[Análisis] The Liar Princess and the Blind Prince

0 Flares 0 Flares ×

Vivimos en un momento de lanzamientos constantes en la industria, una sobreexplotación con títulos saliendo al mercado a tal velocidad que apenas hemos tenido tiempo de terminar el último juego que adquirimos antes de hacernos con otro. Bendición para unos, maldición para otros, esta situación lleva a que más de un lanzamiento pase por nuestro radar sin apenas haber podido detectarlo, y aunque The Liar Princess and the Blind Prince podría ser uno de ellos, no fue así en mi caso.

El storytelling, el arte de contar historias es una base fundamental sobre la que descansan muchos títulos que apuestan por reforzar este apartado concreto con afán de sobresalir. Sin ir más lejos, el propio Hironobu Sakaguchi, se ha definido en más de una vez como un “contados de historias” al hablar sobre la narrativa de Final Fantasy. El título que hoy nos compete en este texto, The Liar Princess and the Blind Prince, obra de NIS America, sobresale por su fantástico arte, pero también lo hace por su historia bellamente contada sobre la amistad entre un príncipe y una princesa lobo.

 

Cuéntame un cuento que me llegue al corazón, Sayaka

The Liar Princess and the Blind Prince, creada por la diseñadora web novata en el mundillo, Sayaka Oda, nos narra una historia de amistad, superación y sacrificios, en la que un joven príncipe decide aventurarse en un oscuro bosque atraído por un hermoso canto cuyo artífice es un lobo. En un momento dado el pequeño decide escalar al saliente donde el lobo acostumbra a cantar para conocer a quién emite ese hermoso sonido, pero el lobo, asustado ante la posibilidad de ser visto por el príncipe, le lanza un zarpazo para apartarlo, con la mala suerte de que este impacta en sus ojos y queda ciego.

 

El lobo, arrepentido por su acción, decide ir a visitar a la bruja del bosque para pedir que le convierta en princesa, puesto que desea sinceramente ayudar al príncipe, pero entiende que no confiará en una bestia y mucho menos la que le ha llevado a esa situación. La bruja accede, pero los tratos con estas siempre conllevan un alto precio, y el lobo, se ve obligado a ceder su más preciada posesión, su hermosa voz (algo que me recordó rápidamente a la historia de La Sirenita).

Con el recién adquirido poder que le permite alternar entre su forma humana y de lobo, la princesa se aventura a liberar al príncipe de su presidio para llevárselo al peligroso bosque con la esperanza de que la bruja acceda en esta ocasión a devolverle la vista al malogrado pequeño… pero, los tratos con las brujas suelen conllevar la pérdida de lo más valioso para ti…

¿Qué pasará si el príncipe descubre que su nueva y querida amiga no es más que la bestia que le arrebató la visión? ¿Podrá nuestra princesa lobo perpetuar su secreto? ¿Podrá el príncipe perdonar? Todo esto en un mundo donde la barrera de las relaciones entre bestias y humanos son infranqueables, ya que ambos son vistos entre sí como enemigos mortales.

 

El peligroso sendero hasta la casa de la bruja

La parte más jugable nos presenta un plataformas sencillito con una variedad interesante de rompecabezas. La princesa será la encargada de llevar la batuta (pensaba poner la voz cantante, pero creo que habría pecado cruelmente) y, por ende, la que realice la mayor parte del trabajo, desde defender al pequeño e indefenso príncipe de las peligrosas bestias que acechan en el oscuro bosque, hasta guiarlo tomando su mano de un lado a otro.

Las diferentes zonas por las que pasamos son lineales y toca llegar hasta la marca final para pasar a una nueva zona. Por supuesto, por medio habrá monstruos y puzles dispuestos a entorpecer nuestro avance.

Durante la aventura, hay que cambiar entre las dos formas de las que dispone la protagonista. La forma princesa nos permite tender la mano al príncipe para guiarlo, así como entrar por pequeños resquicios por los que el voluminoso cuerpo del lobo sería incapaz. Por último, es la única forma en la que se pueden coger flores, un hermoso regalo que siempre alegra el corazón del principito. En la forma lobo, podemos hacer uso del poderío físico de la bestia para usar sus garras contra los enemigos, y evitar así que acaben con la princesa o el príncipe. Igualmente, los saltos que es capaz de dar la princesa en su forma lobo, son superiores a los de su pequeña forma humana. Por último, podemos golpear algunos objetos asociados a rompecabezas para moverlos.

 

En ocasiones, habrá que separarse del príncipe y no nos quedará otra que guiarle desde la lejanía, ya que la princesa (en ambas formas) es capaz de dar algunas órdenes sencillas al príncipe, tales como moverse hacia izquierda o derecha, así como coger un objeto del suelo o soltarlo en caso de que lo lleve con él. Asimismo, al ser el único capaz de sostener objetos, es el que hace posible que zonas oscuras puedan ser iluminadas siempre que consigamos un farol con fuego.

Una de las cosas que más me ha gustado, es la fragilidad que transmiten los protagonistas. El príncipe y la princesa mueren con un único golpe de una bestia, y si saltan y caen de una pequeña altura, mueren. Ya desde el principio se menciona que es un bosque hostil y oscuro, en el que los humanos no se adentran, y aunque el lobo esté en lo alto de la cadena (puede despachar fácilmente a los enemigos, saltar sin dañarse y entrar en contacto con los enemigos sin dañarse), todo cambia cuando entra en su pequeña forma humana, necesaria para guiar a un más que indefenso príncipe ciego a través del peligroso bosque.

