Fecha de Lanzamiento
9/08/2022
Distribuidora
Sega
Plataformas
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Nintendo Switch
Si os menciono el nombre de Bullfrog Studios, ¿Qué es lo que se os viene a la cabeza? Posiblemente penséis en el tremendo Dungeon Keeper, ideado por el “personajazo” de Peter Molyneux, o en el clásico Theme Hospital, que nos ponía a gestionar un hospital de lo más variopinto. Pero, sin duda alguna, lo que a cualquier amante de los videojuegos se le viene a la cabeza al pensar en esta compañía es en su enorme calidad y en el legado que dejaron en el género de los videojuegos de estrategia y gestión, todo ello aderezado con un componente de humor más que simpático. El conocido popularmente como género “Tycoon” consiguió desarrollarse gracias a la labor de este ya difunto estudio británico, y de cuyas cenizas surgió el actual estudio Two Point, que con la ayuda inestimable de Sega comenzaron una encomiable labor que cuenta como objetivo el volver a dotar al género del reconocimiento y prestigio que merece. La pasión de Sega por la estrategia y la gestión es bien conocida, ya que gran parte de sus estudios occidentales se han centrado en el desarrollo de esta clase de juegos: destaca así Relic Entertainment con su franquicia Company of Heroes, o Amplitude Studios con su reciente Humankind (cuyo análisis, realizado por un servidor, podéis leer pulsando aquí).

Volviendo con Two Point Studios, ya ganaron un fuerte reconocimiento con su primer título lanzado en colaboración con Sega, Two Point Hospital, que recuperaba los elementos cruciales del antes citado clásico Theme Hospital y los actualizaba a los sistemas de juego y diseños modernos de una forma sensacional e intuitiva. Donde más triunfaba este título era, precisamente, en su claridad: cualquier jugador, fuera cual fuera su experiencia con el género, podía ponerse a los mandos de su propio hospital. El éxito del título fue bien merecido, y dio luz verde a la producción de un nuevo juego. Evidentemente, el estudio quería continuar con la fórmula de gestión, pero… ¿Qué es lo que tocaría gestionar ahora? Los parques de atracciones están ya muy vistos, y quizá un estudio de cine no daría tanto juego… Por lo que fue en la universidad donde encontraron la inspiración, gracias a las enormes posibilidades que esta podía ofrecer. Además, conociendo lo mal que funciona el sistema universitario, ¿Quién no querría intentar arreglarlo, y hacerlo tan interesante como lo intentan vender? Con esta premisa se presenta Two Point Campus, que además de en PC aterriza en Switch, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X/S. Sin más dilación, pasemos al análisis completo (que podéis leer a continuación) y veamos qué tal ha sido este regreso veraniego al campus universitario.

 

Enhorabuena, has sido admitido en la universidad

Como ya os comentaba en la introducción, el título nos pondrá en la piel de un rector que deberá, poco a poco, crear el centro universitario ideal en el que, más allá de los aprobados y los graduados, reinen el conocimiento y la diversión. Aunque no contamos con un modo historia convencional, sí que contamos con una especie de campaña que, a modo de tutorial, nos ayudará a conocer el funcionamiento del título y sus principales mecánicas poco a poco, lo que es ideal para los jugadores más novatos. En esta campaña podremos acceder a diversas universidades en las que tendremos que conseguir objetivos concretos, tales como alcanzar un nivel de aprobados específicos, construir ciertas salas o conseguir rangos de satisfacción elevados. Como es lógico, la dificultad va creciendo considerablemente con cada universidad, y para evitar picos de dificultad elevados el título obliga al jugador a conseguir al menos una estrella en cada universidad (lo que se consigue cumpliendo los principales objetivos) para acceder a la siguiente. Aunque este modo de juego es bastante cerrado, y en cierta medida atenta contra uno de los puntos clave de este género, que es la gestión libre y personal de un centro, funciona muy bien a la hora de enseñar a los jugadores más novatos cómo funciona el título. Y no os preocupéis, porque contaremos con un modo de juego Sandbox en el que sí que podremos crear libremente la universidad de nuestros sueños, siendo este sin lugar a dudas el modo de juego más divertido e interesante del título.

