[Análisis] Wonder Boy: Asha  in a Monster World

[Análisis] Wonder Boy: Asha in a Monster World

Fecha de Lanzamiento
28/05/2021
Distribuidora
Studio Artdink
Plataformas
PlayStation 4 y Nintendo Switch
Versión analizada
Nintendo Switch
Monster World es una saga de la compañía Sega, la cual lleva dándonos juegos desde sus máquinas de 8 y 16 bits. Tuvo entregas tanto en la Megadrive como en la Master System durante los años 90.

Ya se han cumplido 30 años desde Monster Boy IV la última entrega de la saga, y ahora Sega se ha juntado con Studio Artdink para traerlo de vuelta a las plataformas actuales. Esta nueva versión nos cambia los 16 bits del original por algo más actual y acorde a los tiempos que corren, junto con una jugabilidad mejorada.

 

Preparándonos para todo

Wonder Boy: Asha in a Monster World nos mete en un mundo en el que controlaremos a la joven Asha, una chica que desea convertirse en una guerrera formidable. Para conseguir este cometido, y guiada por unas voces del desierto, nuestra protagonista decide ir a hablar con la reina de Rapadagna.

Cuando llegamos nos cuenta que los cuatro espíritus elementales han sido secuestrados por unos magos, y nos encomienda rescatarlos. Asha tendrá que salir de aventuras, pero por suerte estará acompañada, ya que nuestra protagonista se encontró un huevo en la ciudad y de él nace Pepelogoo, que nos ayudará en nuestra aventura. Con todo esto, nos podemos en marcha para cumplir la misión que nos ha dado la reina.

 

Preparándonos para salir

Partiendo de esta premisa, este Wonder Boy es un plataformas de scroll lateral 2.5D que conserva casi todos los escenarios del original, exceptuando alguno que si recibe cambios mínimos. Existen dos novedades a tener en cuenta, la primera es que el juego se ha adaptado para que todo el mundo se lo pueda pasar, añadiendo un modo fácil, pero si queremos la dificultad original, hay que ponerlo en normal.

El otro cambio está en cualquiera de las dos dificultades, y es que ahora no nos encontraremos al señor que nos guardaba la partida, bueno sí que le encontramos pero nos dará consejos, puesto que ahora, podemos guardar en cualquier momento y cargar la partida desde ese punto. Esto es una mejora que se adapta a nuestros tiempos, pero que también quita parte de su dificultad original.

 

Rapadagna es el centro del mundo

La ciudad principal del juego no estará únicamente para visitarla, sino que nos ofrecerá varias opciones esenciales. Después de visitar a la reina, lo ideal es revisar la ciudad de arriba a abajo. Encontraremos multitud de secretos y cofres, pero lo verdaderamente importante son las tiendas. Encontraremos a 3 vendedores, uno de espadas, otro de escudos y un último de pulseras. Las espadas nos aumentarán nuestro poder de ataque, los escudos nos defenderán frente a ataques mágicos o físicos y de algún elemento, y las pulseras nos aumentarán la vida.

Para conseguir dinero, podemos hacerlo de varias maneras. La más sencilla es ir eliminando enemigos a nuestro paso, aunque no nos darán mucho y tocará ir pasando por la zona varias veces para ganar algo decente. Habrá cofres que contendrán sacos de dinero y esto tiene más valor que el que suelta el enemigo, pero si de verdad queremos ganar dinero a mansalva hay que encontrar los lingotes de oro. Cada uno de ellos nos lo comprará una señora millonaria de Rapadagna, y el precio irá creciendo exponencialmente, así que cuantos más le demos más dinero nos dará.

Rapadagna también funciona como un nexo de conexión con los demás niveles. Para poder ir a un nivel, deberemos encontrar la tablilla de piedra con el símbolo correspondiente. De esta manera, se nos abrirá un portal para ir cuando queramos y adentrarnos en las diferentes mazmorras que el juego nos propone.

