[Análisis] 13 Sentinels: Aegis Rim

[Análisis] 13 Sentinels: Aegis Rim

Fecha de Lanzamiento
22/09/2020
Distribuidora
SEGA
PLATAFORMAS
PlayStation 4
VERSIÓN ANALIZADA
PlayStation 4
El pasado mes compartía con vosotros unas primeras impresiones de 13 Sentinels: Aegis Rim, la última producción de Vanillaware, desarrollador japonés con base en Osaka sobradamente conocido en el mundo de los videojuegos. Hoy le toca el turno al análisis, que complementará en gran medida a las ligeras pinceladas que aportaba un texto condensado que, por limitaciones del material, era complicado expandir más en profundidad. El título que mezcla el fenómeno ufo, los androides y otra serie de inspiraciones relacionadas con el misterio, saldrá a la venta la semana que viene en exclusiva para PlayStation 4, tras algo más de un año disponible en el mercado nipón, donde por cierto, ha conseguido conquistar al público y la crítica como demuestran tanto los premios como las nominaciones que ha recibido. ¿Le esperará la misma recepción en Occidente? Bueno, personalmente apostaría por el sí, aunque de una forma más moderada. No titubearía al incidir en que la historia de los trece protagonistas, así como su apartado visual, vayan a convencer a un grueso enorme de jugadores; no obstante, mi seguridad se desvanece al hablar del planteamiento de combates defensivos que propone 13 Sentinels: Aegis Rim.

 

La historia de trece vidas entrelazadas por un destino común

Se antoja una tarea ardua hablar sobre la sesuda historia de 13 Sentinels: Aegis Rim sin incurrir en ningún spoiler y, siendo esta una de las piedras angulares de la obra, podéis tener a buen seguro que no hablará más que de lo imprescindible con tal de no fastidiarle a nadie su viaje. Japón (y presumiblemente el mundo en su totalidad) está siendo asediado por incesantes hordas de androides de una tecnología altamente avanzada que no pueden ser detenidos con armamento convencional. Es aquí donde entra la última esperanza de la raza humana, los Centinelas, grandes mechas metálicos de varias toneladas con un arsenal de habilidades de lo más variado, que únicamente pueden ser pilotados por un grupo de pilotos seleccionados compatibles con dichas máquinas. ¿Conseguirán pararle los pies a los Kaiju o perecerán en el intento? Bueno, eso solamente el tiempo lo dirá…

Ya apunté en el texto anterior que los viajes temporales son un recurso común aquí. Es decir, os van a surgir un sinfín de incógnitas ligadas a las posibilidades que esto ofrece, puesto que, si un personaje puede viajar a de 1945 a 2025, ¿cómo puede uno tener claro de dónde proviene cada uno de ellos? Asimismo, ¿por qué hay diferentes generaciones de Centinelas? ¿Los han creado y mejorado en diferentes marcos de tiempo? ¿A qué obedece el ataque de los Kaijus? ¿Por qué varios de los estudiantes parecen tener ciertos problemas de memoria? Dudas, dudas y más dudas. Incluso cuando vayáis dilucidando diferentes interrogantes, el guión puede dar un giro inesperado para haceros ver que, si bien las pruebas podían conducir a una hipótesis más o menos clara en vuestra mente, puede que hayáis errado por X o por Y. Sí, el viajar en el tiempo abre muchas puertas y, claro está, la sorpresa está garantizada.

Así es, vamos a vivir la historia de los trece personajes principales que componen el plantel, a saber: Juro Kurabe, Iori Fuyusaka, Shu Amiguchi, Megumi Yakushiji, Yuki Takamiya, Renya Gouto, Ryoko Shinonome, Natsuno Minami, Tomi Kisaragi, Nenji Ogata, Ei Sekigahara, Takatoshi Hijiyama y Keitaro Miura. El Modo Historia está creado con la intención de que vayamos avanzando con cada uno de los muchachos poco a poco, puesto que siempre habrá algún tipo de condicionamiento que te impida seguir, generalmente relacionado con el desbloqueo de cierta parte de la historia de otro personaje o de realizar un combate concreto en el Modo Batalla. Es un planteamiento inteligente y necesario, ya que todos van a relacionarse de una forma o de otra entrelazando sus destinos, puesto que su objetivo final va a ser combatir a la amenaza metálica que está poniendo en jaque a la humanidad. ¿Qué sentido tendría de otra forma que coincidan Sekigahara y Ogata sin haberse conocido previamente en cada una de sus historias por progresar solamente en una de ellas?

