[Análisis] Chrono Cross: The Radical Dreamers

Fecha de Lanzamiento
07/04/2022
Distribuidora
Square Enix
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
PlayStation 4
Uno de los mayores problemas que trajo consigo la octava generación de consolas (es decir, aquella integrada por PS4, Xbox One y Switch) fue la pérdida de la retrocompatibilidad y la aparición de los servicios en línea, que en parte amenazaban la aparición de un catálogo retro con el que poder acceder a los grandes clásicos del pasado. El recuperar obras del pasado para que perduren en el tiempo no es algo único de los videojuegos, y se ha visto como un problema serio en toda clase de medios: en el cine, por ejemplo, se ha dado la pérdida de un gran número de cintas que datan de los años de gestación de este arte debido a que no había una plataforma que ayudara a salvaguardar copias de cada obra. Todavía estamos a tiempo de cambiar esto en los videojuegos, y hay compañías que poco a poco recuperan sus juegos clásicos, dándoles o no al mismo tiempo ciertos cambios o novedades. Una de las compañías que más está destacando en este sentido es Square Enix, que a través de ports y remasterizaciones ha conseguido poner a disposición de cualquier jugador una buena parte de su catálogo clásico. Vale, quizá sus primeros juegos sean difíciles de encontrar, pero al menos aquellos comprendidos entre la década de los 90s y principios de los 2000 parecen estar a salvo de la ruina y el olvido. Y uno de los juegos que más se puede llegar a beneficiar de su regreso es, sin duda alguna, el título del que hoy os vengo a hablar: Chrono Cross.

Estoy seguro que más de uno de los que estéis leyendo esto habéis jugado a Chrono Trigger, la obra maestra de SNES que presentaba una aventura enorme que transcurría a través del espacio. Esta era la historia del universo, contada a través de los ojos de un joven salvador que reunía un atípico equipo con el fin de derrotar a Lavos, una criatura extraterrestre de enorme poder. Su enorme éxito dio paso a una de las mayores leyendas de la industria del videojuego, al tratarse de un título singular que había modificado por completo la forma de entender todo un género al mismo tiempo que avanzaba por completo la forma de contar historias a través de este medio. Un juego así debía tener secuela, pero… ¿Cómo alcanzar el nivel de un título que, básicamente, era perfecto en todo lo que hacía? La verdad que la misión era muy compleja, pero tras mucho dar vueltas a la cabeza en el año 2000 se lanzó Chrono Cross… Aunque no llegó a Europa. Sí, la historia de Serge y el resto de camaradas es una muy desconocida por los jugadores europeos, quienes hasta el momento no habían tenido la oportunidad de disfrutarla. Y gracias a esta remasterización ahora podemos conocerla de primera mano. Ojo, que el título viene acompañado, ya que trae consigo la visual novel Radical Dreamers: El Tesoro Perdido, que fue lanzada en 1996 para Satellaview y que servía como un puente entre Chrono Trigger y Chrono Cross. En pleno 2022 el universo Chrono se ha vuelto mucho más grande para los fans europeos, pero… ¿Merece la pena esta edición? ¿O trae consigo problemas que, con el tiempo que ha habido, deberían haberse solucionado? Y, bueno… ¿Es tan bueno el título como se dice? Todas estas preguntas tendrán su respuesta en el análisis completo, que podéis leer a continuación.

 