 

Salvando a los espíritus

Asha se aventurará en las diferentes mazmorras, cada una con una temática diferente que corresponde al elemento del espíritu que debe salvar. Lo más difícil no es el jefe que te espera al final de cada mazmorra, sino llegar hasta él. Cada lugar tiene una mezcla entre laberinto y metroidvania que nos hará perdernos durante un tiempo hasta encontrar el camino correcto.

La exploración se premia en el juego encontrando cofres con dinero o gotas de vida. Nuestra salud está formada por corazones rosas y azules, de los cuales los rosas se aumentan comprando las pulseras y los azules encontrando 10 gotas de vida para aumentar en 1 el número máximo.

En ocasiones nos encontraremos en situaciones en las que no podremos avanzar solos. Pero para eso vamos con Pepelogoo, para que en estos momentos cooperativos nos pulse el botón, apague el fuego o nos eleve hasta los cielos, entre otros. También funciona como planeador para llegar más lejos y para poder realizar un doble salto. Aunque lo malo de querer hacer doble salto es que tenemos que llamar a Pepelogoo para poder cogerlo y luego saltar, en vez de poder hacerlo directamente.

Si logramos superar todas las adversidades, llegaremos a la lucha contra un jefe final de mazmorra. Todos tienen un patrón que se verá en un momento y no tienen mucha dificultad. Siempre te los mostraran con una cinemática inicial y luego empezará la batalla. Si no llevas la espada adecuada para quitarle mucha vida, siempre puedes volver con la lámpara para comprar una nueva, con el hándicap de que tocaría pasar toda la mazmorra de nuevo. Si no quieres hacer eso, también puedes ir esquivando y atacando mientras cargas el golpe mágico para quitarle más vida. Al finalizar, volveremos a Rapadagna, pero cada vez tendrá algo nuevo e interesante.

 

Cambio de imagen 30 años después

Wonder Boy: Asha in Monster World destaca por un diseño colorido y lleno de vida, aunque el cambio que más ha podido llamar la atención es el de cambiar el 2D de Monster Boy IV al 3D. Este es un cambio a nivel visual, pero igualmente el juego sigue siendo en 2D lateral, o 2,5D para profundizar más en los entornos, y de vez en cuando hay cinemáticas completamente en 3D. Las animaciones que encontraremos no destacan mucho, llegando a ver el juego de manera diferente a cuando estamos a los controles.

La BSO de esta aventura conserva el mismo tema principal de hace 30 años, pero remasterizada para los tiempos que corren. Además, tenemos todas las canciones de los lugares con un remix para volver a sumergirnos en el pasado, y a todo ello lo acompaña unos efectos de sonidos memorables y las voces de los personajes en japonés con subtítulos en español.

 

¿A salvar la ciudad?

Wonder Boy: Asha in Monster World es un juego de hace 30 años bastante sencillo en el que deberemos salvar a los diferentes guardianes elementales. Lo más complicado es pasar las mazmorras, porque los jefes de las mismas no plantean grandes dificultades. Tiene muy buena parte de exploración, y el cambio visual y musical le ha sentado bien, exceptuando las animaciones en las cinemáticas. Es entretenido de principio a fin, y nos hará disfrutar durante su duración de unas 10 horas máximo, pero no es rejugable.

 

7
Recomendado
">
Sinopsis
Asha se embarca en una misión para rescatar a los espíritus y salvar el mundo. Por suerte, su amigo azul alado Pepelogoo está ahí para acompañarla en sus aventuras. ¡Ayuda a Asha a salvar el mundo! Viaja a través del Reino y descubre los diferentes tesoros ocultos y los originales personajes que pueblan la tierra, recoge monedas y compra algo, ¿no?
Pros
Renovado aspecto sonoro y visual
Contiene algunas novedades en la jugabilidad
Contras
Los jefes no tienen mucha dificultad
Animaciones que son algo forzadas
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X