Fecha de Lanzamiento
29/07/2022
Distribuidora
Bandai Namco
Plataformas
PS4, Xbox One, PC, Switch
Versión Analizada
Xbox One
Dentro de la industria del videojuego, pocas batallas entre marcas han sido tan recordadas como la vivida entre Pokémon y Digimon. Y es que, a pesar de que las compañías detrás de estos grandes nombres (Nintendo y Bandai Namco, respectivamente) no hicieron pública la presencia de algún tipo de enemistad (como si lo hicieron en su día tanto Sega como la ya citada Nintendo), lo cierto es que los puntos que unían a ambas franquicias hacían que los jugadores buscaran potenciar una cierta competitividad. A principios de los 2000, o eras de Pokémon, o eras de Digimon. Y bueno, había unos pocos que eran de Medabots, pero estos ya están extintos. En mi caso, desde pequeño he sido fan de Pokémon y he seguido con mucha pasión tanto los videojuegos como la serie animada, lo que hacía que le tuviera una cierta desconfianza a Digimon en muchos de sus productos. Y si me paro a pensarlo, realmente no sabría decir por qué: Digimon Adventure, la primera serie basada en la marca, me gustaba mucho, y aunque las temporadas posteriores no terminaron de engancharme (algo en lo que afectó la dificultad para ver la serie en abierto en España) siempre quedé con el buen recuerdo de esta serie. Eso sí, mientras que podía afirmar que en calidad de animación Digimon superaba a Pokémon, no podía decir lo mismo de los videojuegos.

Habiendo nacido en la industria del videojuego, lo cierto es que Digimon nunca consiguió despegar de la misma forma que lo consiguió la serie de los monstruos de bolsillo. Muchos recuerdan con cariño Digimon World, pero a veces la nostalgia nos juega malas pasadas: si lo miramos a día de hoy, se trata de un RPG con elementos de gestión que peca de un control y un diseño bastante pobres. Lo mismo se puede aplicar a sus secuelas. Y ojo, no son títulos aborrecibles, y se pueden disfrutar perfectamente, pero creo que la franquicia podía ofrecer mucho más de lo que ofreció. No será hasta la pasada generación que, a mi parecer, Digimon consigue despegar ofreciendo títulos punteros y con una calidad jugable a la altura de lo que se podría esperar. Así, la serie Cyber Sleuth presentaba un nuevo formato de RPG que atrajo tanto a los fans clásicos como a nuevos jugadores que, hasta el momento, no habían entrado en contacto con la franquicia. Digimon volvía, poco a poco, y con una base de jugadores mayor. Aprovechando esta situación, la buena gente de Bandai Namco no se quedó de brazos cruzados y comenzó el desarrollo de un nuevo título: Digimon Survive, el título que hoy tengo el placer de analizar. Y es que, tras varios retrasos y tras años y años de desarrollo, el título de estrategia y terror por fin ve la luz en la actual generación de consolas. Aunque, como podréis ver a continuación, el juego se aleja mucho de lo visto hasta el momento en la franquicia para apostar por un modelo totalmente original y único. ¿Habrá funcionado la nueva dirección que toma la franquicia con este título, o se trata más bien de un paso en falso? Pues sin más dilación, toca adentrarse en el mundo digital. ¡Dentro análisis!

 

¡Digievolución de formato!

