[Análisis] Trails from Zero

Fecha de Lanzamiento
27/09/2022
Distribuidora
NIS America
Plataformas
PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
PlayStation 4
En los últimos años hemos vivido un enorme resurgimiento del género JRPG de corte clásico, gracias principalmente al creciente interés generado en occidente por franquicias de culto de la talla de Dragon Quest o Persona. El público parece estar muy interesado en conocer más acerca de estas épicas historias repletas de diálogos y de personajes variados, importando poco que haya más o menos acción. Y es que admitámoslo: la época en la que parecía obligatorio que se impulsara la acción por encima de cualquier otro aspecto en los JPRGs ha pasado, y se ha vuelto a dar al sistema de combate por turnos el protagonismo que merece, ya que un sistema de este tipo bien hecho puede mejorar sorprendentemente a cualquier juego. Volvamos por ejemplo a los Persona o a su franquicia madre, Shin Megami Tensei: en ambos el sistema de combate por turnos se plantea como uno adictivo e interesante, que se centra en la explotación de las debilidades elementales para ganar más turnos y generar nuevas estrategias. Sin la necesidad de plantear sistemas de combate cercanos a la acción, estas franquicias consiguen enganchar a los jugadores turno a turno. Con este nuevo estatus, era el momento perfecto para que una franquicia desconocida en occidente consiguiera alcanzar el interés que merecía, una que por méritos propios ha conseguido establecerse entre los fans del género como una de las más emocionantes y mejor construidas: Os hablo, por supuesto, de The Legend of Heroes, la obra maestra del JRPG de Nihon Falcom.

Fundada por Masayuki Sato a principios de la década de los 80s, Falcom destacó desde el primer momento por desarrollar de una forma personal el género del RPG en PC, destacando así con títulos de la talla de Dragon Slayer, Xanadu o YS, franquicia que por méritos propios ha acabado alzándose como el emblema principal de la compañía. A pesar de no tener las ventas más altas del mercado, Falcom consiguió rápidamente hacerse con un nicho del mercado destacable, permitiendo así el desarrollo tanto de nuevas entregas de las series antes citadas como de nuevas IPs. Y la que más destacó en este sentido es, por supuesto, The Legend of Heroes, que aunque partió como un spin-off de la antes citada Dragon Slayer más centrado en la historia y los combates por turnos acabó generando más interés que su saga madre. Y no es para menos: su interesante worldbuilding, su pulido sistema de combate y sus personajes acabaron enganchando a más de un jugador japonés. Sin embargo, la serie no tenía nada que no se viera en otras series, y eso hacía que incluso en su país natal esta quedara relegada a un segundo plano. Todo cambiaría en el año 2004, cuando salió a la venta el maravilloso The Legend of Heroes: Trails in the Sky FC, primera entrega de la nueva dirección que tomó la saga y que planteaba una historia extensa y compleja fuertemente apoyada en su construcción de personajes y en su riquísimo universo. Su éxito en Japón hizo que rápidamente se crearan múltiples secuelas, unas en las que se continuaba la historia de este primer título y otras en las que se narraban historias ambientadas en otras partes del mundo, pero que conectaban con lo visto en Trails in the Sky. Vaya, esta franquicia planteó en el ámbito del videojuego lo que ha hecho Marvel en el cine en la última década: Un universo rico e interconectado en el que todo importa y donde se recompensa al fanático fiel que observa los pequeños detalles. 

