[Análisis] Knack 2

0 Flares 0 Flares ×

Fueron muchas las opiniones que suscitó Knack durante su lanzamiento consiguiendo dividir a los jugadores y los medios sobre su lanzamiento junto a la PlayStation 4 en noviembre de 2013. Algunos concluyeron que era una abominación que no cumplió con la promesa de ser un sucesor de Crash Bandicoot, mientras que otros consideraban que aunque no fuese una obra maestra ni de lejos era tan malo como otros clamaban. Lo miremos como lo miremos, ahora está claro que el título consiguió alzarse con un éxito suficiente como para generar una secuela. Y ahora la pregunta que uno se hace es: ¿Knack 2 volverá a navegar por esas aguas revueltas que dividieron a la opinión con el original, o por el contrario ha mejorado lo suficiente como para navegar tranquilamente sobre las aguas? Si me permitís el spoiler, creo que Knack 2 podría ser una de las secuelas que más ha mejorada de toda la generación.

HISTORIA

A raíz de los acontecimientos del primer juego, la ciudad utópica de Newhaven ha sido atacada por un ejército goblin que no se ha visto desde que los humanos los defendieron en las Guerras de Cristal. La invasión forma el capítulo inicial, pero después de que la trama se cuente a través de un flashback que ocupa la gran mayoría del juego donde aprenderemos que trajo a esta armada a la vida y por qué lo están haciendo. A continuación, nos reunimos con el actual Knack en un intento por salvar la ciudad.

Mientras que la trama en sí sigue siendo bastante simple en todo, es la historia de fondo y los propios personajes tienen su encanto. Las escenas animadas cuentan las historias del pasado mientras los dos hombres de Knack y Lucas aprenden más sobre las Guerras de Cristal y cómo influyen en el mundo de hoy. La campaña es una aventura verdaderamente divertida y a buen seguro conseguirá complacer a más de uno, aunque bien es cierto que el principio del juego puede hacerse un poco tedioso.

¡EL PEQUEÑO KNACK ESTÁ DE VUELTA Y VIENE ACOMPAÑADO!

Por encima podríamos decir que la segunda llegada de Knack a la videoconsola de Sony es más o menos similar a la de su precursor. Exploraremos niveles lineales a medida que vamos combatiendo con los enemigos que van saliendo a nuestro paso, mientras que interactuamos con alguna que otra plataforma y nos hacemos con cofres de tesoros que nos servirán para futuras mejoras. En el Knack original, los elementos como el hielo y el hierro se usan simplemente para agrandar la masa de Knack, pero esta vez, estas sustancias también se utilizan para resolver puzzles.

Los elementos de plataformeros de Knack 2 también han mejorado mucho al adoptar la mecánica central de Knack: sus dos tamaños. En cualquier momento, no sólo en su modo sigilo, o al recibir daño, Knack puede abandonar su carcasa externa de artefactos y, en su forma en miniatura, encontrar nuevos caminos a través del entorno. Esto es sólo una ilusión de libertad, ya que el juego a menudo obliga a Knack a tener un cierto tamaño para poder avanzar. Pero es una decisión de diseño eficaz, ya que añade un sentido de escala al juego. Es posible que en la forma más grande de Knack, encontremos un poco complicado solventar algunas plataformas; pero con la reducción de tamaño, podremos apreciar cómo el tamaño de nuestro protagonista ayuda a superar estos obstáculos. Igualmente creo que en este título las plataformas han inclinado su dificultad para aumentarla en comparación con el juego original. En algunas ocasiones las plataformas toman el papel principal del nivel y se presentan con algunas secciones desafiantes que no se verían fuera de lugar en un título como Crash Bandicoot.

