[Análisis] F.I.S.T.: Forged In Shadow Torch

[Análisis] F.I.S.T.: Forged In Shadow Torch

Fecha de Lanzamiento
07/09/2021
DISTRIBUIDORA
bilibili
PLATAFORMAS
PlayStation 5 y PlayStation 4
VERSIÓN ANALIZADA
PlayStation 5
Pocos géneros hay más manidos en el panorama independiente que los metroidvania, y es que, estos últimos años han sido lanzados incontables títulos cimentados en este género, algunos de ellos han conseguido destacar por encima del resto elevándose en el Olimpo, mientras que otra cantidad mucho más enorme, ha pasado sin pena ni gloria sin hacer ruido alguno perdiéndose en el basto y oscuro mar de títulos que se lanzan cada semana en las diferentes tiendas virtuales de PC y consolas. Uno pensaría que, en base a esto, se necesita algo especial para destacar entre este gigantesco catálogo, algo que FIST: Forged In Shadow Torch, el videojuego desarrollado por la compañía independiente TiGames y distribuido por bilibili, ha intentado conseguir; de hecho, ya apuntaba maneras en aquella gala de The Game Awards del 2020 cuando fue anunciado al mundo. ¿Un conejo con un brazo robótico gigante en un mundo dieselpunk repartiendo estopa a diestro y siniestro? ¿Qué ser humano podría resistir la tentación de sentirse mínimamente atraído por eso? Hoy, con el juego ya a la venta, os cuenta más sobre esta interesante propuesta proveniente de China.

 

Volviendo a la acción por amistad

Ambientado en un hermoso mundo dieselpunk, asumimos el papel de Ray, un conejo ex-soldado de la resistencia áspero y descontento, que sin duda parece haber consumido la chispa de su vida. Debido a que la Legión está haciéndose con el control totalitario, nuestro protagonista se ha entregado a una vida de soledad, renunciando a su lucha por la justicia. A medida que el control de la Legión sobre Torch City se expande hasta un grado asfixiante, que culmina con el arresto de su amigo cercano, Ray decide tomar medidas y volver a la acción. Recuperando su puño mecánico, ahora debes abrirte camino a través de la jerarquía de la ciudad en una aventura increíble y memorable, en un intento por salvar a su compañero del destino que le espera a aquellos contrarios al régimen.

Los tres pilares de este juego, al igual que en cualquier buen metroidvania que se precie, son la exploración y el combate (normalmente también el plataformeo, pero el juego de TiGames no hace tanto hincapié en este). Comenzando directamente por el sistema de combate, F.I.S.T.: Forged In Shadow Torch apuesta por un sistema basado en combos que pueden mejorarse con el paso del tiempo siempre y cuando consigamos lo necesario para ellos, expandiendo así todavía más el abanico de golpes entre los diferentes botones. Con tres armas diferentes que desbloqueas durante tu aventura, el combate, sencillo en los momentos iniciales de desbloquear un arma, se vuelve variado y profundo cuando vamos mejorándolas. El puño actúa como una excelente opción a corto alcance, mientras que el taladro tiene ataques de alcance medio que pueden golpear fácilmente a varias personas a la vez, sin olvidarnos del látigo, que puede desencadenar golpes rápidos y efectivos a largo alcance.

Para reforzar nuestro arsenal principal, existen una serie de dispositivos como un bastón de choque basado en parrys y un zumo de zanahorias para ayudar a recuperar salud en momentos de flaqueza. Debido a la capacidad de cambiar instantáneamente entre armas, el flujo de combate mejora gracias a gran cantidad de posibilidades para crear un sistema de combate divertido y rápido. Es muy entretenido desbloquear nuevos ataques y jugar con ellos en tiempo real para ver qué tipo de resultados puedes obtener si los combinas entre sí.

El diseño de niveles de F.I.S.T.: Forged In Shadow Torch es lo que cualquiera esperaría de un videojuego de estas características, un mapa enorme y extenso disponible desde el principio con una exploración que queda reducida a unas cuantas zonas por culpa de puertas de metal, saltos fuera de alcance y similar, que no podrán visitarse hasta que se alcanza el objetivo correcto o se desbloquea la habilidad. Las áreas posteriores hacen uso de sus nuevas habilidades, variando la jugabilidad para asegurarse de que cada momento sea diferente al volver a visitar una zona conocida. La historia principal también se ve impulsada por varias misiones secundarias que pueden desbloquear nuevas habilidades. Mucho más que distracciones destinadas a prolongar la duración de la experiencia, son muy recomendables y aconsejaría tratarlas como parte del juego principal.

