[Análisis] Gears 5

0 Flares 0 Flares ×

Gears of War es una de las franquicias más importantes de Microsoft, de eso no hay duda. Creada por Epic Games en 2006, su mezcla de acción y disparos con coberturas con el terror le hizo alzarse como una de las sagas más destacadas de Xbox 360, pues a pesar de lo repetitivo que podía acabar siendo el primer título, esto se fue puliendo y retocando junto otros errores en sus dos siguientes secuelas, catalogadas como dos de los mejores títulos exclusivos de la consola de Microsoft. Sin embargo, tras el desarrollo de la trilogía original y el spin-off Judgement, Epic Games dejó a un lado la saga debido a la compra de esta por Microsoft, pasando el desarrollo de las siguientes entregas al estudio The Coalition, conformado por antiguos empleados de Epic Games y EA.

La tarea de The Coalition no era para nada sencilla, pues el tomar las riendas de una franquicia tan grande como Gears of War y realizar nuevas entregas a la altura de las originales es algo que, en muchas ocasiones, no ha acabado bien. Sin embargo, el lanzamiento del remake del primer Gears of War dio a entender que la saga estaba en buenas manos, y el lanzamiento de Gears of War 4 terminó por afianzar la idea de que la saga no se había acabado, llegando a estar tan viva como antes. Aún así, seguía habiendo un problema muy claro, y es que a pesar de la inclusión de nuevos personajes y una nueva trama, el juego pecaba de ser muy continuista. Es por eso que, cuando se presentó el título que hoy toca analizar, Gears 5, la principal promesa comentada por el estudio era la de ofrecer nuevas propuestas jugables y narrativas. Dicho esto, y dejando ya a un lado la introducción para centrarnos de lleno en el análisis del título… ¿Se trata de un buen título a la altura de la saga? ¿Cumple la promesa de aportar nuevas ideas? ¿Y qué tal está el multijugador? Vayamos poco a poco, y veamos si Gears 5 cumple lo que promete.

La guerra evoluciona

Gears 5 se trata de un título compuesto por un buen número de modos que, girando sobre una misma idea (los disparos con coberturas), ofrecen distintos puntos de vista e ideas que gustarán a la mayoría de jugadores. Así, el modo principal del título es el modo Campaña, que, dividido en cuatro actos subdivididos a su vez en varios capítulos, nos narran la historia de JD Fénix (hijo de Marcus Fénix, solo jugable en el primer acto) y Kait Díaz (en el resto de actos). Mientras que el primer acto sirve como prólogo, en el resto de actos se nos narra la búsqueda de respuestas por parte de Kait acerca de su familia y de su conexión con el enjambre, por lo que deberá aventurarse en los lugares más recónditos del mundo para poder encontrar lo que está buscando: la verdad. El hecho de que la protagonista se encuentre buscando por todo el mundo permite, de una forma orgánica, incorporar una de las mayores novedades jugables del título, y que sorprende dado el historial de la saga: secciones de mundo abierto. Mientras que el primer capítulo es totalmente lineal (y épico), el resto sorprende incorporando partes en las que poder movernos con total libertad mediante el esquife, un vehículo con el que poder recorrer grandes distancias en poco tiempo. Lo cierto es que el manejo de este es muy dinámico y divertido, y no se siente como una inclusión sin sentido, pues le da un aire fresco al título que le sienta muy bien. Además, este modo permite la inclusión de misiones secundarias que, si bien no aportan nada en cuanto a la trama del título, permiten profundizar algo más en su universo. Estas destacan especialmente en el acto 2, pues en el acto 3… digamos que no hay muchas.

La trama de Gears of War 5 va directa a lo que interesa, sin pararse en ningún momento, aunque sí que es cierto que hay algunos puntos en los que la trama flojea, tocando ciertos clichés y situaciones ya antes vistas en otras obras. Pero dejando eso a un lado, lo cierto es que tanto la trama como los personajes resultan bastante interesantes, y en especial estos últimos, pues están muy bien escritos y podemos llegar a comprender perfectamente sus motivaciones e intrigas. Mención aparte para Kait, protagonista del título y que consigue tener un muy buen desarrollo a lo largo del modo campaña, llegando a alzarse como uno de los grandes personajes de la franquicia. En general, la historia y sus personajes están escritos de una muy buena forma, y salvo por ciertos momentos (cercanos al final), conforma una de las mejores tramas de la saga y lo coloca como el modo más importante del título.

