[Análisis] My Hero One’s Justice

Toda aquella persona que esté mínimamente introducida en el mundo de manga y anime hoy en día, o incluso sin estarlo, ha oído hablar o es seguidor de Boku no Hero Academia; una de las series más populares tanto en Japón como fuera de ahí. Por tanto, siguiendo la línea de todos los animes con éxito últimamente, de la mano de Bandai Namco ha recibido un videojuego como ya se ha hecho este mismo año con Dragon Ball FighterZSeven Deadly Sins: Knights of BritanniaLittle Witch Academia: Chamber of TimeNaruto to Boruto: Shinobi Striker o el reciente Black Clover: Quartet Knights.

Me atrevo a decir que, detrás de FighterZ, es el juego de entre todos los mencionados anteriormente que más expectación ha creado y el cual los fans más esperaban. Sin ir más allá, yo mismo llevo desde que descubrí la existencia de este manga, hace ya poco más de dos años, siguiéndolo al día, y de la misma manera hice con el anime y sus respectivas temporadas. Me considero un gran fan de esta serie, y es por eso que este juego me ha decepcionado más de lo que podía esperar.

Parte de mi decepción puede ser consecuencia de que se haya encargado una desarrolladora tan inexperta como lo es Byking, quien únicamente ha hecho la trilogía de Gunsligter Stratos, por lo que creo que una franquicia como lo es Boku no Hero Academia, con todo el peso y la repercusión que esta tiene, se le queda muy grande a una compañía con tan poca experiencia como lo es Byking.

 

Una historia mal explicada

La historia de Boku no Hero Academia gira entorno a un mundo donde el 80% de la población tiene poderes especiales, con una infinita variedad y originalidad en ellos, pero dentro de esto está Izuku Midoriya, un joven que nació sin ningún poder, por lo que pasó a ser el objetivo de las burlas de Katsuki Bakugo, otro de los personajes importantes en la historia, llamándole Deku (que significa «persona inútil»).

Bien es sabido por todos que, finalmente, Midoriya acaba obteniendo poderes de la mano de All Might, el héroe número uno y al que admira como nadie. Pero claro, es un momento importante y significativo tanto por cómo sucede como por el hecho en sí, y es algo idóneo para ser visto animado, pero no será así.

En cuanto a escenas animadas, creo haber contado tres por historia (es decir, héroes y villanos), y sí, estas dos han sido buenas elecciones dada su importancia, pero no se trata de si han escogido bien sino de qué tan poco han escogido. Toda la historia está narrada a través de viñetas como si de un manga a color se tratase, aunque dentro de estas viñetas hay un mínimo movimiento para simular acción y que no se vea tan cutre porque, sí, lo es.

La historia como tal la explican desde el principio aunque van salteando, pasan únicamente por aquellos momentos que consideran importantes, pero no entraremos en acción hasta después del festival escolar, donde los alumnos son destinados a diferentes agencias que han solicitado su servicio para las prácticas; es decir: en la mitad de la segunda temporada del anime. Y abarcará hasta cierto momento que marca un antes y un después en el mundo de los héroes, deberíais saber ya de qué hablo pero, por si acaso, recuerdo que sucede hacia el final de la tercera temporada.

Por tanto, toman prácticamente todo lo sucedido hasta ahora y, bajo mi criterio, es una opción ideal dado que por el planteamiento que han querido darle donde los villanos tienen un papel también, no podían coger otros arcos que no fueran esos, ya que hasta después del festival escolar no ha habido realmente villanos suficientes como para crear un juego con ellos. Además, han metido también la posibilidad de jugar la historia desde el punto de vista de los villanos, una grata novedad para quien esté más interesado en el lado oscuro de My Hero One’s Justice.

El problema se halla, repito, en cómo lo han explicado. Hay muchísimo argumento y diálogos entre personajes que se ha perdido por ello y, además, al ser viñetas con imágenes y el texto debajo te incitan a pasarlas rápidamente, por lo que si no eres seguidor de la serie original te lo perderás sin darte cuenta.

