Fecha de Lanzamiento
01/06/2021
Distribuidora
Streum Up Studio
Plataformas
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One y PC
Versión analizada
PlayStation 4
El universo de Warhammer 40.000 lleva ya varios años adentrándose en el mundo de los videojuegos y aunque cuenta con títulos bien valorados por crítica y fans, todavía no han logrado llegar al público más general.

Necromunda: Hired Gun es el segundo intento de Streum On Studio de juntar a Warhammer 40.000 con los videojuegos y espero que no tiren la toalla, algún día darán con la tecla. El estudio francés no podría ir por mejor camino y teniendo en cuenta que Necromunda: Hired Gun ha sentado bases sólidas, podrían llegar a crear un producto destacable inspirado este vasto universo. Dejémonos de especulaciones y pasemos a hablar de Necromunda en detalle.

 

Una historia sin gancho

En lo que respecta al apartado narrativo, Necromunda no brilla demasiado. Más bien todo lo contrario, y sin duda es uno de los puntos donde más flojea. La trama en sí no es algo que nos vaya a dejar con ganas de saber más. Se siente como una historia hecha para darle un poco de sentido a liarte a tiros con todo el mundo, pero casi parece que no hayan puesto mucho esfuerzo en este apartado.

Cabe decir una cosa, Necromunda: Hired Gun cuenta con una más que notable ambientación. Pasear por los escenarios con ese apartado artístico y esos detalles hacen que tengas ganas de saber más sobre el mundo y lo que haya pasado ahí. Sin embargo, eso tampoco está aprovechado del todo y quedas con ganas de más.

 

Personajes sin carisma

Aunque se intenta, la historia realmente nunca llega a atrapar. Hay algún giro que, en la teoría, debería sorprender al jugador, pero debido a otro gran lastre, no lo logra. ¿Cuál es ese lastre? Lo poco atractivos que resultan los personajes, que parecen no haber sido tratado con mucho mimo. Tus aliados simplemente están para ayudarte a mejorar tu eficiencia matando o dándote objetivos, y los enemigos solo están para que los cosas a tiros con ese arma tan chula que acabas de conseguir. Ninguno logra causar un impacto y eso es algo que he echado de menos. Sí que es verdad que está Jerico, un personaje que cae simpático y de cierta manera tiene su gancho, pero tampoco mucho. Realmente acaba destacando más tu perro por lo mucho que te ayuda a avanzar en la historia. Eso sí, he echado de menos poder saber más sobre el lazo que tienes con tu mascota.

Pero, ¿y el personaje principal? Tampoco es algo para tirar cohetes. Más bien todo lo contrario, es otro punto en el que flojea. Intenta ser el típico protagonista que es una máquina de matar perfecta que deja auténticas perlas cada vez que abre la boca, pero la jugada no ha salido nada bien.

Kal Jerico

 

El punto fuerte de Necromunda: su divertida jugabilidad

Si algo destaca por encima del resto de cosas en Necromunda: Hired Gun es sin dudarlo su jugabilidad. Especialmente su gunplay. En líneas generales, ponerse a coser a balazos a los malos es algo bastante divertido en este juego. Por esa parte cumple y de manera notable. Sin embargo, no todo es color de rosa y hay algunas cosas donde flojea. Los enemigos son uno de estos problemas. No solo por su IA deficiente, también porque muchos de ellos se limitan a ser esponjas de balas cuyo único desafío va a ser ir bien de munición. Os aseguro que vais a recorrer bastante los escenarios en busca de cajas de munición cuando os enfrentéis a un boss.

Algo que se echa en falta es una mayor accesibilidad de las habilidades que podemos equiparnos al jugar con mando. Sin duda, jugar con mando y tener que usar una de estas habilidades en combate puede resultar más difícil que cualquier jefe del juego.

El diseño de los escenarios peca de ser demasiado pobre. Constantemente tenía la sensación de simplemente tener que recorrer un pasillo para llegar al objetivo. Es cierto que en algunos momentos hay desvíos, combates que te obligan a moverte por una gran sala para aprovechar el espacio y después de ello puedes pararte a explorar un poco. El problema radica en que la sensación es excesivamente simple y se queda corta. Realmente es una pena, con un buen diseño de niveles Necromunda habría ganado muchísimo.

Para rematar este apartado, vamos a hablar un poco de las armas. A priori, puede parecer que el título cuenta con un gran arsenal de armas, pero acaban siendo demasiado parecidas entre ellas y eso limita un poco la experiencia. Aún así, son muy divertidas de usar y la posibilidad de personalizarlas suma muchos puntos al conjunto. Sin embargo, la estrella es el mastín. Podemos personalizarlo, mejorarlo, acariciarlo (punto muy importante) y cada vez que lo llamemos, le vamos a querer rezar tres Padre Nuestro al dios de los perros. Sin duda, la ayuda que nos brinda es fabulosa, aunque sí que es verdad que puede llegar a facilitar en exceso las cosas.

 

Gráficos y sonido

Otro aspecto muy positivo de Necromunda: Hired Gun es su apartado gráfico. Quizá en PS4 se vea un poco limitado, pero aún así logra verse muy bien.Todo el diseño artístico es una maravilla. Desde los propios escenarios, con sus edificios, vehículos y demás, hasta los enemigos y el resto de personajes. Por esa parte, Necromunda logra un trabajo excelente y hace que la atmósfera de su mundo mejore exponencialmente.

Por otro lado, tenemos la banda sonora. Es buena, cumple con su propósito general, sin embargo no es memorable ni mucho menos. Quizá sea por su género, siento que un metal tan clásico y plano no calza del todo con el juego. Teniendo en cuenta la ambientación de Necromunda, siento que una mezcla de algo de metal más novedoso y un poco de música electrónica dura, habrían sido todo un acierto. Como ya he dicho, a nivel de sonido aprueba de sobra, pero parece que no se hayan querido arriesgar demasiado.

 

Conclusión

Necromunda: Hired Gun tiene el potencial para haber sido un FPS al nivel de Doom o Wolfenstein, pero sus fallos lo lastran demasiado. Lo bueno es que ese potencial sembrado en este juego puede ser aprovechado por Streum On Studio y en el futuro podrían llegar a cosechar buenos frutos. Con un mayor enfoque en su narrativa, creando mejores historias y personajes más atractivos, podrían llegar a enganchar más al jugador. A nivel de jugabilidad deben asegurarse de no perder el rumbo, aunque sí o sí deben hacer que jugar con mando sea más accesible. Lo dicho, jugar a este juego en consola es muy tedioso, no solo por los malos controles con mando sino también por el pésimo rendimiento que tiene. Unas misiones secundarias mejor planteadas y aspectos que aporten más rejugabilidad tampoco le habrían venido nada mal.

En definitiva, si buscas jugar a un FPS sin más, Necromunda: Hired Gun va a cumplir. No esperes un juego memorable, pero sí un producto que te va a entretener durante unas horas. Eso sí, recomendamos jugar PC porque en PS4 la experiencia pierde muchísimo por su muy mal rendimiento.

4
Insuficente
">
Sinopsis
Conviértete en mercenario. La paga está bien, el perro es leal y puedes confiar en tu arma. Embárcate en un FPS indie violento y trepidante ambientado en los confines más oscuros de la ciudad colmena más infame de Warhammer 40 000.
Pros
Buen gunplay con un arsenal de armas divertido
Ambientación y diseño artístico muy buenos
El perro
Contras
Una historia y personajes muy pobres narrativamente
Diseño de niveles demasiado simple
Misiones secundarias vacías
Problemas serios de rendimiento y de controles con el mando en PS4
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X