Los problemas en la traducción (relacionados con la enorme cantidad de texto y diálogos presentes en el juego) hizo que la serie estuviera a punto de no llegar a occidente, pero cuando lo hizo… Poco tardó en llamar la atención de los jugadores de todo el mundo. A pesar de solo estar disponible en inglés, Trails in the Sky cautivó a todo el mundo, y la falta de traducción en las secuelas hizo que un grupo de jugadores se lanzara a realizar una traducción fan en inglés. Nace así The Geofront, grupo de traducción fan encargado en acercar algunos de los títulos Falcom a los jugadores occidentales… Y que hace un año anunciaron que se encontraban colaborando con NIS America en la traducción oficial de los títulos de la serie Trails que no habían salido de Japón. Es gracias a esta colaboración que hoy podemos hablar del título que vengo a analizar, Trails from Zero, una joya oculta tras la barrera del idioma que continua la trama presentada en la trilogía Trails in the Sky al mismo tiempo que presenta un nuevo casting de personajes y un entorno inédito hasta el momento. Se trata del primer juego que lanzan en colaboración con la finalidad de dar a conocer la serie a más jugadores y, al mismo tiempo, ofrecer a los fans de la serie una forma oficial de jugar a todos los títulos de la franquicia. ¿Queréis saber qué tal está este nuevo lanzamiento, y cómo es este título? Atentos, porque es más que probable que estemos ante uno de los RPGs del año. Sin más dilación, pasemos al análisis completo de Trails from Zero.

 

Bienvenido a casa, Lloyd

La historia de Trails from Zero nos lleva hasta Crossbell, una pequeña región localizada en la zona central del continente de Zemuria, rodeada por el Imperio de Erebonia y la República de Calvard. Nuestro protagonista es Lloyd Bannings, un joven que regresa a su hogar tras estar viviendo junto a parte de su familia en Calvard, donde pudo estudiar y formarse como un detective profesional. Contratado por la policía de Crossbell, pronto descubrirá que ha sido seleccionado junto a otras tres personas para formar una nueva sección de la policía, la SSS (o Special Support Section), dedicada principalmente a investigar y resolver los diversos problemas que surgen en la región… al mismo tiempo que dan más prestigio al cuerpo de policía compitiendo en su mismo campo con los Bracer, una especie de rangers no afiliados a ninguna región que velan por la paz a nivel internacional. La ineficaz gestión de la policía y el alto prestigio que tienen los Bracer harán que la tarea de Lloyd, Ellie, Tio y Randy sea más compleja de lo que podría esperarse, pero pronto demostrarán que son las personas adecuadas para el trabajo… Al mismo tiempo que comienzan a destapar una trama de conspiración capaz de agitar los cimientos de toda Crossbell. Como ocurría en el primer Trails in the Sky, nos encontramos ante una trama un tanto introductoria que se centra principalmente en abrir arcos narrativos, tomándose su tiempo para construir su mundo y presentar adecuadamente a los personajes. El hecho de que Lloyd regrese a su hogar y reconozca a muchas de las personas que dejó atrás hace que nos sintamos como en casa, potenciando fuertemente la construcción del mundo que, como viene siendo costumbre, es excelente. Cada personaje tiene su nombre propio y su por qué dentro de este universo, y no hay nada que se sienta fuera de lugar. Me ha gustado especialmente la construcción de la ciudad de Crossbell, una enorme urbe que no se parece en nada a lo visto en Trails in the Sky y que nos cautivará con su enorme variedad de barrios y de personajes. Si su worldbuilding sigue siendo de lo más top que se puede encontrar, lo mismo ocurre con su construcción de personajes, que aunque se cocina a fuego lento acaba dando pie a unos personajes absolutamente complejos e interesantes, que indudablemente nos encandilarán (a pesar de que no llegan al nivel de perfección de algunos de los personajes de Trails in the Sky).

Los jugadores que no hayáis probado ningún juego de la franquicia hasta el momento no deberíais tener problema alguno en jugar a este título, puesto que su objetivo es presentar una historia nueva con un casting de personajes (en su mayoría) original y desarrollada en una región inédita, siendo una puerta de entrada decente (pero no ideal) a la franquicia. Por otro lado, los fans de la serie encontraréis aquí un juego que supondrá un pequeño paso atrás en el ritmo marcado por los dos juegos anteriores (ya que estos tenían como objetivo finalizar tramas, dando pie a un ritmo más intenso y frenético) pero que conecta de una forma espectacular con el resto de la serie. Trails from Zero es fundamental para conocer no solo al próximo título que verá la luz en occidente, Trails from Azure, si no también el siguiente arco de juegos, Trails of Cold Steel. Como podéis observar, la narrativa es crucial en este título y su tratamiento es sensacional, dando pie a una historia extensa y muy completa, pero… ¿Qué ocurre con su localización? Pues lo cierto es que esta es bastante buena, respetando los términos y las traducciones presentes en los anteriores juegos en la serie al mismo tiempo que consigue ofrecer un juego perfectamente comprensible para cualquier jugador de habla inglesa. Un momento, ¿De habla inglesa? Efectivamente, como la buena gente de NIS America nos tiene acostumbrados, Trails from Zero llega a nuestro país sin una traducción al español, haciendo que lo que podría ser una de las grandes sagas del JRPG moderno se quede en un segundo plano debido a la situación del idioma. Si habláramos de un título menos centrado en sus diálogos y su historia, bueno, se podría pasar por alto, pero es que hablamos de unos de los JRPGs con más texto que hay en el mercado. Es una auténtica pena que no se plantee una traducción al español.

