[Impresiones] Daemon X Machina

0 Flares 0 Flares ×

Mientras aún resuenan los ecos de uno de los mejores Nintendo Direct que se recuerdan, y quizá eclipsado por la llegada del original Tetris 99, la espontánea y exitosa irrupción de Apex Legends o los lanzamientos de Metro Exodus, Jump Force o Anthem, los amantes de los combates entre mechas, entre los que me encuentro, hemos encontrado una nueva fuente de hype merced a la versión de prueba de Daemon X Machina, denominada Misiones Prototipo, que Nintendo puso al alcance de nuestas cuentas de la eshop tras el evento.

Tras darle caña a las 4 misiones a las que tendremos acceso en la demo, y siempre teniendo en cuenta que no se trata de una versión definitiva del título que llegará este verano, voy a tratar de hacer un recorrido por la misma, exponiendo las bondades y las «no tanto» que me he encontrado, ¿subes?

Ficha Técnica

  • Género: Acción/Simulación
  • Desarrolladora: Marvelous Games
  • Producción: Kenichiro Tsukuda
  • Dirección: Ken Karube y Ken Awata
  • Diseño: Yusuke Kozaki y Shoji Kawamori
  • Banda Sonora: Junichi Nakatsuru y Rio Hamamoto
  • Fecha de Publicación: Verano de 2019
  • Sinopsis: En un futuro lejano tras la descomposición de la Luna, la humanidad descubrió el material con el que continuar avanzando tecnológicamente tras el impacto del satélite con la Tierra, conociendo con ello las consecuencias de un desarrollo descontrolado.

Argumento 

En esta demo es cierto que no da tiempo a profundizar en gran medida en el argumento, pero sí se dan las primeras pinceladas para ponernos en contexto. El eje principal de Daemon X Machina se basa en la fórmula de la «rebelión de las máquinas», que ya se ha visto en bastantes ocasiones, donde IAs se han vuelto en contra de la humanidad y tendremos que controlarlas a base de porrazos, plomo y misiles. Como decimos, la premisa principal no es novedosa, pero la forma en la que se cuente y los giros que ésta pueda dar, como ya ocurriera con Detroit: Become Human, pueden conseguir atraparnos al ser un tema de bastante actualidad.

Este eje se desarrolla en un planeta Tierra de atmósfera post-apocalíptica, donde nuestro satélite se ha fragmentado e impactado contra ella, generando zonas de cuarentena donde la humanidad descubre un material capaz de alimentar grandes máquinas.

Daemon X Machina Diálogo

La lucha por el control de este material da lugar a la presencia de varios gremios que luchan por su adquisición, así como de un grupo que trata de impartir justicia en el desolado mundo. Tampoco se ha profundizado en gran medida en la demo, como es lógico, en las motivaciones y características de estos gremios, aunque sí se ha presentado alguno de los personajes que los conforman y, pese a que hace acto de presencia algún que otro tópico, su inclusión parece que tendrá bastante trascendencia en el desarrollo de la trama.

Protagonistas

Femto

Aunque no sea estrictamente un protagonista, el «material de los sueños» de Daemon X Machina merece una especial mención. Los grupos de mercenarios luchan por conseguirlo en las zonas de cuarentena del planeta (Óvalos), ubicaciones de impacto del fragmento lunar donde se combate fervientemente por este valioso recurso al ser capaz de alimentar dispositivos tecnológicos avanzados, haciendo de él parte capital en el desarrollo de la historia del juego, como indicábamos anteriormente.

Orbital

Orbital es una organización que hace las veces de policía de los Óvalos, manteniendo, desde una perspectiva neutral, un registro de las actividades llevadas a cabo por los grupos mercenarios y llevando a cabo tareas de monitorización y provisión de ayuda en las zonas de conflicto. En las misiones tomamos el papel de un soldado de esta facción.

Outer

Los outer son aquellos humanos que han obtenido habilidades especiales derivadas del Femto y que son capaces de pilotar robots Arsenal. Estos robots están diseñados específicamente para el combate, y son capaces de recorrer distancias rápidamente por tierra y por aire, así como de poseer devastadoras armas. De esta manera, los Outer pueden formar parte del gremio Orbital o de un grupo mercenario.