Oponiéndose al sistema de plataformeo habitual basado en la precisión, con la capacidad de correr, agarrarse, deslizarse y saltar paredes, este tipo secciones requieren que hagamos maniobras verticales a través de áreas peligrosas en emocionantes secuencias que requieren habilidad y tiempo, aunque esto no quiere decir que los saltos más clásicos también estén presentes. Hay también algunos rompecabezas ambientales colocados metódicamente, alterando así el ritmo del juego. Generalmente son bastante sencillos y basta con mover algunos elementos concretos para activar puertas y ascensores con el fin de progresar.

Hay una importante variedad de enemigos en términos de apariencia y ataques, contando cada uno de ellos con sus propios puntos débiles que habrá que descubrir y castigar través de la experimentación con el posicionamiento de golpes y combinaciones. Por otro lado, los jefazos de turno ofrecen, como no podía ser de otra forma, el mayor desafío del juego. Hay que estudiar bien cada ataque para saber contrarrestarlos en consecuencia si queremos triunfar. Si bien algunas peleas pueden ser complicadas y llevarnos más de un intento, es difícil sentir que hay injusticia en esto. A lo largo del mapa hay terminales que actúan como puntos de control, lo que le permite desbloquear nuevos movimientos y recuperar salud. Estos están posicionados generosamente, lo que significa que si mueres y lo más probable es que cuando mueras, no tardarás en volver a donde estabas.

 

Una mezcla de contrastes

A nivel visual, la obra de TiGames logra sorprender gracias en buena parte a la cantidad de detalles sorprendentemente alta en todas partes del mundo. La evidente combinación de arquitectura china más tradicional contrasta con la enorme cantidad de luces de neón y metales que invaden las calles, dando como resultado un choque de contrastes entre lo clásico que intenta prevalecer y lo nuevo, que intenta fagocitarlo todo a su paso. Los metales y el agua dejan unos hermosos reflejos, además, el diseño de personajes brilla con la misma intensidad y todos tienen un aspecto y rasgos de carácter distintivos.

La banda sonora no se queda a la zaga, combinando electrónica y rock, con un poco de metal, para crear temas con mucho ritmo que le sientan fantásticamente a la temática. Durante los momentos de exploración, el rock pasa a un segundo plano para dejar paso a una música más atmosférica con música más lenta. Ray y el elenco de personajes secundarios cobran vida con cariño gracias a una variedad de talentosos actores de doblaje, imprimiéndoles una personalidad concreta en el sórdido inframundo de Torch City. El DualSense, por su parte, se utiliza en este juego, aunque de forma algo más ligera que en otros títulos, mediante pequeños sonidos por el altavoz y algo de retroalimentación a la hora de golpear.

 

Conclusión

Sorprende que, siendo esta la primera obra de TiGames, hayan conseguido sacarse de la manga un título que hace tan bien las cosas, convirtiéndose en un indispensable para los aficionados a los metroidvania. Con unas bases sólidas, un diseño de niveles, un combate accesible que se hace más y más profundo con cada mejora, y, por supuesto, una estética dieselpunk que se entremezcla con arquitectura china; queda un resultado que ya lo quisieran otros para su título debut. Sin duda, habrá que estar muy atento a todos los desarrollos que vayan llegando desde China.

8
Recomendado
">
Sinopsis
Hace seis años Torch City, que estaba gobernada por los animales, fue invadida por la Legión Robótica. Después de la derrota, el conejo Rayton, ex soldado del Ejército de Resistencia, lleva una vida retirada. Con el arresto de un amigo suyo, él no tuvo más remedio que volver a luchar con el enorme puño metal y emprender un viaje de contraataque. Sin embargo, él no sabía que estaba a punto de verse envuelto en una complicada conspiración entretejida por la Legión, el Ejército de Resistencia y la Banda de Ratas.
Pros
Hace un buen trabajo en cuanto a diseño de niveles se refiere
El combate es sencillo inicialmente pero gana en profundidad al avanzar
La mezcla en su ambientación asiática combinada con elementos dieselpunk
Contras
La historia es muy poco memorable
Algunos picos de dificultad que pueden hacer sufrir a más de uno, especialmente en jefes
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X