genero yaoi que he visto: Dakaretai Otoko 1-i ni Odosarete Imasu. Y si bien empecé a verlo por curiosidad, día a día y episodio a episodio ha superado todas mis expectativas, convirtiéndose en el anime de esta temporada que más me está gustando.

Ficha técnica

  • Género: Yaoi, romance, comedia dramática.
  • Demografía: Josei.
  • Producción:
  • Naoyuki Tatsuwa (Director/a).
  • Yoshimi Narita (Composición del anime).
  • Minako Shiba (Diseñador/a personajes y Director/a de animación).
  • Estudio: CloverWorks.
  • Primera emisión: 6 de octubre.
  • Número de episodios: 13
  • Sinopsis: En la historia del manga, Takato Saijyo es el idol más popular de la industria, nombrado 5 años seguidos como el “Más Adorable” hasta que un novato llamado Junta Azumaya entra en escena. Takato siempre ha sido brusco, mientras que la sonrisa de Azumaya le está haciendo que gane admiradoras. Takato es derrotado de tal forma que lo lleva a emborracharse para olvidar sus penas, con la mala suerte de toparse con la última persona que querría ver en el mundo. Para su sorpresa, Azumaya le empieza a chantajear y todo por su atractivo físico.

 

 

Personajes principales

 

 

 

Takato Saijyo (seiyuu: Hiroki Takahashi): Takato es un popular actor con veinte años de experiencia profesional, habiendo debutado cuando tenía apenas ocho años de edad. Durante cinco años seguidos mantuvo el título de “hombre más deseado” hasta que este le fue arrebatado por Junta Azumaya, un actor novato a quien ve como alguien inexperto y poco profesional.

 

 

 

 

 

 

 

 

Junta Azumaya (seiyuu: Yuuki Ono): Azumaya es un actor novato que debutó tres años antes del comienzo de la historia. Admira profundamente a Takato y más adelante confiesa sus sentimientos por este. A diferencia del hostil Takato, siempre se le ve sonriendo y alegre.

 

 

 

 

 

 

 

Ryō Narumiya (seiyuu: Yūma Uchida): Es un joven actor que equilibra su vida escolar y su carrera como actor. Asistió a la misma escuela secundaria que Takato.

 

 

 

 

 

 

 

 

Chihiro Ayagi (seiyuu: Takuya Satō): Es un actor nuevo que últimamente ha ganado reconocimiento tras aparecer en varios medios. Sin embargo, detrás de su éxito hay rumores de que realiza servicios sexuales.

 

 

 

 

 

Primeras impresiones

 

Dakaretai Otoko 1-i ni Odosarete Imasu nos presenta una historia que a simple vista es no es compleja, y a la vez, los propios personajes son quienes la complican. Pero ciertamente ninguna obra de género romántico ha sido nunca tan sencilla como debería. Quizá sea esa la esencia que las haga tan adictivas, que son sus propios personajes quienes complican la trama, generando malentendidos, dejando palabras por decir (a veces muchas) y por supuesto dejándonos en vilo, deseando saber si acabarán o no juntos. Y quizá por eso nunca me había sentido especialmente atraída por una azucarada obra romántica, y menos una protagonizada por hombres. Aunque en este caso me está rompiendo moldes.

Quizá tenía mis expectativas en un Takato mucho más dominante y tirano y un Junta más dulce y sumiso. Quizá pensaba ver un tipo de historia mucho más estereotipada con roles tremendamente definidos y marcados. (Antes de ver el anime había leído un poco sobre el género). Pero desde luego no esperaba una historia donde me enganchase desde el minuto uno. Una historia donde los personajes me provocasen una ternura increíble. Me hiciesen sonreir. A los que poco a poco fuese conociendo y esperando sus “típicas” reacciones. Una historia donde sufriese por lo que se dice y por lo que no se dice. Y sobretodo una historia donde espero (y con ansia) ese final azucarado que suele aburrirme.

 

Animación y adaptación

Tras el primer episodio me prometí que no leería el manga más allá de la historia que se iba revelando en la adaptación a anime, sobretodo por eso de no chafarme la historia. Al día siguiente ya me había leído todo lo publicado en manga, y porque no hay más. Sinceramente cuando me engancha y me gusta una historia es imposible pararme. Sé que nos es la primera, ni será la última, vez. Y aún así sigo esperando con ansía cada nuevo episodio.

