Fecha de Lanzamiento
7/09/2021
Distribuidora
Koch Media
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
PlayStation 4
Recuerdo perfectamente mi primer acercamiento a Sonic Colors: Yo era, en aquel lejano 2011, un chiquillo que un día vio en su videoclub de confianza que habían traído un nuevo juego a la sección de Wii. ¡Y estaba protagonizado por Sonic, nada menos, el protagonista de esos juegos “viejos” tan chulos que había jugado de pasada y de la serie de animación que tanto me gustaba! (Sonic X es, objetivamente hablando, lo mejor que nos ha dado Sega en TV). Sin pensármelo dos veces pasé a alquilarlo, y en un par de horas ya lo tenía acabado. Disfruté mucho de aquel título, que fue mi primer gran acercamiento a la fórmula moderna del emblemático erizo azul, y me hizo coger un gran interés en sus videojuego, algo que tuvo sus cosas buenas y sus cosas malas. Salvo por Generations y Lost World, ningún otro título posterior del puercoespín me llegó a gustar tanto como Colors, un juego que tenía cosas realmente buenas e interesantes: Un diseño de niveles rompedor y que perfeccionaba lo visto hasta ese momento, una ambientación colorida y estrafalaria que ampliaba de una forma única el universo de Sonic, una historia sencilla y para todos los públicos con unos muy carismáticos villanos (pocas veces ha estado Eggman tan bien) y un apartado musical realmente bueno.

Sonic Colors fue un título muy bien recibido tanto por público como por crítica, pero se acabó quedando obsoleto al no recibir ningún tipo de port a otras consolas. Es por ello que, para celebrar el aniversario de su más querida mascota (lo siento mucho, Alex Kidd) la buena gente de Sega ha decidido llevar a cabo, entre otros proyectos que veremos más adelante, el lanzamiento de una especie de… remasterización… remake… ¡Un momento! ¿Qué se supone que es Sonic Colors Ultimate? Lo único que podemos sacar en claro es que se trata de un lavado de cara de uno de los títulos más clásicos del erizo, que regresa para presentarse ante toda una nueva generación de jugadores de la mano de Blind Squirrel Studios, un pequeño estudio indie que ha colaborado en el desarrollo de un gran número de remasterizaciones y remakes de títulos triple A, siendo su trabajo más reciente la remasterización de la trilogía de Mass Effect. Con tal pedigrí, seguro que Sonic Colors Ultimate es un gran título que actualiza de una forma excelente el mítico título de Wii y DS… ¿Verdad? Bueno, no demos más rodeos y veamos que tal está el título en el análisis completo, que podéis leer a continuación.

 

Corriendo a la velocidad de la luz con las estrellas como nuestro principal guía

La historia de Sonic Colors Ultimate es la misma que la del título original, y esta nos pone en la piel de nuestro querido Sonic, quien junto a su inestimable compañero de aventuras Tails deciden visitar el curioso y estrafalario parque de atracciones que el mismísimo Dr. Eggman ha construido en el espacio con el supuesto objetivo de redimirse por sus antiguas travesuras y maquiavélicos planes. Todo parece perfecto y muy divertido… Pero es muy difícil engañar a Sonic y Tails, quienes pronto descubren que todo es una enorme tapadera para poner esclavizar a una raza alienígena, los Wisps, y así poder usar su energía de colores para llevar a cabo, de nuevo, terribles planes malvados. La premisa es sencilla pero muy divertida, estando además repleta de unos diálogos más que decentes que casan a la perfección con la personalidad de cada uno de los personajes de la saga. Evidentemente uno no juega a un Sonic esperando tener la profundidad de otros títulos de plataformas como, por ejemplo, el reciente Psychonauts 2 (cuyo análisis podéis leer pulsando aquí), pero es que la serie del erizo azul no necesita nada de eso: Es muy divertido ver interactuar a Sonic, Tails, Eggman y el resto de personajes en cualquier contexto, y Sonic Colors nos ofrece momentos muy entretenidos que disfrutarán todos los jugadores, desde los más jóvenes hasta los más experimentados. Eso sí, no esperéis una historia muy extensa, puesto que la duración del título es realmente corta, pudiendo alcanzar (como mucho) las 5 horas de juego. Cada pocos niveles tendremos escenas cinemáticas que, más allá de su irregular calidad técnica (ya pasaremos a eso más adelante), avanzan la historia y plantean situaciones entretenidas y muy disfrutables.

