[Análisis] Fell Seal: Arbiter’s Mark

Fell Seal: Arbiter’s Mark es un juego de rol táctico por turnos que recuerda a grandes títulos del género como los clásicos de las sagas Fire Emblem o Final Fantasy Tactics, donde la estrategia a seguir en cada combate con las unidades de las que disponemos determinará el resultado del mismo.

6 Eyes Studio es el encargado de traer este proyecto a PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch. Aquí vamos a aprovechar para analizar dicho título en la consola híbrida de Nintendo.

Gran concepto narrativo que nos sumerge en una épica historia

Hace mucho tiempo una bestia conocida como Las Fauces atacó al mundo destrozando todo a su paso y dejando una tierra desolada. Unos pocos supervivientes decidieron plantarle cara y acabar con la amenaza, devolviendo la paz al mundo. Estos valientes fueron bautizados como los Inmortales y se les comenzó a venerar como si fuesen auténticos dioses. Con el paso del tiempo, se creó el Consejo Inmortal que albergaba a todos estos héroes y cuya misión consistía en mantener la paz y asegurarse de que no se volviera a generarse el caos y la destrucción que en el pasado destrozó al mundo.

Nuestra aventura comienza de la mano de Kyrie, una mediadora que forma parte del Consejo Inmortal. Los mediadores son combatientes de élite de diferentes especialidades (magos, mercenarios, caballeros, etc.) que ayudan a los grandes Inmortales a mantener la paz. Ahora, la región vuelve a encontrarse en peligro ya que Las Fauces amenaza con volver y acabar de nuevo con todo a su paso. Y aquí es donde entramos nosotros, que deberemos encontrar a un miembro de los Inmortales que sea capaz de enfrentarse a la bestia y poner fin al peligro.

Combate táctico por turnos

Como he comentado anteriormente, Fell Seal: Arbiter’s Mark viene siguiendo la estela de otros grandes títulos como Fire Emblem, por lo que su punto fuerte viene marcado por la estrategia a seguir en cada combate. Como en muchos títulos de esta índole, nada más empezar la historia tendremos la posibilidad de elegir el tipo de dificultad con el que queremos emprender nuestra aventura, si queremos disfrutar de una historia sin mucha complicación o, si por el contrario, buscamos un reto acorde a nuestra experiencia en este tipo de juegos.

Durante el combate, habrá que ir escogiendo las tropas que queramos utilizar en el combate, teniendo en cuenta el tipo de enemigo al que nos enfrentamos. Es importante tener un equipo equilibrado con combatientes de cuerpo a cuerpo y a distancia y algún que otro sanador que cure las heridas de los ataques enemigos.

Los combates se regirán por turnos, marcando en la parte superior de la pantalla el orden de ataque de todos los personajes que formarán parte de la contienda. De este modo, podremos planear nuestra estrategia para aniquilar al enemigo intentando sufrir el menor daño posible.

Dispondremos de 20 clases de héroes distintas, cada uno de ellos con unas habilidades especificas, por lo que tenemos un amplio abanico de posibilidades para crear el equipo que queramos en cada combate. Hay que remarcar que podemos tener hasta 6 combatientes en cada batalla. Para adquirir nuevos reclutas, deberemos acercarnos a la taberna para contratar los servicios de dichos mercenarios.

En la partida, iremos conociendo los entresijos de la historia y deberemos ir viajando por diferentes zonas de la región para poder así detener el peligro que la asola. Además de ir avanzando por el mapa y combatiendo con los enemigos que se interpongan en nuestro camino, podremos ir gestionando a nuestras tropas para mejorar y equiparnos con lo que vayamos consiguiendo en las tiendas, así como adquirir nuevas habilidades.

También tendremos la posibilidad de ir encontrando equipo y objetos en los diferentes escenarios, ya que en muchos de ellos habrá cofres que albergan tesoros muy útiles para afrontar nuestro periplo. Para poder hacernos con el botín tendremos que coger a una de nuestras unidades y acercarnos a dicho cofre para abrirlo. Sin embargo, habrá determinadas cajas que necesitarán de una habilidad especial para poder recoger el botín.

Por otra parte, habrá diferentes eventos que se irán desbloqueando en el mapa a medida que vayamos avanzando en nuestra aventura y que servirán para meternos un poco más en la historia del juego.

Apartado gráfico muy cuidado

El apartado artístico de Fell Seal: Arbiter’s Mark es una auténtica maravilla, y es que, el cuidado con el que se han creado los escenarios y los personajes es digno de mención.  Tendremos la posibilidad de ir personalizando la apariencia de cada una de las tropas, eligiendo entre ropajes, colores, accesorios y avatares de cada uno de ellos. Los escenarios cuentan con diferentes obstáculos que le confieren cierto realismo. El diseño, hecho a mano, cuenta con colores vivos que agradan a la vista del jugador.

Por poner alguna pega, comentar que algunos subtítulos son algo pequeños pudiendo dificultar su lectura, sobretodo en el modo portátil. En cuanto al apartado auditivo, contamos con una banda sonora que casa muy bien con el título, además de unos efectos de sonido bastante logrados y que acompañan de una manera fluida la acción del juego.

Conclusiones finales

Para todos aquellos a los que les guste el típico juego de rol por turnos, Fell Seal: Arbiter’s Mark es un juego muy recomendado, ya que en él podemos encontrar una buena historia que hará que el jugador se sumerja en ella y así poder discernir el futuro del Consejo Inmortal y de la región entera. Estamos ante un juego bastante entretenido que proporcionará al usuario muchísimas horas de diversión mientras disfruta de unos escenarios magníficos creados a mano.

He de reconocer que me lo he pasado muy bien analizando este juego y recomiendo encarecidamente a todos los fans del género que aproveche y adquieran Fell Seal: Arbiter’s Mark, ya que no les defraudará. Para aquellos que aún no lo conozcáis, os dejamos aquí el tráiler del anuncio de este título para Nintendo Switch.