El desarrollo se lleva a cabo de forma sencilla y muy intuitiva hablando con diferentes personas, interactuando con distintos objetos y moviéndote de un lugar a otro. Todo ello genera una serie de palabras clave que se añaden a una lista de “pensamientos”. ¿Qué hacemos con estos? Bueno, pueden contribuir a que uno de los protagonistas sea capaz de recordar un suceso pasado, lo cual podría a su vez generar más información. Otra opción es hablar con alguien sobre dichas palabras claves para, nuevamente, progresar mientras conseguimos más datos. Normalmente, la historia de cada uno se ramifica para ofrecer formas de avanzar según si hemos desbloqueado o no ciertas palabras claves necesarias para tomar esa ruta, por lo que en más de una ocasión viviréis un comienzo muy similar que se expandirá gracias a la inclusión de palabras clave que permiten tomar decisiones que antes eran inaccesibles.

 

¡Sube a tu Centinela y detén a esos Kaijus!

Al saltar al campo de batalla, la clave de 13 Sentinels: Aegis Rim pasa a ser la defensa de un Terminal, en un sistema un tanto curioso y complicado de comparar con nada que yo recuerde, aunque hay algo de parecido con el minijuego de Majima Construction presente en Yakuza Kiwami 2. Lo primero, es escoger a varios Centinelas (hasta un máximo de 6) para combatir, siempre teniendo bien presente que hay cuatro generaciones y que cada una está especializada en combatir a un tipo de Kaiju. Por ejemplo, los de Primera Generación no pueden desplazarse por el mapa levitando y gran parte de su arsenal está enfocado a los golpes físicos, pese a esto, son la mejor elección para combatir a Kaijus terrestres con gran capacidad defensiva. Por otro lado, son bastante inútiles cuando la horda de Kaijus está mayormente compuesta por androides voladores, ya que los ataques físicos no pueden dañarlos a menos que los hagamos descender mediante una habilidad PEM. Los de Segunda Generación ofrecen un poco de todo, siendo especialmente relevantes por sus Torretas Centinela o sus Guardianes. En cualquier caso, previo al inicio del enfrentamiento, se nos informa de qué tipo de adversario va a aparecer con más frecuencia.

Al iniciar la batalla, los Centinelas son colocados alrededor de una estructura que hay que defender a toda costa, puesto que si esta cae, será el final. ¿Quiere decir esto que es recomendable mantener a los Centinelas en las cercanías? Realmente, la estrategia dependerá en gran medida de los Centinelas que compongan en el escuadrón y los Kaiju enemigos. Por supuesto, es inteligente mantener a los Tercera Generación que se especializan en lanzar misiles a larga distancia cerca del Terminal, pero en el caso de los Primera Generación, al ser puramente físicos, mandarlos a combatir a los androides a zonas más alejadas para mantenerlos a raya y evitar que se acerquen puede ser una idea con sentido.

Además del menú de acciones, de vez en cuando no nos quedará más remedio que poner a los Centinelas a defenderse (es la forma de obtener PE) y, si uno hubiese sufrido daños severos, nos veríamos en la tesitura de tener que repararlo, para lo cual, el piloto debe bajar del Centinela quedando expuesto a morir si recibe un golpe de un Kaiju, por lo que os tocará buscar un sitio seguro alejado de las hordas metálicas, ya que la muerte de uno de los Centinelas/pilotos equivale a un Game Over. Al final, todo se reduce a batallas de aguante que se vencen al pasar un par de minutos o derrotar a todos los Kaiju (10/10 veces lo segundo).

Una vez completado el enfrentamiento, se nos recompensará con unos puntos de misterio que permiten acceder a contenido del Archivo mediante su compra con estos, así como unos chips cuyo uso es desbloquear habilidades de los Centinelas, potenciar las ya adquiridas o fortalecer el propio robot de combate subiendo sus valores de ataque, salud, defensa, PE, etc. Otra utilidad es dedicarlos a perfeccionar la Terminal (sí, lo que hay que proteger en batalla) para usar a nuestro favor sus habilidades tales como: recuperar un porcentaje de salud en los Centinelas, recuperar parte de los PE (el “maná” necesario para las skills) poner fin a su tiempo de enfriamiento para que puedan actuar sin esperas, reestablecer parte de su salud si ha sido dañada por los Kaiju…

Aunque el grueso de la historia se desarrolla en su propio modo, es frecuente que en el Modo Batalla los personajes hablen entre ellos, por lo que veréis simpáticas conversaciones entre compañeros, amén de fragmentos de historia que ya habréis disfrutado desde otra perspectiva. Hay un detalle que quisiera destacar puesto que me ha parecido precioso por parte de Vanillaware, y es que, cuando la salud de uno de los Centinelas está en estado crítico aparece una conversación entre ese piloto y alguien con quien tiene una relación especial, generalmente su contraparte amorosa y, sinceramente, ver estas muestras de afecto y preocupación ha conseguido sacarme una sonrisa.