Sin embargo, para poder acceder a este tendremos que completar con al menos una estrella las primeras 4 universidades del modo antes citado, lo que puede llegar a hacerse realmente pesado y molesto, especialmente para aquellos jugadores más experimentados tanto en los títulos del género como en los de la compañía inglesa. Creo que habría funcionado mejor el poder acceder libremente a este modo desde primera hora, y no tener que obligar a jugar al otro modo, pues el llegar hasta la cuarta universidad y conseguir 4 estrellas es un proceso largo que nos llevará un par de horas. Dejando esto a un lado, como Sega nos lleva acostumbrando durante los últimos años, el título aterriza en nuestro país con una formidable traducción al español, algo que es clave debido al género del título y muy admirable debido a la gran cantidad de descripciones y textos que encontramos en pantalla. Un trabajo muy bien realizado y digno de aplauso.

 

Jugando a ser rector

Pasando a hablar de los aspectos jugables del título, en los modos de juego antes citados contaremos con las mismas mecánicas a través de las que podremos edificar y manejar la universidad de nuestros sueños. Como buen juego de gestión, deberemos estar atentos a muchos elementos: el estatus de los estudiantes y de los trabajadores (que pueden ser profesores, bedeles…), la economía del centro, la situación de las distintas aulas, o la creación de nuevos espacios son algunos de los muchos elementos de los que deberemos estar atentos si queremos triunfar. Todo afecta, y un buen control de la universidad dará pie tanto al éxito estudiantil (gozando la mayoría de alumnos de buenas notas) como a los informes satisfactorios de los inspectores, que cada cierto tiempo analizarán la forma en la que lideramos nuestro centro de enseñanza. Aunque explicado así todo puede parecer excesivamente convulso y complejo, lo cierto es que el título se esfuerza mucho para ofrecer una visión simplificada y accesible del género, una que de hecho consigue ser más fácil de comprender que la vista en Two Point Hospital, en parte debido a que la localización elegida para este título da pie a una menor variedad de problemas y complicaciones. El juego es algo más sencillo que el anterior, y al mismo tiempo algo más accesible y, a mi parecer, entretenido. A esto afecta mucho el humor que se incorpora en el juego, y es que en cualquier otro título se habría abordado la universidad desde un punto de vista formal y distinguido, pero aquí se opta por presentar asignaturas y peticiones algo absurdas, que pueden por ejemplo dar pie a la creación de aulas de robótica o de magia. Y si hablamos de las peticiones de algunos alumnos, apaga y vámonos.

Y es que a lo largo de nuestras partidas uno de los elementos clave serán las peticiones de los alumnos, pues estos podrán solicitar al rector la incorporación de ciertas aulas u objetos, ya sea por necesidad de cara a la realización de un trabajo o simplemente por puro placer. ¿Qué un alumno necesita un póster gótico en el aula de cocina? Pues si lo desbloqueamos y lo colocamos, este alumno ganará motivación y felicidad, lo que es clave para poder obtener su carrera con éxito. Aunque este sistema de “misiones” me ha gustado bastante, no me ha terminado de convencer otro que va fuertemente ligado a este, y es el sistema de kudos. Considerada la segunda moneda del juego, con los kudos podremos desbloquear los objetos que, de primeras, no podemos comprar. Esta moneda permite que siempre podamos estar accediendo a nuevo contenido, lo que sobre el papel no es para nada una mala idea, pero el problema está en lo tedioso que puede llegar a hacerse el conseguir crédito y lo caros que están algunos objetos. Las primeras horas de juego sufren bastante por esto, ya que nos hacen depender mucho de los mismos objetos, y aunque más adelante esto se soluciona un poco, sí que es cierto que habría cambiado esto por algo más accesible e, incluso, opcional. También considero que se podría haber mejorado, y mucho, la forma en la que controlamos muchos de los aspectos del juego. En Switch, que es la versión que he podido jugar, he acabado teniendo algún que otro problema de cara al acceso a ciertas áreas del juego, y todo porque el sistema de control es algo obtuso y poco claro. Creo que se debería haber mejorado para que fuera más intuitivo, pues se nota mucho que es un juego que, de primeras, no está pensado para ser jugado sin teclado y ratón. No es incómodo de jugar, pero se podría haber mejorado bastante. Por último, y antes de pasar a hablar de cómo funciona el título a nivel gráfico y técnico, cabe destacar la forma en la que el juego consigue conducir de forma satisfactoria al jugador novato para que no se pierda. La progresión del título, gracias a lo que antes os comentaba, es sublime, y en este sentido es de los mejores juegos para que un novato acceda al género. Sin embargo, creo que los jugadores más experimentados son los que salen en esta ocasión perdiendo, pues tendrán que lidiar con muchos aspectos pensados para los novatos de forma obligatoria. Además, hay un pequeño problema con la escala del título, pues el juego intenta abarcar mucho contenido (hay que gestionar a gran escala, y al mismo tiempo conocer uno a uno a los alumnos) y esto puede llegar a volverse algo confuso, pues la universidad crece a un ritmo vertiginoso y no terminamos de conocer bien a la mayoría de los alumnos. Aunque, pensándolo bien, ¿no es así como funcionan las universidades en la vida real? Curioso…