Quizá mi principal problema con este apartado es que el título no arriesga y añade nada nuevo: Ni nuevas escenas, ni cinemáticas ni nada, y habría estado bien poder ver algo más. Lo que sí se ha añadido es un apartado en el que podemos ver las escenas en el momento que queramos, aunque es un poco raro porque solo nos deja verlas a través de un marco chiquito y no en pantalla completa. ¿Por qué se ha decidido esto? No tengo ni idea, pero me habría gustado poder ver las escenas de forma normal, a tamaño completo. O bueno, viendo la calidad de estas, quizá no… Pero no nos adelantemos.

 

¡Velocidad supersónica!

Pasando de lleno a la jugabilidad del título, al tratarse de un título de Sonic de la vertiente moderna nos encontraremos con una serie de niveles que combinan diversos esquemas jugables: Tendremos fases que respetan el plataformeo 2D original, fases que se acerca al género de las carreras al plantear secciones vertiginosas donde deberemos avanzar esquivando enemigos y tomando las curvas de la forma más adecuada, y fases sobre raíles en las que la clave estará en saber cambiar de rail en el momento adecuado para conseguir todos los coleccionables posibles. Estos esquemas jugables se combinan de forma natural en cada uno de los actos (para aquellos ajenos al mundillo del erizo azul, en sus juegos a los mundos se les conoce como zonas, y a los niveles se les llama actos), siendo cada uno de estos realmente frenéticos y absolutamente emocionantes. A diferencia de otros representantes del género, en Sonic Colors no se premia la precisión y la resolución de puzles, sino la capacidad de reacción ante todo lo que sucede en el escenario. Y esto es algo que cuesta mucho representar de forma adecuada en cualquier título, y es por eso que más de un título de Sonic está mal valorado: Porque su diseño de niveles no termina de convencer. Sin embargo, en Sonic Colors encontramos uno de los diseños de niveles más punteros y trabajados de toda la serie, con niveles sencillos que premian de forma clara al jugador interesado en encontrar todos los secretos y desbloqueables. No os engaño si os digo que es muy divertido jugar a Sonic Colors, y si no habéis jugado antes a ningún juego 3D de la serie este es, posiblemente, uno de los mejores puntos de entrada a la misma. Además, los Wisps le añaden mucha vidilla: Estos simpáticos alienígenas otorgarán a nuestro protagonista diversas habilidades (dependiendo del wisp que consigamos obtendremos una habilidad concreta) que nos permitirán avanzar por los niveles y encontrar aún más elementos desbloqueables. Por supuesto, todos los Wisps no estarán disponibles desde el primer momento, y será completando los distintos actos del juego que podremos desbloquearlos, algo que hace que el título sea mucho más rejugable puesto que nos generará un mayor interés para volver a completar los niveles con los Wisps desbloqueados. El control de Sonic también es muy cómodo, aunque peca del mismo problema que el resto de títulos del erizo: No es muy preciso el salto, haciendo que en más de una ocasión no sepamos donde caer o nos pasemos de largo, perdiendo “vidas”. ¿Y por qué pongo “vidas” entre paréntesis? Porque lo único que perderemos serán lo que me gusta llamar “vidas Tails”, un desbloqueable nuevo de esta edición y que nos salvará de las caídas (siempre que contemos con él, por supuesto). En caso de morir, siempre volveremos al último checkpoint. 

¿Y qué novedades encontramos en este apartado? Pues por suerte encontramos muchas más que en el resto, aunque tampoco es que, a mi parecer, sean suficientes. Así, contamos con un apartado de contenido desbloqueable en el que, mediante una nueva moneda que se ha incorporado en esta edición, podremos desbloquear nuevos elementos cosméticos para nuestro protagonista, como nuevos guantes, zapatillas, o estelas, además de elementos orientados al jugador como imágenes de perfil que van desde personajes de la serie hasta franquicias de la propia Sega (me ha gustado mucho ponerme una foto de Shenmue, aunque me ha dolido ver la ausencia de Yakuza…). También tenemos un modo carreras, en el que podemos competir contra Metal Sonic, y la opción de usar un nuevo wisp, el de color Jade, que ciertamente es bastante divertido de usar. Y además… Ah, no, que hasta aquí las novedades a nivel jugable más destacadas (hay cosas más pequeñas, como la posibilidad de hacer un ataque perfecto que nos impulsará al pulsar el botón de salto en el momento correcto), lo que me parece algo insuficiente. Aunque, siendo justos, su reducido precio hace que no sea del todo justo exigirle tantas novedades como a un título de precio completo. En general a nivel de novedades no está mal, aunque habría disfrutado algo más de contenido. Si tenéis reciente el haber jugado al título, quizá no os parezca suficiente, pero si lo jugasteis en su día quizá si que merezca la pena darle una oportunidad. 

