Fecha de Lanzamiento
20/08/2020
Distribuidora
Microsoft
Plataformas
Xbox One y PC
Versión Analizada
Xbox One
26 años han pasado desde la última vez que se lanzó al mercado una entrega de los sapos estrella de Rare. Por aquel entonces, la compañía liderada por los hermanos Stamper estaba empezando a desarrollar juegos con una mayor cercanía a Nintendo, comenzando lo que sería su época dorada gracias al lanzamiento de Donkey Kong Country, que estaba apunto de petarlo. Sin embargo, el paso del tiempo y la compra de la compañía por parte de Microsoft afectaron de gran manera a la desarrolladora británica, pues gran parte de su plantilla se fue yendo y la mayoría de los títulos que sacaban al mercado no terminaron de convencer al público. Ojo, no es que sacaran malos títulos, si no que teniendo en el historial juegos de la talla de Banjo-Kazooie, Goldeneye 64 o la trilogía Donkey Kong Country es normal que los juegos nuevos no cumplieran con las expectativas.

El tiempo ha pasado, y gracias al éxito de Sea of Thieves y la inclusión de Banjo y Kazooie en Super Smash Bros. Ultimate, entre otros motivos, parece que Rare está volviendo a resurgir de entre los muertos. Es en este contexto encontramos el resurgir de Battletoads, la que podría considerarse la primera gran saga de juegos de Rare, y que vuelve ahora en un interesante título que coge mucho de la animación occidental actual y de los títulos clásicos de la saga. No obstante, lo curioso es que a pesar de tener el nombre de Rare por todos lados, el título no está desarrollado por este estudio, sino por uno bastante pequeño y amateur, Dlala Studios, cuyo anterior trabajo había consistido en asistir a Rare en el desarrollo de Sea of Thieves. ¿Estará el trabajo de este estudio a la altura del resto de la saga? ¿Se trata de un título divertido? Las respuestas a estas preguntas, y mucho más, a continuación.

 

Fase 1: ¿Preparados?

A pesar de que la saga Battletoads nunca se ha caracterizado por tener una historia profunda (al fin y al cabo, son juegos beat ’em up de principos de los 90s, salvo en los cómics poca historia tenían), lo cierto es que la historia que se narra en este título es no solo curiosa, sino también bastante entretenida. El aura de serie de animación occidental que desprende el juego no solo se queda en el apartado gráfico, sino que también lo encontramos en la historia, que parte de una premisa muy divertida: los Battletoads han estado atrapados y engañados en un búnker durante 26 años, y tras escapar de este (por accidente) deciden volver a ser héroes. No diré mucho más acerca de la trama para evitar arruinar alguna sorpresa, pero las constantes bromas, guiños a otros juegos de Rare y elementos de su propia saga, así como las rupturas de la cuarta pared, hacen que se disfrute mucho de la trama del título, que sin estos elementos solo sería una simple curiosidad. En resumen, que el humor del juego me parece todo un acierto, elevando la calidad de un guión normalito.

Otro aspecto que hace muy bien el título es el separar a los tres protagonistas, dándoles a cada uno su propia personalidad. Dejando a un lado el aspecto jugable, (que también es clave en la diferenciación de estos y de lo que hablaré en el siguiente punto), a lo largo de la (corta) historia se refleja de buena manera la personalidad de Pimple, Rash y Zitz, lo que me parece una idea excelente y que hace que los personajes evolucionen bastante, pasando de ser simples mascotas a personajes algo más interesantes. Aunque habría estado bien que sus personalidades avanzaran más allá de ser simples clichés propios de las series de dibujos animados. El título lo hace bien, pero podría haberlo hecho mejor.

 

Fase 2: ¿Listos?

Pasemos al apartado más interesante del título, su jugabilidad. LosBattletoads originales se caracterizaban por ser algo más que simples beat ’em up genéricos, ofreciendo algo más de variedad jugable y unas animaciones bastante buenas y espectaculares para la época. Con este nuevo Battletoads se busca exactamente lo mismo, ofrecer un título que si bien no es muy largo, dentro de lo que dura ofrezca una buena variedad de situaciones que resulten entretenidas y fieles a la idea original. ¿Y lo consiguen? Pues más o menos, ya que si bien hay una variedad decente, el ritmo del título se cae en ciertos momentos, haciendo que el juego llegue a sentirse aburrido. Y que un juego con una duración aproximada de 3 horas se sienta aburrido… Pues algo falla. 

