[Análisis] Salt and Sanctuary

0 Flares 0 Flares ×

Dark Souls fue y sigue siendo una de las franquicias más exitosas del momento. La popularidad de la serie despegó con fuerza una vez que se lanzó en Steam. Ha habido muchos juegos desarrollados por From Software que incluyen 2 secuelas de la serie Souls y una nueva IP que lleva una estética similar con el caso de Bloodborne en PS4, sin embargo, no hay muchos juegos que hayan intentado tomar esta exitosa fórmula creada por los Souls con Miyazaki a la cabeza y hayan conseguido un producto digno de admiración.

Normalmente soy crítico con los clones de la fórmula Souls, que son muchos en estos días. Si se hace bien, estos juegos son divertidos, pero resulta complicado pasar por alto su similitud en el diseño de la serie Souls, y con Salt and Sanctuary, tenemos una buena idea de cómo se vería un juego de Souls si se desarrollara dentro de las restricciones de un juego de acción de desplazamiento lateral que tiene una combinación de elementos de plataformas y metroidvania. Salt and Sanctuary, si bien no es un juego nuevo ya que se lanzó en 2016, finalmente ha sido porteado a Nintendo Switch para traer otro juego independiente sólido a su biblioteca en constante crecimiento.

 

¡Hay que salvar a la princesa! Espera, ¿esto qué es?

Al crear a nuestro personaje en Salt and Sanctuary, me percataba que desde el comienzo del proceso de creación del personaje, hay una inspiración obvia tomada de la serie Souls. Algunos podrían estar en desacuerdo, refiriéndose a este como una mera copia descarada en lugar de un trabajo original, pero particularmente nunca sentí que esto fuese así.

El objetivo principal de la narración es rescatar a la princesa que estábamos escoltando en alta mar y que fue secuestrada por bandidos, mientras que una extraña bestia gigante atacaba el barco, haciendo que terminemos a la deriva. La naturaleza de la isla que debemos explorar se revela lentamente en toda su horrible gloria, urdiendo objetivos y justificando las extrañas vibraciones purgativas que emite este lugar. Muchos objetos poseen texto, ayudando así a conocer un poco más del lore, pero en su mayor parte, el conocimiento en el juego es bastante light, y la mayor parte de la jugabilidad la pasaremos explorando y combatiendo. Si bien esta falta de historia dada (que no deja de ser otro rango distintivo del lore Souls) puede ser mejor para los puristas del juego directo o para aquellos que no valoran en exceso la historia, también hay algo que mencionar sobre la consistencia estética del juego. A los jefes se les da contexto dentro de sus respectivos reinos, a las áreas en sí se les dan los tipos enemigos apropiados y trucos que se suman a su personalidad. En general, la presentación de Salt and Sanctuary es literal y figurativamente oscura, pero se combina para mejorar ese aura de opresión antes mencionada.

 

Una espiral infinita de muerte

En cuanto a la jugabilidad, Salt and Sanctuary depende de un medidor de stamina. Tiene sus actualizaciones básicas de rol, pero se vinculan al sistema de subir de nivel. Necesitarás un conjunto de perlas que se adquieren al subir de nivel a tu personaje o que raramente se encuentran durante la exploración. Gastar las perlas es necesario para desbloquear actualizaciones de estadísticas o un nuevo tipo de mejoras de clase que te permiten manejar diferentes tipos de armas más poderosas. Las armas se clasificarán en las actualizaciones incrementales de la clase y comenzamos con la clase 0, y a partir de ahí, debemos ir actualizando nosotros.

Si eres un veterano de los Souls, reconocerás de inmediato el sistema de actualización al que solo se accede a través de un refugio seguro limitado a actualizaciones de estadísticas únicas o desbloqueos de habilidades. Los puntos de experiencia también están relacionados de manera similar con la cantidad de enemigos que derrotas, y cada una de las muertes te ofrecerá una cantidad determinada de ellos, pero también es posible perderlos (la salvedad reside en que en vez de hablar de almas hablamos de sal). Esto significa que mientras más enemigos o jefes mates, más sal tendrás en inventario hasta que mueras, te maten o la gastes para subir de nivel. Si tristemente terminas por morir de forma accidental, cosa que no sería rara en este juego, tus puntos restantes se manifestarán en la forma de un enemigo que lo transporta y que deberemos derrotar para recuperar nuestros puntos de sal. Si un enemigo es el que te aniquila, obtiene todos tus puntos de experiencia hasta que los mates con éxito la próxima vez.