 

La revolución de la tecnología orbal

A nivel jugable nos encontramos ante un JRPG por turnos en el que controlaremos a los cuatro personajes desde un punto de vista cenital, ya que durante la mayor parte del tiempo veremos a los personajes «desde arriba». Podremos movernos a través de la gran ciudad, los edificios, los pueblos y las rutas, cada uno de estos con un diseño más que inteligente en el que, si bien no se presenta nada rompedor, es imposible no pasarlo bien. Es de los pocos juegos en el que disfruto subiendo de nivel y completando misiones secundarias, ya que esto se recompensa constantemente. Como parte del cuerpo de policía será clave responder a las peticiones de los ciudadanos, quienes solicitarán nuestra ayuda en toda clase de situaciones: desde transportar objetos hasta derrotar monstruos, hay una enorme cantidad de misiones secundarias que no distraen y ayudan a conseguir bastante dinero y experiencia. No son las mejores misiones secundarias del género, pero tampoco están mal planteadas, y disfruto bastante la forma en la que se presentan. Lo cierto es que su marcado carácter clásico hace que no haya mucho más que comentar en referencia al diseño de niveles y la exploración, siendo muy fácil entrar a sus mecánicas y disfrutar del juego. Al final, lo más complejo e interesante se encuentra en su sistema de combate y de progresión, que al igual que en la trilogía anterior hace uso del curiosísimo sistema de tecnología orbal.

Pero… ¿Qué es la tecnología orbal? Ya lo explicaban en Trails in the Sky, y es que varias décadas antes del inicio de estos juegos en el continente de Zemuria se impulsó el desarrollo de la tecnología orbal, gracias a la cual se suministra energía a la gran mayoría de objetos de la vida cotidiana: los coches, la electricidad en los edificios, los teléfonos… Algo similar a lo que ocurrió durante las revoluciones industriales, durante las cuales se moldeó por completo la forma de entender la vida cotidiana. Todas las naciones de Zemuria dependen fuertemente de la energía orbal, y esto afecta incluso a combate armado. Nuestros protagonistas podrán equipar orbes en sus armas, lo que les dará acceso a nuevas magias y les permitirá mejorar sus estadísticas según el color del orbe. Por poner un ejemplo, el equipar un orbe de color rojo nos permitirá obtener magias de fuego y mejorar nuestro ataque, mientras que los orbes de color azul nos mejorarán nuestra salud y nos permitirán acceder a magias de agua y de curación. La clave está, por tanto, en crear un esquema de orbes equilibrado, y para ello tendremos que tener todas las ranuras de orbes disponibles. ¿Y como se consigue esto? Con cuarzo, que se puede obtener derrotando enemigos o abriendo cofres. Puede sonar un poco lioso leyéndolo aquí, pero a la hora de jugar todo es muy sencillo e intuitivo. En resumidas cuentas, a la hora de subir de nivel no solo tendremos que estar atentos a como mejoran de forma natural nuestras estadísticas, si no también como las alteran nuestros orbes y nuestro equipamiento. Por otro lado, a la hora de combatir tendremos acceso a un buen número de movimientos, y cada uno de estos tendrá un funcionamiento y unos efectos distintos. Así, tenemos los ataques básicos, que se realizan instantáneamente, los «Crafts», ataques especiales cuya utilización tienen un coste, y las artes, ataques mágicos que tardan en realizarse varios turnos. Combinarlos es la clave del éxito, y será subiendo de nivel que podremos obtener nuevos crafts. El sistema de combate va de menos a más, y pronto se acaba volviendo fuertemente adictivo. Además, todos aquellos que consideren que el combate por turnos es lento están de enhorabuena, ya que Falcom ha habilitado un botón de máxima velocidad que permitirá a cualquier jugador disfrutar del juego de una forma más dinámica. Es un detalle menor, pero cuya inclusión se agradece.

