Fecha de Lanzamiento
20/07/2021
DISTRIBUIDORA
Devolver Digital
PLATAFORMAS
Xbox Series, Xbox One y PC
VERSIÓN ANALIZADA
Xbox Series X
Devolver Digital es sin ninguna duda la distribuidora indie por excelencia, una especie de Walt Disney sin parangón del mercado independiente de videojuegos que, en base a su buen juicio a la hora de distribuir diferentes títulos, siempre consigue llevar a los jugones obras de una enorme calidad. Si Devolver Digital está detrás, es muy posible que haya un producto final más que notable. En esta ocasión, la compañía de Austin vuelve a aliarse con Acid Nerve, un pequeño equipo de Manchester conformado únicamente por dos personas, Mark Foster y David Fenn, artífices a su vez de Titan Souls, un título pixel art tipo souls que también llevaba tras de sí a Devolver Digital como distribuidor.

Ahora, la dupla Acid Nerve y Devolver Digital están de vuelta con Death’s Door, una curiosa propuesta protagonizada por un cuervo poco hablador que, si bien puede dar la falsa sensación de ser un soulslike al igual que su hermano mayor, queda mucho más cerca de ser un juego que mezcla exploración, acción y aventuras al más puro estilo The Legend of Zelda, que pese a obligarnos a cosechar almas, no penaliza de ninguna manera la muerte. Death’s Door no hace nada nuevo ni siquiera remotamente original, pero una vez completo, no tengo dudas de que podríamos estar ante uno de los mejores indies del año. ¿Comenzamos?

 

Un complicado día de trabajo, ¿no?

En Death’s Door tomamos el rol de un joven cuervo, un segador de almas cuyo trabajo es básicamente liquidar al enemigo que se le encomiende desde la oficina para hacerse con el alma asignada. Un día corriente, cuando el cuervo realiza su trabajo y se dispone a tomar la puerta de vuelta a la oficina, alguien le arrebata el alma que acababa de cosechar, topándose de bruces con un cuervo viejo y grande que, junto a la Puerta de la Muerte, le arrastrará por una aventura alrededor de varias zonas con el fin de segar tres grandes almas para abrir la Puerta de la Muerte en la que, en principio, espera el alma robada que el cuervo debe entregar en su oficina.

La premisa es realmente simple, y pese a que tiene bastante presente el tema de la muerte, generalmente intenta no tomarse muy en serio gracias en buena medida a un maravilloso y memorable elenco de personajes que parecen más una sátira que otra cosa, aderezado siempre con un gran sentido del humor.

 

Combate y cosecha esas almas

Volviendo sobre mis propias palabras, Death’s Door se asemeja en gran medida a un The Legend of Zelda clásico, lo cual marca también en gran medida el plano jugable, acompañándose a la vez de algunos tintes metroidvania con un importante enfoque en los combates y los movimientos rápidos. Nuestro cuervo dispone de un arma cuerpo a cuerpo y una a distancia/magia (inicialmente, puesto que con el paso del tiempo conseguiremos ampliar nuestro arsenal), amén de la posibilidad de rodar. Es posible realizar ataques cargados y ataques en caída, aunque posiblemente no vayáis a utilizarlos prácticamente nunca, ya que el cargado es excesivamente lento y suele compensar más utilizar el normal varias veces, mientras que el ataque en caída se podrá realizar en muy contadas ocasiones. En cualquier caso, con estos simples elementos se configura un sistema de combate que, lejos de inventar nada, toma algo bien conocido por todos y lo aplica de forma correcta para dejar un buen resultado.

Algo en lo que también se deja notar la reminiscencia de la franquicia de Miyamoto, es en la forma de abordar las mazmorras. En cada una de ellas habrá que explorar para avanzar mientras combatimos, hasta llegar a un cofre que hace las veces de combate intermedio (siempre son oleadas de enemigos) antes de ser capaces de combatir al jefe final, consiguiendo un objeto/magia que será necesario a lo largo de lo que resta de mazmorra hasta llegar al inevitable combate contra el poseedor del gran alma que tanto codiciamos. Hablando de la exploración, Death’s Door invita al jugador a hacerlo, de hecho, premia constantemente nuestra curiosidad en forma de semillas para recuperar la salud o coleccionables, entre otros, por lo que siempre es aconsejable desviarse si está en nuestra mano (es decir, si disponemos de los objetos precisos para hacerlo), prestando especial atención a todo, puesto que a veces es necesario jugar con la perspectiva de la cámara para dar con algún que otro secreto.