Hay algunos coleccionables en cada fase que visitemos, desde las hermosas flores que la princesa puede llevar como presente al príncipe, así como algunos pétalos a los que acceder en su gran mayoría en forma de lobo. Esto añade un pequeño valor rejugable al título, aunque no están excesivamente escondidos, por lo que seguramente deis con la mayoría en vuestra primera partida. Inclusive, dispone de un sistema propio de trofeos, que ayudará a añadir más valor aún a una nueva partida, o en su defecto, a volver a algunos niveles concretos, ya que el juego dispone de un selector para ello.

 

Hermoso a la par que tétrico

Salta a la vista que lo más llamativo y sobresaliente está en el estilo artístico escogido para crear The Liar Princess and the Blind Prince, una animación que va en consonancia con el trabajo de Sayaka Oda.

La autora ha conseguido ilustrar fantásticamente la historia con escasos colores (pudiendo recordarles a algunos a la obra de Tim Burton). Con apenas un par de colores (negro y blanco, amén de amarillo en las coronas y broche de la princesa) ha conseguido crear dos protagonistas que derrochan carisma y simpatía a partes iguales. No obstante, son los detalles lo que consiguen dar vida a este sombrío arte, y es que, es hermoso ver como la cara seria de la princesa y el príncipe cambian para dibujar una cálida sonrisa en sus rostros cuando la princesa toma la mano del príncipe. Aunque represente un momento alegra para ambos, quiero pensar que especial para el príncipe (intentando ponerme en su lugar), a sabiendas de que recorre terreno ignoto (el lobo vive en ese bosque) privado de su visión, sintiéndose frágil, a sabiendas de que desconoce que le acecha y si la princesa está o no cerca de él.

 

Estos íntimos momentos no se quedan ahí, y es que, alegra el corazón ver a la princesa recoger una flor, que a sabiendas de que entregará a su querido amigo, le hace mostrar un semblante de alegría y satisfacción que puede llegar a cualquiera, y es que, su único deseo es hacer feliz a su amigo y enmendar su error, así lo ha demostrado desprendiéndose de su don, su voz, aquello que los llevó a conocerse. Otro detalle más, aunque mucho más triste, aparece cuando el príncipe muere (bien a manos de un enemigo o por una caída) y la princesa sobrevive para verlo. Es en ese momento, cuando ella se derrumba, clavando sus rodillas en el suelo y echándose a llorar agónicamente ante la pérdida de su amigo. En su forma de lobo, se lleva sus zarpas temblorosas hacia la cara mientras brotan las lágrimas.

Además de los personajes y monstruos, los fondos han sido fantásticamente dibujados a mano, presentado una buena variedad de escenarios. A esto, hay que sumarle que durante la historia se muestran hermosas ilustraciones estáticas que muestran lo que sucede, que son una verdadera alegría para la vista. Todo ello, dibujado sobre un papel que combina un blanco pálido (que recuerda a los antiguos papiros) con tonos negros.

Para complementar este delicioso cuenta de hadas que Oda nos cuenta, hay una banda sonora de gran calidad que acompaña a la perfección a las diferentes situaciones. La persona que ha prestado su voz a la narradora nipona hace un trabajo sobresaliente, con una voz suave y pausada al contarnos la historia. Asimismo, sabed que el juego solamente cuenta con su magnífico doblaje original en japonés y subtítulos en inglés.

 

En el menú de pausa, hay un álbum que nos permite ver memorias y historias asociadas a las flores que hemos recogido. Más importante aún, el saber que dispone de una colección para ver hermosas ilustraciones sobre los monstruos, personajes y escenarios, muchos de ellos con comentarios respecto a ellos, así como bocetos originales, un detalle que a título personal agradezco profundamente. Tristemente, un menú que permitiese escuchar los diferentes temas que componen el juego habría servido para redondear esto aún más, pero no ha sido el caso.

 

Conclusión

Sayaka Oda nos transmite un poderoso y conmovedor mensaje mediante un cuento de hadas, que brilla por sus carismáticos protagonistas y su hermoso apartado artístico realizado a mano. La curiosidad y la inocencia del pequeño príncipe se combinan a la perfección con el sentimiento de culpa y la inseguridad de la princesa, que desea a toda costa reparar su error y ser amigo del primer humano que valoró sus canciones y quiso conocerle, todo esto, por supuesto, aderezado con su constante temor a que el príncipe descubra quién es en realidad y le desprecie por ello. Creo que todos hemos sentido esa inseguridad en algún momento, ese desprecio a lo que somos, ese intento por hacernos ver hacia los demás de forma diferente para evitar ser rechazados; esto, es lo que hace de The Liar Princess and the Blind Prince algo tan humano.

Si buscas una hermosa historia conmovedora, algo relajado que brilla más por su apartado audiovisual que por su sencillo gameplay de plataformas y puzles, que puede superarse en 4-5 horas aproximadamente, The Liar Princess and the Blind Prince es tu juego.

Análisis - The Liar Princess and the Blind Prince

Distribuidora: NIS America

Sinopsis: Sacada directamente de las páginas de un antiguo cuento de hadas, la historia de The Liar Princess and the Blind Prince habla de dos corazones solitarios unidos por un malentendido mutuo. Transfórmate de lobo a princesa para resolver acertijos y huir de trampas, recoger flores y pétalos para desbloquear fragmentos de recuerdos, y tejer a través del oscuro y peligroso bosque para guiar al príncipe hacia una cura. Pero atención: un bosque que todo lo ve no es lugar para un príncipe ciego.

  • 9/10
    Historia - 9/10
  • 7/10
    Jugabilidad - 7/10
  • 10/10
    Gráficos - 10/10
  • 9/10
    Sonido - 9/10
8.8/10

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

No Responses

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X