[Análisis] ‘Big Rumble Boxing: Creed Champions’ (PC)

[Análisis] Big Rumble Boxing: Creed Champions

Fecha de Lanzamiento
03/09/2021
Distribuidora
SURVIOS, INC
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Steam
En 1976 llegó una pequeña cinta que revolucionó la industria del cine, pues su dirección más amateur daba paso a una propuesta noble que mantenía los estándares del clásico camino del héroe adaptado a un ambiente realista y cercano a los tiempos que corrían por aquel entonces. Rocky, la cinta en cuestión, fue un éxito absoluto que se ganó el corazón de todo el mundo y catapultó la carrera del legendario Sylvester Stallone, quien hasta ese momento solo había participado como secundario en algunas producciones y como actor principal en una película porno (como curiosidad, fue de esta producción donde surgió el mote de Rocky, “Italian Stallion” o “El Semental Italiano”), y que a partir de esta producción se volvería una estrella absoluta, protagonizando algunas de las cintas de acción más recordadas y queridas de la década de los 80s y 90s como Acorralado, de 1982 (que daría pie a la serie Rambo, otra de sus más conocidas franquicias) o Cobra, de 1986 (que tiene una de las mejores frases de la historia del cine dichas antes de matar a un objetivo: “Tú eres la enfermedad, y yo soy la cura”). Y además de catapultar la carrera de Stallone, el éxito absoluto de esta cinta ganadora del Óscar a mejor película dio paso a una de las franquicias más longevas y queridas de la historia del cine americano, contando así con cuatro películas excelentes (Rocky 4, a mi parecer, es una bestialidad realmente divertida y emocionante), dos algo más flojas, y otros dos spin-offs/secuelas centradas en Adonis Creed, el hijo del legendario Apollo Creed, ex-campeón de los pesos pesados y mayor rival y amigo de Rocky. Estas dos últimas películas son, de nuevo, auténticas joyas que se ganaron el cariño tanto del público como de la prensa, demostrando que la franquicia está más viva que nunca. Y a raíz de esto, podemos encontrar el título que hoy tengo el placer de analizar. 

Pero demos un último salto en el tiempo para poder observar el camino de Rocky en el ámbito de los videojuegos. Dado que su boom ocurrió a finales de los 70s y durante los 80s, encontramos los primeros títulos del boxeador italoamericano en las “ancestrales” ColecoVision y Sega Master System. Tras una notable ausencia de juegos en los 90s, en la era de PS2 se lanzó un nuevo título que resumía lo narrado en las cintas, con un éxito moderado. Poco después se lanzaría en la misma consola Rocky: Legends, y al tiempo llegaría una nueva entrega para PSP. Tras varios títulos pequeños para dispositivos móviles, es ahora el turno de Survios, un curioso estudio centrado en el desarrollo de títulos VR que ya ha colaborado con MGM en el desarrollo de un títulos de realidad virtual de Creed, en devolver a la franquicia de Rocky al ámbito de los videojuegos. Y es que Big Rumble Boxing: Creed Champions tiene el objetivo ofrecer el mejor juego de la franquicia al mismo tiempo que se apuesta por la diversión, dejando a un lado cualquier base realista o técnica. ¿Queréis saber qué tal está el título, y si se alza como el campeón indiscutible entre los juegos del viejo Rocky? Pues veamos que tal está en el análisis completo, que podéis leer a continuación.

 

¿Listo para reclamar el título de campeón?

