[Análisis] Disco Elysium – The Final Cut

[Análisis] Disco Elysium – The Final Cut

Fecha de Lanzamiento
15/10/2021
DISTRIBUIDORA
Meridiem Games
PLATAFORMAS
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One y PC
VERSIÓN ANALIZADA
PlayStation 5
A mediados de octubre de 2019, ZA / UM, una desarrolladora de juegos independiente con sede en Reino Unido de la que poco o nada se sabía, pues se había fundado apenas tres años antes del lanzamiento de su primer título, compartía con el mundo su primera obra, Disco Elysium, un juego que únicamente estaba disponible para los usuarios de PC, pero que, con el tiempo, terminaría por llegar al resto de plataformas. Seguramente para sorpresa de la propia compañía que le había dado vida, la recepción tanto por parte de los jugadores como de la prensa especializada, fue unánime, estábamos ante uno de los mejores videojuegos del año, ya no solo en el ámbito indie, sino a nivel más general. Así lo reflejaron las reseñas de unos y otros, y las numerosas nominaciones y galardones que ha conseguido cosechar hasta el momento, entre los que se incluye algún que otro Juego del año, varios BAFTA y un DICE.

Gracias al enorme y merecido éxito que se ha granjeado, hoy estoy aquí para hablaros de Disco Elysium: The Final Cut, la edición definitiva del juego que ha sido lanzada este mismo año para videoconsolas y PC, mejorando todavía más el resultado con nuevos añadidos como: una actuación de voz para cada personaje, un puñado de nuevas misiones, nuevos personajes, ubicaciones y modos, y por último, un aumento de la resolución para alcanzar los 4K en la nueva generación. Sin más dilación, vamos a pasar a hablar de uno de los juegos más hilarantes de los últimos años. ¿Listos para investigar en la pintoresca ciudad de Revachol?

 

Un detective atípico con muchos conflictos internos.. y su leal compañero 

Disco Elysium es un RPG atípico, de eso no cabe duda, y es que, pese a partir de una base más o menos cliché como es la «amnesia», lo hace de una manera mucho más hardcore, pues manejamos a un detective que por no recordar, no se acuerda ni de su nombre, pero eh, este enorme problema de desmemoria es el resultado de lo que parece ser una (o varias visto lo visto) noche loca al más puro estilo Resacón en las Vegas, pues el alcohol y otra serie de drogas, se han dado cita en la habitación del hostal en la que se hospeda nuestro protagonista, hasta el punto de que en esta no queda ni un mueble en pie, todo está completamente destrozado, casi como si un huracán hubiese arrasado por completo la habitación. Así pues, con un dolor de cabeza del copón y ni una mínima idea de quién es o qué está pasando a su alrededor, el detective va descubriendo, a base de hablar con unos y con otros, que forma parte de la RCM, la Milicia Ciudadana de Revachol, una especie de cuerpo policial de posguerra. ¿Qué está haciendo exactamente en la pintoresca ciudad de Martinaise en la que se aloja? Bueno, al parecer está ahí para investigar un escabroso asesinato. ¿Será un hombre incapaz de recordar cualquier mínima cosa sobre sí mismo y sobre lo que le rodea dar solución a esto? Quién sabe…

Una de las grandezas de esta obra, que no son pocas, es el hecho de que nuestro protagonista es, gracias a ese problema de memoria, un completo lienzo en blanco al que el jugador puede dar forma de la manera que desee. ¿Quieres ser soez y agresivo con todo el mundo? Adelante, eres libre de hacerlo. ¿Eres de los que tiende a disculparse cada cinco minutos? Claro, es posible hacerlo. ¿Cómo vas a abordar las relaciones humanas? ¿Piensas ir directo al grano o eres más de dar rodeos? ¿Necesitas aferrarte a tus ideales políticos de forma constante mientras intentas propagar tus ideales cual fe de dogma? Bueno, pues canta a los cuatro vientos las bondades del comunismo sobre el capitalismo cuando tengas la oportunidad, siempre que así lo quieras. Es que por poder, puedes incluso adoptar una postura racista, supremacista y nacionalista, hay un amplio espectro en este sentido para cada uno pueda decidir cómo abordar su paso por este juego.

