[Análisis] Blue Reflection: Second Light

[Análisis] Blue Reflection: Second Light

Fecha de Lanzamiento
09/11/2021
Distribuidora
Koei Tecmo
Plataformas
PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Nintendo Switch
En marzo de 2017 la desarrolladora Gust junto con Koei Tecmo sacaron a la venta Blue Reflection, un juego RPG donde jugábamos manejando a una suerte de chicas mágicas llamadas «Reflectors» que se enfrentan a criaturas llamadas Sephiroth para salvar el mundo.

Después de eso, las compañías anunciaron que la franquicia tendría un anime con una historia independiente del primer juego, pero compartiendo conceptos. Ese anime se llamó Blue Reflection Ray y salió a la luz en abril de este mismo año, contándonos una historia distinta con otras protagonistas que también son Reflectors.

Para terminar con el recorrido de la franquicia, se anunció que saldrían dos juegos más, uno para consolas y PC que es el que nos compete hoy y que se emplaza como una secuela directa del primer juego, Blue Reflection: Second Light, y otro para móviles y PC llamado Blue Reflection: Sun, del cual aún no se han dado mucho detalles ni fechas, ni sabemos si llegará a Occidente.

 

La tormenta después de la calma

Nos situamos en la piel de Ao Hoshizaki, una chica normal que se dirige al instituto una mañana cualquiera cuando, de repente, ve un objeto extraño en el suelo y, al cogerlo, se ve transportada a un instituto que no es el suyo y que se encuentra en un escenario de lo más distópico. Allí se encuentra con Kokoro, Rena y Yuki, tres chicas que viven en este mundo y que no tienen recuerdos de su pasado o de quienes eran, ni siquiera saben si siempre han vivido en este mundo o, como Ao, han sido trasportadas a él.

Ao, que si conserva sus recuerdos, intenta entender que hace allí y como volver a su mundo, cuando, un día hablando con Kokoro, aparece un lugar extraño en el que, cuando entran, no solo encuentran nuevos recursos para su día a día, sino también una especie de monstruos que les atacan nada más verles. Es ahí cuando un ayudante virtual les dice que concentren sus sentimientos en sus anillos para transformarse en Reflectors y luchar contra ellos.

Mientras más avanzan en el misterioso lugar, Kokoro va recuperando sus recuerdos gracias a unos fragmentos que encuentran, lo que les hace pensar que el sitio está ligado a ella y que, si llegan al final, seguramente Kokoro recuerde quien es y como acabó allí. Esto le da esperanzas a Ao para volver a su mundo y al resto de chicas en saber que puede que sus recuerdos estén ahí fuera.

Una vez recuperados los recuerdos de Kokoro, ella se acuerda de una muy buena amiga suya, haciendo que esta amiga, de repente, aparezca delante de todas las chicas, de nuevo, con sus recuerdos perdidos. Esto hace que nuevas incógnitas surjan en las mentes de las chicas: ¿Qué es ese sitio? ¿Por qué las chicas llegan sus recuerdos pero Ao lo recuerda todo? ¿Qué relación tienen con las Reflectors?

Para responder a todas esas preguntas, todas tendrán que mirar hacia delante y explorar todo lo que puedan tanto el instituto como los lugares que vayan apareciendo.

 

Un lavado de mecánicas

La evolución que tiene Blue Reflection: Second Light con respecto a su predecesor es palpable desde el minuto uno en que empezamos a jugar, y eso se siente también en sus mecánicas, que lo han convertido en un juego digno de la época en la que estamos, y se nota que han metido muchas mejoras que ya vienen de Atelier Ryza 2.

Yendo paso por paso, hablaremos primero de los cambios en la batallas, pasando de un sistema estricto de turnos a un sistema en tiempo real donde la batalla no nos va a esperar, por lo que tenemos que ser lo suficientemente ágiles para derrotar a los enemigos. Tendremos, de nuevo, una formación de tres personas, con la posibilidad de tener a una cuarta como apoyo que, en principio, no luchará pero tendrá un círculo que, al llenarse, hará que se activen unas habilidades de apoyo que podremos configurar en el menú. Este personaje también podrá usar objetos o cambiarse por alguno de los personajes en la formación y así lo queremos.