Sirva lo siguiente como párrafo final y reflexión sobre este apartado. No tengo atisbo de duda en cuanto a que la propuesta jugable es lo que dividirá tanto a usuarios como a medios a la hora de valorar el título. Soy consciente de que muchos no tendréis claro si darle o no una oportunidad a la obra en base a su “original” sistema de combate, pese al interés que pueda despertar en vosotros su espectacularidad gráfica o su historia. Algunos, quizás sintáis nostalgia de las propuestas de acción en desplazamiento lateral como Muramasa: The Demon Blade y Dragon’s Crown, pero por su naturaleza, se antoja complicado replicar esto en 13 Sentinels: Aegis Rim. Ya sabéis que combatir es necesario para progresar en las diversas historias, pero si no os convence en exceso, siempre os quedará la opción de jugar en la dificultad más baja, aunque dicho sea de paso, no es que el modo normal sea especialmente desafiante, puesto que yo fui capaz de completarlo en su totalidad sin una sola baja entre los Centinelas y con calificación S excepto en el último enfrentamiento. ¿Pueden los combates volverse repetitivos? Claro. No obstante, juega a su favor que sean cortos y que nos inviten a variar el plantel de Centinelas, puesto que si abusas de un personaje entrará en cerebrálisis (esto lo deshabilita para su uso a menos que descanse). Si queréis saber mi experiencia particular, reconozco que hasta que no me imponían entrar en combate para seguir desarrollando la historia de alguno de los jóvenes, no sentía el impulso de querer pasar al Modo Batalla por propia voluntad.

 

Una puesta a punto de primera categoría

¿Qué puedo decir de la excelente presentación visual de 13 Sentinels: Aegis Rim que no se haya dicho ya en otros títulos de la empresa japonesa? Es su sello de identidad, su mayor fuerte, derrocha pasión por los cuatro costados, desde el diseño de los protagonistas hasta los decorados de los escenarios, poniendo total atención incluso en cosas que otros considerarían nimiedades como los personajes secundarios que están de forma meramente testimonial o las comidas (el pan con yakisoba y la “hamburgruesa” lucen espectaculares). Sin duda, es una gozada que en un industria que tiende cada vez más a apostar por el hiperrealismo en la representación de sus obras, existe una empresa con una impronta tan personal. Ojo, todo esto se diluye al abandonar el Modo Historia y los Archivos para pasar al Modo Batalla, donde el aspecto gráfico se simplifica hasta niveles extremos presentando un mapeado algo genérico repleto de Kaijus, presentados casi como si hubiesen sido sacados de Space Invaders. Esto choca de frente con la presentación general, y es que, incluso los propios Kaiju tienen formas imponentes que pueden consultarse en los Archivos, pero sobre el terreno, son unas navecitas coloridas que avanzan hasta la zona de defensa.

Pese a que ya hice hincapié en ello tras redactar las primeras impresiones, que estaban limitadas a los prólogos de los personajes, me reitero en que la labor de traducción al español realizada en 13 Sentinels: Aegis Rim está a un nivel tremendo, similar a Persona 5 Royal, pero salvando las distancias en base a la cantidad de texto de uno y otro juego. Recordad que hablamos de un título en el que hay saltos espacio temporales y que, el lenguaje, como algo que evoluciona y se ajusta a diferentes épocas y grupos sociales, es cambiante. Esto, es algo que han sabido captar bien desde el equipo de traducción y que queda patente al leer los comentarios de personajes más macarras como Ogata o Takamiya (algunos ejemplos que presenté fueron: “dar de yoyas”, “este pavo”, “voy a darle caña”, “no flipes” o “tira millas”), en contraposición con los de Okino o Gouto, mucho más intelectuales. La forma de comunicarse y las expresiones propias de los chicos y chicas, contribuyen a darles una personalidad propia muy marcada que queda lejos de elecciones mucho más planas que podrían haberse aplicado a todos por igual.

 

Conclusión

13 Sentinels: Aegis Rim es una fantástica obra que convencerá a los jugadores por la interesante historia de sus trece protagonistas, su precioso estilo visual y su magnífica traducción; dividiendo, quizás, por su propuesta en el Modo Batalla. Independientemente de que toleréis mejor o peor los combates contra los Kaiju, el amor y el detallismo, así como todo lo positivo de la obra de Vanillaware, tienen peso de sobra para que cualquiera que esté mínimamente interesado le dé una oportunidad.

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
Descubre la verdad y sumérgete en una aventura de desplazamiento lateral en 2D con arte y entornos magníficos. Luego, lucha contra los Kaiju en rápidos combates de perspectiva top-down (arriba-abajo) . Personaliza los centinelas con un arsenal de armamento para mechas y lucha por defender la humanidad.
Pros
Su historia consigue enganchar y sus protagonistas derrochan carisma y personalidad
Ese estilo artístico de Vanillaware que consigue encandilar a cualquiera
Una magnífica labor de traducción al español
Contras
Los combates contra los Kaiju no son especialmente desafiantes
Al pasar al Modo Batalla se pierde la espectacularidad gráfica del Modo Historia
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X