FOUR

Inteligencia artificial desarrollada por Orbital, que recibe su nombre como siglas de las palabras «Functional Operator and User Resource«. Sirve como apoyo en combate y como sistema de navegación, proporcionando información al piloto en las misiones, al más puro estilo Cortana.

Immortals

Los principales enemigos del juego. Creadas inicialmente para arreglar el caos en el que se había sumido el planeta tras el impacto de la Luna, estas máquinas han sabido evolucionar de forma autónoma y ahora se enfrentan a la humanidad.

Debemos tener en cuenta que estos protagonistas son los que conocemos en la demo, por lo que no sería extraño que viéramos aparecer, en la versión definitiva del título, otras facciones relevantes y poner cara individualmente al «reparto».

Misiones y jugabilidad

Antes de tener acceso a las 4 misiones que conforman la demo, tendremos que crear a nuestro héroe con un editor que, si bien no es el de Soul Calibur VI, al menos nos permite darle cierta personalidad a nuestro protagonista, y en el que podremos elegir entre diversas opciones de peinado, modificaciones de aspecto o paletas de colores para nuestro traje, lo que particularmente siempre me parece de agradecer. Una vez hecho esto, y tras completar un tutorial con el esquema básico de control, accederemos al hangar, o punto de descanso entre misiones. En este hangar tenemos acceso a 3 apartados bien diferenciados.

Daemon X Machina Hangar

El primero de ellos se trata de la consola principal, donde aceptamos las misiones a llevar a cabo, y en el que se nos da un atisbo de las pautas principales de las mismas, como su dificultad o los premios que obtenemos tras su consecución exitosa. Dentro de las limitaciones de un juego de las características de este en cuanto a las posibilidades de plantear objetivos en las mismas, parece que Daemon X Machina al menos tendrá las clásicas de buscar y destruir, protección de objetivos y la que personalmente me parece más interesante: misiones tipo raid en las que colaborar con compañeros para la destrucción de un objetivo de mayor dimensión. La variedad en las misiones entronca directamente con las palabras del propio estudio, en las que se ha confirmado que se podrán jugar misiones cooperativas tanto local como online, garantizando tiempo de vida útil del título si estos modos son cuidados en variedad y no caen en la repetitividad.

El segundo es el garaje del Arsenal, donde podemos llevar a cabo modificaciones estéticas de nuestro robot y, lo que es más importantes, funcionales. Estos equipamientos harán de nuestro robot una máquina de combate aún más letal en medida de los cambios y ajustes que realizamos sobre ellos, y adaptarán el Arsenal a nuestra forma de jugar.

Nuestro mecha es capaz de llevar dos herramientas por cada uno de sus brazos, activando el control sobre la que deseemos. Estas herramientas se dividen en categorías, ya sean armas cuerpo a cuerpo, de corto, medio o largo alcance o, por ejemplo, escudos. Además de estas armas, también puede disparar una salva de misiles desde la espalda a uno o varios enemigos si los tenemos fijados en el punto de mira.

Para terminar de redondear el hangar, como tercer apartado del mismo está el Laboratorio, donde mejorar las características de nuestro protagonista al más puro estilo RPG, modificando en algunos casos incluso el aspecto de nuestro piloto.

Ya hablando de lo estrictamente jugable, una vez despegamos del hangar y tras la razonable primera toma de contacto del tutorial, el juego no deja de ser un shooter en tercera persona (de los que no abundan en la consola de Nintendo), a gran escala y con la adición del combate aéreo, eso sí, siendo posible combatir subidos en nuestro mecha o bajarnos de él. Nos encontraremos ante un esquema de control un poco durillo sobre todo en modo portátil, pero que dominaremos al cabo de poco tiempo, y lo que es más importante, no es tan frustrante como para hacernos abandonarlo de primeras. Personalmente, lo que menos me ha gustado del esquema de control de Daemon X Machina es el control del vuelo, pero el resto de operativas del mecha reaccionan bastante bien a nuestras instrucciones y están mejor implementadas que ésta, sin duda lastrada por una gestión un tanto ortopédica del eje Y, a la que tendremos que adaptarnos para que comience la diversión.