 

Combates lunáticos

No, no se trata de que sean una locura, o al menos no en el sentido más positivo de la palabra, sino por el surrealismo que hay incluso en un mundo fantástico. Lo primero de todo, es que parece que estén en una zona con gravedad mínima ya que tanto a la hora de correr, como de golpear y de saltar, lo primero que se te viene a la cabeza al verlo es cualquier escena de película o serie donde estén en la Luna y un salto de longitud o altura ahí supera cualquier récord establecido en la Tierra.

Me explico: la sensación de juego una vez saltas es como si ya supieses que vas a tardar en caer más de lo normal, y por si fuera poco, se nos permite también hacer un segundo salto una vez estemos en el aire. Esto causa que en cada combate mínimo el 30 o 40% de la acción transcurra sin pisar el suelo, lo que hace que cueste mucho más de la cuenta el poder escapar en caso de ser el perjudicado, o el hacer algo más que spammear el botón de ataque normal.

Hablando de ataques, debo elogiar la gran similitud que hay entre la manera de representarlos en el juego y cómo son realmente, creo que la adaptación es bastante buena visualmente, pero su rango de efectividad en aquellos que no son ataques directos es bastante nefasto, habiendo muchísimos fallos en cuanto a si alcanza o no al enemigo. Algo malo también es que tratan de ofrecer demasiados ataques para un único botón, haciendo complejo la selección de ellos. Para terminar de quejarme, dejo caer lo innecesarias que son las letras en pantalla cada vez que se realiza un ataque especial.

La sensación de combate no es cómoda realmente, es más bien típica de uno de esos juegos en los que soportas pelear así porque la historia realmente merece la pena, pero este no es el caso. Además, algo molesto también es el escenario, que pese a estar muy bien montado, todo aquello que puede ser derruido lo es con un solo toque, aunque sea porque pasas corriendo por ahí.

 

Modos de juego y personalización

En lo referente a los modos de juego, meten un modo de misiones bastante triste al principio, donde la dificultad es una broma de mal gusto que puedes completar únicamente sin dejar de pulsar el cuadrado. Afortunadamente, más adelante se hace mucho más entretenido, ya que las condiciones que te ponen hacen que te suponga un reto mayor el afrontar cada combate además de la dificultad en sí.

Lo malo que tiene es que no puedes cambiar de personajes dentro de cada mapa, lo que hace que para subir de nivel tengas que ir repitiendo mapas anteriores para que tengas a todos los personajes que quieras usar en un nivel que te permita combatir con todo lo que te venga por delante.

Aparte de eso, solo tenemos modo local y modo en línea (además de la historia y el entrenamiento), por lo que no tenemos variedad de modos realmente, solo lo típico, pero considero que ya está bien con esto.

Me gusta mucho también el plantel de personajes seleccionado, todos los principales de ambos bandos están presentes por lo que no me puedo quejar, creo que es una muy buena selección. Sí que se echan de menos personajes como Endeavor (aunque venga como DLC, siendo de Day One podría ser gratuito), Fat Gum o algún Nomu, pero dentro de ello no creo que haya lugar a quejas.

En cuanto a la personalización, siempre está bien poder vestir a los héroes como a ti te apetezca, pero no sé hasta qué punto son necesarios determinados accesorios. Sí que hay una gran cantidad de ellos y en su mayoría considero que son acertados, ya que tienes la posibilidad de poner elementos de otros personajes, estén o no en el juego, pero hay cosas que… bueno, vedlo y juzgad.

 

Apartado audiovisual

Gráficamente ya sí que no me puedo quejar de nada, está todo realmente bien adaptado, tanto a la hora de animar técnicas donde emplean sus poderes como en el simple diseño de personajes y escenarios. Más de lo mismo respecto al apartado sonoro, con unos grandes efectos de sonido y doblaje, además de una banda sonora que no decepciona ni deja mal sabor de boca, haciendo que sea una gran experiencia audiovisual.

 

¿Es un juego Plus Ultra?

No, no lo es. Es un juego cuya intención ha sido aprovecharse del grandioso éxito que ha tenido y sigue teniendo Boku no Hero Academia, pero que queda muy lejos de estar a la altura de esa fama. Han querido hacer un juego cuyo triunfo fuese tan grande como Estados Unidos pero lo más grande que hay en My Hero One’s Justice es el Smash que ellos mismos se han dado. Si eres muy fan de la serie, no es mala opción que te hagas con el juego, pero para nada es recomendable que pagues el precio que tiene, porque no lo vale.