 

Una universidad de bolsillo

A nivel gráfico y técnico el juego presenta un trabajo algo limitado, al menos en la versión de Switch. Tengo entendido que el rendimiento en el resto de versiones es bastante bueno, pero sí que es cierto que en la versión de Switch, ya sea por su condición de portátil o por sus especificaciones, he sufrido de algún que otro problemilla relacionado con el rendimiento. Caídas de frames, pantallas congeladas, botones que no responden… En ningún momento me han arruinado una partida y solo han sido casos puntuales, pero evidencian que esta versión necesita la llegada de un parche cuanto antes. ¿Es una mala versión? A ver, a nivel de rendimiento es la versión más floja, y lo mismo ocurre a nivel gráfico, pues es en la que encontramos un peor nivel de texturas (ojo, que aún con esto el juego sigue viéndose bien, y más teniendo en cuenta la enorme cantidad de objetos y personajes disponibles en pantalla), pero al menos incluye la posibilidad de ser jugada en cualquier lugar, lo que en un juego de este tipo es una auténtica gozada. El trabajo podría ser mejor, pero tampoco es aborrecible, y al menos respeta la visión del título y sus geniales y alocados diseños. Donde no cambia nada es en el apartado sonoro, que presenta una banda sonora funcional pero poco memorable y un doblaje bastante más reconocible y trabajado, que se presenta en forma de emisora de radio local donde se ofrecen noticias y anuncios relacionados con el centro. Eso sí, están en inglés y no presentan subtítulos, lo que me parece una oportunidad muy desaprovechada.

 

Conclusión: La vuelta al cole

Two Point Campus es una propuesta maravillosa para los jugadores más ajenos al género de gestión, pues plantea una progresión y una accesibilidad pocas veces vistas, permitiendo conocer todos sus sistemas de forma coherente y sencilla, sin quebraderos de cabeza. Tanto novatos como expertos encontrarán contenido para rato y un humor único y afable, que es muy difícil que no acabe conquistando. Sin embargo, el juego peca de presentar elementos que se podrían haber eliminado, como el sistema de kudos o la imposibilidad de acceder de primeras al modo sandbox, para hacer del juego algo mejor. La versión de Switch peca de tener un apartado técnico inferior, pero añade la tan deseada portabilidad, lo que hace que podamos obviar esos problemas. Lo recomiendo a cualquier jugador, pues es una puerta de entrada sublime al género.

8
Recomendado
">
Sinopsis
Construye la universidad de tus sueños con Two Point Campus, el peculiar simulador de los creadores de Two Point Hospital. Construye, contrata y dirige una institución académica llena de asignaturas disparatadas.
Pros
Accesible como pocos, y original como ninguno
Ofrece contenido para cualquier clase de jugador, y la progresión es ideal
Hay una variedad bastante amplia de situaciones, y su humor es genial
Maravillosa traducción al español
Buen doblaje, en especial para la radio
Contras
El modo sandbox está de primeras bloqueado, lo que puede ser algo tedioso
La versión de Switch presenta problemas técnicos y de control que deben ser solucionados
El sistema de kudos no me termina de funcionar