[Análisis] This War of Mine: Complete Edition

0 Flares 0 Flares ×

Son muchos los títulos en el mercado que optan por situarnos en un contexto bélico, aunque pocos los que deciden ir más allá de poner al jugador en los zapatos de un militar inmortal para darle un rifle y hacerle disparar a todo lo que se mueva (generalmente nazis, que son el enemigo preferido por antonomasia, aunque puede valer cualquier ejército no norteamericano). Aunque estos shooter pueden ser pura diversión jugable para muchos, algunos echamos de menos el drama bélico, puesto que los soldados son seres humanos, no máquinas de matar sin sentimientos, pero no parecen plantearse nada a la hora de disparar constantemente y tampoco parecen verse demasiado afectados por la pérdida de compañeros del pelotón. Spec Ops: The Line o el más reciente 11-11: Memories Retold, se han atrevido a ir más allá para demostrarnos que la guerra no es un juego, es mucho más, hay que tomar decisiones difíciles y por supuesto, eso te afectará: ¿Es correcto cumplir ciertas órdenes, aunque las consideres injustas? ¿Por qué estamos luchando realmente? ¿Nos han contado toda la verdad? Son muchas las preguntas que surgen, aunque escasas las respuestas.

 

La otra cara de la moneda

Pero ¿qué pasa con la población civil? ¿Acaso en las guerras únicamente hay militares luchando entre ellos? ¿Qué pasa con aquellas personas de a pie que están en medio del conflicto una vez que estalla? This War of Mine se acuerda de ellos, de la difícil situación con la que tienen que lidiar esas personas no preparadas para la guerra, que probablemente no han tomado un arma en su vida y ahora deben sobrevivir de forma precaria con los escasos recursos de los que disponen, a merced de soldados y bandas organizadas que podrían hacer que este sea su último día con vida.

 

La historia de This War of Mine se centra en tres amigos que se han visto sorprendidos por la guerra y no han podido abandonar la ciudad: Bruno, un experto cocinero al que le gusta fumar; Katia, una reportera aficionada al café; y Pavle, un deportista retirado que aún conserva sus buenas habilidades para correr. Todos ellos deben intentar luchar por sobrevivir una noche más en su nuevo refugio, a sabiendas de que la próxima vez podría ser la última.

 

Vive hoy, no sabes si habrá un mañana

Lo primero que debemos tener en cuenta es que manejamos a civiles, gente corriente que están lejos del prototipo de soldado de élite visto en otros juegos bélicos, por lo que la muerte acecha en cada momento, sus vidas están en juego y si recibimos un par de balazos, al igual que en la realidad, caeremos de forma permanente. Lo que intento decir con esto es que hay que pensar en las posibles consecuencias, una mala decisión nos podría resultar fatal para el personaje afectado y sus compañeros de supervivencia.

Dicho esto, una de las primeras cosas que aprenderemos es a rebuscar materiales, desde ítems para la construcción de elementos útiles (mediante un banco de trabajo) como trampas para animales, hasta camas y sillas, radios, etc. Por otro lado, hay elementos comestibles y otros que permiten la creación de medicinas. Igualmente, algunos están enfocados a la elaboración de herramientas como palas o palancas, que harán mucho más fácil la búsqueda de suministros.

 

This War of Mine dispone de un sistema día/noche que condiciona nuestras opciones. Por la mañana únicamente podemos desplazarnos por el refugio, aprovechando para comer, dormir, crear objetos que nos faciliten la vida, etc. En ocasiones, aparece en nuestra puerta una persona dispuesta a comerciar (más de una vez esperarás que llegue como agua de mayo). Asimismo, puede que se de algún evento que influya en nuestros personajes, por ejemplo, que alguien venga a pedirte ayuda para rescatar a supervivientes bajo los escombros, o que un herido venga a pedirte vendajes para poder salvarse.

Una vez que el sol desaparece del horizonte y el manto nocturno cubre nuestro tejado, cada uno de los componentes del grupo toma un rol que le asignamos nosotros. Nuestras opciones pasan por descansar, vigilar nuestra guarida, o salir de esta con la esperanza de explorar diversos lugares en los que obtener suministros varios que serán vitales para extender nuestros días sobre este mundo. Si decidimos dormir, bueno, nuestro personaje se repondrá del cansancio y le ayudará a mejorar en caso de enfermedad o lesión. La vigilancia es igualmente necesaria, ya que, igual que nosotros nos movemos con nocturnidad para buscar suministros o, en el peor de los casos, robarlos, igualmente hay grupos de asaltantes que podrían entrar a nuestra propiedad para llevarse lo que puedan y, bueno, nadie quiere que eso pase ¿no? Esto nos lleva a mantener mínimamente a una persona despierta por la noche, por lo que estará agotada al amanecer, no obstante, de otra forma nos arriesgamos a perder más cosas. Por supuesto y como probablemente hayáis adivinado, cuanta más gente vigilando y más armas construidas disponibles entre nuestros enseres, mucho más fácil será defenderse y evitar incidentes desagradables (nuestros personajes pueden salir heridos en caso de asalto).

 

El último y posiblemente el más importante de todos, es la exploración en busca de suministros. Nuestros espacios para llevar materiales son limitados (depende del superviviente pueden ser más o menos), por lo que preparaos para visitar cada edificio una media de tres veces como mínimo. Las herramientas como las sierras, palas y ganzúas (por poner varios ejemplos) nos permitirán acceder a más habitaciones que serían inaccesibles sin estos, por lo que es recomendable llevar alguna encima. En muchos casos los suministros están a nuestra entera disposición en lugares inhabitados, pero podría darse el caso de que estemos en una propiedad privada (una casa) o un lugar controlado por grupos armados. Si este último fuese el caso, estaríamos robando y eso traería consecuencias, la más inmediata, es que si te descubren puede que te persigan con una escopeta en la mano mientras intentas salir por patas del lugar (en el mejor de los casos, aunque podríamos no llegar a salir). Si decidimos volver a ese lugar, el tratamiento será directamente hostil hacia nuestra persona y nos será prácticamente imposible hacer mucho más allí.

