Fecha de Lanzamiento
28/06/2022
DISTRIBUIDORA
Maximum Games
PLATAFORMAS
PlayStation 5, Xbox One Series, PlayStation 4, Xbox One y PC
VERSIÓN ANALIZADA
Xbox One Series
Hace poco, concretamente en el análisis de Oxide Room 104, os comentaba que el tramo que engloba principios del pasado mes de junio y principios de julio, se había convertido en una especie de maravilloso mes para aquellos jugadores que disfrutamos del terror, una especie de mes de octubre adelantado, pues en esos días se juntaban cuatro lanzamientos de gran interés. El primero era The Quarry, lo nuevo de Supermassive Games (padres de Until Dawn y toda la serie The Dark Pictures junto a Bandai Namco) en colaboración con 2K. El segundo, un título independiente desarrollado en nuestro país por WildSphere, Oxide Room 104. El tercero, que además es el protagonista absoluto de este texto, no es otro que Fobia – St. Dinfna Hotel, desarrollado por el estudio brasileño Pulsatrix Studios, con la publicación de Maximum Games. El último, y uno de los siguientes análisis de esta web, será MADiSON, un prometedor videojuego creado por BLOODIOUS GAMES, un estudio afincado en Buenos Aires (Argentina).

 

Investigando a un peligroso culto

En Fobia – St. Dinfna Hotel encarnas al periodista novato Roberto Leite Lopes, un joven que, en su afán por investigar algo nuevo, una especie de gran primicia que consiga darle ese impulso que tanto necesita, termina contactando por internet con una chica llamada Stephanie que le invita a investigar junto a ella unas extrañas desapariciones relacionadas con un misterioso culto que han tenido lugar en Treze Trilhas, para lo cual, le insta a registrarse en el Hotel St. Dinfna, siendo este el punto en el que ambos se verían por primera vez y pondrían sus notas en común para atar cabos y continuar a pie de calle con sus pesquisas.

Una vez registrado y para sorpresa de nadie, Roberto es incapaz de contactar con Stephanie, la mujer no parece estar por ningún lado. Así pues, tras varios días alojado en el hotel a esperas de saber de su nueva compañera de investigación, Roberto, que ve que es incapaz de avanzar con su trabajo en solitario, decide que es el momento de dejar de esperar y volver al aeropuerto para coger un avión y volver así a casa, con esa sensación agridulce del que sabe que solamente ha conseguido perder tiempo y dinero. Pero claro, las cosas en Treze Trilhas nunca son tan fáciles… todo se tuerce de un momento a otro y comienzan a suceder eventos de difícil explicación. El Hotel St. Dinfna ha cambiado, las lujosas habitaciones y pasillos del edificio, han dejado paso a los escombros, las llamas y a extrañas criaturas poco amistosas que pululan por ahí. ¿Serás capaz de sobrevivir a esta pesadilla mientras buscas una forma de abandonar el hotel? ¿Qué ha pasado con Stephanie? Muchas incógnitas que esperan su respuesta.

La historia es bastante estándar dentro del género, de hecho, hay unos cuantos clichés fácilmente predecibles por aquí y por allá. Quizás, lo más interesante está en los cambios de perspectiva de Roberto a flashbacks de otra persona, pasando así por diferentes líneas temporales. Hay dos finales diferentes, que cambian en base a una decisión que se toma al final, rotando así entre uno «bueno» y otro «malo». Lo bueno, es que si queréis ver el otro final, únicamente tendréis que derrotar al jefe final de turno y escoger la otra opción, por lo que poco tiene que ver lo que hayáis hecho durante el transcurso de la partida. Aunque la historia no vaya a conseguir atraparte, me alegra añadir que esto pasa a ser algo secundaria en esta obra, un factor que está lejos de ser decisivo, pues Pulsatrix Studios lo compensa fácilmente con un trabajo bastante decente al establecer la jugabilidad y el misterio detrás del hotel.

 

Bienvenido al Hotel St. Dinfna, un lugar con personalidad

Sin ningún atisbo de duda, la mejor carta de presentación de Fobia – St. Dinfna Hotel es, efectivamente, el Hotel St. Dinfna, punto neurálgico en el que se desarrolla toda la acción. Se trata de un edificio muy bien diseñado, relativamente grande y explorable en su mayoría, con muchos pasillos, escaleras y habitaciones que recorrer. La forma principal de lograrlo es encontrando los botones del ascensor, que puede colocar en el elevador principal y usar para moverse, ya que muchas de las escaleras que conectan los diferentes pisos están plagadas de obstáculos insalvables. Por si fuera poco, hay una serie de enemigos que intentarán acabar con nosotros, especialmente uno de gran tamaño y muy mala pinta, que hará aquí las veces de Nemesis y Mr.X en sus respectos Resident Evil (franquicia a la que hay alguna que otra alusión), alterando así nuestras rutas por el hotel, a la vez que corremos de un lado a otro para huir rápidamente de este ser, ya que si bien es posible detenerlo momentáneamente con unos cuantos tiros, matarlo es ya harina de otro costal…

El juego tiene el típico diseño de Resident EvilSilent Hill. Miras alrededor de las diferentes áreas del hotel, encuentras elementos clave y los usas para abrir nuevas formas de avanzar y resolver acertijos. Desafortunadamente, no hay un mapa general del hotel al uso (aunque en todas las plantas hay una placa con la disposición de las diferentes habitaciones y algunos colores que ayudan a saber si es posible o no acceder a estas áreas), pero es bastante fácil orientarse sin uno, por lo que no supone ningún tipo de problema. Hay objetos bloqueados que requieren llaves y combinaciones para abrirse y también hay munición, objetos curativos, coleccionables y demás esparcidos por todas partes, lo que hace que sea una buena idea prestar atención a todo. Si sois de los que gozan explorando literalmente cada rincón, entonces el juego sabrá recompensar generosamente vuestra curiosidad.

