[Análisis] ‘Shovel Knight: Pocket Dungeon’ (PC)

[Análisis] Shovel Knight: Pocket Dungeon

Fecha de Lanzamiento
13/12/2021
Distribuidora
Yacht Club Games
Plataformas
PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Steam
Uno de los mayores éxitos en la historia de los videojuegos independientes es, sin lugar a dudas, Shovel Knight, un pequeño gran título de aventuras y acción con una curva de dificultad endiablada y un cariño sin precedentes. Aclamado por la crítica y por el público, el nivel de calidad alcanzado por Yacht Club Games se vio recompensado al ver como su primer título se volvía todo un éxito, permitiendo el desarrollo de secuelas y colocando a su protagonista, el entrañable y valiente Shovel Knight, a aparecer en otros juegos de la talla de Super Smash Bros. Ultimate, además de obtener su propia línea de figuras amiibo, algo que ningún otro título indie había visto hasta el momento (y que casi no se ha vuelto a dar el caso). Shovel Knight caló hondo y demostró que este joven estudio estaba plagado de grandes ideas y de muchas ganas de hacer y presentar buenos títulos, lo que derivó en que la compañía decidiera expandirse y apuntarse al mundillo de la publicación de títulos, apoyando a otros estudios indie en el lanzamiento de sus propios juegos a la hora de distribuirlos o financiarlos. Gracias al caballero de la pala y su carismático plantel de personajes, lo que en un principio era un pequeñísimo estudio que requería de una financiación crowfunding para poder lanzar su primer juego ahora se ha convertido en un estudio formal capaz de ayudar a otros equipos con sus proyectos.

Ya os hablé en su momento de uno de los primeros títulos que la empresa ayudó a distribuir y financiar, el maravilloso Cyber Shadow (cuyo análisis podéis leer pulsando aquí), un interesantísimo título de plataformas y acción que, mediante su estética ochentera, traía de vuelta lo mejor de los juegos de acción de la década de los noventa, y ahora me toca hablar no solo del nuevo título que distribuyen si no que, además, se trata de un spin-off de su franquicia principal. Hablamos, por supuesto de Shovel Knight: Pocket Dungeon, un pequeño y curioso título desarrollado por el estudio VINE (no confundir con la ya enterrada red social de micro videos) que mezcla lo mejor del género de puzles y del género roguelite, para presentar así una aventura corta pero intensa que se aleja bastante del título en el que se basa. ¿Queréis conocer qué tal ha salido este enigmático experimento? ¿Y queréis saber si gustará o no a los fans del universo Shovel Knight? Pues no demos más rodeos… ¡Y respondamos a estas dudas en el análisis completo, que podéis leer a continuación!

 

¡De casilla en casilla, pasando por lugares ya conocidos!

Shovel Knight: Pocket Dungeon se plantea desde el primer momento como un título de puzles minimalista que busca, ante todo, entretener, esté el jugador solo o con amigos. Esto se ve claro ante la variedad de modos de juego que tiene el título, una selección en la que destacan especialmente el modo Aventura y el modo Enfrentamiento. Por un lado, el modo Aventura plantea un interesante y breve (pero muy intenso) recorrido en el que deberemos completar los niveles en orden mientras obtenemos mejoras y derrotamos ciertos jefes, aunque si somos eliminados o se llena la pantalla volveremos a la casilla de salida, por lo que la clave está en repetir constantemente y mejorar hasta lograr completar una partida. Por otro lado, el modo Enfrentamiento permite realizar combates intensos contra la CPU o contra otro jugador en el que la clave estará en ser el último jugador en llenar la pantalla de bloques, siendo el objetivo eliminar cuantos bloques o enemigos aparezcan en nuestra pantalla. Ambos modos me han parecido maravillosos y realmente adictivos, presentando una vuelta de tuerca al género de la que os hablaré más en profundidad en el siguiente apartado. Sin embargo, siento que la cantidad de modos de juego disponibles está muy limitada, pues más allá de esto encontramos Hazañas, donde consultar todos los objetivos que hemos logrado en el juego (como desbloquear ciertos personajes, encontrar algunos secretos y tal); Diario, donde podremos enfrentarnos a un desafío cada día, contando así con distintos personajes en situaciones de lo más variadas; y Marcador, donde podremos consultar nuestra posición en el ranking mundial de jugadores. No encontramos más modos de juego, lo que me parece una oportunidad algo desaprovechada pues, a la hora de la verdad, el juego se siente algo escaso de contenido. Para que os hagáis una idea, completar el (complejo) modo Aventura puede llevar unas 4/5 horas de juego, todo ello según la suerte que tengáis a la hora de enfrentaros a ciertos niveles y de encontrar determinados objetos. Es una duración algo escasa para un roguelite, aunque lo bueno es que hay contenido desbloqueable para rato: objetos, personajes… Hay una gran cantidad de contenido extra oculto, lo que sí que me ha resultado bastante positivo.