Caminando entre realidades

La historia de Chrono Cross nos pone en la piel de Serge, un joven chico que vive junto a su madre en la pacífica aldea de Arni. Tras pasar el día junto a Leena, su amiga de la infancia, una ola le arrastra y se desmaya. Al despertar todo es distinto: en su casa ya no vive su madre, y nadie parece reconocerle, ni siquiera Leena. Pronto descubre la verdad: Serge murió hace 10 años. Pero… ¿Cómo ha ocurrido esto? ¿Se encuentra en otra dimensión? Sin tiempo para pensar, Serge es atacado por un grupo de soldados que afirman haber hallado a un fantasma, pero por suerte nuestro protagonista es rescatado por una chica muy extravagante e intrépida, Kid. Juntos explorarán el mundo con el fin de descubrir la verdad y, de paso, salvar al mundo. A diferencia de lo visto en Chrono Trigger, lo interesante de la narrativa del título no es como tal su historia, si no la enorme cantidad de opciones y variantes que encontramos en esta: desde el primer momento nos encontraremos con la posibilidad de elegir la respuesta a cada pregunta, y hasta la decisión más sencilla puede desencadenar consecuencias únicas. Por poner un ejemplo que no suponga un spoiler: al inicio del título Kid nos propondrá ayudarnos, y podemos aceptar su ayuda o rechazarla. Si la rechazamos varias veces ella se irá, y no se incorporará a nuestro equipo hasta mucho más adelante… Aunque nos abrirá la posibilidad de incorporar a nuestro equipo a Leena. Las decisiones van mucho más allá de incorporar nuevos miembros a nuestro equipo: gracias a estas podremos acceder a ciertos diálogos, escenas, mazmorras y demás que hacen que no haya dos partidas iguales. Y esto, aunque puede romper bastante con la idea clásica de la narrativa en los JRPGs, me ha parecido sensacional. A fin de cuentas, se podría decir que estamos ante una versión mucho más completa y transparente de los sistemas vistos en la serie SaGa, suponiendo al mismo tiempo una renovación del género que lo aleja de cualquier otro título. Encontramos más de cuarenta personajes jugables, una cifra espectacular que, eso sí, asegura que deberemos completar el juego varias veces para controlar a todos los personajes. Se trata, sin duda alguna, de un juego muy completo y con un casting de personajes espectacular que presenta una historia profunda, interesante y cautivadora. De lo mejor que ofreció Square en la época, sin duda alguna.

Por otro lado en Radical Dreamers: El Tesoro Perdido se presenta una visual novel breve (pues en menos de 3 horas la habremos completado) pero muy interesante, que gustará especialmente a los más fanáticos de la franquicia, es decir, a aquellos interesados por conectar ambos títulos y por entender la serie Chrono como un universo interconectado. La historia nos pone, una vez más, en la piel de un grupo de ladrones y aventureros compuesto por Serge, Kid, y Magil, que como su nombre indica se trata de un joven mago enmascarado… Aunque estos no son exactamente los mismos personajes de Chrono Cross. La conexión es… compleja, pero muy interesante. Y las historias que se presentan en este título son muy interesantes y entretenidas, siendo un puente a nivel temático y narrativo entre Trigger y Cross que, la verdad, ningún fan se debería perder. 

 

¡Eligiendo los ataques adecuados según la probabilidad!

Pasando a la jugabilidad del título, nos encontramos ante un JRPG lineal que se caracteriza principalmente por la cantidad de mazmorras y ciudades que podemos explorar a través de sus mundos, contando con un diseño de niveles bastante intuitivo e interesante. Con esto quiero decir que incluso en la primera mazmorra podemos encontrar puzles creativos y que se alejan de los más comunes y clásicos del género. Las mazmorras del juego (con esto me refiero a las distintas secciones jugables en las que resolvemos acertijos, obtenemos objetos y luchamos contra los enemigos) me han resultado excepcionales, y mejoran lo visto en Chrono Trigger y en la mayoría de los títulos que Square de la generación de PS1, ya que aquí se ofrece un desafío más completo y adictivo. Es bueno que las mazmorras funcionen también, ya que hacen que el juego se sienta aún más rejugable (a juego con lo que comentaba antes de las decisiones y los miembros del equipo). Por otro lado, es conveniente destacar que el ritmo del juego es algo lento, muy en la línea de los juegos de la época. Se trata, sin lugar a dudas, de un título al que hay que dedicarle muchas horas y mucho empeño, pudiendo ser completado en unas 40 horas, al menos la primera partida. No es excesivamente complejo, aunque a los jugadores menos cercanos a este género quizá les pueda resultar algo más duro, especialmente en las primeras horas.

¿A qué se debe esto? Pues a que el sistema de combate y progresión de Chrono Cross es bastante peculiar, alejándose mucho de lo más clásico y común. Al contar con 45 personajes controlables, es comprensible que se haya eliminado el conocido sistema de subida de niveles, pues sería demasiado pesado el ir controlando y regulando el nivel de cada miembro conforme entran o salen del equipo. El sistema que se presenta es uno en el que se mejoran los atributos de forma aleatoria tras los combates, y solo tras los combates contra los jefes subimos el «nivel». Este sistema de progresión, aunque algo impreciso, permite asegurar la progresión de cada personaje de una forma rápida y directa, haciendo que las sesiones de subida de nivel sean muy breves y concisas. A la hora de luchar no contamos con un botón de ataque convencional, si no que podremos elegir entre tres tipos de ataques físicos: uno débil, uno medio y uno fuerte. Cada uno de estos cuenta con un porcentaje de acierto que variará según los golpes que hayamos dado: por poner un ejemplo, al inicio de nuestro turno podremos elegir uno de estos tres golpes, y mientras que el débil cuenta con un 88% de acierto, el medio cuenta con un 80% y el fuerte con un 65%. Al hacer cada uno de estos ataques se irá llenando una barra que nos impedirá abusar de los mismos ataques (los débiles la llenan poquito y los fuertes bastante, impidiendo que solo usemos ataques fuertes o medios) y nos permitirá hacer uso de las magias y las habilidades especiales. Estas se deben equipar desde el menú, y solo las podremos usar tras haber cargado nuestra vitalidad con los ataques convencionales. Vale, explicado así el sistema de combate suena realmente complejo, pero a la hora de la verdad es extremadamente simple. Os podrá gustar más o menos (personalmente, prefiero uno más convencional como el de Trigger), pero lo cierto es que acaba funcionando bastante bien. Es de esos sistemas que pueden asustar pero que acaban enganchando, y se plantea como uno de los experimentos exitosos de la Square de la época.

