Fecha de Lanzamiento
12/01/2023
Distribuidora
Bandai Namco
Plataformas
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One y PC
Versión Analizada
PlayStation 5
Pocas obras manga han conseguido lo que Eiichiro Oda ha logrado con One Piece. La extensa y épica obra maestra publicada por Sueisha en la revista Weekly Shonen Jump ha conseguido enganchar a millones y millones de lectores en todo el mundo, quienes no han dejado de leer los capítulos semana a semana con el fin de conocer más acerca de la aventura de Luffy. Y esto no se debe al azar, ya que su construcción del mundo y su desarrollo de personajes no tienen par. Es imposible no leer varios de sus capítulos sin quedar enganchado a los miembros de la tripulación, unos que funcionan a la perfección como equipo… Y que no dejan de presentar grandes batallas contra enemigos igualmente formidable. Pensar en One Piece es pensar en un manga de aventuras variado, donde cada isla presenta una aventura completamente nueva… Pero siempre con un mismo objetivo en mente: la libertad. A fin de cuentas, el gran protagonista de la obra, Monkey D. Luffy, no es si no la personificación de la libertad al ir de territorio en territorio derrocando tiranos y apostando por la aventura sin mirar en ningún momento hacia atrás. Sinceramente, podría estar horas y horas hablándoos de One Piece ya que, bueno, es una obra que me ha acompañado desde que era pequeño. Y cuando una obra crece junto a ti, se gana un hueco en tu corazón.

Es por eso que siempre que se anuncia un nuevo juego basado en la franquicia me emociono, pues aunque no siempre quedo convencido con los juegos basados en franquicias anime, lo cierto es que hay ciertos proyectos que han acabado siendo unos auténticos bombazos. A los hechos me remito: juegos como Dragon Ball FighterZ, Jojo’s Bizarre Adventure: All Star Battle R, o la serie Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm son grandísimos títulos que consiguieron ir más allá de la serie que representan, alzándose como grandes juegos de lucha con un fuerte carácter competitivo. Pero… ¿Y qué ocurre con el resto de géneros? Lo cierto es que los juegos de rol basados en mangas suelen quedarse estancados en un punto intermedio, sin destacar especialmente en nada. Por supuesto, hay juegos que merecen la pena dentro de este género, como es el caso del reciente Dragon Ball Z Kakarot o de la serie Digimon Story, pero a mi parecer sigue echándose en falta algún RPG digno de admiración dentro de este subgénero de juegos basados en mangas. En este sentido, pocos son los juegos de One Piece que se sumergen en el género RPG, pues el carácter de la serie ha inspirado más juegos centrados en la acción. Es por este motivo que el nuevo juego de la franquicia, One Piece Odyssey, se ganó toda mi atención desde que fue anunciado: no solo suponía la introducción de la serie en el RPG clásico por turnos, si no que planteaba suficientes elementos interesantes como para destacar más allá de su condición de juego basado en una franquicia exitosa. Detrás del juego encontramos a ILCA, joven estudio que ya se dio a conocer el año pasado con el lanzamiento de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente. ¿Habrán conseguido triunfar con este juego al ofrecer la experiencia One Piece definitiva, o por el contrario se habrán quedado en un intento mediocre? Veamos qué tal ha salido el juego en el análisis completo, que podéis leer a continuación.

 

¿Mi tesoro? Buscadlo si queréis. ¡Ojalá se le atragante al rufián que lo encuentre!