En el juego contamos con fases beat ’em up de desplazamiento lateral en 2D, minijuegos con QTEs, fases de manejo de turbomotos (los fans del original recordarán esto con mucho… “cariño”), fases de “twin stick shooter” o fases de puzles. Dentro de las que os digo, justamente las que más me fallan son las principales, las de beat ’em up, debido a que se vuelven excesivamente largas y contamos con muy pocos movimientos con los que derrotar a los enemigos, además de que el diseño de niveles deja mucho que desear. A ver, me explico, en el juego podemos controlar a los tres batracios y cambiar entre ellos en cualquier momento, lo que es fundamental, ya que cada uno cuenta con una movilidad, ataques y especiales totalmente distintos, lo que tal y como comentaba antes ayuda mucho a darles a cada uno una personalidad e identidad propias. Sin embargo, el esquema de control es realmente sencillo, con ataques débiles, fuertes y especiales básicos y sin posibilidad de obtener nuevos movimientos. Es decir, no hay nada de progresión, lo que unido a que estas fases se basan en andar hasta encontrar una zona llena de enemigos, derrotarlos, avanzar y repetir hasta la saciedad hace que el juego se acabe haciendo bastante repetitivo a pesar de su escasa duración.

Sobre las fases de las turbomotos, lo único que puedo decir es que están muy bien llevadas, al nivel de las originales. Son muy difíciles de completar, y es en el momento en el que aunque el título pueda estar dirigido a todos los públicos, el completarlo deja de estar al alcance de todos, volviéndose más exigente con el jugador. Si buscáis un reto, sí que lo vais a encontrar aquí, y aquellos que no lo busquen siempre tienen opciones de accesibilidad, como hacer a los personajes invencibles durante un breve periodo de tiempo.

 

Fase 3: YA

En mi humilde opinión, considero que el apartado gráfico del título es uno de los grandes aspectos del mismo. Con un estilo artístico muy cercano a lo que ofrecen un buen número de series de animación juvenil occidentales, en todo momento demuestra un alto nivel de calidad, no habiendo diferencia alguna entre las cinemáticas y las partes jugables. A cada uno le puede gustar más o menos el estilo elegido, ya que en cierto modo se aleja bastante de lo que ofrecían los primeros títulos, pero creo que la elección de este estilo es bastante acertada porque, de nuevo, permite darle a los personajes una mayor personalidad e interés. El juego gana mucho con este apartado, y es genial ver como los personajes se transforman con ciertos ataques o reaccionan de formas tan extravagantes al ser golpeados o derrotados.Eso sí, quizá habría echado en falta una mayor calidad en el diseño de enemigos y de escenarios, que si bien no está mal, podría haberse mejorado añadiendo un mayor número de enemigos y zonas.

En cuanto al sonido, me parece otro acierto. Las composiciones son bastante decentes, destacando especialmente las de las fases de las turbomotos,que son unos temas frenéticos y vibrantes que casan a la perfección con estos niveles. No es la mejor BSO que ha habido en el género, pero está bastante bien y a la altura de la saga. Además, el juego cuenta con un buen doblaje al inglés, que le sienta bien y aumenta la sensación de estar viendo una serie de animación.

Fin del trayecto. ¿Continuar?

El nuevo Battletoads se alza como una interesante pero breve propuesta en la que se mezclan distintos modos de juego aderezados con un acertado humor y con un marcado estilo de dibujos animados modernos. Si tuviera que buscar algún tipo de comparación en cuanto al humor y al estilo artístico, diría que se asemeja a lo ocurrido con Teen Titans Go!, la serie de Cartoon Network, recuperando una licencia clásica para darle un toque más alocado y humorístico. El juego cuenta con multijugador cooperativo, aunque solo se permite en local, no contando con ningún tipo de función online, lo que es una verdadera pena y se echa muy en falta. El juego es realmente divertido al jugarlo de forma cooperativa, y un modo online le habría venido de perlas. En general se trata de una obra entretenido que, para lo poco que dura, si bien puede hacerse algo aburrido debido a la constante repetición, merece la pena.

A los fans de la saga, solo puedo daros la enhorabuena. Disfrutad del regreso de los batracios, que sin duda, se trata de un título que está a la altura de las expectativas y de la saga original. Si no os molesta el estilo artístico, no tengo dudas de que disfrutaréis de un curioso y alocado beat ’em up como pocos hay en la actualidad.

7
Recomendado
">
Sinopsis
¡Se acabó la espera! Rash, Zitz y Pimple por fin han vuelto para abrirse paso a puñetazos por una aventura totalmente nueva llena de acción y de caos coreografiado. Las partidas cooperativas en el sofá nunca volverán a ser como antes.
Pros
Buen humor y trama entretenida
Variedad de modos de juego
Genial apartado gráfico, muy cercano a la animación occidental
Buena BSO
Contras
Muy corto, rondando las 3 horas de duración
Se puede llegar a hacer muy repetitivo, en especial durante las fases beat 'em up
Falta de multijugador online
Porno Gratuit Porno Français Adulte XXX Brazzers Porn College Girls Film érotique Hard Porn Inceste Famille Porno Japonais Asiatique Jeunes Filles Porno Latin Brown Femmes Porn Mobile Porn Russe Porn Stars Porno Arabe Turc Porno caché Porno de qualité HD Porno Gratuit Porno Mature de Milf Porno Noir Regarder Porn Relations Lesbiennes Secrétaire de Bureau Porn Sexe en Groupe Sexe Gay Sexe Oral Vidéo Amateur Vidéo Anal
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X