Nunca luches solo

Pero el modo Campaña no es lo único destacable del título. Por un lado, contamos con el modo Escapa, en el que tres jugadores deberán unir sus fuerzas en misiones donde el objetivo será acabar con colmenas enemigas en el menor tiempo posible. Se trata de un modo entretenido y algo angustioso, pues el hecho de tener que completar las misiones lo más rápido posible y gastando la menor cantidad posible de munición hace que recuerde, en cierta manera, a modos tales como El Cuarto Superviviente de Resident Evil 2, pues es aquí donde la acción se da la mano con el survival horror. No tengo ningún pero con este modo, pues me ha gustado bastante y lo entiendo como una más que interesante adición a la lista de modos del juego.

Por otro lado, contamos con el modo Horda, en el que deberemos sobrevivir a la enorme cantidad de enemigos que nos irá atacando ronda tras ronda. Pudiendo jugar con hasta otros cuatro jugadores, en este título se incluyen un buen número de novedades que lo hacen destacar, como el hecho de que podemos elegir personajes, cada uno con armas, ataques especiales y habilidades únicas, lo que recuerda bastante a títulos del estilo de Overwatch. La clave será variar entre los distintos personajes y conseguir un equipo equilibrado, en el que las habilidades activas y pasivas de cada personaje permitan llegar a una ronda alta. Todo esto, unido a que contamos con 12 mapas distintos y siete tipos distintos de dificultad, hacen de este una de las versiones más trabajadas del modo que hemos visto en toda la saga.

Seamos claros, Gears 5 no sería un buen Gears of War si no contara con un buen modo multijugador competitivo. Y vaya si lo tiene, pues en esta ocasión contamos con 10 modos de juego distintos y 12 mapas, destacando el modo Arcade, en el que se mantiene el sistema de héroes ya comentado anteriormente y que gracias a su rapidez y fácil introducción supone la mejor forma de entrar al online del título para cualquier novato. Así, la lista de modos está compuesta por Duelo arcade, Carrera armamentística, Dodgeball, Escalada, Ejecución, Guardián, Rey de la colina, Duelo por equipos y Zona de guerra, y todos están mejorados y pulidos lo suficiente para resaltar como algunas de las mejores versiones vistas en la saga. Realmente se trata de una experiencia online muy divertida e intensa, que no tiene nada que envidiar a otras entregas del género.

Cabe aclarar que las novedades que se han introducido en el título no solo están relacionadas con los modos de juego y el funcionamiento de estos, sino que también se incluyen un buen puñado de estas en cuanto a lo jugable se refiere. A ver, la base está ahí y en ningún momento se ha alterado la esencia de Gears of War, pues se mantienen las secciones de disparos en las que cubrirse en las coberturas es indispensable, el sistema de recarga que, accionado en el momento correcto, permite realizar más daño, o el estilo de movimiento tan «pesado», pero se incluyen novedades tales como la posibilidad de utilizar a Jack, robot que nos acompaña a lo largo del modo campaña, para que nos ayude a superar diversos puzles o acabar con los enemigos, ya sea aturdiéndolos, o controlándolos. Además, la campaña se puede jugar con tres jugadores en cooperativo, dejando que el tercer jugador pueda controlar a Jack. Un punto que me ha parecido bastante interesante y me ha gustado, dándole un punto de vista distinto a este modo. También se han incluido nuevas armas, aunque salvo el nuevo tipo de lancer que permite lanzar tres misiles no hay mucho más que destacar.