Lo primero que llama la atención del título es que se ha optado por presentar una historia completamente nueva, que si bien no es canon en el desarrollo del manga, sí que toca ciertos temas que aún siguen siendo un misterio en la serie. ¿Quiere esto decir que no se utiliza el clásico recurso de volver a contar los hechos ya narrados en la serie? Pues… No, lo cierto es que no. Nos encontramos en una época en la que la nostalgia lo puede todo, y cualquier cosa que nos recuerde al pasado y a tiempos mejores se va a utilizar para atrapar nuestra atención. Sin embargo, la forma en la que aquí se plantea ese reciclado de ideas ya conocidas es, cuanto menos, interesante. Así, la historia que One Piece Odyssey narra gira en torno a la tripulación de los Sombrero de Paja, quienes un día cualquiera se encuentran frente a la misteriosa y legendaria isla de Waford. Esta no les da un buen recibimiento, pues una terrible tormenta daña el Thousand Sunny gravemente y les hace naufragar hasta la orilla. Tras encontrar a todos los miembros de la tripulación, Luffy y compañía se encuentran con una misteriosa chica, Lim, que, sin avisar, les elimina su «experiencia de combate». Es decir, a pesar de todo lo vivido estos pierden sus experiencias y sus habilidades de combate, convirtiéndose estas en unos cubos que acaban desperdigados por toda la isla. Junto a la ayuda de Adio, un misterioso chico que cuida de Lim, la tripulación deberá encontrar todos estos cubos al mismo tiempo que desentrañan el misterio detrás de la misteriosa isla… Y reviven algunas de sus experiencias más importantes, incluso si eso les lleva a enfrentarse de nuevo a los más feroces piratas que han encontrado durante su viaje.

Como podéis observar, la historia plantea una mezcla de inventiva propia y de recreaciones de los grandes momentos de la serie, lo que en cierto sentido lo vuelve el juego idóneo para los fans de la franquicia. Como un ferviente defensor de esta, he de decir que he quedado bastante satisfecho con el tratamiento de los personajes: tanto los Sombrero de Paja como el resto de secundarios extraídos del manga cumplen con su carácter y no se sienten fuera de lugar (el juego aprovecha muy bien la relaciones entre los personajes), y los nuevos personajes funcionan bien a pesar de que son algo clichés. El problema está, a mi parecer, en la propia concepción del juego. Y es que hacer un juego con una historia original basada en un manga condiciona mucho, pues impide que la historia trascienda debido a que siempre va a estar a la sombra de la obra principal. Es un complemento, una historia de relleno que aporta solo a los fans de la serie. En este sentido, no es el mejor juego para entrar en la franquicia, pero sí que merece la pena para quienes conocen acerca de las hazañas de Luffy y compañía. Por lo demás, la historia es simpática: no cuenta con un mal ritmo (si bien el equilibrio entre zonas jugables y cinemáticas no está del todo equilibrado) y presenta algunos diálogos interesantes. Además, como fan es un gustazo volver a revivir ciertos momentos. 

 

Gomu Gomu No…

Como ya os comentaba en la introducción, a nivel jugable nos encontramos con un juego de rol por turnos absolutamente lineal en el que lo principal es la exploración de la isla y de las mazmorras que esta presenta. En este sentido, aquí encontramos el que posiblemente sea el punto flojo más notable del juego: su desarrollo jugable es absolutamente repetitivo, y peca de no mostrar algo más de variedad. A pesar de haber sido desarrollado en pleno 2022, el título opta por adoptar una estructura de juego de rol clásico al presentar un control por el escenario tosco en el que podremos tener una interacción mínima. Y sí, se agradece que podamos utilizar las habilidades únicas de Luffy y compañía para solucionar ciertos puzles (por ejemplo, podremos agarrarnos a ciertos salientes a distancia con Luffy, o colarnos por algunos huecos con Chopper), pero no solo esto está algo desaprovechado si no que el nivel de los puzles es, cuanto menos, bajo. Creo que a ILCA aún le falta algo de experiencia en este apartado, pues aunque se atisban buenas ideas parece que no terminan de encontrar la forma de ponerlas en marcha. Solo hay que echar un vistazo a la tosca movilidad del protagonista (que cuenta con una animación para correr nefasta) o a lo limitado que está su alcance. El diseño de niveles sí que destaca para bien, presentando algunas mazmorras realmente inspiradas que demuestran como, a fin de cuentas, hay un interés claro en ILCA por destacar en este género. Simplemente, creo que les falta algo de experiencia a la hora de hacer la exploración y la movilidad más divertida. Y con una franquicia como One Piece, es criminal no aprovechar todas las posibilidades que ofrece.

