[Análisis] Kingdom Hearts: Melody of Memory

[Análisis] Kingdom Hearts: Melody of Memory

Fecha de Lanzamiento
13/11/2020
Distribuidora
Koch Media
Plataformas
PlayStation 4, Nintendo Switch
Versión analizada
PlayStation 4
Por todos es sabido que la saga Kingdom Hearts es prolífica en todos sus sentidos, pero algunas de las iteraciones de la franquicia nos han sorprendido a todos. Kingdom Hearts Chain of Memories, por ejemplo, salió a la venta el año 2004 revolucionando la saga con su sistema de combate mediante naipes. En Nintendo DS tendríamos 358/2 days, con una jugabilidad más clásica pero enfocada al multijugador cooperativo. Y por último, en 2019, Kingdom Hearts VR Experience nos trasladaba a una experiencia más cinemática basada en el universo de la serie. Birth by Sleep y Dream Drom Dristance, por su parte, se centraron más en la vertiente clásica de rol y acción en tiempo real, actuando como eslabones medios en la cadena creada por las entregas principales. Y entonces, a principios de año, recibíamos Kingdom Hearts III, la última entrega del arco del Maestro Xehanort, entrega encargada de poner punto y final a todas las tramas abiertas hasta la fecha… o eso creíamos.

La verdad es que al terminar Kingdom Hearts III se cerraron muchísimos arcos, pero otros tantos permanecieron abiertos y nuevas incógnitas aparecieron para confundir a los fans. Por ello, desde Square consideraron necesario ampliar dichas respuestas, por lo que poco más tarde disfrutamos de las batallas más vibrantes de la saga en el DLC Re:Mind. Sin embargo, Re:Mind no hizo sino avivar la confusión de los fans, haciendo algunas revelaciones que cambiarían para siempre el futuro de la saga.

Es en esta vorágine de preguntas y con nuevos títulos de la franquicia ya anunciados, cuando salió a la luz la existencia de Kingdom Hearts: Melody of Memory. Y cuan grande fue la sorpresa de todos cuando se anunció que no se trataría de un juego de rol al uso, sino de un título musical.

 

Otra vuelta de tuerca

Kingdom Hearts: Melody of Memory actúa el 90% del tiempo como resumen de la franquicia. En el juego iremos visitando, por orden cronológico de la saga, distintos mundos y localizaciones a lo largo de toda la línea temporal de Kingdom Hearts. En cada uno de estos mundos escucharemos como mínimo una de las melodías que nos acompañaban en cada uno de los juegos, todas aderezadas por un adictivo minijuego rítmico. Además, contaremos con una narradora muy querida dentro de la saga, nada más y nada menos que Kairi. Sin embargo, eso no será todo.

Al principio, la narración de la historia, realizada desde el punto de vista de Kairi, puede resultar argumentalmente confusa, porque, ¿Qué hace Kairi contando la historia desde su punto de vista? ¿A quien se la cuenta? ¿Por qué? Todas estas preguntas van surgiendo a medida que se acerca el final de la aventura.

Y esto lleva a una gran conclusión: Kingdom Hearts: Melody of Memory puede actuar como un perfecto resumen para todos aquellos ajenos a la saga… pero también como un suculento añadido para todos los fanáticos de la misma. Y es que, en los compases finales de juego, Melody of Memory desata una tormenta de información que no solo afecta al final de KH III, sino que influirá profundamente en el futuro de la saga. Es por esto que no solo hay que tomar a este título como un filler lleno de música impresionante y jugabilidad adictiva, sino como una historia canon dentro de esta compleja franquicia. Ahí es nada.

Habrá gente que considere erróneo implementar en un juego de ritmo esta carga narrativa final tan trascendente para la saga, pero Kingdom Hearts ya nos tiene acostumbrados a estos vaivenes.

Algo que destacar es que, como ya he comentado, el juego repasa la totalidad de la saga. No solo viajamos a través de los mundos y canciones de las entregas principales, sino que todos los títulos de la franquicia hacen aparición en Melody of Memory. Esto servirá para rememorar la totalidad de la saga, haciendo de puente entre el finalizado arco de Xehanort y el futuro que aún está por llegar.

 

La melodía más cautivadora

En cuanto a su apartado jugable, Kingdom Hearts se enfrentaba a uno de los cambios más radicales que puede sufrir una saga; pasar de la acción y el rol a un juego rítmico. Y cumple con buena nota. En cada canción controlaremos a un grupo de tres personajes (aunque realmente eso es irrelevante) que irán corriendo de manera automática sobre un pentagrama. Durante cada una de las fases musicales nos aparecerán distintas combinaciones de botones que deberemos pulsar el ritmo de la música. Si fallamos perderemos vida, y cuando nuestra vida llegue a cero tendremos que volver a empezar el nivel. Por el contrario, si encadenamos aciertos mejoraremos nuestra puntuación, pudiendo subirla aún más si pulsamos cada nota en el momento exacto.