Otra de las piezas angulares sobre la que reposa la obra de Acid Nerve son los rompecabezas. Muchos son bastante sencillos e intuitivos (en algunos casos basta con dar un golpe), aunque otros son algo más complejos, sobre todo los opcionales, aunque ninguno de ellos os causará dolor de cabeza por pensar en exceso (quizás el de conseguir la espada, aunque hay un puñado de indicaciones). Si sois de los que disfrutan consiguiendo completar los juegos en su totalidad, explorar y completar puzles será primordial para conseguir desbloquear todos los ítems decorativos que terminan poblando la mesa de nuestra oficina, amén de otras cosas más útiles como las gemas de salud o magia, mucho más necesarias para afrontar nuestro periplo.

La dificultad es, al menos a mi juicio, mucho más asequible de lo que podría ser en otras obras como Hades o Salt and Sanctuary, algo que alegrará a unos y entristecerá a otros, pero repitiéndome nuevamente, Death’s Door no intenta ser otro intento de soulslike en dos dimensiones, sino que apuesta más por otros géneros ya mencionados, por lo sería absurdo esperar que sea igual de desafiante. Esto no quiere decir que no vayáis a morir en más de una ocasión, por supuesto que sí, especialmente en combates contra jefes, no obstante, no llegará a frustraros en ningún momento, no sentiréis que el juego ha sido injusto con vosotros, y es que, incluso tiene varios “puntos de guardado” en forma de puertas que conectan con los diferentes lugares y la oficina, además de proveer de algunos atajos desbloqueables que ayudan a que los avances puedan agilizarse aún más tras la muerte, por lo que en este sentido, es un juego benevolente.

Quizás el punto más “negativo” del juego esté en su escasa duración, ya que la historia se puede completar fácilmente en unas 8 horas, por lo que más de uno se quedará con ganas de disfrutar más de su experiencia en este fantástico mundo. Tristemente, no hay mucho que invite a seguir jugando, más allá del intento por estirar nuestro tiempo buscando coleccionables y combatiendo con unos enemigos especiales que esperan impacientes nuestro desafío. En cualquier caso, el tema de la duración siempre es un arma de doble filo, dado que puede condenar a una obra a volverse tediosa y repetitiva si se abusa en exceso, Además, personalmente, últimamente cada día agradezco más y más que los juegos duren lo menos posible, dado que mi tiempo es cada vez más limitado, por lo que para mí es un win-win.

 

Una presentación que enamora

Visualmente, Acid Nerve ha hecho un trabajo sobresaliente con Death’s Door, especialmente en los escenarios, que son una preciosidad que casi parecen hechos de plastilina, un regalo para los ojos por su fantástico uso de los colores y la iluminación, dejando un resultado muy atractivo. Lo único que podría mejorarse, es el reciclaje de algunos enemigos comunes que cambian su color para presentarlos como otros enemigos con diferentes ataques, algo que, a fin de cuentas, pasa incluso en grandes producciones con una mayor cantidad de recursos detrás.

La banda sonora compuesta por David Fenn (Moonlighter o Titan Souls) es lo mejor de lo mejor de Death’s Door, una lista de 50 composiciones instrumentales que dan vida a cada lugar y cada batalla de jefe, dejando una impronta en el jugador con temas para cada ocasión, algunos más alegres y despreocupados, y otros más serios y turbios, pero siempre un acierto que se agradece, una de esas listas que uno se guarda para escuchar una y otra vez desde el móvil o el ordenador, puesto que, como apunto, no hay un mal tema entre todos los disponibles.

 

Conclusión

Death’s Door es una obra que, si bien no inventa nada, hace todo tan bien y el resultado es tan bueno que es realmente sencilla de recomendar. Derrocha personalidad, carisma y mucha alma, erigiéndose fácilmente como uno de los mejores títulos independientes de este año. ¿Sus mejores virtudes? Su accesibilidad, un elenco de personajes memorables y un apartado audiovisual que brilla con luz propia. ¿Lo que posiblemente más divida a los jugadores? Su escasa duración o un combate que para algunos acostumbrados a otros géneros, puede ser demasiado simple. Lo único que importa, es que al final del día, sopesando tanto los pros como los contras, estamos ante otro éxito de Devolver Digital, esta vez, desarrollado por Acid Nerve. Dadle una oportunidad, no os arrepentiréis.

9
IMPRESCINDIBLE
">
Sinopsis
Cosechar las almas de los muertos y fichar en tu puesto puede hacerse monótono, pero es un trabajo honrado para un cuervo. La cosa se anima cuando roban el alma que tienes asignada y tienes que seguirle el rastro a un ladrón desesperado hasta un mundo que la muerte no ha tocado, donde las criaturas crecen más allá de lo que les toca y rebosan de codicia y poder.
Pros
Un elenco de personajes memorables para una aventura cargada de humor
Visualmente el resultado es fantástico, especialmente en los escenarios
La banda sonora es de lo mejorcito que haya podido escuchar
Contras
El combate y la dificultad pueden ser algo simples, según lo que cada uno venga buscando
La duración puede llegar a quedarse un poco corta
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X