Sorprendentemente, el juego sí que cuenta con un modo historia que expande de una forma agradable el lore de la franquicia, aunque la historia difícilmente se pueda considerar canon dentro de la franquicia, planteándose como un spin-off mucho más relajado y amigable que su entrega original. Así, un día cualquiera el descanso del bueno de Shovel Knight se ve alterado por un extraño accidente que hará que aterrice en la Mazmorra de Bolsillo, un complejo mundo que recrea y simplifica los distintos entornos que el caballero de la pala visitó durante su primera aventura. Aturdido, este es rescatado por Puzle Knight, un misterioso ente que le explica la situación y le pide que le ayude a destapar la verdad sobre este extraño ser. Así, Shovel Knight, junto con la ayuda de el ser antes citado y de otros entrañables personajes secundarios, parte a la aventura para descubrir la verdad y escapar de este lugar. Por el camino irá encontrando a algunos de sus antiguos adversarios, quienes se unirán a su aventura tras ser derrotados. Como podéis observar, nos encontramos ante una historia que sigue la línea épica del juego original aunque algo más simplificada, ofreciendo un desafío simple pero entretenido. No encontraréis grandes giros de guion ni enormes misterios dentro de este juego, pues la historia no deja de ser una excusa narrativa para poner en contexto al jugador, pero me ha resultado muy divertido regresar a este maravilloso universo y volver a encontrarme con este plantel de personajes tan variado y cuidado. Los personajes nuevos se sienten como clásicos de la franquicia desde el minuto 1, pareciéndome adiciones interesantísimas a la franquicia, y los veteranos están representados a la perfección. En resumidas cuentas, no estamos ante una historia extensa ni de las que enganchan, pero cumple con su cometido y es divertida. 

 

¡A palazo limpio!

A nivel jugable Shovel Knight: Pocket Dungeon plantea un concepto muy divertido e interesante: mezclar los juegos de puzles con la acción y desarrollo de los roguelites, planteando así lo más cercano a un juego de puzles de acción que he visto en mucho tiempo. Así, en cada pantalla deberemos mover a nuestro personajes mientras van cayendo bloques y enemigos, y el objetivo será romper los bloques y derrotar a los enemigos para que la pantalla no se llene mientras que esperamos a que aparezca la puerta de victoria. Mientras tanto, podrán aparecer hasta tres cofres que se podrán abrir con las llaves, objetos que irán apareciendo de vez en cuando por la pantalla. También podremos acceder, ya sea a través de ciertos cofres o al romper ciertos bloques, a pantallas extra que nos permitirán obtener joyas (la moneda de este juego) o acceder a tiendas en las que podremos encontrar mejoras que nos ayudarán significativamente para seguir completando pantallas. Si la pantalla se llena (o morimos en el modo de juego roguelite, donde solo tenemos una vida) volveremos al lobby en el que, además de poder interactuar con los personajes secundarios, cambiar de personajes y cambiar de traje, podremos desbloquear ciertos secretos y conseguir más mejoras para las siguientes partidas. La clave está, por tanto, en avanzar y lograr partidas más y más perfectas, repitiendo todos los niveles a la perfección. Esto podría sonar algo repetitivo, y aunque sí que puede acabar sintiéndose un poco así, por suerte el sistema de juego es tan divertido e interesante que tardará mucho en sentirse repetitivo y aburrido. El diseño es sencillo y original, y se pilla realmente rápido, por lo que es perfecto para todos los tipos de jugadores. Es, en resumidas cuentas, un sistema fácil de aprender y difícil de manejar a la perfección, pues no nos encontramos precisamente ante un juego sencillo: cada pantalla, desde la primera hasta la última, suponen duros desafíos en los que deberemos aprovechar la máximo nuestros reflejos y nuestra habilidad con el mando o el teclado. 