Big Rumble Boxing: Creed Champions se presenta como una especie de crossover compuesto por las principales estrellas de la franquicia Rocky y Creed. Así, contamos con los principales protagonistas (Rocky, Adonis, Apollo) y los principales antagonistas (Ivan Drago, Viktor Drago, o Cubbler Lang), además de otros tantos secundarios, extraídos o no de las películas, que elevan la cantidad de personajes jugables hasta 20, un número más que respetable para un juego de tales características. Algo que me ha gustado es que, dentro del modo Arcade, cada personaje cuenta con su propia mini-historia, al más puro estilo de los juegos de lucha clásicos. Las historias que nos cuentan no son nada del otro mundo, siendo al final meras excusas narrativas para darnos golpes con los distintos personajes del universo Rocky, pero a pesar de que su calidad sea escasa he disfrutado bastante, por ejemplo, reviviendo los acontecimientos de las primeras películas de Rocky mientras el viejo boxeador le narra lo ocurrido a Creed. En este sentido, considero que los fans de las películas disfrutarán mucho más de este modo, siendo algo fan-service. Un punto muy positivo en este sentido es que se han respetado muchos de los aspectos de las películas desde el aspecto de los personajes (que dejando a un lado su calidad lo cierto es que recuerdan bastante a los actores que los interpretaron) hasta los distintos escenarios, siendo en su mayoría lugares ya vistos en las películas colmados de referencias y guiños. De nuevo, por estos pequeños detalles considero que los fans de las cintas disfrutarán especialmente de este título. 

Si en lo anterior el juego va más allá de las expectativas, considero que en el apartado de modos de juego se siente algo escaso. Junto al ya citado modo Arcade, encontramos un modo Versus, que nos permitirá enfrentarnos tanto a la IA como a otro jugador en conexión local a lo largo de 13 estadios distintos y con distintos modos de dificultad, y un modo Entrenamiento, ideal para probar movimientos y estrategias… ¿Y ya está, no hay nada más? Pues no, lo cierto es que no. Y es una pena, porque como veréis más adelante el juego es muy divertido, y se podía haber sacado más jugo del mismo mediante la presentación de una mayor variedad de modos de juego. Por ejemplo, un modo carrera en el que poder disfrutar libremente de los minijuegos de entrenamiento que encontramos en el modo Arcade habría estado genial, o algo del estilo de una liga, disputando puestos para ganar campeonatos. Esto nos enseña que, sea más o menos divertido, uno de los principales problemas del juego es su escasa duración y su minúscula cantidad de contenido, algo que en cierto modo se compensa con su lanzamiento a precio reducido, pero que sigo viendo como un grave problema.

 

¡Conecta con un gancho y acaba con tu oponente!

A nivel jugable Big Rumble Boxing: Creed Champions se aleja de cualquier aspecto técnico del boxeo para ofrecer un sistema de juego mucho más cercano a los juegos de lucha arcade. Así, nos desplazaremos en el cuadrilátero en cualquier dirección, con un esquema de control que me recuerda levemente a los primeros Tekken/Virtua Fighter. Contamos con un botón para realizar golpes normales que, al combinar con comandos de movimiento, pueden da pie a ciertos combos, y con un botón de ataque fuerte, que tarda más en realizarse pero puede quebrar la defensa. Sobre esta, otro de los botones sirve para defenderse, lo que nos permite recibir menos daño a costa de que la barra de defensa se reduzca. Y si esto sucede, nuestro personaje quedará aturdido a merced de los ataques enemigos. Para evitar esto también tenemos un botón de esquive rápido, que es de lo más útil para evitar los ataques especiales. Y es que cada jugador cuenta con un medidor de ataque especial que, al estar lleno, desatará un brutal golpe que quitará gran parte de la vida del rival. Por último, contamos también con un botón de agarre, perfecto para cuando el rival esté defendiéndose de nuestros golpes. Como podéis observar, encontramos un esquema de control sencillo que, aunque no lo parezca, oculta una muy interesante profundidad. Con un planteamiento que recuerda a un beat ’em’ up, este título presenta unos combates muy entretenidos que se vuelven el corazón del título, el mejor y más divertido aspecto del mismo.