Sin lugar a dudas, el aspecto más importante de este título es su narrativa. Y no es para menos, teniendo en cuenta que, a grosso modo, nos encontramos a una visual novel pura y dura, que por mucho que plantee combates tácticos no abandona en ningún momento la estructura de este género, uno muy querido por el publico nipón pero algo desconocido para el publico general occidental. Así, el título plantea la historia como su eje central, y esta nos pone en la piel de Takuma Momozuka, un joven estudiante japonés que, junto a varios compañeros de clase, se embarcan en una excursión escolar hasta lo más profundo de los montes japoneses, resguardándose durante días en una vieja escuela abandonada. Tras la pérdida repentina de Saki Kimishima y Ryo Tominaga, dos alumnos radicalmente opuestos y extremadamente particulares, tanto Takuma como Aoi Shibuya y Minoru Hinata decidirán buscarlos por los profundos bosques. A esta búsqueda se unen Shuuji Kayama, el mayor de este grupo, y Kaito Shinonome, un chico que vive en la zona y que busca a su joven hermana, Miu. Encontrar a los chicos perdidos fue sencillo, pero cuando menos lo esperan… Todos quedan atrapados entre una misteriosa niebla y unas criaturas peligrosas que les atacan sin miramientos. Poco a poco descubrirán que son los únicos humanos que parecen estar por la zona, y que no podrán huir fácilmente del lugar, aunque por suerte cuentan con la ayuda de unos amigables monstruos, los emblemáticos Digimon. Agumon, Dracmon y compañía se aliarán con los chicos humanos para descubrir el misterio detrás de las criaturas hostiles, de la niebla y de este extraño lugar, al mismo tiempo que averiguan la forma ideal para huir.

La historia, como podéis observar, plantea una serie de misterios más que interesantes que hacen que uno no pueda despegarse del asiento, te guste más o menos el género. En mi caso, lo cierto es que no soy un gran fan de las visual novel, y me cuesta mucho engancharme a una cualquiera… Pero eso no ha ocurrido aquí. Desde el primer momento el título me ha enganchado gracias a sus carismáticos (aunque más que predecibles) personajes, su interesantísimo planteamiento centrado en el misterio y su toque más adulto y cercano al terror, que le da una nueva forma a la franquicia como nunca antes se había visto. Esto último sorprende especialmente gracias a lo bien que funciona, pues hace que el título remita a otros grandes juegos del género al mismo tiempo que nos hace reflexionar acerca de la propia franquicia. Si bien la estructura de la historia se puede llegar a hacer algo pesada, en parte debido a la repetición de planteamientos concretos (los primeros capítulos pueden llegar a sentirse repetitivos porque buscan plantear la misma idea con distintos personajes, pero que no revelaré para evitar spoilers), lo cierto es que funciona como una buena serie: llevándola poco a poco, la historia de Digimon Survive cala mucho, y engancha como pocas. Los fans de la franquicia disfrutarán mucho de esta, y los ajenos a la franquicia también gracias a que todo parte de cero. Eso sí, quizá si no os gustan las visual novel podáis encontrar un mayor problema, pero creo que es mejor hablar de eso en la siguiente sección.

 

Tomando decisiones dentro y fuera del campo de batalla

Como ya os comentaba antes, el título se divide en dos porciones jugables bien diferenciadas: una cercana a la visual novel, que ocupa aproximadamente el 70% del juego, y una más cercana al RPG táctico, que ocupa aproximadamente el 30% del juego. La parte de visual novel es bastante sencilla, y no arriesga mucho a pesar de que plantea cosas que, personalmente, me parecen un acierto. Por citar algún ejemplo, me ha gustado el detalle de contar con un botón que te indica los elementos en pantalla con los que puedes o no interactuar, pues un problema de muchos juegos del estilo era la poca claridad a la hora de verlos. Otro detalle que me ha gustado es el golpe que dan algunos giros en la trama, que sin duda hacen que el juego impacte. Hay elementos que uno no espera que ocurra, y que tienen un efecto directo en la otra porción jugable, lo que, aunque es duro, es todo un acierto. Sin embargo, no todo me ha terminado de convencer, y por ejemplo he acabado aborreciendo la excesiva linealidad del título. Y es que, si bien entiendo que el objetivo del título no era plantear un título con una historia ramificada desde el principio, no termino de entender como plantean posibles decisiones que no llevan a nada. Se nota mucho cuando el juego quiere seguir un guion estable, y cuando permite modificar algo. Hablando de modificar, encontramos un sistema que, indudablemente, me ha recordado a Shin Megami Tensei, y es que llegados a cierto punto, y según nuestra moral, podremos acceder a tres rutas distintas. ¿Y qué es la moral? Pues es una balanza que se plantea en base a las interacciones con los personajes y las frases elegidas. Me ha gustado este sistema, aunque no aporta tanto a la rejugabilidad debido a la excesiva longitud del título. A fin de cuentas, no es fácil darle varias vueltas a una visual novel que puede alcanzar una duración mínima de unas 25 horas. 

