[Análisis] Mutant Year Zero: Road to Eden

0 Flares 0 Flares ×

En los últimos años se están poniendo de moda los juegos post-apocalipticos, donde el planeta queda reducido a cenizas y encontramos unos pocos supervivientes que tienen que lidiar con un mundo lleno de complicaciones, escasez de recursos para sobrevivir y grandes peligros que podrían poner fin a su vida en breves segundos.

Este es el caso de Mutant Year Zero: Road to Eden, un trabajo que aterrizó en Playstation 4, Xbox One y PC hace unos meses y que ahora ha llegado a Nintendo Switch haciendo posible que juguemos desde cualquier lugar.

Desde aquí hemos podido analizar la edición deluxe que llega a Nintendo Switch para ofreceros nuestras impresiones sobre este divertido juego, que no dejará indiferente a cualquiera, y que muestra pinceladas de otros grandes trabajos de combate por turnos como el conocido X-COM.

En busca del Edén

En Mutant Year Zero: Road to Eden nos metemos en la piel de una serie de personajes que viven en un futuro bastante lejano a la actualidad, donde el mundo ha sufrido las catastróficas decisiones de la humanidad que han llevado a prácticamente la extinción de la vida en el planeta. Los últimos resquicios de seres humanos que habitaban el planeta, deciden lanzar diferentes virus y armas letales que provocan su fin y el de la Tierra como hasta ahora se conoce.

Desde ese momento, el planeta pasa a ser habitado por diversas criaturas y mutantes que viven en busca de recursos para sobrevivir. Este es el caso de Dux y Bormin, nuestros protagonistas, cuya misión se centra en merodear la zona en busca de recursos para llevar al Arca, el único lugar seguro donde se encuentran los mutantes civilizados que buscan seguridad y tiendas donde poder intercambiar la chatarra que encuentran por materiales.

Pero no todo es tan idílico, ya que el Arca comienza a quedarse pequeña para albergar a tanta gente, por lo que nuestros protagonistas emprenderán el viaje en busca del Edén, un lugar donde los antiguos humanos tenían su refugio.

El sigilo y la estrategia es lo que cuenta

Nos encontramos con un juego de combate por turnos al más puro estilo X-COM, donde el elemento primordial será el sigilo, ya que estaremos rodeados por diversas zonas llenas de enemigos que, en la mayoría de los casos, nos superan en número y a los que nos costará vencer si vamos de manera directa.

Dispondremos de diferentes apartados de dificultad acorde con el reto que quiera tener cada jugador.

  • Modo Normal: Está creado para aquellos jugadores que se sumergen por primera vez en el género de estrategia por turnos. Los enemigos no serán tan agresivos como en los otros modos y los personajes recuperarán toda la vida y recargarán sus habilidades al acabar el combate.
  • Modo Difícil: Este modo está hecho para jugadores que hayan jugado a algún título similar con anterioridad. Aquí los enemigos son más agresivos y los personajes solo regeneran el 50% de la salud tras finalizar el combate
  • Modo Apocalíptico: Aquí se sumergen los experimentados en el género. Los enemigos son muy agresivos en combate y, evidentemente, el personaje ni regenera vida ni habilidades tras el combate.
  • Mutante de Hierro: Este modo de juego es para aquellos que quieren asumir un verdadero reto. Además de tener todo lo que incluye el modo apocalíptico, no dispondremos de guardado manual, únicamente se guardará de manera automática tras finalizar el combate.

Cuando no nos encontremos en combate, los personajes no se moverán por turnos, sino que irán avanzando libremente por la zona en busca de chatarra o equipo. Es importante dejar claro que no nos encontramos ante un mapa de mundo abierto, pero si podremos desviarnos un poco por diversas zonas con libertad para recolectar materiales.

Como hemos dicho anteriormente, contaremos con tres personajes  que se podrán ir personalizando con diversas habilidades mutantes a medida que vayamos aumentando el nivel de cada uno de ellos, además de poderles ir personalizando con diferentes armaduras y armas para que cada personaje tenga unas características distintas y así poder tener un equipo equilibrado.

Cuando vayamos por la espesura y tengamos intención de atacar a algún enemigo que se encuentre en la zona, es importante tener en cuenta las coberturas disponibles y el factor sorpresa a la hora de atacar, ya que si conseguimos eliminarle con armas que tengan silenciador antes de que termine nuestro turno, no nos veremos en la obligación de acabar con todo el grupo de enemigos a la vez, sino que podremos ir eliminándoles poco a poco y así no mermar la vida de nuestros personajes.

Gráficos y sonido

El apartado gráfico es el punto débil de este título en la consola portátil. Es evidente que llevar cualquier trabajo de otra plataforma a Nintendo Switch puede conllevar ciertos sacrificios a nivel visual y Mutant Year Zero: Road to Eden no queda exento de problemas. Tanto en modo sobremesa como en portátil, el juego funciona de manera bastante fluida, si bien es cierto que en determinados momentos hemos notado que la pantalla llegaba a congelarse por breves periodos de tiempo, hecho que llega a incomodar al jugador.

En cuanto a la resolución del juego, hemos de comentar que es bastante precaria, ya que no se ve correctamente y podemos encontrar dificultades a la hora de buscar materiales para recolectar, ya que el juego transcurre en la oscuridad. Por dar un punto positivo al apartado gráfico, comentar que existe la posibilidad de agrandar los textos a varios tamaños, lo que es de agradecer en el modo portátil.

En cuanto al apartado de sonido, poco tenemos que comentar, ya que nos encontramos con una banda sonora bastante tímida y con efectos sonoros que pasan desapercibidos durante la exploración y el combate.

Conclusión

Mutant Year Zero: Road To Eden nos ofrece una gran historia con un mundo asolado por la destrucción y el caos, donde podemos pasar muchas horas de entretenimiento mientras exploramos la espesura en busca de materiales que nos ayuden a sobrevivir y a mejorar nuestro equipo para conseguir llegar al Edén.

El punto flaco de este título en Nintendo Switch es el apartado gráfico, que hace que se pierda la calidad que tiene el título en otras plataformas y que podían haber llegado a conseguir si hubiesen pulido más este título para la portátil de Nintendo, como han hecho otros grandes juegos que se han adaptado muy bien a esta plataforma.

 

Análisis - Mutant Year Zero: Road to Eden

Distribuidora: Funcom Oslo AS

Sinopsis: El fin del mundo llegó. Ahora la Tierra está plagada de mutantes, una mezcla entre humanoides deformes y animales, que rebuscan entre los restos de la civilización con la esperanza de encontrar la salvación o al menos algo que llevarse a la boca.

  • 8/10
    Historia - 8/10
  • 7/10
    Jugabilidad - 7/10
  • 6/10
    Gráficos - 6/10
  • 6/10
    Sonido - 6/10
6.8/10

Nestares

Nací con un mando debajo del brazo. Soy una adicta a los videojuegos y al anime de nivel 36. Coleccionista en mis ratos libres

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X