[Análisis] The Dwarves

The Dwarves está basado en una popular serie de novelas de fantasía del mismo nombre, que han nacido de mano del autor alemán Markus Heitz. Ahora el desarrollador King Art Games, ha asumido la propiedad para embarcarse en la esforzada tarea de crear un título RPG, mientras que THQ Nordic se ha encargado de la edición de este, y los compañeros de Badland Games se han ocupado de traerlo hasta España.

Este lanzamiento fue financiado en Kickstarter en otoño de 2015, y fue lanzado un año después después de recaudar más de 310,000 dolares. Aunque la adaptación del juego no es perfecta, está bastante bien llevada y por tanto las probabilidades de ver el día de mañana una secuela en el mercado son reales, más si tenemos en cuenta que hay varios libros más de los que pueden extraer algún material.

HISTORIA

Al comienzo de la aventura nos pondremos en el rol de un enano huérfano llamado Tungdil, que ha sido criado por magos humanos, de hecho, aunque nuestro protagonista no se lleva demasiado bien con la magia y con la mayoría de magos, ha desarrollado un intereses por el mundo académico y estudioso, algo poco habitual para un enano, pero aún así sigue siendo bastante diestro con la forja.

Nuestra verdadera historia comienza tras el asesinato de algunos de los magos más importantes, encargados de mantener el equilibrio y alejar al mal, sumiéndose la tierra en un absoluto caos. Es entonces cuando Tungdil tiene ante si la tarea de recuperar un misterioso artefacto, lo que le obliga a aventurarse en las extensas tierras de Girdlegard con el fin de encontrar el artilugio en cuestión antes de que sea demasiado tarde.

Durante su viaje, conocerá a otros personajes la mar de interesantes que se convertirán en sus compañeros. Sirva como ejemplo el caso de los divertidos gemelos, Boindil y Boendal. También conocerá personajes de otras razas, como puede ser el caso de los elfos, con los cuales mantiene un reunión difícil de olvidar.

JUGABILIDAD

Que no os engañe su estética suave, el juego está absolutamente inundado de violencia, decapitaciones, desmembramientos, y toda clase de maldades similares que suceden durante sus aproximadamente quince horas de duración. The Dwarves se divide en dos secciones diferentes; Por un lado tenemos el mapa del mundo, en el cual nos podemos mover de un lugar a otro, o, una vez que hayamos elegido una zona a la que poder acceder, exploraremos el medio ambiente junto a nuestros compañeros de equipo, interactuando con la gente que encontremos, y generalmente golpeando cualquier monstruo hostil que se ponga delante de nosotros.

EL MAPA

Detallando un poco más, tanto nuestro personaje como los enemigos aparecen representados como figuras talladas de madera mientras se mueven alrededor del mapa en forma de turnos, al más puro estilo juego de mesa. En ciertas localizaciones se desencadenarán encuentros que pueden contribuir a la historia principal. En el caso de las tabernas y posadas, obtendremos un pequeño descanso para Tungdil y sus camaradas. Hay que tener presente que para viajar debemos hacer uso de nuestras provisiones.

Algo que me ha resultado bastante interesante es el dinamismo natural del propio mapa, porque a cada paso que tomamos para movernos en una dirección o realizar una acción, otras piezas en el mapa también se mueven, y gracias a esto pueden surgir diferentes eventos. Un ejemplo ilustrativo podría ser el caso de un grupo de bandidos, que podrían llegar a devastar un pueblo si lo alcanzan, pero si nosotros los interceptamos antes de que esto pase, no sólo los eliminaremos del mapa, sino que también podremos obtener experiencia extra y algún que otro botín.

Reunirse con otros personajes y hablar con ellos puede llevar a desencadenar misiones secundarias, y hay una buena cantidad de ellas. Un último apunte a considerar, es que mientras hablemos con otros personajes, se desplegarán ante nosotros varias opciones para dar una respuesta, y bueno… Simplemente os aconsejamos que tengáis cuidado a la hora de elegir.

LOS COMBATES

El juego se presenta desde una vista isométrica. Se pueden cambiar los ángulos de la cámara, pero a veces me pareció que los ángulos de la cámara se sentían un poco en desacuerdo con la jugabilidad. Creo que la opción de tener una vista en tercera persona podría haber ayudado al juego durante algunas batallas.

Una de las principales mecánicas de juego es la de alternar entre personajes durante el combate, algo que tendremos que aprender a dominar con celeridad, ya que la IA sólo es capaz de ejecutar ataques básicos. Es básico que intercambiemos golpes con frecuencia para poder realizar ataques especiales más fuertes que pueden salvarnos de más de una situación peliaguda, así que os aconsejamos que os acostumbréis pronto a ello. Algo muy importante y que debemos por tanto tener muy en cuenta, es que si alguno de los miembros del equipo cae en combate, entonces se acabo…

Disponemos de una función de pausa que nos permite congelar la acción y planificar nuestro próximo movimiento. Por desgracia, tratar de conseguir que todos los miembros del grupo hagan cosas diferentes cuando detenemos el combate, no se siente todo lo bien que debería, y más si tenemos en cuenta que no vamos a poder ser capaces de dirigir a nuestras unidades de un extremo del mapa a otro, sólo podemos moverlos en una pequeña porción de espacio que tengamos delante, lo que hace que mover a los personajes utilizando la función de pausa sea algo muy laborioso.

Las batallas se producen en una rápida sucesión, y los artículos de curación son difíciles de encontrar durante nuestra aventura, incluso en las modalidades más asequibles, y es que la desarrolladora del título no es conocida precisamente por la creación de juegos sencillos. Combatir enormes hordas de enemigos puede resultar un poco frustrante ya que, si no somos suficientemente cuidadosos, podemos caer fácilmente a manos de los contrarios. Por esta razón debéis aprovechar al máximo las habilidades de los personajes para escapar de grandes grupos, y poder así recuperar algo de vida. Algunos combates tienen objetivos como matar a un número determinado de enemigos o que liquidemos a un contrario en particular.

APARTADO TÉCNICO

Aunque bien es cierto que el sistema de combate en The Dwarves no está todo lo pulido que debería, no es este su mayor problema, sino más bien aquellos de naturaleza técnica que hacen que la experiencia se desvanezca. La primera de ellas es la IA de nuestros compañeros, que no parece estar demasiado bien trabajada, dado que no es para nada extraño encontrarlos tranquilamente observando la batalla o recibiendo golpes sin hacer mucho al respecto.

Otro es que visualmente hablando, el título no destaca en absoluto. Unas texturas con un bajo nivel de detalle, un framerate que muchas veces desciendo de los 30 fps, y algunos problemas de screen tearing. Aunque no todo son malas noticias, dado que el juego brilla en su apartado sonoro con una destacable banda sonora y una impresionante actuación de voz.

CONCLUSIÓN

The Dwarves tiene mucho que ofrecer: una historia fantástica y bien escrita, los personajes, una progresión no lineal y una banda sonora grandiosa. Dicho esto también es cierto que es difícil ignorar los fallos técnicos del título de los enanos, con problemas de screen tearing, un framerate pobre, tiempos de carga largos y una IA dispersa y poco elaborada. De igual forma creo que The Dwarves, tiene una especie de encanto especial que cuando se suma con sus otras cualidades, hace de este un juego a tener en cuenta para los fans del género RPG.

X