0 Flares 0 Flares ×

Existen una gran cantidad de títulos que tratan de apelar a la nostalgia de una forma u otra, y es que este sentimiento es uno de los más bonitos que podemos experimentar. El sabor de una comida de nuestra infancia, una canción de nuestra adolescencia o un videojuego como los de antes. Y es que no hay pocos juegos que se hayan propuesto el devolvernos a una estética del pasado, como el sobresaliente Celeste, Kingdom Hearts 3 siendo el final de una de las franquicias más recordadas entre un gran número de jugadores. Y es que hay títulos que han sido auténticas leyendas que, pese a haber sufrido el paso de los años, siguen siendo obras en las que fijarse para mirar al presente de la industria. Obras como Silent Hill Resident Evil que marcaron un antes y un después en el género del terror o Super Mario 64 que revolucionó el género de las plataformas transportándolo con inmensa calidad a las tres dimensiones. Pues hoy tenemos que hacer un viaje al pasado gracias a Back in 1995.

 

Historia

Somos un misterioso hombre en un tejado de un edificio de una ciudad solitaria perdida en la oscuridad de la noche. Solo sabemos que debemos llegar a una torre de radio para terminar con todo. Y sin mas información debemos empezar a jugar, y es que Back in 1995 es un juego reservado como pocos, y no en el buen sentido de la palabra. La historia se divide en cuatro etapas claramente diferenciadas por edificio visitado. Cada etapa tiene lugar en uno diferente y solemos hablar con un único NPC en estos. La mayor parte de historia está contenida en pequeñas notas que debemos ir encontrando mientras jugamos. Estas narran momentos del pasado generalmente y se espera que el jugador las una como si de un rompecabezas se tratase. El problema es que al jugador no le debería interesar lo más mínimo porque el juego no pone ni tan siquiera de su parte para tener una historia que te atrape.

Los diálogos tienen lugar mediante una frase que suele dar paso a una foto que nos explica el diálogo mediante texto. Esto me saca constantemente de la ambientación de terror que trata de conseguir la obra mediante el resto de elementos. Los NPC con los que tenemos que interactuar no tienen ninguna clase de desarrollo y menos aun coherencia con la historia. Sus personalidades son nulas y los diálogos vacíos. Y aunque leyendo esto se pueda creer que la historia es un completo desastre.

Lo cierto es que hay ciertos elementos que consiguen que exista un mínimo interés en seguir jugando para averiguar el qué está ocurriendo. Lástima que casi todo lo que incita esta expectativa ocurre en la recta final del juego, dejando una sensación de vacío y de una trama incompleta, simple y sin sentido que entre otras cosas peca de tomar bastantes elementos del primer Half-Life sin aportar nada.

 

Jugabilidad

Al principio de este análisis hacía referencia a Silent Hill Resident Evil. Estas referencias eran intencionadas. Pues nada más tomemos control de nuestro personaje, nos daremos cuenta de que el movimiento de este es torpe, lento y desagradable. Todo esto es intencional, pues nos retrotrae a aquella época dorada de los videojuegos. Sin embargo esto no quita que el control sea el que es, y esto se aplica a todos los aspectos del juego.

Podemos usar hasta tres armas, una llave inglesa, una pistola y una escopeta. Además de que encontraremos botes de analgésicos que nos permitirán recuperar salud. La realidad es que los enemigos son increíblemente lentos y el apuntado es incluso peor. Los enemigos al morir no reaparecerán, salvo un tipo específico que es muy débil y no supone una amenaza real.

Y es que en Silent Hill los enemigos solían tener un significado en la psique del protagonista, como las enfermeras o Pyramid Head. En Resident Evil teníamos el temor de quedarnos sin cintas de tinta y la presión de tener unos recursos muy limitados. Sin embargo en Back in 1995 no hay nada de esto. Los diseños de los enemigos parecen aleatorios como para ser un simple obstáculo en el camino, podemos grabar partida todas las veces que queramos y además la munición abunda al igual que los botes de analgésicos. Esto sumado a que el título dura unas dos horas hace que la presión en el jugador sea nula. Y todo esto es hasta conseguir la escopeta, momento en el cual toda sensación de reto por mínima que fuese queda eliminada al estar exageradamente desequilibrada.

