[Análisis] Ninjin: Clash of Carrots

0 Flares 0 Flares ×

Si en algo destaca Nintendo Switch es, sin duda, por la increíble cantidad de juegos indie que llegan a su eShop. Esta vez, desde Brasil, nos llega Ninjin: Clash of Carrots, un juego desarrollado por el estudio Pocket Camp el cual se ambienta en el juego Ninjin, que salió exclusivamente para iOS. Sin embargo, esta nueva entrega llega para Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One y PC, gracias a Modus Games, que se han encargado de distribuirlo.

 

¡Animales ninjas!

No, no os vais a encontrar con un Naruto to Boruto: Shinobi Striker (cuyo análisis podéis leer aquí) en versión zoológico, no os preocupéis. Este juego nos pone en el papel de dos ninjas: el conejo Ninjin y su compañero, el zorro Akai. La historia comienza cuando un peligro amenaza Usagi (nuestra aldea), concretamente, la invasión del Shogun Moe, quien no contento con ocupar todo nuestro territorio, decide también robar todas nuestras zanahorias, ¿y quién roba zanahorias si así se va a poner a un conejo ninja en contra?

La historia de ninguna manera se podría considerar profunda, madura, o decir al menos que pretenda engancharte, porque no es así; de hecho, si quisieras te la podrías saltar toda entera, ya que el atractivo principal del juego es su gameplay, del que hablaré algo más adelante. No obstante, la única razón por la que he decidido leer todos los diálogos es por la gran cantidad de humor que hay en estos, ¡y traducidos al español! Aunque bueno, ciertamente, nuestro personaje no habla nunca, así que más que diálogos suelen ser monólogos de los NPC.

Gameplay

El juego no va más allá de un beat ‘em up en el cual van apareciendo más y más enemigos durante distintas oleadas en un mismo nivel. En esas oleadas, los enemigos solo pueden ser derrotados si se les ataca por detrás (o lo que es lo mismo, estando tú más a la izquierda de la pantalla que él) y nos darán zanahorias que podremos usar para comprar en la tienda. Nuestro movimiento está limitado a eso, movernos de arriba a abajo, de izquierda a derecha, en el espacio que se nos da, siendo este siempre el mismo.

Para atacarles, tendremos dos armas: espadas y proyectiles (en su mayoría, shurikens). De ambas encontraremos una gran cantidad de modelos disponibles, cada uno con unas propiedades distintas. Hay dos maneras de obtener los distintos modelos: o bien nos quedamos con lo que nos dan tras completar cada nivel, o bien compramos en la tienda de Corgi, donde encontraremos muchísima variedad.

Digo esto porque, a la larga, la mecánica del juego no cambia en absoluto, únicamente debemos ir de un lado a otro matando a los enemigos que aparezcan. Afortunadamente, los enemigos no siempre serán los mismos, ya que casi cada vez que avancemos de nivel (o a veces en uno mismo aparecen nuevos al superar varias oleadas), y deberemos lidiar con ellos de varias maneras: hay enemigos que explotan al golpearlos, otros que te persiguen como si se tratase de una abeja a la que Winnie the Pooh ha robado la miel, otros que sueltan unas bolas extrañas y explosivas… el tener que prestar atención en cada momento a qué clase de enemigo nos enfrentamos compensa el que su jugabilidad sea tan limitada.

Personalmente, la experiencia se me ha hecho un tanto tediosa; pese a que (por suerte) las partidas son cortas de por sí, durando un máximo de 5 minutos cada nivel, no es un juego al que debas echarle varias horas, ni siquiera creo que se pueda aguantar una consecutiva, ya que aunque se vayan implantando diferencias en los enemigos y armas, el sistema es el mismo todo el rato y este se termina haciendo monótono y pesado a la que llevas tres o cuatro niveles seguidos.

En cuanto a la duración del juego, creo que es adecuada siempre y cuando lo juegues como yo, te puede durar un par de semanas matando ratos libres. Además, aunque su rejugabilidad como tal no es la gran cosa, los últimos niveles pueden volver a jugarse unas pocas veces hasta que te memorizas el patrón de enemigos.

Sin embargo, lo mejor de este juego no es otra cosa que el modo dos jugadores. Es lo que hace que valga la pena jugar más que niveles sueltos, ya que con amigos no es que te puedas entorpecer, pero es incluso más complicado que jugar solo (y eso que es cooperativo, no versus), eso sí, merece la pena con las risas que te puedes llegar a echar, aunque en online no es tan entretenido realmente.

 

Apartado audiovisual

En cuanto al apartado gráfico, el estilo de dibujo y animación es un tipo de mezcla entre el “estilo anime” y el cartoon (me ha recordado mucho a Gumball), y aunque eso no tiene por qué ser bueno (siendo yo fan de ambos estilos), creo que en este caso sí que ha salido bien. Además, el juego es de lo más colorido, dándole así un toque simpaticón y agradable a todo, y con un diseño de personajes y enemigos cuya variación se agradece mucho.

Auditivamente, el juego te incita a aporrear botones como un loco, son canciones frenéticas y con mucho ritmo. La banda sonora va acorde a los efectos de sonido, es decir: gritos, quejas, explosiones… lo típico que se escucha en un juego beat ‘em up. Por lo tanto, no puedo poner quejas frente a su apartado auditivo.

Conclusión

Ninjin: Clash of Carrots es un juego más, no nos vamos a engañar. No se lo recomendaría a nadie, creo que hay mejores juegos del género, pero tampoco puedo decir que sea una mala compra, ya que cumple con su función: entretener en los ratos muertos. Eso sí, si el juego va a ser para jugar dos personas en modo local (y compartiendo gastos) puede que sí valga la pena comprarlo.

 

Anáisis - Ninjin: Clash of Carrots

Distribuidora: Modus Games

Sinopsis: Ninjin: Clash of Carrots es un juego de lucha de inspiración anime con enemigos variados, una personalización compleja... ¡y ninjas! Juega en mundos de desplazamiento lateral con múltiples fases y recoge las zanahorias robadas por el malvado Shogun Moe. Estas sirven de moneda y podrás cambiarlas en la tienda de Corgi por nuevo equipo o en la tienda de Shady por armas especiales, máscaras y otros objetos de personalización. Únete a un amigo en el modo online para 2 personas o el cooperativo local. Con más de 150 armas, proyectiles, mejoras y más para modificar la experiencia de cada jugador, Ninjin: Clash of Carrots es un emocionante juego de acción con una historia única e inmersiva, elegantes escenarios y una frenética mecánica de juego. También incluye un modo de supervivencia único llamado “Show TV de Oni”, donde los jugadores lucharán con interminables oleadas de enemigos para conseguir recompensas excepcionales. Este modo también está disponible en modo local y cooperativo online.

  • 6.5/10
    Jugabilidad - 6.5/10
  • 6.5/10
    Gráficos - 6.5/10
  • 6/10
    Sonido - 6/10
6.3/10

Rave

Amante del manga, el anime y los videojuegos. Ni todas las segundas partes son malas, ni todo lo famoso es bueno. Especialista en dar oportunidades a todo, incluido aquello que nadie quiere ver o jugar. Que la nostalgia nos acompañe.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X