Otro de los puntos que hace sobresaliente a esta obra es el teniente Kim Kitsuragi, nuestro leal compañero de trabajo y penurias. Kim viene a ayudarnos a resolver el asesinato, pero huelga decir que, con el paso del tiempo, confraternizaremos más y más con este seolita de luz, convirtiéndose en un hermano. A fin de cuentas, nuestro detective está supeditado al gamberrismo de cada jugador, por lo que daremos rienda suelta a nuestras ganas de reír, de tomarnos todo con humor, de pulsar la respuesta más estúpida porque… ¿quién va a elegir ser un sieso cuando puedes ser un alcohólico paternalista que suelta soflamas comunista a golpe de pecho mientras intenta reconvertir a todos los ciudadanos que se encuentra a su paso? Y ahí, justo detrás, el bueno de Kim estará aguantando todas nuestras tonterías de forma estoica. El teniente es el ancla de este barco, la contraparte seria que hace que toda esta jarana sea tan divertida, pero a la vez, es nuestro confidente y amigo, una persona bondadosa capaz de vender unos tapacubos molones para dejarte algo de dinero para que puedas volver a pagar tu habitación y no tengas que convertirte en el «agente indigente». Kim es un ser de luz, y pese a su seriedad y a las muchas molestias que le causamos, siempre está ahí, como ese amigo que te lleva a casa cuando estás borracho, que sabe que eres un patán y, pese a todo, sigue a tu lado.

 

Revachol, una ciudad de contrastes de lo más interesante

Sí, pese a que pueda no parecerlo, Disco Elysium está catalogado como un RPG, supongo que en gran parte por el tema de desbloquear y mejorar habilidades, así como equiparse ropa y accesorios, entre otras cosas. Aunque sería injusto no reconocer su transversalidad, puesto hay también bastante de visual novel aquí, eso sí, mucho más occidentalizada (en relación a como suelen ser la mayoría) y ofreciendo una libertad de movimiento y otra serie de elementos que harían complicado encorsetarlo en este género, aunque también tenga tintes de este. E incluso así, sigue desembarazándose de los moldes más típicos del RPG, con un control de movimiento normal al que se le suma el point and click para investigar, hablar con la gente y, en definitiva, interactuar con todo lo que nos rodea. Además, se da el lujo de decidir si tendremos o no éxito en decisiones importantes mediante un sistema de dados que recuerda a los juegos de mesa de rol más clásicos, sumando o restando posibilidades en base a nuestra interacción con ese personaje, la ropa que llevamos o los puntos de habilidad que hemos dedicado a subir una skill concreta.

Recorrer todo Revachol en pos de descubrir la verdad tras el asesinato del señor que ha aparecido ahorcado detrás del Whirling-In-Rags es un aliciente más que interesante para querer avanzar, pero esta peculiar ciudad está llena de gente de todo tipo, cada uno con sus propios problemas y preocupaciones, por lo que el contenido secundario está más que garantizado. Elegir ayudar o no, depende de nosotros, pero sinceramente, hay misiones secundarias geniales y todas ellas permiten conocer más a todos los ciudadanos, por lo que, ¿por qué íbamos a decirles que no? A fin de cuentas, nos ayudan a hacer tiempo durante la investigación principal. Además, siendo sinceros, los personajes y las conversaciones son lo que han encumbrado a Disco Elysium al Olimpo de los videojuegos, por lo que exprimir cada misión es realmente gratificante.