Una de las mecánicas más únicas y admirables, es la posibilidad de acceder a una cámara mediante la cual el protagonista puede ver otras líneas temporales, criaturas antinaturales, pistas crípticas y más. ¿Estás atascado y no tienes claro a donde ir a continuación? Levantar la cámara puede revelar un pasadizo secreto o un agujero que no estaba allí antes. ¿Hay delante de ti una caja fuerte y no tienes claro cuál puede ser la combinación? A esto generalmente también ayudará tu fiel cámara. Igualmente, encontraréis más recursos de esta manera, así que es de vital importancia asegurarse de revisar cada habitación a fondo, tanto de forma natural como utilizando la cámara. Un truquito ocasional que puede contribuir enormemente a saber cuándo usar la cámara, es la presencia de una mano ensangrentada en una pared. No obstante, no siempre habrá una «pista» que te indique cuándo usar la cámara, por lo que no dudéis en activarla de forma constante.

Los aspectos relacionados con el survival horror quedan en un segundo plano si se compara con el magnífico apartado de exploración del que hace gala el título. Estás armado con una pistola desde el principio, y con un poco de exploración durante el transcurso de la historia, serás capaz de ampliar tu inventario armamentístico con una escopeta y una ametralladora, amén de una magnum si eres capaz de ir un poco más allá en tu búsqueda por resolver los rompecabezas del hotel. Naturalmente, también encontrarás distintos tipos de municiones y elementos de curación (necesitarás juntar gasas, esparadrapo y alcohol para obtener un botiquín de curación completa, aunque con la gasa y el esparadrapo serás capaz de crear una venda con un poder curativo menor, pero al menos utilizable). El juego se desarrolla en primera persona y el gunplay es correcto, no obstante, solamente hay un par de enemigos distintos (obviando los jefazos, claro está).

Por otro lado, tampoco hay demasiados jefes, solamente tres (al menos que yo haya visto). Si bien añaden algo más de variedad y te obligan a realizar un esfuerzo decente, dejándote en muchas ocasiones con las balas justas (esa terrible sensación de gastar toda esa preciada munición que intentabas acumular desde hace horas), se reducen a simples intercambios de balas por parte de nuestro protagonista contra el ser infernal de turno, mientras corremos de un lado a otro intentando evitar los pocos ataques de los que disponen estos infraseres del averno. No hay rompecabezas, ni segundas fases, ni nada por el estilo, simplemente batallas de aguante mientras intentamos racionar los objetos curativos y la munición (aunque el juego tiene a bien poner a disposición del jugador distintas balas en las zonas acotadas de pelea contra jefes). El juego, por cierto, se completa en unas 10-12 horas, dependiendo de nuestro interés por explorarlo todo o ir directamente a centrarse en la historia.

Gráficamente, Fobia – St. Dinfna Hotel es en realidad mucho más impresionante de lo que esperaba antes de comenzar a jugarlo. Pulsatrix Studios ha hecho un buen trabajo utilizando el Unreal Engine 4, ya que el juego se las arregla bastante bien creando un hotel con gran cantidad de detalles y mucha información visual en forma de historias ambientales y pequeños detalles que, si eres de los que observan cada rincón, sin duda disfrutarás. Por otro lado, los diseños de las criaturas están bien, aunque no podrás verlos a menudo, ya que no aparecen con frecuencia. Dicho esto, debo matizar que su presentación no es perfecta, ya que a menudo carece de animaciones en primera persona y los modelos de los personajes tampoco logran brillar.

 

Conclusión

Fobia: St. Dinfna Hotel es un título fácil de recomendar si eres fan de Resident Evil, ya que la tensa exploración del hotel evoca esos buenos momentos que uno experimenta con la franquicia de Capcom. Es un edificio maravillosamente diseñado en la que es fácil perderse gracias a la falta de indicaciones, pero aún así no se siente demasiado obtuso. Aquí no hay grandes sustos ni tampoco se trata de disparar constantemente contra todo lo que se mueve, es la exploración y la resolución de rompecabezas lo que realmente define a la obra de Pulsatrix Studios. ¿Es esto lo que buscas? Si es así, enhorabuena, Fobia: St. Dinfna Hotel. En caso contrario, bueno, hay otras muchas buenas opciones en el mercado.

7
RECOMENDADO
">
Sinopsis
En Treze Trilhas se encuentra el Hotel St. Dinfina, objeto de misteriosas desapariciones y actividad paranormal. Para desvelar su historia, el periodista Roberto Leite Lopes viaja a Santa Catarina siguiendo un consejo de su amiga Stephanie. Sus habilidades serán necesarias para descubrir la verdad y sobrevivir al descubrir una cámara que revela diferentes líneas temporales, una secta fanática, experimentos humanos y apariciones. Resuelve puzles e impede su caza mientras el pasado, presente y futuro se enfrentan.
Pros
El diseño del Hotel St. Dinfna es realmente bueno
Los amantes de la exploración se divertirán con esta experiencia
Una gran variedad de rompecabezas con un buen equilibrio de dificultad
Contras
Su vertiente más survival queda en un segundo plano
La historia tiene algún que otro cliché y no consigue enganchar
X