Las mejoras de armas se realizan a través de los herreros que se encuentran en los puntos de guardado. No hay una mecánica de hogueras en Salt and Sanctuary, en su lugar, tendrás que rezar en un altar para marcarlo como un punto de guardado. Puedes encontrarlos diseminados por todo el mundo. Algunos de ellos son puntos guardados completos que recargarán los ítems de salud en el inventario, mientras que otros actúan más como puntos de control temporales. Cada vez que descansas en un Santuario, todos los enemigos que han sido asesinados regresan a la vida, al igual que las trampas que vuelven a activarse, por lo que el desafío está en hacer un uso inteligente de los elementos de curación para avanzar a través de las múltiples plataformas y combates para llegar al próximo santuario. Si mueres, puedes revivir allí con la penalidad de perder un poco de tu oro. Dado que el oro se usa para actualizar o comprar artículos, tendrás que planear cuidadosamente tu viaje para terminar con suficiente oro para seguir sobreviviendo a esta pesadilla.

En cuanto a las plataformas y la progresión general del juego, Salt and Sanctuary sigue una fórmula muy similar a la de los juegos de Castlevania. La plataforma misma, aunque integral para el juego, generalmente sirve menos como el desafío principal, y más como una forma complementaria a través de la cual mantener al jugador involucrado y avanzar. Naturalmente, debido a su disposición como Metroidvania, la exploración no solo es bienvenida sino muy alentadora. Dispersos a lo largo de cada una de las muchas áreas del juego hay una serie de secretos por descubrir. Aunque muchas veces estos secretos equivalen a objetos, equipos adicionales y atajos, este juego llega incluso a esconder áreas enteras de los jugadores, lo que significa que, si quieres explorar cada rincón de esta isla, tendrás que mantener los ojos bien abiertos.

En cuanto a  los combates, se basan sobre todo en la habilidad y, desde luego, la fuerza bruta nunca es considerable como una opción aceptable. Es exigente, por supuesto, e independientemente de cómo elijas interpretar a tu personaje, cosas como cronometrar tus ataques (el timing), estar atento al enemigo y rodar, son factores muy importantes. Afortunadamente, estos no son demasiado difíciles de dominar. ¡Solo tienes que seguir practicando! Y también saber sobrellevar bien unas cuantas muertes.

 

Sangre y dolor en la oscuridad

Salt and Sanctuary se presenta en un plano 2D con sprites dibujados a mano y animación, su estilo de arte se inclina hacia lo macabro. Hay un montón de sangre, un diseño de personajes grotesco y una arquitectura turbia. Si bien esto se combina fácilmente con su banda sonora, así como su entorno ambiguo y la narrativa, los avatares de jugador ligeramente estilizados son más caricaturescos que la mayoría de los otros diseños del juego, lo que resulta un tanto ridículo. Aunque teniendo en cuenta que los jugadores se encontrarán cubiertos con armadura en poco tiempo, no es un gran problema.

 

Conclusión

No es fácil mezclar diferentes géneros y terminar con un resultado sólido. Salt and Sanctuary parece una extraña fusión de diferentes juegos desde el exterior, pero en realidad logra funcionar perfectamente bien y termina creando su propio subgénero. Tiene una hermosa dosis de combate de desplazamiento lateral mezclado con la exploración de metroidvania y un robusto sistema de clase de personajes, que ofrece una infinita cantidad de diversión.

 

Aunque puedo haber tenido mis problemas con el juego con respecto a algunos detalles menores, no hay mucho que pueda decir sobre este juego que no sea una forma de alabanza. Está bien elaborado, tiene una cantidad de profundidad muy satisfactoria, y hace todo lo posible para maltratar al jugador en todo momento y evitar ser injustamente duro. Es un gran juego, y te hace sentir bien después de conquistarlo.

 

Análisis - Salt and Sanctuary

Distribuidora: Ska Studios

Sinopsis: Un náufrago llega a una isla que no aparece en los mapas. En valles sumidos en la niebla y en donde cadáveres cubiertos de musgo se aferran a armas oxidadas, siniestras figuras despiertan de su letargo. Bajo estructuras derruidas y desgastadas por la sal, se extienden túneles laberínticos que conducen a una maldad innombrable, olvidada por los humanos hace ya mucho tiempo. Salt and Sanctuary combina a la perfección el rápido, brutal y complejo combate 2D con mecánicas RPG muy bien desarrolladas. Descubre, personaliza y mejora más de 600 armas, piezas de armadura, hechizos y artículos mientras exploras un reino maldito lleno de ciudades fantasma, mazmorras bañadas en sangre, monumentos profanados y señores caídos que hace mucho, mucho tiempo dominaron todo el territorio.

  • 6.5/10
    Historia - 6.5/10
  • 8.7/10
    Jugabilidad - 8.7/10
  • 8.3/10
    Gráficos - 8.3/10
  • 7.5/10
    Sonido - 7.5/10
7.8/10

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X