 

Gráficos

A poco que hayáis visto algo del título seguramente os habréis dado cuenta de que las texturas y demás no son precisamente las de un título de PS4. He de decir que mientras jugaba a Back in 1995 fue en el apartado gráfico donde más cómodo me sentí. La sensación del escenario en global no es del todo mala e incluso en algunos momentos llegué a sentir una calidez que no esperaba sentir de aquella época ya olvidada por muchos e inolvidable para otros. Aunque las texturas sean muy malas y los escenarios generalmente carezcan de sentido alguno, también hay que decir que particularmente la cuarta etapa cuenta con un escenario muy bonito y que sí recuerda a títulos del pasado.

Cabe mencionar que el efecto CRT que recuerda a los televisores antiguos que habéis podido observar en la segunda foto de este análisis se puede desactivar, suavizar o dejar a máxima potencia, lo cual se agradece muchísimo. Lo que no se puede desactivar pero creo firmemente que mejora la experiencia son las bandas laterales que imitan la pantalla de un televisor «de culo» antiguo. A su vez durante la recta final el título recurre a algunos trucos con la pantalla y demás para traspasar la cuarta pared que son de lo mejor que tiene el juego y que dejan un poco de mal cuerpo, nada mal la verdad.

 

Sonido

La música es simple, pero sinceramente en ningún momento del juego llegué a sentirla como una desgracia dentro del título. Es repetitiva pero al igual que dije en el apartado gráfico creo que me ayudó a retrotraerme a la época que intenta emular. Pero aun con ello no deja de molestarme el hecho de que apenas existan diálogos cuando las voces de los personajes son bastante buenas, el doblaje en inglés es estupendo, cuando hablan claro, pues casi todas las conversaciones tendrán lugar mediante las imágenes con texto ya mencionadas. A esto se le suma que los enemigos no tienen prácticamente efectos de sonido. Ni gritos que nos asusten ni nada. Y lo mas triste es que no tenga ni un tema que recordar, que en ningún momento la música contribuya a aterrorizar al jugador o que sea una parte más del escenario. Simplemente existe y suena, pero más por necesidad de tener una música de fondo que por contribuir a enriquecer la obra en sí.

 

Conclusión

La nostalgia a pesar de ser bonita, distorsiona productos que amábamos. Aun así suele ser bonito volver al pasado y ver cómo era todo y disfrutar un poco de los «viejos clásicos» que han contribuido a dar forma a la industria actual. Lamentablemente, Back in 1995 se queda en un intento de este bonito viaje. Solo satisfará a aquellos fanáticos de la época, y en el caso de que solo deseen un viaje breve y simple. Pues la profundidad en cualquier elemento de este título brilla por su ausencia. Sin embargo no deja de ser un juego curioso de jugar aunque sea por el segmento final en el que se rompe la cuarta pared, aunque este no sea más que una tirita en un corte de una radial. Pero bueno, siempre nos quedará el pasado.

Análisis - Back in 1995

Distribuidora: Ratalaika Games

Sinopsis: Back in 1995 nos trata de llevar al pasado, a la época dorada de los videojuegos para darnos una terrorífica experiencia en la cual deberemos alcanzar una misteriosa torre para acabar con la pesadilla que asola a nuestro protagonista. Todo ello aderezado al mas puro estilo del terror noventero que se grabó en la mente de millones de jóvenes.

  • 3/10
    Historia - 3/10
  • 2/10
    Jugabilidad - 2/10
  • 5/10
    Gráficos - 5/10
  • 5/10
    Sonido - 5/10
3.8/10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X