El sistema de moral tiene también un efecto directo en el apartado de RPG táctico, pues según la moral que tengamos accederemos a una u otra digievolución. Al más puro estilo Fire Emblem o Disgaea, nos encontramos ante escenarios divididos en cuadrados a través de los cuales podremos mover a nuestros personajes. Estos contarán con diferentes estadísticas, y según estas podrán atacar más o menos, desplazarse más lejos o más cerca, y tener más o menos vida, entre otras cosas. Por supuesto, solo atacarán los Digimon, y estos cuentan con ataques normales (que no consumen nada al usarse) y ataques especiales, más poderosos y con un mayor alcance. Hay un sistema de tipos elementales, y una muy buena variedad de personajes (que podremos incluir en nuestro equipo a través de un sistema de diálogos que, de nuevo, remite a Shin Megami Tensei), pero esto no quita que se pueda llegar a sentir algo pesado. Creo que el sistema de combate podría dar mucho más de si, y peca de falta de mecánicas novedosas que estén acordes al desarrollo del género vivido en los últimos años. Siento como si se tratara de un sistema de combate extraído de principios de los 2000, estando algo desfasado. No es un mal sistema, pero podría haber dado mucho más de si. Y lo mismo ocurre con el diseño de los mapas: es algo obtuso y no muy imaginativo. Se podría haber dado un mejor trabajo. 

 

¿Es una serie de alto presupuesto, o un videojuego?

A nivel técnico el juego me ha encantado, gozando de un apartado artístico ejemplar en el que destacan especialmente los originales e imaginativos diseños de personajes y la creatividad a la hora de presentar los escenarios. La atmósfera, cercana al misterio y terror, evoca de una forma ejemplar la sensación de abandono y de estar ante una situación de supervivencia, y el título lo plasma muy bien gracias a los fondos y los efectos visuales, muy logrados y trabajados. Eso sí, creo que se podrían haber mejorado un poco las animaciones de los personajes en los combates de estrategia, ya que dejan mucho que desear. Dejando esto a un lado, no tengo problema alguno en admitir que Digimon Survive es una de las visual novel más trabajadas a nivel gráfico y técnico de los últimos años, una que se ve de escándalo, lo que es digno de elogio.

Algo similar ocurre en lo referente al apartado sonoro, pues encontramos un conjunto de melodías muy bien elegidas y utilizadas que ayudan de una forma excelente a ambientar el juego. El doblaje también es de un muy alto nivel, y los fans del anime estarán muy contentos con el trabajo realizado.

 

Conclusión: Un título ideal para los fans y no tan fans de Digimon

Digimon Survive es un juego que mantiene el nivel presentado en las últimas entregas de la franquicia, a pesar de que no se parece a estas en nada. Y es que, nos encontramos ante un título de misterio, terror y estrategia, en el que pasaremos la mayor parte del tiempo leyendo los diálogos y las descripciones de una historia muy bien escrita y plagada de giros de guion sorprendentes y bien hilados. Lo que mejor funciona dentro del juego, además de su parte visual y sonora, es su narrativa, aunque algunos jugadores encuentren aquí un importante problema: las visual novel son el género de nicho por excelencia, y no cualquiera está dispuesto a darle una oportunidad. Sin embargo, yo os diría que, si no sabéis que hacer, le deis al juego una oportunidad, pues a pesar de su extensa duración no tengo dudas de que os encontraréis con un título que os encandilará y que os hará mirar con otros ojos a este tipo de juegos. 

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
Digimon Survive presenta un híbrido entre novela visual y RPG táctico que tiene lugar en un mundo misterioso lleno de monstruos peligrosos y combates mortales que pondrán a prueba tu capacidad de supervivencia.
Pros
Su historia engancha como pocas, y sorprende como ninguna
A nivel artístico y técnico es un paso adelante en el género
En lo sonoro el título triunfa
Contras
A pesar de lo que engancha, la historia tarda en arrancar
Las partes de combate táctico se podrían mejorar bastante
X