Todo esto que os he comentado representa el modo Aventura, del que ya os hablé antes. Pero, ¿Qué hay del modo Enfrentamiento? Como ya os comenté, este modo nos permite enfrentarnos a la CPU o a un jugador extra, en duelos 1 vs 1 donde el que elimine más bloques y más enemigos sin sufrir daño llevará la ventaja. Ambos parten de pantallas similares con los mismos tipos de enemigos, y quien avance más rápido irá cambiando antes de pantalla. Son enfrentamientos justos y extremadamente divertidos con los que la diversión está asegurada, aunque me habría gustado que se hubiera incorporado una mayor variedad de escenarios o de situaciones, pues esto está bastante limitado. Más allá de esto, defiendo lo dicho hasta el momento: el juego es muy divertido y propone una jugabilidad única y muy original, aunque como roguelite se puede sentir algo simple. Sus dos modos de juego funcionan a las mil maravillas, y son perfectos para toda clase de jugadores. 

 

Un apartado artístico más sencillo y pixelado

A nivel artístico el juego apuesta por un estilo similar al del título original pero con unos diseños más simplificados y cabezones, lo que encaja a la perfección en este tipo de juego pues los distintos personajes y enemigos destacan más en pantalla junto a los bloques. Me ha gustado bastante su estilo artístico, muy llamativo y vistoso, que aprovecha a la perfección el uso del color al diferenciar perfectamente los distintos elementos en pantalla (algo clave dentro de los juegos de este género). En general es un juego que aprovecha muy bien el estilo pixel-art del que hace gala, y presenta unos diseños de personajes (tanto originales como renovados) realmente buenos y detallados. A nivel técnico no he encontrado problema alguno, el juego está muy bien optimizado en PC y corre a la perfección, sin ningún tipo de bajón que rompa el ritmo de las partidas.

Por último, a nivel sonoro es una genialidad al presentar unos remixes muy buenos de los temas del título original, mezclados con temas creados para la ocasión que mantienen el nivel a la perfección. Como ya viene siendo costumbre, desde Yacht Club Games y VINE nos presentan una banda sonora excepcional repleta de temas maravillosos y frenéticos, que harán que queráis seguir escuchando la banda sonora incluso mientras no jugáis. Los efectos de sonido también mantienen el nivel, estando colocados a la perfección y representando a la perfección el genial trabajo de sonido realizado en esta entrega.

 

Conclusión: Un regreso divertido y muy distinto, cargado de más luces que sombras

Shovel Knight: Pocket Dungeon se trata de un título muy divertido y original que une lo mejor de dos mundos: el roguelite y los puzles. Es, ante todo, una propuesta única que gustará tanto a los amantes del universo Shovel Knight como a los jugadores de ambos géneros, y su planteamiento hace que sea disfrutable por toda clase de jugadores. Sin embargo, el juego peca de tener un número muy reducido de modos de juego y una historia simple, pudiendo dar más de si. Por ello, considero que es un juego muy recomendable pero que podría haber sido aún mejor. Sea como sea, si os interesa no os lo penséis dos veces: dadle una oportunidad, y descubriréis lo genial que es el universo del caballero de la pala y sus amigos (y enemigos).

7.5
Recomendado
">
Sinopsis
¡Adéntrate con Shovel Knight en las profundidades de la Mazmorra de Bolsillo, en una mezcla sin igual de aventura, puzles y acción! Únete al misterioso guía Puzzle Knight mientras te abres paso a palazos entre las miríadas de enemigos, consigues equipo nuevo y te enfrentas tanto a jefes ya conocidos como a nuevas incorporaciones.
Pros
Jugabilidad frenética, adictiva y muy original
A nivel artístico y sonoro es impecable
Su aspecto roguelite le sienta como un guante...
Contras
... Aunque hay una clara ausencia de opciones y extras jugables
Faltan más modos de juego
X