[Análisis] ‘Tesla Force’

[Análisis] Tesla Force

Fecha de Lanzamiento
19/11/20
Distribuidora
10tons Ltd.
Plataformas
PC
Versión Analizada
Steam
¿Os habéis planteado alguna vez qué pasaría si Cthulhu, el mitológico y casi impronunciable ser originario de la literatura de H.P. Lovecraft, llegara a la tierra? ¿Quién la defendería? Esta pregunta ya fue planteada y respondida por el estudio indie 10tons Ltd. hace unos cuantos años, cuando desarrollaron y lanzaron en PC el título Tesla Vs Lovecraft, un macarra y entretenido título de acción con vista cenital en el que el jugador debía ponerse en la piel del conocidísimo científico croata para acabar con las hordas y hordas de demonios y seres sobrenaturales. Y sí, es tan loco como suena.

El título tuvo un éxito moderado, siendo uno de los juegos del estudio que más ha triunfado hasta la fecha, lo que acabó asegurando una secuela. Y como os podréis imaginar, esta se trata del título que hoy analizo, Tesla Force, que busca superar al juego anterior y alzarse como una buena propuesta de acción. Con una mayor variedad de modos, personajes y armas, ¿se trata de un buen título? ¿Es mejor que el juego anterior? ¿Y qué otros científicos se unen en esta ocasión a Tesla? Todo esto, y mucho más, en el análisis que podéis leer a continuación.

 

¿Amigo o enemigo?

De la misma forma que el argumento de Tesla Vs Lovecraft sorprendía por lo loca, absurda y genial que era su propuesta, en Tesla Force se nos presenta una historia a la altura, en la que los monstruos comandados por el mismísimo Cthulhu atacarán la tierra y la defensa de la misma estará a manos de un grupo de intelectuales de la época, entre los que se encuentran Tesla, Marie Curie, Mary Shelley… Y el propio Lovecraft, que tendrá que luchar contra su propia creación. Y a pesar de que el argumento no tiene un peso muy importante dentro del juego en sí (es mejor la premisa que la historia en sí, para que nos vamos a engañar), lo cierto es que es tan loco y propio del cine de serie B como lo era el del juego anterior. Y personalmente agradezco que hayan seguido por esa línea, ya que le da una personalidad única tanto al juego como a la saga. Aunque quizá no habría estado mal que añadiera más novedades, ya que a nivel de trama se siente bastante continuista.

Sobre la historia, como ya he mencionado antes, no es que sea tampoco para tirar cohetes. Es simpática, sirve como un divertido aliciente a la sección jugable, pero se nota mucho que el foco estaba puesto en otros apartados y acaba quedándose como algo muy escaso y secundario. Y no lo veo como algo muy negativo, ya que el interés del juego se encuentra más en aspectos tales como la jugabilidad, simplemente creo que se podría haber desarrollado algo más. Hay potencial, pero no ha sido muy desarrollado.

 

¿Pistola, gatling, o lanza de rayos?

A nivel jugable Tesla Force se presenta como un twin-stick shooter con elementos propios del género roguelite. Así, en cada partida deberemos completar distintas pantallas para poder avanzar, y cada una de estas contará con distintos objetivos (aunque lo cierto es que la variedad de estos es bastante pequeña) que al completarlas nos darán acceso a mejoras temporales tales como aplicar efecto fuego a algunas balas o ciertas bonificaciones de salud, por poner algunos ejemplos. ¿Qué podemos hacer en cada una de estas secciones jugables? Pues más allá de disparar a cientos y cientos de enemigos, conseguir ciertos objetos y cambiar de arma, poca cosa. No nos encontramos ante un juego muy variado, presentando una base jugable que puede gustar a aquellos amantes del género pero que se queda algo corta al compararlo con otros títulos similares. Si os gusta disparar y acabar con muchos enemigos como si no hubiera un mañana quizá os convenza a nivel jugable, pero si no… Quizá no sea vuestro juego. Como punto positivo, destacar la posibilidad de jugar con hasta cuatro amigos en cooperativo, lo que le añade mucha rejugabilidad e interés al juego, sin duda lo hace mucho más entretenido.

El juego incluye una serie de novedades y elementos únicos que son bastante interesantes, y algunos funcionan muy bien y otros no tanto. Por ejemplo, me ha convencido mucho la mecánica del mecha (sí, se que ya estaba en el anterior juego, pero me parece una inclusión muy buena), ya que a lo largo de cada nivel podremos movernos para conseguir piezas de una armadura de combate y al conseguirlas todas podremos montarnos en este y arrasar como nunca con los enemigos, disparando mucho más que antes. Sin embargo, la mecánica del reloj, que hace que cada cierto tiempo se intensifique el número de enemigos, la he visto algo mal llevada a pesar de lo curiosa que es sobre el papel. Y es que añade una mayor dificultad a un juego que ya de base no es nada sencillo de completar, siendo un roguelite duro en el que la vida baja más rápido que el contador de balas. La escasa duración del título (puede ser completado perfectamente en unas 3-4 horas) se ve algo alargada debido a la dificultad, lo que no es malo ya que es algo a lo que estamos acostumbrados en este género, pero no es tan enriquecedor como otras propuestas roguelite, no impacta tanto debido en parte a esa falta de mejoras significativas. Contamos con un buen número de armas y mejoras, pero no se siente que haya muchas diferencias entre unas y otras, simplemente tienen efectos visuales y sonoros distintos y alguna cosa más. Básicamente, es un roguelite decente pero que acaba sintiéndose algo sencillo y repetitivo.

 

El poder de la ciencia

A nivel visual el título no es que destaque mucho, la verdad. El apartado gráfico está bien, no ha habido mucha mejora con respecto al título anterior y seguimos encontrando esa estética lúgubre tan destacada y característica. Los escenarios no están mal, aunque de nuevo pecan de ser bastante sosos y repetitivos, no os miento si os digo que en alguna ocasión he llegado a pensar que dos fases distintas ocurrían en el mismo sitio. Lo que sí me ha gustado más ha sido el apartado artístico, los diseños del juego están bastante mejor que los de la entrega original y casan a la perfección con la estética y el tono del título.

En cuanto al apartado sonoro, la BSO es bastante cañera y disfrutable, y es que a pesar de que se repite mucho a lo largo del juego lo cierto es que no se siente tan pesada como cabría esperar. Os recomiendo escucharla ya que ha sido de lo que más he disfrutado del título. Eso sí, he echado muy en falta algún tipo de actuación de voz, las escenas me han resultado muy frías debido a la falta de voces.

 

Conclusión: Bien, y poco más

Tesla Force se alza como una secuela digna aunque poco ambiciosa de Tesla Vs Lovecraft, un curioso título shooter y roguelite que destaca más por su propuesta que por su jugabilidad, historia o apartado gráfico. Creo que gustará especialmente a los amantes de los roguelite, aunque como ya dije antes, si no os gusta el género… Ni os acerquéis. No es mal título, simplemente va a lo que va y es sincero con lo que ofrece, aunque creo que algo de ambición no le habría venido nada mal…

6.5
Aceptable
">
Sinopsis
¡Desata el superpoder de la ciencia, carga tus bobinas y entra en acción! Tesla Force es un shooter con vista cenital roguelike con una jugabilidad generada automáticamente sin límites para que revientes tentáculos a gusto.
Pros
Como roguelite y shooter cumple
Los diseños son bastante buenos
A nivel musical el juego destaca especialmente
Contras
Es repetitivo hasta decir basta
Es muy continuista con respecto al juego anterior, no aporta muchas novedades
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X