Sangre, vísceras… otro día más en el trabajo

El apartado gráfico de Gears 5 es uno de los más espectaculares y hermosos que he podido ver en consola. Explotando las posibilidades gráficas de la consola, el juego corre a unos 60 FPS y puede llegar a 4K, lo que permite ver con más detalle los increíbles escenarios y modelos que han preparado para la ocasión los chicos de The Coalition. El contar con secciones de mundo abierto permite mostrar un nivel gráfico alucinante a una mayor escala, y demostrando la calidad del estudio a la hora de crear escenarios interesantes y bellos. Destaco sobre todo las zonas de los actos 2 y 3, pues la primera sucede en una zona helada donde se pueden observar mejor la iluminación y los efectos de partículas, y la segunda sucede en una zona desértica donde destaca el uso del color, con un marcado desierto de color rojizo y un cielo compuesto por una amalgama de colores cálidos, aunque sí que es cierto que en ambos actos el nivel gráfico es sensiblemente inferior al de los otros dos actos. Uno de los puntos clave es, justamente, la variedad de escenarios y la explotación (en el buen sentido de la palabra) de la paleta de colores, pues a lo largo del título observaremos escenarios tan variados como junglas, bases abandonadas, páramos helados o desiertos, entre otros. Similar a lo que sucedía con Gears of War 4, la paleta de colores apagada y decadente se deja a un lado para aportar un nuevo punto de vista al universo de la saga.

Los modelos también cuentan con un gran nivel de detalle, destacando sobre todo los modelos de los personajes humanos, con un nivel de fotorrealismo bastante impresionante, además de tener un buen nivel de expresiones faciales. En cuanto al nivel gráfico en el resto de modos, lo cierto es que este no se reduce en ningún momento, permitiendo disfrutar de su potencia gráfica juguemos al modo que juguemos. El diseño de los mapas en el multijugador es bueno en general, aunque es cierto que se podrían haber mejorado algunos de estos, y el diseño del resto de modos está a la altura. Por último, destacar que el título cuenta con HDR, viéndose aún más espectacular si contáis con un televisor o monitor compatible.

En cuanto al apartado sonoro, este es otro de los puntos fuertes del título. Con una banda sonora compuesta por Ramin Djawadi (Juego de Tronos), esta se alza como una de las más cinematográficas e impresionantes de la saga, permitiendo que la inmersión sea total. En cuanto a los efectos de sonido, están muy bien elegidos y ajustados, haciendo que algunos momentos sean aún más satisfactorios, como el hecho de acabar con un enemigo disparándole a la cabeza, pues sin los efectos de sonido elegidos no sería para nada lo mismo. Y por último, pero no menos importante, el título cuenta con un gran doblaje al castellano, como viene siendo habitual en la saga, y que supone un más que agradecido detalle.

Conclusión: Soldados de la CGO… ¡¡Devolved la esperanza a la humanidad!!

Gears 5 se alza como uno de los títulos indispensables del catálogo de Xbox One y uno de los mejores juegos de la saga Gears of War. Se trata de un título que lo tiene todo, desde una campaña interesante e intrigante a un modo multijugador competitivo que funciona realmente bien, pasando por los modos Escape, Horda y Creación de escenarios (para utilizar en el modo Escape) que aportan un mayor nivel de profundidad y variedad. Obviamente el juego no es perfecto, y cuenta con pequeños errores que se hacen notar, como la caída en el guión, ciertos momentos en las que el apartado gráfico empeora levemente, o algunos bugs, pero todo esto no quita que nos encontremos ante un título impresionante, que merece la pena disfrutar. El juego ya se encuentra disponible en Xbox One y PC, además de que los usuarios de Xbox Game Pass pueden disfrutar del título por completo en su edición Ultimate, por lo que pocas excusas tenéis para jugarlo. Dicho esto, es hora de destrozar, reventar, acribillar y cortar por la mitad a un buen número de locust…

 

Análisis - Gears of War 5

Distribuidora: Microsoft

Sinopsis: De una de las sagas de videojuegos más aclamadas, llega Gears más grande que nunca, con cinco modos emocionantes y la campaña más intensa hasta la fecha. Con una guerra sin cuartel descendiendo, Kait Díaz se separa para descubrir su conexión con el enemigo y descubre el verdadero peligro para Sera: ella misma.

  • 8.5/10
    Historia - 8.5/10
  • 9/10
    Jugabilidad - 9/10
  • 9.5/10
    Gráficos - 9.5/10
  • 9.5/10
    Sonido - 9.5/10
9/10

ToniJoestar

Futuro periodista andaluz con ganas de comerse el mundo. Me gusta el buen cine, los videojuegos, la música y la pizza.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X