Igualmente, y en consonancia con lo que he comentado un poco más arriba, creo que de todos los críticos de Knack el más duro puede ser su secuela. Knack 2 está lleno de reconocimientos en los cuales Knack se queda corto, especialmente cuando se trata de combatir. Es por esto que probablemente y sin miedo a errar, la mayor de estas mejoras sería la gran cantidad de opciones de las que ahora disponemos al participar en los combates. El golpe básico y la patada están de vuelta, pero estos se quedan más y más obsoletos mientras que vamos consiguiendo acceder a los nuevos movimientos. Además de eso, hay un árbol de habilidades completamente nuevo que mejora las habilidades actuales e introduce otras nuevas. Cuatro ramas del árbol se centran en la velocidad, la fuerza, la habilidad, etc. El problema es que este árbol de habilidades parece poco inspirado, y es demasiado lineal añadiendo poco al juego aparte de los poderes de habilidad por niveles.

El nuevo modo cooperativo se apoya en el diseño familiar del juego. Los jugadores controlaremos una versión de Knack en colores rojo o azul, lo que significa que aquellos que encuentran el juego más desafiante de lo que su adorabilidad puede sugerirnos desde fuera, pueden teletransportarse directamente al lugar donde se encuentre su compañero (pasando por encima de las secuencias de complicadas plataformas) y pueden respawmear si mueren en la batalla (siempre y cuando su pareja permanezca viva durante el tiempo suficiente). Los jugadores más avezados pueden no necesitar esta ayuda, pero sí lo hacen ganarán la capacidad de hacer uso de este segundo Knack para ejecutar ataques cooperativos especiales. Llegará al punto donde podremos realizar movimientos combinados devastadores que dejarán en muy mala posición a cualquier enemigo. No importa si estamos jugando solos o con un amigo, disponemos de un enorme arsenal a nuestro alcance. Es una actualización monumental sobre el original, y crea una experiencia llena de variedad, diversión y experimentación.

Una de las quejas que más se escucharon con el lanzamiento del primer juego fue su dificultad. La secuela solventa este problema con una configuración ampliada y una opción de dificultad normal que es mucho más accesible para todos los jugadores. Las peleas se sienten mucho más justas con una mayor cantidad de salud y muchas más maneras de lidiar con los enemigos. Pero ojo, esto no quiere decir que cada encuentro que tengamos con los rivales sea un paseo por el campo, ya que seremos aniquilados si le damos a los enemigos las oportunidades suficientes, pero en general esta experiencia es mucho más accesible y “amable” con el jugador.

GRÁFICOS, SONIDO Y DURACIÓN

Aunque visualmente hablando el juego no está a la par con los portentos gráficas de hoy en día, Knack 2 se las arregla para seguir luciendo bien en pantalla con sus modelos de personajes y los ambientes. Knack sigue siendo un personaje de aspecto extraño a la vista, pero el caos que puede desencadenar es impresionante capturado en las explosiones de polígonos. Esto junto con su suave funcionamiento a 60 fps en PlayStation 4 Pro hacen de esta una experiencia pulida.

Personalmente y en cuanto al aspecto sonoro se refiere, me encanta cómo la música orquestada del juego cambia de tono para captar la escala de Knack y el flujo de la narrativa. Los 15 capítulos de los que consta esta aventura nos llevarán aproximadamente unas 12-13 horas para completarlo en su totalidad, pero eso es sólo el principio, ya que hay una gran cantidad de contenido post-game para mantenernos ocupados.

CONCLUSIÓN

¿Quién lo hubiera pensado tras ver la disparidad de opiniones sobre el juego original? Knack 2 es un juego realmente genial. La enorme amplitud de las opciones de combate ofrecen una experiencia mucho mejor que lo que el Knack original podría ofrecer, y con un enfoque mucho mayor en las plataformas. Knack 2 es probablemente esa secuela que nadie esperaba ver, sin embargo, todo el mundo debería considerar al menos probarlo, especialmente si sois aficionados a Ratchet & Clank, Jak y Daxter, y Crash Bandicoot.

 

  • 8/10
    Puntuación Final - 8/10
8/10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X