 

Un desastre a nivel técnico

Si bien Sonic Colors Ultimate apuntaba a ser uno de los títulos más bonitos y vistosos del personaje gracias a su lavado de cara en HD, 4K y 60 FPS en la mayoría de consolas, lo cierto es que todo esto se ha quedado en, como mucho, una triste mentira que se ha evaporado con el viento. Es increíble como la adaptación de un juego de Wii (que ni siquiera cuando salió era el más puntero) puede ir tan mal en las consolas de actual y nueva generación, pero la gente de Blind Squirrel lo ha conseguido realizando un port extraño y mal programado, repleto de errores tanto visuales como técnicos, y con bugs que por desgracia nos remiten a la época de Sonic The Hedgehog, el de 2006. El juego de base no se ve mal, pues mientras que a nivel gráfico mejora lo visto en Wii lo cierto es que no soy muy fan del trabajo de iluminación que se ha realizado, que lo veo como algo borroso y poco definido. Y bueno, se ve mejor en los apartados jugables, porque en las escenas animadas. No se ha mejorado nada, se han hecho dos retoques y poco más. Las texturas y los fondos no han mejorado, y siguen teniendo la calidad del título de Wii. Y a nivel técnico… es muy regulero, el juego se cae a pedazos a partir del segundo planeta/zona, y en Planeta Wisp es imposible no tener caídas de frames. No es que sea injugable, pero sí es muy incomodo e incomprensible. Y estamos hablando de la versión de PlayStation 4… imaginad la versión de Switch cómo irá, que por lo que se ve en redes no es nada mejor. Por favor, Blind Squirrel y Sega, arreglad este desastre.

En cuanto al sonido, lo cierto es que me han gustado mucho las nuevas versiones de ciertas canciones del título, a pesar de que me resulta un poco raro que ciertas canciones se hayan actualizado y otras no. Pero es que seamos sinceros, Sonic Colors tiene indudablemente una de las mejores bandas sonoras de toda la franquicia, y eso viniendo de una saga como Sonic, que destaca por la excelente calidad de sus composiciones… Es todo un logro. Eso sí, este apartado no está exento de problemas, y son varios los errores de sonido (conversaciones que no están sincronizadas con lo que se ve en pantalla, sonidos que no aparecen o se cortan…) que he encontrado durante mis sesiones de juego.

 

Conclusión: Un regreso cargado de problemas

Sonic Colors Ultimate se trata de un título apresurado que no hace justicia al original, trayendo a las nuevas generaciones de jugadores lo que en su día era un juego sólido y divertido que, ahora, se ve empañado por un gran número de errores técnicos y bugs. El juego va mal y necesita urgentemente un parche que solucione muchos de los problemas. Una vez arreglen esto, no tengo dudas de que esta nueva versión gustará a los nuevos jugadores, aunque quizá peque de no tener suficientes novedades para aquellos que recientemente jugaran al juego original. Si buscáis un buen título del erizo y a un buen precio, este es vuestro juego, aunque os recomiendo que esperéis a los futuros parches que vayan lanzando desde el estudio de desarrollo.

5.5
Aceptable
">
Sinopsis
¡Acompaña a Sonic en la aventura de alta velocidad de su vida! El malvado Dr. Eggman ha construido un gigantesco parque de atracciones interestelar repleto de increíbles paseos y coloridas atracciones, pero lo alimenta con una raza alienígena capturada llamada "Wisps".
Pros
La base es genial, ya que el Sonic Colors original era un juego muy divertido
Su banda sonora es excepcional, tanto los temas originales como las nuevas versiones son excelentes
Contras
El título está repleto de problemas técnicos y carencias
Hay una clara falta de novedades
Es decepcionante la remasterización de las escenas
Porno Gratuit Porno Français Adulte XXX Brazzers Porn College Girls Film érotique Hard Porn Inceste Famille Porno Japonais Asiatique Jeunes Filles Porno Latin Brown Femmes Porn Mobile Porn Russe Porn Stars Porno Arabe Turc Porno caché Porno de qualité HD Porno Gratuit Porno Mature de Milf Porno Noir Regarder Porn Relations Lesbiennes Secrétaire de Bureau Porn Sexe en Groupe Sexe Gay Sexe Oral Vidéo Amateur Vidéo Anal
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X