Hay un montón de personajes inolvidables, desde el pequeño cabroncete de Cuno (siendo suave con el muchacho), hasta Lena, la bondadosa mujer de Morell, sin olvidarnos de Garte, el dueño del Whirling-In-Rags, al que es enormemente placentero molestar de vez en cuando. Podría seguir nombrando personajes constantemente, y es que, al final, la gran mayoría consiguen marcarte de una forma o de otra. Bien por su amabilidad, bien por su forma brusca de hablar, o bien porque cada conversación termine en una sonora carcajada. Reconozco sin tapujos que hacía tiempo que un juego no conseguía hacer que me interesase tanto por sus personajes secundarias. No me malinterpretéis, no es que tenga problemas con las misiones secundarias, pero pocos títulos logran conseguir un nivel de interés en mi como para buscarlas y hacerlas todas por el mero placer, puesto que en muchas ocasiones suelen caer en el síndrome del «chico de los recados», ve de punto A a punto B, en una misión sinsentido que aporta lo justo a nivel personal como para querer inculcarte en eso.

Entre conversación y conversación, nuestro detective ganará puntos para gastar en mejorar habilidades, concretamente, sus propias emociones y sistemas corporales, como por ejemplo: la empatía, la resistencia física, el umbral al dolor, la voluntad, la teatralidad, el savoir faire, etc. Hay un total de 24 habilidades, y su uso está enfocado, como ya se mencionó, a mejorar nuestras posibilidades conversacionales a la hora de dialogar con alguien. Dicho esto, lo más hilarante del juego de ZA/UM es que todas estas emociones y sistemas interactúan con el inspector, hablándole directamente desde su interior para darle consejos e intentar ayudarle, al menos en casos como la enciclopedia, aunque solo en ocasiones… otros sistemas como la electroquímica intentarán animarte a que te abandones completamente a la fiesta y el descontrol, intentando seducirte para que te dejes engatusar por las drogas y el alcohol. La interacción entre todas las partes es realmente divertido, ya que cada uno barre para su casa. La teatralidad te trata de «sire» cada vez que te habla, adaptándose a un tono más dramático y cortés, casi medieval; mientras que la enciclopedia a veces te suelta datos completamente absurdos como que el «hardcore» además de música es un tipo de pornografía.

Además de desarrollar nuestras propias habilidades internas, dialogar constantemente nos hará conocedores de determinadas ideas que, gracias a nuestro Ideario, seremos capaces de investigar y, con el tiempo, desarrollar. Desde fascinación por ser un autoproclamado paladín del feminismo, hasta indagar sobre el racismo más recalcitrante y supremacista, hay un puñado de ideas bizarras esperando a ser descubiertas. ¿Para qué sirve esto? Bueno, a la propia curiosidad interna de uno mismo por conocer más sobre este interesante mundo que propone Disco Elysium, pues se ofrece una historia y una conclusión una vez que desarrollamos la idea completa, también se añaden bonificaciones y penalizaciones a las habilidades, amén de nuevos conocimientos, por lo que investigarlas y equiparlas puede contribuir a mejorar (o empeorar) nuestro éxito en las interacciones con otros personajes. En este sentido, recordad que la ropa equipada juega igualmente un importante papel más allá de lo estético, pues siempre suma y resta puntos en las distintas capacidades.

 

Acuarelas danzantes al ritmo de las voces

Visualmente, Disco Elysium goza de un tipo de arte muy peculiar, uno que derrocha personalidad y que parece creado en gran medida con acuarelas. Es escandaloso la cantidad de detallismo del que goza, haciendo que visitar cada edificio y cada zona de Martinaise sea una experiencia única. Hay que tener en cuenta el contexto del juego, hablamos de una época de posguerra reciente en la que, Martinaise, se ha llevado una de las peores partes durante el conflicto, por lo que hay belleza, sí, pero también desolación. Estatuas que representan a reyes, vandalizadas, muros con agujeros de bala, destrozos en el asfalto… una ciudad que permanece impertérrita como recuerdo del conflicto, con esas heridas abiertas. Pero incluso entre todo esto, hay hermosas zonas de costa y arena, remansos de paz, pequeñas y hogareñas cabañas de pescadores. Hay un aire trágico, nostálgico y a la vez melancólico, pero también hay vida y belleza.