Donde sí que creo que el juego brilla mucho más es en su excelente sistema de combate. A pesar de que durante años parecía que había un cierto rechazo a este sistema, lo cierto es que los combates por turnos siguen brillando con más fuerza que nunca. Ciertas desarrolladoras, como ATLUS o Square Enix, han conseguido perfeccionar este estilo de combate para crear sistemas adictivos y absolutamente redondos, de los que ILCA parece tomar nota a la hora de plantear el sistema de combate de este juego. Podremos tener cuatro miembros de la tripulación activos durante el combate, al mismo tiempo que se nos da la posibilidad de cambiarlos en sus respectivos turnos. Cada uno cuenta con sus propios atributos, y conforme avancemos en el juego iremos desbloqueando (o más bien recuperando) sus habilidades, lo que aporta una mayor variedad al combate. Al ya conocido sistema de debilidades elementales se une un sistema de localizaciones con el que deberemos establecer a qué enemigos se enfrenta cada miembro del equipo, pudiendo moverlos para hacer frente a cada situación: si por ejemplo Usopp está frente a un enemigo muy poderoso y Zoro está en una posición vacía, podemos aprovechar el turno de Zoro para moverlo a la posición de Usopp y atacar desde ahí. No es un sistema de combate táctico, pero coge ciertas ideas de este género para darle un soplo de aire fresco al rol clásico. Y la verdad es que esto funciona a las mil maravillas, planteando un sistema de combate que resulta adictivo y que nunca termina de agotar.

 

¡El One Piece existe!

A nivel visual nos encontramos un título llamativo, que representa a la perfección los diseños extravagantes y definidos de Eiichiro Oda al mismo tiempo que plantea una recreación decente del estilo del artista en lo referente a los escenarios. Si bien no se acerca al nivel de detalle enfermizo de recreación de juegos como los ya citados Dragon Ball Z Kakarot o Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm, sí que se realiza un buen trabajo… Que queda algo empañado debido a los problemas de resolución y a otros tales como los dientes de sierra o la falta de detalle en ciertos escenarios. Es un juego bonito de ver que, además, hace gala de unos escenarios realmente vistosos, pero que a nivel gráfico no termina de estar a la altura de la nueva generación de consolas. Eso sí, a nivel técnico funciona de maravilla en PS5, siendo una versión realmente recomendable.

Por último, en cuanto al sonido el título destaca especialmente por traer consigo al casting de voces de la versión japonesa de la serie, quienes realizan un trabajo excelente. Cada personaje gana mucho gracias al trabajo de los seiiyu, y la verdad es que la banda sonora no se queda atrás: quizá no tenga grandes bombazos, pero lo cierto es que esta funciona a la perfección dentro del título.

 

Conclusión: Un juego ideal para los fans de los Sombrero de Paja

One Piece Odyssey se alza como una experiencia divertida y muy distinta al resto de juegos de la franquicia, que apuesta por una estructura absolutamente clásica en la que se busca complacer constantemente a los fans de la serie. Esto hace que el título no termine de encajar para alguien interesado en sumergirse en la franquicia, y que solo sea recomendable para aquellos amantes de las aventuras de Luffy. Más allá de esto, el juego no está libre de problemas: la movilidad podría ser mejor y se podría haber planteado una mayor variedad jugable. Pero lo cierto es que la historia funciona bien, y que el sistema de combate es realmente bueno, por lo que los amantes del RPG y de la serie seguramente encontrarán aquí un título a la altura. Recomendado, pero solo si sois fieles seguidores de la obra de Oda.

7.5
Recomendable
">
Sinopsis
¡Un nuevo RPG que tiene lugar en el mundo del famoso anime ONE PIECE! El famoso pirata Monkey D. Luffy y su tripulación del Sombrero de Paja surcan los mares del Nuevo Mundo en busca de nuevas islas y aventuras. Sin embargo, durante la travesía, una tormenta los sorprende y acaban naufragando. Separado de su tripulación, Luffy emprende una nueva aventura para encontrar a sus amigos y escapar de la isla.
Pros
Los personajes son iguales que en el manga, y es muy divertido verlos interactuar
El sistema de combate es realmente adictivo, y el sistema de posiciones funciona a las mil maravillas
La recreación de los personajes es genial, y el uso de sus actores de voz originales es la guinda del pastel
Contras
Peca de ser un juego pensado exclusivamente para los fans, y la historia se siente como algo de relleno
La movilidad y la exploración dejan mucho que desear
Cuenta con un apartado gráfico algo mejorable