Podremos ver mientras luchamos una barra en la parte de abajo de la pantalla que nos indica una serie de tramos en múltiplos de 1000 que indica nuestro nivel de éter, cuando lleguemos a 1000 se nos dará la opción de pulsar un botón para elegir una habilidad, si no lo hacemos, simplemente no atacaremos y el enemigo acabará por matarnos puesto que ellos no se paran, salvo cuando estamos en el selector de habilidades. Podemos decidir elegir las habilidades solo del personaje central y poner a los otros dos en automático o poner a los tres en manual para controlar aún más el flujo del combate. Empezaremos en un nivel de equipamiento 1 hasta que nuestro nivel de éter aumente, en ese momento nuestro equipamiento subirá de nivel hasta llegar al nivel 3, donde las chicas se transformarán completamente y desbloquearemos habilidades dependiendo del nivel. El nivel de éter subirá mientras usamos habilidades, y con cada nivel la barra avanzará más deprisa.

Para optimizar más aún las batallas, podremos usar objetos para curarnos, infligir daño, etc, además, aunque no podemos cambiar las armas ni el equipamiento, podremos equipar a cada una de las chicas con unos objetos llamados fragmentos, que podremos ir desbloqueando de diferentes maneras y que nos otorgarán diferentes efectos. En principio cada una tendrá tres espacios para fragmentos y existen fragmentos que ocupen 1, 2 o incluso 3 espacios, pero, mejorando sus talentos, podremos obtener más espacios.

Los talentos podremos obtenerlos consiguiendo TP (Talent Points), que nos los darán al completas misiones secundarias de las chicas. Estos talentos nos servirán para obtener nuevas habilidades de combate, espacio de fragmentos, subidas de estadísticas e incluso efectos para el crafteo de objetos, que os explicaremos a continuación.

A diferencia del primer juego, en esta entrega no encontraremos directamente objetos para curarnos, etc, en las mazmorras, sino que encontraremos materiales que nos servirán para crear objetos en el instituto, cuyas recetas se irán desbloqueando como parte de la historia y encontrándolas en las mazmorras.

Sin salir del todo de las batallas, también tendremos un tipo de batalla que veremos en los jefes de escenario, y es que puede ser que llegado el momento tu combate se transforme en un uno contra uno, dándote la oportunidad de usar cuatro comandos, uno por botón, para poder quitar toda la vida posible al enemigo, pero también puede hacer que el personaje que esté en la batalla sufra un gran daño si no lo hacemos bien.

En general las batallas son divertidas y el tipo de combate se hace bastante ameno, menos cuando estás en una mazmorra y te encuentras a 15 enemigos casi iguales, que son los más normales, y acabas bastante cansado de lo repetitivo de estas batallas, puesto que siempre son débiles a los mismos ataques, y acabas por formar una serie de comandos rápidos en tu cabeza para acabar con ellos. Eso si, las batallas de jefe son un reto más que decente que no superarás a no ser que lleves buen nivel.

Pasando a la vida en el instituto, a parte del crafteo de objetos del que hablábamos también podremos, llegado el momento, crear decoraciones e instalaciones para el propio instituto, las cuales nos pedirán las chicas a modo de misión secundaria. A parte, estas decoraciones nos darán algunos efectos como un incremento en las estadísticas.

Cuando ganemos algo de confianza con las chicas podremos tener «citas», que consistirán en ir a localizaciones específicas del instituto acompañados de las chicas y ver una cinemática que hará las veces de visual novel y en la que tendremos que decidir cuando nos den opciones. Cuando acabemos las citas nos darán siempre un fragmento, por lo que merece la pena hacerlas no solo por conocer la historia de cada una sino también a modo práctico.

Por último hablaré de las misiones secundarias. Normalmente estas misiones nos las darán las chicas o en persona o a través del teléfono móvil que siempre llevamos en cima. Las misiones podrán ser de entrega de objetos o materiales, de crafteo de objetos o instalaciones para el instituto, de acabar con un número definido de un enemigo concreto o incluso de sigilo. Estas últimas son las únicas que me parecen terriblemente anodinas y pesadas, puesto que no tienen apenas gracia y puede fastidiarte la misión entera un mal movimiento del joystick.