No obstante, el juego no se estanca en un único desarrollo de las canciones. Podremos desbloquear, en algunos temas concretos, niveles dinstintos dentro de la misma canción. Para ponerlo más claro mediante un ejemplo; en la canción “Sanctuary“, mítica melodía de la saga, podremos encontrar dos variantes distintas, un modo clásico que funcionará como os hemos contado hasta ahora, y un modo escenas, donde volaremos pulsando nuevos botones que no exigía el modo clásico, todo mientras disfrutamos de fondo de imágenes y cutscenes de la franquicia. Como colofón, algunas canciones podremos jugarlas en un modo “Batalla de jefe”, donde nos enfrentaremos a algunos de los enemigos más icónicos de todo Kingdom Hearts. Tampoco quiero engañaros, todos estos modos son variaciones del mismo sistema jugable, aunque cambian lo suficiente para sentir que hacemos algo distinto.

Asimismo, el juego es realmente accesible, contando con tres niveles de dificultad perfectamente equilibrados. Podremos afrontar las canciones en la dificultad que nosotros queramos, aunque en el modo historia algunos desafíos están limitados a ciertas dificultades. Y hablando de modo historia, este no será el único modo que encontremos en el juego. Podremos desbloquear un modo cooperativo local, un modo versus online (y contra la CPU), un modo teatro y, por supuesto, un modo selección de canciones. Todo esto nos permitirá alargar la vida útil de un juego ya extenso de por sí, enfrentándonos a otros jugadores para mejorar en el ranking global o jugando con nuestros amigos en canciones tan queridas como “Bajo el Mar“, “This is Halloween“, “Simple and Clean” o “El Ciclo de la Vida“. Un auténtico puntazo.

 

Una de las mejores bandas sonoras de la historia 

¿Y qué otra cosa podía decirse de la banda sonora de la saga Kingdom Hearts? La maestra Yoko Shimomura ha creado una obra completamente atemporal a lo largo de toda la saga, y en Melody of Memory tenemos toda esa grandeza recopilada en un único juego. Además, el juego cuenta con algunas pistas de las Piano Collections de la saga, canciones directamente sacadas de películas de Disney o míticas composiciones como “One Winged Angel“. Utada Hikaru también vuelve en este título como no podía ser de otra forma y tendremos a nuestra entera disposición temas como “Dearly Beloved“, “Sanctuary“, “Simple and Clean” o “Don’t Think Twice“. Todo un despliegue de sentimientos, calidad musical y recuerdos directos al corazón de los fans. Y no obstante, tengo una pega con la banda sonora del juego: se han incluido poquísimos temas de Kingdom Hearts III. Por lo demás, el apartado musical de este título es intachable, y pocos podréis encontrar más completos, únicos y geniales.

La pega llega, sin embargo, en el apartado gráfico del juego. Supongo que por motivos de optimización, en Square han decidido no utilizar los modelados y escenarios ultradetallados de Kingdom Hearts III, y lo que veremos en todo momento serán los utilizados en los remasters y remakes de la franquicia. Esto se antoja un poco vago, pues con los modelos, las partículas y los detalles de KH III, sumados al sistema de gameplay de Melody of Memory y a la sublime banda sonora de la saga, estaríamos ante un espectáculo audiovisual digno de cualquier jugador. Ese pasito extra en el apartado visual habría hecho de este juego algo que recordar. De todas maneras, no penséis que el juego se ve feo, todo lo contrario, seguimos estando ante un producto bonito, colorido y preciosista, pero no llega a los niveles de grandeza que ya alcanzó la saga en Kingdom Hearts III.

 

Conclusión

Kingdom Hearts: Melody of Memory es una experiencia totalmente recomendable para cualquier fan de la saga. Si te gustan los juegos de ritmo, a poco que la franquicia te haya llamado la atención, también te lo recomendaría sin dudarlo. Estamos, como ya he comentado, ante una recopilación de algunas de las bandas sonoras más impresionantes de la historia de los videojuegos, todas ellas disfrutables con un adictivo sistema de juego. Además, el título es accesible incluso para las personas que no están acostumbradas a los juegos de ritmo, hasta para las que no están acostumbradas a los videojuegos en general, por lo que no deja de ser una opción muy recomendable para todo tipo de personas.

Se echan de menos temas de Kingdom Hearts III y el apartado gráfico tampoco está a la altura de la última entrega de la saga, dos cosas con las que Melody of Memory habría sido un auténtico must. No obstante, y como suele pasar en este tipo de juegos, siempre lo disfrutarás a otro nivel si eres fan acérrimo de la franquicia. Un juego divertido, desafiante a distintos niveles y que puede llegar a tocarte el corazón. Toda una sorpresa.

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
Sumérgete en el mar de los recuerdos de Kairi en Kingdom Hearts: Melody of Memory y explora, en este divertido juego musical, la impresionante banda sonora de una de las sagas más queridas del mundo de los videojuegos. Melody of Memory no solo es un perfecto resumen de la franquicia al completo, sino que sirve para sentar las bases de un futuro que podría estar más cerca de lo que pensamos. Un título que nos sorprende por su rápida y adictiva jugabilidad, y que se ajusta de manera perfecta a cada jugador gracias a sus niveles de dificultad. Disfrutad del espectáculo.
Pros
Jugabilidad ligera, adictiva y divertida
Muy accesible gracias a su sistema de niveles de dificultad
Una recopilación de una de las bandas sonoras más aclamadas del mundo de los videojuegos
Contras
Su apartado gráfico se queda corto, utilizando los modelados y escenarios de remasters pasados
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X