[Análisis] Mahokenshi

Fecha de Lanzamiento
24/01/2023
Distribuidora
Iceberg Interactive
Plataformas
PC
Versión Analizada
Steam
Las mitologías han servido a lo largo de la historia como una fuente inagotable de ideas a la hora de construir universos de ficción. La inventiva creada por las civilizaciones del pasado con el objetivo de dar una explicación de los fenómenos de la naturaleza ha demostrado ser absolutamente creativa y variada. Más allá de ciertos puntos en común, cada una de las mitologías del mundo han aportado su granito de arena a la hora de presentar criaturas enigmáticas y asombrosas, seres poderosos y situaciones épicas e inolvidables. Así, pronto se nos vienen a la cabeza grandes historias como la batalla del Rägnarok en la mitología nórdica, o acontecimientos únicos como el juicio de Osiris en la Duat de la mitología egipcia. ¡Incluso el cristianismo ha servido como una enorme fuente de inspiración a la hora de crear grandes historias! Solo hay que echar un vistazo a la obra maestra de Dante Alligheri, la Divina Comedia. Sin embargo, lo común de todas estas mitologías es que conocemos mucho de ellas porque nos tocaron de cerca. Así, son ideas y conceptos que tenemos muy presentes en nuestro día a día, y no nos resulta nada extraño enfrentarnos a una obra donde se presenten conceptos tan originales como el de Yggdrassil o el del Panteón Olímpico. Entonces… ¿Qué ocurre con aquellas obras que toman como punto de partida aquellas mitologías que nos son algo más desconocidas? Pues que se da una más que interesante mezcla de intriga y desconocimiento, atrayendo indiscutiblemente a cualquiera que se sumerja en esa obra.

Solo hay que echar un vistazo a la industria del manga para darnos cuenta de esto. Algunas de las grandes obras de este medio han incorporado elementos de las mitologías budista y sintoísta para crear su propia mitología, lo que ha permitido que una gran parte del público occidental pueda tener un cierto acceso a estos conocimientos. Conceptos como Amaterasu, Izanagi o Izanami podrían ser algo desconocidos para nuestros padres y abuelos, pero poco a poco se están ganando un lugar más que merecido en la cultura universal. Y esto, cada vez más, se va notando en la industria del videojuego. A fin de cuentas, muchos son los juegos que incorporan a estas figuras dentro de su cosmos, y precisamente el juego del que hoy vengo a hablaros hace gala de esto. Y es que el nuevo título de Game Source Studios es, al mismo tiempo, una carta de amor al género del rol y a la cultura japonesa clásica, presentando una épica historia de dioses, monstruos y guerreros. Os hablo, por supuesto, de Mahokenshi, un título de rol con vista cenital que apuesta por un interesante sistema de combate basado en cartas. ¿Queréis saber qué tal ha salido el juego? Pues sin más dilación, pasemos al análisis completo.

 

¡Hora del duelo!

La historia de Mahokenshi nos traslada a un entorno ficticio, las islas Celestiales, lugar paradisíaco donde conviven en armonía los dioses, las criaturas mitológicas y los hombres. Este gran territorio está dividido en cuatro reinos principales, identificados estos por la deidad a la que representan y por su color: el regio clan Zafiro, el sereno clan Topacio, el poderoso clan Rubí y el sigiloso clan Jade. A lo largo de los años, estos clanes han representado fuertes oposiciones entre sí, sirviendo como los antagonistas perfectos en una guerra sin fin. Sin embargo, estos reinos pronto tendrán que dejar sus diferencias a un lado debido a la amenaza de un enemigo en común: la Corrupción. Solo unidos podrán derrotar al ancestral mal que pretende destruir las islas Celestiales. Si bien la premisa sobre la que se estructura el juego es realmente interesante, lo cierto es que la narrativa se diluye rápidamente conforme nos sumergimos en la campaña del juego. No es que no haya como tal una historia, ya que hay un hilo narrativo conductor que nos guía, pero su importancia está reducida a lo más mínimo. ¿Esto es algo negativo? Pues la verdad es que no, pues el juego no deja de ser interesante en ningún momento. La falta de una historia profunda se ve solventada con la presencia de eventos, pues a lo largo de cada partida tendremos que hacer frente a ciertos acontecimientos que nos afectarán de una forma u otra.