 

Un apartado técnico y gráfico que presenta problemas

A nivel técnico, nos encontramos ante una remasterización de un título lanzado originalmente en PC y PSP, que tristemente no ha sido bien adaptado a las consolas modernas. Y la verdad es que, a pesar de que a nivel gráfico y técnico las versiones de Steam de los Trails in the Sky dejaban mucho que desear, sí que esperaba que con todo el tiempo que ha tenido NIS America y Falcom para realizar esta remasterización se hubieran pulido algo más el juego. Lo cierto es que nos encontramos ante un título que parte de un diseño artístico potente y muy interesante, que realiza un buen uso del color y presenta unos diseños de personaje rompedores e interesantes, pero que no consigue representarlo de la forma más idónea. Los diseños de personajes, aunque algo atrasados, cumplen con la estética, mientras que el diseño de escenarios es algo más flojo. No sé que le ocurre a esta versión, si es por la resolución o por las texturas, pero no se siente que se haya retocado en ningún momento el juego a nivel gráfico, haciendo que se vea de una forma similar a como lo hacía en PC o en PSP. Tampoco se han retocado las cinemáticas, lo que de nuevo es una oportunidad más que desaprovechada. 

Por último, a nivel sonoro el juego sí que me ha dejado buenas sensaciones. Encontramos un apartado musical absolutamente brillante debido a la enorme cantidad de temas que presenta el juego, cada uno de estos perfectamente acordes a la situación en la que suenan. Los temas de batalla son electrizantes y épicos, contando con unos toques rockeros que les sienta de escándalo, mientras que los temas de la ciudad y las rutas son tranquilos y acompañan muy bien a la exploración. El título trae consigo un doblaje al japonés que está bien trabajado y añade una capa extra de profundidad a los personajes, permitiendo así acercarnos más a su forma de expresarse. Y los efectos de sonido no están mal, repitiéndose la gran mayoría de los juegos anteriores.

 

Conclusión: Un clásico indispensable que merecía un mayor retoque técnico

Trails from Zero es, indudablemente, uno de los JRPGs más interesantes y completos lanzados durante el año, gracias principalmente a su espectacular narrativa centrada en su increíble worldbuilding y en su completo desarrollo de personajes, a su genial sistema de progresión y combate, y a su apartado sonoro, que es de lo mejorcito que nos ha presentado Nihon Falcom en sus más de 40 años de historia. Sin embargo, considero que esta es una adaptación algo floja, que no ha recibido el trabajo que un juego de tal calibre merecía: ni se ha mejorado el apartado gráfico, ni se ha realizado una más que necesaria traducción al español, lo que me hace plantear si realmente merece el precio al que se lanza. Sea como sea, si os manejáis bien en el inglés y os gustan los RPGs, aunque sea mínimamente, os recomiendo encarecidamente darle una oportunidad a este título. Y creedme: una vez os aventuréis a visitar Zemuria, muy difícilmente podréis salir de ahí.

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
Bienvenido a Crossbell: ¡El comienzo de un emocionante arco argumental en el universo Trails está a punto de comenzar en esta icónica ciudad-estado! Disfruta un rico y refrescante mundo que está repleto de secretos y aventuras. Únete a Lloyd, Ellie, Tio y Randy en una nueva aventura que continúa la trama de la serie Trails.
Pros
Historia profunda y muy completa
Su worlbuilding y su construcción de personajes son idóneos
Gran sistema de combate y de progresión, unidos a un diseño de niveles realmente bueno
Su banda sonora musical es de lo más top de la compañía
Contras
Deja mucho que desear en lo referente a lo gráfico y lo técnico
Se echa en falta una traducción al español
X