 

La animación de Dakaretai Otoko 1-i ni Odosarete Imasu está cuidada, y por lo que he visto, a posteriori, el tipo de dibujo es muy común en este género. Sí, las barbillas son iguales en el manga. Así que por este lado se está realizando un gran trabajo a la hora de trasladar la obra de manga al anime. Los dibujos, los personajes, incluso estos momentos de humor (y que hacen que disfrute aún más de esta historia) que vemos en la imagen superior, aparecen en el manga. Solo puedo quitarme el sombrero ante el gran trabajo que se está haciendo al trasladar del papel a la pantalla esta historia. Si bien como en todas las historias hay pequeños detalles que quedan en el tintero, en general, cuenta con fidelidad la historia del manga, sin dejarse nada relevante (a excepción de las explícitas imágenes que la censura nos recorta, pero eso ya es otro tema).

Solo os adelanto que esta dulce historia de amor está aderezada con mucho humor, género que por cierto sí me gusta. En mi caso ha conseguido que ambos personajes principales, Takato y Junta, me enamoraron desde el minuto 1, bueno, quizá Takato tuvo que esforzarse un poquito más, pero muy poco. Por regla general el personaje que es perseguido suele resultarme cargante, cansado y molesto, en la mayoría de los casos, simplemente soy incapaz de empatizar con él. Pero Takato resulta adorable, quizá porque me presentan sus “persecuciones” con humor, y porque el mismo personaje tiene un cínico humor con el que puedo identificarme bien.

 

Además tampoco es la típica víctima que “sufre” de ser perseguida. Bien toma la revancha cada vez que tiene ocasión. Por otra parte Junta no es el típico “acosador”. Si bien sí que adopta un rol mucho más activo en la relación, parece que tiene claro que Takato le gusta y va a aprovechar cada oportunidad a su alcance, no pierde ese aire dulce y de “angelito” que lo hace simplemente adorable.

Censura

 

En este apartado intentaré no hacer un juicio de valor sobre la censura. Pero, para bien o para mal, estoy totalmente en contra de cualquier tipo de censura. Sea por el motivo que sea. Aunque entiendo perfectamente que sería imposible incluir todas las escenas de sexo que aparecen en el manga, bien podrían haber dejado alguna de ellas. En este caso sí que tengo quejas sobre la adaptación y es que en el manga las escenas de sexo son realmente abundantes y muy explícitas. Desde luego en el anime se ha producido un gran recorte en este sentido.

No se trata exactamente de censurar imágenes existentes con los conocidos haces de luz, vapores o cualquier otro recurso, no. Simplemente todas y cada una de las escenas explícitas sobre sexo han desaparecido. No han sido incluidas en esta adaptación de Dakaretai Otoko 1-i ni Odosarete Imasu. Supongo que sería mucho más difícil de publicar la adaptación 100% fiel al manga, en el que sí abundan estas imágenes. En algunas pocas y escasas ocasiones en que la situación sugiere de una manera más abierta el sexo, desde luego tampoco se ve gran cosa, simplemente sugieren que van a tener sexo de manera en que no puede quedar ninguna duda. En el resto de ocasiones queda totalmente a la imaginación del espectador cómo va a desarrollarse la acción después. Si bien los diálogos dejan claro que ha habido algún tipo de contacto sexual, éste sigue siendo visualmente un misterio.

 

Con ello no pretendo criticar el anime, que me está gustando realmente mucho, ni tan siquiera la censura, con lo poco que me gusta, simplemente expongo un hecho. Si bien con el resto de toda la adaptación considero que se ha hecho un trabajo increíble, con la desaparición total de estas escenas pienso que se ha coartado la obra original. Y ahora es el momento en el que voy a partir una lanza a favor del trabajo realizado. Pese a esta mutilación de contenido (obviamente de alto voltaje), no da la sensación que falte algo o quede incompleto el anime, si no conoces el manga en ningún momento sientes que falta una parte de la historia o no estás viendo todo lo que pretendían contar. Simplemente parece una historia mucho más light y menos explosiva, en cuanto a contenido erótico. Queda todo a tu imaginación.

 

Adoro a los protagonistas de la historia. Dakaretai Otoko 1-i ni Odosarete Imasu no es una historia demasiado complicada, ni azucarada, pero consigue engancharte con su simplicidad.
Entiendo los motivos, pero nunca comparto su aplicación, así que en este caso la censura.
Espero ver un bonito final feliz de esta historia. Y aunque me gusta muchísimo espero que no se alargue innecesariamente. Más no siempre significa mejor.

Aquí os dejo el ending de Dakaretai Otoko 1-i ni Odosarete Imasu en el que podemos disfrutar de un baile de ambos protagonistas. No sé muy bien porqué pero me resulta muy mono. Además la canción me está gustando cada vez más a medida que la voy escuchando.

 

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X