Siendo especialmente divertidos al jugar con un amigo, encontramos aquí otro de los problemas del juego, y este diría que es hasta algo más grave: No hay ningún modo de juego online. Y digo que esto es más grave porque esto puede llegar a ser decisivo en la longevidad y éxito del título, pues con un modo online mucha gente podría interesarse en este juego que, de otro modo, se siente bastante falto de modos y opciones jugables. Más allá de esto, lo dicho: El juego es muy entretenido, y da gusto echar algunas partidas con un amigo, pero no esperéis nada excesivamente técnico, pues si bien el combate es algo más profundo de lo que pueda parecer, no hay muchas diferencias entre los distintos personajes y tampoco hay una gran cantidad de combos. Como juego para desconectar y pasar el rato está genial, pero como juego competitivo no le auguro mucho futuro.

 

¿Sois más de Rocky, o de Creed?

Uno de los principales problemas de Big Rumble Boxing: Creed Champions lo encontramos en su escueto apartado gráfico, pues si bien la recreación de los rostros de los actores es bastante buena, el resto es… Muy regulero. Desde las texturas poco definidas, los modelos de personajes algo deformados, los fondos repetitivos y la aparición de los mismos cuatro espectadores de forma reiterada entre el público, el juego no parece pertenecer gráficamente a esta generación. Y es una pena, porque me gusta el nivel de fidelidad que hay con las películas, representando de forma fiel los estadios y lugares vistos en estas. El diseño artístico es bueno, pero el apartado gráfico no consigue representarlo de forma adecuada. Más allá de esto, cabe destacar que a nivel técnico el juego cumple bastante bien, yendo de forma fluida sin ningún tipo de bajón o error.

En cuanto al apartado sonoro, aquí he quedado realmente sorprendido. La banda sonora del juego es enorme, y está compuesta por muchas de las melodías de las películas. ¡Incluso han conseguido las licencias de temas tan icónicos y reconocibles como Eye of the Tiger! El uso de estos temas es espectacular, y ayuda a sumergir al espectador de forma directa en el universo de las películas que el título busca representar. Además, contamos con muy buenas actuaciones de voz que imitan de forma excelente las de los actores originales, además de que algunos regresan para prestar la voz a sus propios personajes, como ocurre con Michael B. Jordan y Adonis Creed. Por estos motivos considero que el título consigue acertar de lleno al ofrecer un muy buen apartado sonoro.

 

Conclusión: Conseguir el K.O. pocas veces fue tan divertido… y tan breve

Big Rumble Boxing: Creed Champions se presenta como un divertido título de peleas arcade que cuenta con una profundidad curiosa y que respeta de una forma muy digna el legado de las películas en las que se basa. Debido a esto, el juego es ideal para los fanáticos de la franquicia de Rocky, quienes encontrarán un sinfín de guiños, detalles y personajes directamente sacados de la gran pantalla, además de que el uso de ciertas canciones licenciadas es ideal y sirve para aumentar aún más el nivel de fidelidad del videojuego. A pesar de lo fiel y divertido que el juego puede llegar a ser, su escasez de modos y su regulero apartado gráfico nos demuestran que, con un mayor tiempo de desarrollo, podría haber sido aún mejor, y en todo momento se siente muy falto de contenido. Aspectos cruciales en otros juegos de lucha como algunos modos de juego online se echan de menos, pero si no os importa esto, no tengo dudas que pasaréis un muy buen rato con este título.

7
Recomendado
">
Sinopsis
¿Listo para convertirte en un campeón del boxeo? Sube al cuadrilátero y demuestra tu habilidad con esta experiencia arcade que te dejará KO. Lucha como uno de los 20 personajes icónicos de las películas de Creed y Rocky. Enfréntate a los rivales más fuertes en diversas ubicaciones emocionantes o desafía a tus familiares y amigos a combates intensísimos.
Pros
Jugabilidad adictiva y divertida, que prescinde de los aspectos más técnicos del boxeo
Su apartado sonoro es maravilloso, recuperando ciertas melodías emblemáticas
Hay una enorme cantidad de fan-service que los amantes de las cintas disfrutarán
Contras
Hay una muy grave escasez de contenido
A nivel gráfico deja mucho que desear
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X