Esta versión (The Final Cut) añade una actuación de voz completa para cada personaje, algo que esta presente en el original. Esta inclusión contribuye enormemente a hacer evolucionar a la narrativa y a la obra en general a un nuevo nivel de inmersión, consiguiendo que la ciudad y los personajes se sientan mucho más vivos, algo que se antojaba innegociable si uno tiene en cuenta que la mejor virtud del juego, repitiendo lo que ya señalaba, es su guion, las constantes conversaciones con la gente y nuestro propio «fuero» interno. Por si fuese poco, las actuaciones de voz son sencillamente geniales, desde el sistema límbico y el cerebro reptiliano, hasta Kim, con su voz firme y que logra transmitir confianza, sin olvidarnos del desgraciado de Cuno y su detestable forma de hablar. Lo digo sin tapujos, estamos ante uno de los mejores trabajos de interpretación que haya dado esta industria.

Sería terriblemente injusto por mi parte no hacer una mención más que especial a la traducción española del juego, que si bien no estaba disponible en el lanzamiento original, se agregó a PC hace unos meses y se ha implementado en la versión de consolas. Teniendo en cuenta la ingente cantidad de texto presente en este juego, creo que podría afirmar sin miedo a equivocarme que estamos ante uno de los mejores trabajos en este ámbito, creo de hecho, que como mínimo al nivel de Persona 5 Royal, que ya es mucho decir. Hay que tener en cuenta que cada personaje tiene su propia forma de hablar, algunos utilizan lenguaje formal, otros, hacen uso de lenguaje mucho más llano, callejero incluso. Traducir cada línea y conseguir que cada personaje conserve esa personalidad tan propia en la traducción, es una labor titánica.

 

¿Qué añade The Final Cut?

Aunque ya hice un breve resumen en la introducción, voy a desglosar las novedades de esta edición. La primera, está mencionada ya en el párrafo anterior, una actuación de voz completa para cada uno de los personajes, el añadido que más se agradece junto a una serie de nuevas misiones de índole política, que, bajo el nombre de «misiones de visión política» permiten indagar más en aquello que cada jugador desee: moralismo, ultraliberalismo, comunismo y fascismo. Hay que tener en cuenta que son misiones excluyentes, puesto que ser comunista y fascista al mismo tiempo, sería un tanto contradictorio, por lo que solamente será posible escoger un camino en cada partida. Estas misiones contribuyen a que el despliegue general sea más complejo y realista.

Por otro lado, se han añadido nuevos personajes secundarios con los que interactuar, algunos de ellos relacionados con estas nuevas misiones de corte político. Por si esto fuese poco, también se han agregado nuevas áreas, así como monumentos a visitar, enriqueciendo todavía más el ya de por sí fantástico universo de Disco Elysium. Otra mejora esperable en este tipo de versiones, viene en forma de un aumento de la resolución para alcanzar los 4K en la nueva generación.

 

Conclusión

Disco Elysium es una de las mejoras obras que ha parido este noble arte que son los videojuegos de los últimos años, y con The Final Cut, el resultado es todavía más disfrutable gracias a las distintas mejoras y añadidos, redondeando todavía más una experiencia que merece la pena probar. Es un título capaz de ofrecer algo para cada jugador a nivel de sensibilidades y políticas y, a la vez, es capaz de confrontar incluso al jugador poniendo en duda algunas de esas ideas que abraza. Además, es un RPG realmente atípico que supondrá un punto de inflexión en el género. En cualquier caso, sus logros y virtudes son ya más que conocidos por todos. Haceos un favor y jugadlo, no tengo mucho más que añadir.

9.5
Imprescindible
">
Sinopsis
Encarna a un detective con un conjunto único de habilidades a tu disposición y un barrio entero que recorrer. Interroga personajes memorables, desentraña casos o acepta sobornos. Sé un héroe o un ser humano absolutamente desastroso.
Pros
Un RPG muy particular que creará escuela
Sabe tomarse con seriedad y a la vez con mucho humor
Una soberbia traducción al castellano
Las experiencia es todavía mejor gracias a las mejoras y añadidos de The Final Cut
Contras
El control mediante mando no es el mejor, por lo que en PC está su mejor versión
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X