Estos se articulan como los eventos presentes en múltiples juegos de estrategia y gestión, contando pequeñas historias en las que, más que narrar hechos relacionados con el mundo o con ciertos individuos, se nos plantearán dilemas que afectarán a la partida. Esto es una pequeña muestra de como todo en este título funciona como apoyo de la jugabilidad. No hay una historia como tal y, aunque habría estado bien tener un mejor desarrollo de este universo o conocer a algún personaje concreto, lo cierto es que el sistema de eventos funciona a las mil maravillas. Por otro lado, cabe destacar que el título nos llega a nuestro territorio traducido al español, gozando con una traducción más que decente. Algo genial teniendo en cuenta que pasaremos la mayor parte del tiempo leyendo la descripción de nuestras cartas.

 

Aspirantes para derrotar a la Corrupción

A nivel jugable nos encontramos ante un RPG en vista cenital donde tendremos realizar la mayoría de las acciones a través de cartas. Estas las iremos consiguiendo conforme avancemos en el escenario, contando en un inicio con tan solo un par de cartas básicas. Es decir, cada partida comienza en un tablero concreto dividido en zonas. El pasar a cada zona nos costará energía, variando esta según el tipo de terreno al que pasemos. Conforme avancemos por el tablero podremos acceder a edificios concretos, y cada uno de estos nos ayudará otorgándonos ciertas ventajas u opciones (como mejorar ciertas cartas, obtener mejoras en nuestras estadísticas, etc.), siendo clave el establecer la mejor ruta para obtener un mazo decente y unas mejoras adecuadas. Esto aporta al título un componente estratégico la mar de interesante, siendo al mismo tiempo un título más frenético de lo que cabría esperarse. Los combates se realizan desde el mismo tablero, y solo habrá que estar cerca del enemigo para dar inicio al conflicto. En este podremos utilizar nuestras cartas a costa de nuestra energía, siendo necesario establecer estrategias para completar los combates de forma satisfactoria. Si bien es cierto que hay un cierto componente RNG, el que tengamos que construir nuestro mazo durante la misma partida hace que cada sesión de juego se vuelva realmente divertida.

Mahokenshi destaca especialmente por su variedad, pues a pesar de que el número de niveles presentes en la campaña es algo limitado, lo cierto es que cada uno de estos presenta un mapa y unas condiciones de batalla distintas. Además, el diseño de niveles brilla especialmente con luz propia, demostrando en cada uno de los niveles de la campaña un alto nivel de conocimiento a la hora de crear niveles divertidos e intuitivos. Eso sí, quizá el juego peca de ser algo sencillo y corto, pues pude completarlo en unas cuantas horas dentro de la dificultad media. Ciertas cartas están especialmente «rotas», y es muy fácil encontrar estrategias con las que hacernos con la victoria fácilmente. En general, el sistema de juego es absolutamente divertido, pero me habría gustado enfrentarme a un desafío mayor. 

 

Visitando unas tierras mitológicas e hipnóticas

Pasando a hablar del apartado visual del título, este destaca más por su tratamiento artístico que por su apartado gráfico, que no deja de mantener un nivel correcto a pesar de que podría dar más de si. El diseño de las cartas, los personajes y, en general, de todo el título me ha gustado mucho, dando un nuevo enfoque épico a la cultura y mitología de Japón. Y lo cierto es que, con lo común que es ver juegos que tratan estas ideas, dice mucho de un juego que destaca a la hora de presentarlas. Por otro lado, a nivel técnico el juego funciona a las mil maravillas: nada de ralentizaciones, caídas o cualquier clase de bug. Se trata de un juego bien pulido, y eso es algo digno de elogio.

Por último, la banda sonora musical me ha dejado sorprendentemente frío. Quizá sería porque esperaba algo más de sus composiciones, pero lo cierto es que ninguna de estas me ha terminado de encajar. Un trabajo flojo que no está a la altura del resto del título.

 

Conclusión: Un gran título de cartas, rol y mitología

Mahokenshi se trata de un título realmente interesante, que propone un sistema de juego intuitivo y muy dinámico basado en el uso de cartas. Cada nivel aprovecha estas ideas para innovar y presentar situaciones de lo más divertidas, y su diseño artístico es realmente bueno. Eso sí, si venís buscando una historia profunda no la encontraréis, pues el foco del juego está en todo momento en su jugabilidad. Un juego corto pero sorprendente, que disfrutarán especialmente los amantes de los juegos de cartas.

8.2
Recomendado
">
Sinopsis
¡Comienza tu viaje y conviértete en un poderoso mago samurái! Elige tu senda del Mahoken y vive aventuras llenas de estrategia y construcción de mazos. Explora las islas Celestiales, construye tu mazo, lucha contra demonios y acaba con las fuerzas de la Corrupción.
Pros
Gran sistema de combate, y gran diseño de niveles
Su diseño artístico es genial
Contras
Si buscáis una historia profunda, no la encontraréis aquí
La banda sonora es excesivamente floja