 

Un apartado visual atrapado en el tiempo

Pasando a hablar del aspecto visual de Chrono Cross: The Radical Dreamers, encontramos un trabajo de remasterización muy trabajado que se refleja en el genial retoque de los modelos, las animaciones y los fondos. Creo que los modelados de los personajes son los que mejor salen parados, ya que se ven muy nítidos y mejoran mucho lo que se veía en el título original. Por supuesto, se ha mejorado la resolución para adaptarlo a las televisiones modernas, y el trabajo realizado en este sentido es formidable, ofreciendo diversos tipos de resolución perfectos para cualquier clase de jugador. Las ilustraciones también se han trabajado más, y alcanzan un gran nivel, siendo indudablemente lo mejor del título. De hecho, las ilustraciones originales tenían algo que, de primeras, no me terminaban de convencer, pero con el trabajo realizado en este port ha cambiado por completo mi percepción de estas. Se han añadido, además, pequeñas ideas que me han gustado mucho, como la posibilidad de cambiar la fuente de letras (algo que en los Pixel Remaster de Final Fantasy se echaba muy en falta). Eso sí, he de destacar dos problemas cuya aparición no termino de entender: los videos cuentan con la resolución original, viéndose en un nivel de calidad algo pobre… Y el juego cuenta con unas caídas de frames bastante acentuadas y constantes, algo incomprensible teniendo en cuenta que se trata de un título de PS1. Y esto no es algo único de la versión de PS4, ya que se ha comprobado que ocurre en el resto de versiones. Esperemos que, parche mediante, arreglen estos problemas, porque la verdad es que el resto de elementos técnicos y gráficos funcionan muy bien.

Por último, cabe destacar que el juego es una absoluta delicia en lo referente al apartado musical, ya que nos encontramos ante una serie de composiciones hermosas y espectaculares, que a ratos utilizan elementos de la BSO de Chrono Trigger para evocar nostalgia y unir ambos juegos, lo que funciona a la perfección. Además, se ha mejorado la calidad de sonido del juego, lo que permite disfrutar aún más de sus maravillosos temas.

 

Conclusión: El retorno del rey

Chrono Cross: The Radical Dreamers se trata de una genial remasterización de uno de los principales tapados de la generación de PS1, al menos en nuestro continente (ya que el título cosechó un gran éxito entre crítica y público en el resto del mundo). Se trata del regreso de un clásico que pasa a estar disponible para toda una nueva generación, y además con una traducción realmente buena al español. A simple vista, todo son ventajas: las mejoras gráficas son notables, se incluye el juego Radical Dreamers, hay opciones para activar o desactivar los combates, acelerar o enlentecer el juego… Sin embargo, no todo es perfecto, y la verdad es que a nivel técnico hay mucho que mejorar, ya que no es normal que un juego de PS1 tenga tantas caídas en la actual generación de consolas. Si podemos obviar esto, no hay duda alguna de que estamos ante un gran título y una oportunidad que ningún jugador debería perderse. 

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
"Chrono Cross: The Radical Dreamers Edition" es una remasterización de "Chrono Cross". Los modelos en 3D se han actualizado en HD y se han añadido nuevas ilustraciones y todo tipo de funciones. ¡Además, el juego que sentó los cimientos de la historia, "Radical Dreamers – El tesoro prohibido", también está incluido en esta edición!
Pros
Se trata de un título atemporal, con una historia preciosa y explosiva
Se trata del punto medio ideal entre el RPG convencional y el experimental
Sus mejoras gráficas son evidentes, y se agradecen
La introducción de Radical Dreamers hace que esta edición merezca la pena
Contras
A pesar de las mejoras, a nivel técnico el título se resiente bastante
X