Daemon X Machina Tutorial

El mencionado esquema de control, para terminar, se adapta bastante bien al apuntado semiautomático del juego, lo que aporta un divertido equilibrio en la dificultad para la consecución de nuestros objetivos. Este sistema de apuntado dirigirá los disparos de las armas «básicas» que llevemos en cada mano del mecha, y nos permitirá adquirir varios targets con bastante facilidad si queremos hacer uso de la salva de misiles, que perseguirá a los objetivos que tengamos seleccionados previamente.

Apartado técnico

Cuando arrancamos Daemon X Machina no nos vamos a encontrar algo con lo que abrir la boca de par en par como si llegara a la consola híbrida una nueva maravilla del mundo. Es un hecho que a nivel escenarios y agravándose en su versión portátil, donde encontramos una resolución bastante pobre que ocasiona dientes de sierra allá donde miremos, al juego le faltan cosas por pulir. Por suerte no todo es negativo: el aspecto pseudo anime elegido le sienta como anillo al dedo y el diseño de las máquinas y de los efectos cumplen con bastante solvencia aun sin ser sobresalientes, sobretodo si tenemos la consola introducida en el dock.

Daemon X Machina Coop

Si hablamos de rendimiento, nos encontramos un poco con lo mismo, una correcta distancia de dibujado, buena capacidad de mostrar ítems, eventos e información en pantalla (ya sea el HUD o el radar), pero con algunas caídas de frames y algunas animaciones un pelín descuidadas, que espero sean arregladas en el tiempo que queda hasta el lanzamiento del título (a fin de cuentas, no se conoce el porcentaje del desarrollo del juego con el que nos ha llegado esta demo).

Hay que dejar claro que tampoco es que haya que exigirle que se parezca a God of War, esto es Switch y todos conocemos sus limitaciones, pero si es cuanto menos chocante que el juego en versión portátil luzca peor que algunos títulos de lanzamiento (o casi) de la consola, aunque como os decía antes espero que esto sea causa de la fase del desarrollo en el que nos llegan esta versión de prueba de Daemon X Machina.

El apartado sonoro, por su parte, si logra transmitir una sensación bastante redonda, aunque quizá sea pronto para juzgarlo en profundidad.

Dicho esto, me gustaría compartir con vosotros el vídeo comparativo entre las dos versiones que el equipo de Digital Foundry tuvo a bien publicar, para que comprobéis vosotros mismos estos altibajos que os comento:

 

Conclusiones

La versión de prueba de Daemon X Machina nos ha presentado un juego prometedor donde a poco que se cuide la estructura y variedad de las misiones para proporcionar una vida útil que garantice la diversión de la demo a largo plazo, va a dar que hablar en un catálogo donde no abundan este tipo de propuestas. Habrá que ver cómo responde el equipo de desarrollo, en estos meses que quedan, a arreglar esos pequeños «toques de atención» en forma de un apartado técnico mejorable, sobre todo en versión portátil, y un esquema de control un tanto duro al comienzo.

A sabiendas de que contará con modos cooperativos, lo que salvo hecatombe suele proporcionar aún mayor diversión y valor a los juegos, si los elementos de personalización, premios en forma de loot, y elementos RPG son lo suficientemente profundos y justos, pueden hacer de Daemon X Machina un título sumamente atractivo.

No sé vosotros, pero por mi parte, ¡estoy deseando volver a subirme al mecha!

Una vez nos adaptamos a su sistema de control, es capaz de divertir y ofrecer una propuesta que no abunda en la consola. Sus modos cooperativos pueden alargar la vida útil del producto.
Mejorable apartado técnico en versión portátil y un esquema de control un tanto duro al comienzo.
Si se mejora el aspecto general del juego, se pulen algunas carencias en el sistema de control y se cuida la estructura y variedad de las misiones, así como la profundidad en la personalización y en los elementos RPG, podemos estar ante un título que aportará diversión y calidad al catálogo de Switch.

SpartanFenix

Analista Técnico en desarrollo de aplicaciones Mainframe especializado en proyectos bancarios y entrenador de fútbol base, aunque a veces juego, leo y veo y me da tiempo a contar cosas. "No se puede cambiar el mundo sólo con palabras" - Lelouch vi Britannia.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X