Cuando completemos una misión, normalmente nos darán algún tipo de recompensa del estilo objetos, recetas para nuevos objetos, etc, pero también nos darán TP que son muy importantes para mejorar a las chicas en combate.

 

Nos volvemos a ver

Blue Reflection, en su primer título, ya tenía una estética de lo más bonita con un aire a los cuantos de hadas y las chicas mágicas más clásicas, pero este nuevo título lleva ese tipo de diseño a otro nivel gracias a las mejoras gráficas en los modelos 3D, 2D y los paisajes.

Esta mejora se hace aún más visible cuando vuelves a ver a personajes como Hinako, la protagonista del primer juego, o a Hiori, la protagonista de Blue Reflection Ray, porque si, aunque las historias son «independientes» y pueden jugarse sin haber tocado estos dos otros títulos, veremos a muchos personajes que vuelven de ellos y que vienen con un diseño más que mejorado de su versión original, algo que ya hacía falta para poder disfrutar al máximo de los diseños de Mel Kishida.

El diseño de los paisajes y las mazmorras también ha mejorado mucho, para empezar, las mazmorras tienen muchos más detalles y cambios que en el primer juego, que era siempre igual, ya que se adecuan al pasado de cada una de las chicas.

En cuanto a la música, no hay grandes sorpresas, como ya nos tiene acostumbrados Gust nos encontramos con una OST llena de vida y dinamismo que os encantará si os gustaron otras melodías de sus juegos, como la saga Atelier o el propio primer Blue Reflection. Aunque, a mi parecer el opening de este nuevo juego es mejor que el del primero por mucho.

 

En cuanto a las voces, la mayor parte del reparto ya lo conocemos al volver de los otros títulos de la franquicia, pero desde luego las nuevas incorporaciones no palidecen a su lado: Ao, nuestra nueva protagonista, llega con la voz de Kanako Yanagihara, una actriz que es más conocida por sus papeles en acción real y dramas que por sus papeles como actriz de voz pero que llega dando una fuerte personalidad a Ao. A Kokoro le pone voz Tomoyo Takayanagi, conocida por papeles como Hagumu Azumi en Magia Record o Akari Haeno en Re:Stage!, Yu Serizawa, cantante del grupo iRis, pone voz a Yuki, igual que lo hizo con personajes como Mirei en PriPara o Yumemi en Kakegurui. Por último, hablemos de la actriz que da vida a Rena, que es la voz de Junko en Zombieland Saga o de Will en la reciente Saihate no Paradin.

 

Conclusión

Blue Reflection: Second Light es una maravillosa secuela para lo que fue un primer juego un poco incompleto que, por suerte para todos los jugadores, ha pulido muchos de sus problemas en esta entrega que va a encantar tanto a fans de la franquicia como a nuevos jugadores.

Aunque la compañía explicó que el juego podía jugarse de manera independiente, sin haber tocado el primero o el anime, recomiendo muchísimo venir de haber jugado a su primera historia y visto su adaptación anime ya que, como he comentado durante el análisis, vamos a ver a personajes que vienen de estos títulos y, además, nos va a costar mucho menos entender ciertos conceptos si lo hacemos.

8
Recomendado
">
Sinopsis
Bajo un cielo azul y rodeada de aguas cristalinas, la luz del sol abrasa la piel de Ao Hoshizaki. La chica, mirando el escenario veraniego, parecía haberse adentrado en un mundo que la había dejado atrás. En un colegio perdido en la lejanía viven tres chicas que han perdido la memoria. Lo único que recuerdan es sus nombres. Ao, envuelta en confusión, empieza a llevar una curiosa vida en común con las otras chicas y buscar pistas sobre un posible método para volver a su mundo de origen. Un día, en este mundo donde el colegio está rodeado solo por agua, apareció un camino que lleva a nuevos lugares.
Pros
Personajes conocidos y por conocer bien construidos
Mejoras en la jugabilidad desde el primer título
Historias variadas e interesantes, tratando problemas reales
Diseño de paisajes y personajes increíble
Contras
Las misiones de sigilo pueden sacar de quicio
Las batallas ordinarias se hacen repetitivas con el tiempo
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X