Otra cosa importante y recurrente que ya he mencionado es que estamos a cargo de personas normales, por lo que tienen unas necesidades básicas que deben ser cubiertas. Descansar, comer, tomar medicinas al estar enfermos o vendarse al estar heridos. No obstante, a esto se suma que su estado anímico es cambiante y puede influir profundamente en cada uno de ellos. Si un compañero sale herido, el resto de supervivientes que viven con él se sentirán tristes por ello. Otro escenario posible, es que, si decides robar, algunos vean truncados sus valores y se desmoronen anímicamente. Si esto escala demasiado, puede que de la noche a la mañana perdamos a un miembro que decida abandonar el refugio para no volver, o para más inri, ser incapaces de tomar el control de los personajes debido a su depresión.

 

Desde mi experiencia tras varias horas, os diré que This War of Mine quiere que te sientas culpable de forma constante cuando decides de la “forma menos correcta”, y aunque hace más hincapié del que me gustaría en recalcarlo, en ocasiones lo consigue. En mi caso, decidí ir a por suministros siempre desarmado (obviando las herramientas para facilitar las búsquedas), puesto que no quería matar a nadie, aunque con el tiempo os percataréis de que no todo el mundo es tan benevolente. El caso, es que una vez me encontré en una tesitura muy complicada y me vi en la obligación de robar a una pareja de ancianos unas cuantas medicinas y vendas para salvar la vida de un herido, puesto que no disponía de estos escasos productos. El pobre anciano nunca intentó pararme por la fuerza cuando entré a robar en su casa, pero me seguía constantemente pidiéndome por favor que no hiciese daño a su esposa y no me llevase todo, que dejase algunas medicinas para ella puesto que estaba enferma, amén de algo de comida. Aunque dejé la nevera llena y no toqué los alimentos, no tuve más remedio que llevarme las medicinas y vendas. Aunque no me agradó no tuve muchas más opciones, y esto repercutió en el estado anímico del grupo.

 

La edición más completa, ahora portátil

This War of Mine: Complete Edition no es únicamente el juego base, ya que se incluyen los siguientes elementos:

  • Actualización Anniversary Edition: añade personajes, nuevas zonas para explorar y finales extra.
  • DLC The Little Ones: en esta ocasión la perspectiva cambia y vivimos la difícil situación que se atraviesa en una guerra como un niño.
  • This War of Mine – Father’s Promise: nos ponemos en la piel de un padre que busca desesperadamente a su hija, que le ha sido arrebatada durante la noche dentro del refugio.

 

La guerra no tiene que ser hermosa

Si hay algo destacable a primera vista en This War of Mine, son sus gráficos, más concretamente, la paleta de colores tan fríos y reducida que utiliza para representar todo (humanos, animales, edificios, materiales, etc.), y es que solamente se usan negros, blancos, grises, marrones… todos ellos muy apagados. Entiendo en base a lo que el juego ofrece, que se busca representar la crudeza de la guerra, esto amigo mío, no es divertido, es supervivencia, lo última de las ultimísimas soluciones en un conflicto entre seres humanos, la guerra; el dolor, la pérdida y el saber que mañana, tú o tus amigos/familiares podrían no estar aquí, arrebatados para siempre…

 

En cuanto al apartado sonoro, pasa un poco más de lo mismo, hay algo de música que suena muy de fondo, pero que en ningún momento busca hacerse con el protagonismo. Los pasos, el abrir una puerta, quitar escombros o los disparos, siempre van a sobresalir por encima de cualquier tema. Así, se consigue reforzar ese sentimiento de soledad, decadencia, este aciago destino que le aguarda a cualquier superviviente que se ve envuelto en un conflicto bélico.

 

Conclusión

This War of Mine: Complete Edition es uno de esos títulos independientes que merecen la pena y mucho. Lo que más agradezco de la buena gente de 11 bit studios, es que hayan tenido la genial idea de mostrarnos la otra cara de la moneda, presentándonos la guerra de una forma que no habíamos visto antes en un videojuego. La guerra no es un divertido ejercicio de fusilar nazis y bombardear soviéticos, ni siquiera para un soldado real que sabe que se juega la vida cada día en un conflicto armado, aunque entiendo que en un producto como es el videojuego, pueda presentarse con esa excusa.

This War of Mine logra impactar sin la necesidad de ponerte un AK 47 en las manos, lo consigue con humanidad, personas con sueños e ilusiones que viven cada día sabiendo que podría ser el último. El juego quiere que no perdamos nuestra humanidad ni en tiempos de guerra, no busca ser condescendiente con nosotros y edulcorar la situación, esto es realmente crudo y así debe ser representado.

Análisis - This War of Mine: Complete Edition

Distribuidora: 11 bit studios

Sinopsis: En This War of Mine no jugarás como un soldado de élite, sino como un grupo de civiles que tratan de sobrevivir en una ciudad asediada por la guerra: no tendrás suficiente comida ni medicinas, y estarás bajo el peligro constante de francotiradores y otros civiles hostiles. El juego te hará vivir la guerra desde un ángulo completamente nuevo.

  • 9/10
    Historia - 9/10
  • 8.5/10
    Jugabilidad - 8.5/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 8/10
    Sonido - 8/10
8.4/10

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X