[Opinión] ¿Qué animes de 2018 debes ver?

0 Flares 0 Flares ×

Si sois de los que seguís animes al día, sabréis lo complicado que es decidir qué ver y qué no cada temporada cuando se te presentan, mínimo entre diez y doce animes de calidad además de varios otros que también vale la pena. Si sois de los que prefieren esperar a que terminen y verlos del tirón, sabréis que hay muchísimos animes que debéis ver de este mismo año y quizás sea difícil decidir. O si, simplemente, os apetece ver algún anime y habéis estado desconectados de los animes de temporada, también sois bienvenidos aquí.

Y bien, ¿qué es esto, una selección de los 10 mejores animes? Podría ser, pero esto no es YouTube así que puedo extenderme más sin temer por el copyright, por tanto, voy a presentaros todos aquellos animes que, por una razón u otra, vale la pena emplear tiempo en verlos. Primero iré desglosando un poco por categorías y, al final (para nada os incito a que veáis todo lo demás), aquellos que han sido suficientemente buenos como para merecer una mención aparte, siendo lo más destacado del año.

También os comento que, aquellos que tengan unas primeras impresiones echas en nuestra página, tendrán link directo a ellas.

Comedia

Si algo nos gusta a todos es, sin duda, reír. El poder ver un anime que te haga soltar carcajadas cada dos por tres, y por suerte, este anime nos ha dejado cuatro que cumplen con ello.

Grand Blue

Personalmente mi comedia favorita del año, aunque prácticamente todos los que la empezamos pensábamos que iba a ser un spokon de buceo, esto es un segundo plano puesto que la acción se centrará en los protagonistas, en su mayoría borrachos, creando situaciones extremas y exageradas para mostrarnos un humor que difiere del común.

 

Hataraku Saibou

¿Reír y aprender al mismo tiempo? Eso es posible con Hataraku Saibou, anime de las células del cuerpo humano que representa a la perfección cómo funciona nuestro organismo, tanto que hasta profesionales del ámbito lo han reconocido. Pero esto está para entretenernos, y hará varias referencias a muchos animes, como por ejemplo mi favorita, a Tokyo Ghoul, donde un virus actúa como ghoul con la personalidad y apariencia de Kaneki. Una gran recomendación si estudias ciencias y quieres reír mientras repasas.

 

Asobi Asobase

El humor en lo cotidiano, la fórmula que hará que te partas de risa a partir de las vivencias diarias de 3 simples chicas. Con claros destellos de Nichijou, aunque sin romper la barrera de lo absurdo de forma tan calamitosa, Asobi Asobase utiliza la inocencia de sus personajes, animación, atmósfera etc para crear un perfecto contraste que no hace más que aumentar a cada capítulo. El anime perfecto para ver si quieres pasar un buen rato.

 

Back Street Girls: Gokudolls

Una comedia irreverente, plagada de situaciones absurdas y cómicas sobre tres yakuzas convertidos en idols, que no te dejan indiferente. Cumple todas las expectativas de aquellos que busquen un humor absurdo a la vez que desternillante, porque es exactamente lo que ofrece.

 

Romance

Amor, amour, koi… hay mil maneras de llamarlo, al igual que mil maneras de sentirlo, y para quienes busquéis una nueva perspectiva del amor, o ver una historia que os enamore a vosotros también, estos son los animes de romance que 2018 nos ha ofrecido.

Citrus

El yuri que creo controversia dada la actitud inicial de Mei, pero que, quienes lo hemos seguido hasta el final o hemos leído el manga, hemos podido ver cómo es una de las historias más románticas y sinceras que podemos encontrar hoy en día. ¿Puede el amor sobreponerse ante los tabúes y prohibiciones? Estoy enamorado de Citrus y de sus protagonistas, y estoy seguro de que si la veis entenderéis el porqué.

 

High Score Girl

Un anime extraño, que su planteamiento queda a medio camino entre la comedia y el romance, pero finalmente acaba yendo hacia este último, si obviamos la de publicidad acerca de juegos que nos meten (aunque en la trama se basan en juegos retro y arcade, lo cual está guay), acaba terminando en un romance que, pese a que debe finalizar con sus tres OVAs que saldrán en marzo, es de lo más adictivo.

 

Kishuku Gakkou no Juliet

El romance escolar que no puede faltar cada año, y además añade el hecho del amor prohibido, por lo que hace de Kishuku Gakkou no Juliet una mezcla de géneros que sale muy bien, gracias a sus (obvias) referencias a Romeo y Julieta para complementar el amor que no puede ser. Y, además, el diseño de personajes es precioso, sobretodo el de los personajes femeninos como Persia.

 

Tada-kun wa Koi wo Shinai

Este podría haber sido el mejor romance en años si no fuera porque difiere del romance mucho más de lo necesario. En Tada-kun wa Koi wo Shinai nos mostrarán una historia de amor puro entre Tada y Teresa, que nos dejará momentos para no parar de llorar debido a lo complicado que es el amor entre ellos dos. El problema es que hay varios episodios centrados en intentar hacer reír a través de centrarse en otros personajes y alejarse de la trama en sí, pero si eres capaz de aguantar esos episodios, merece mucho la pena.

 

Wotaku ni Koi wa Muzukashii

Una nueva mezcla entre amor, comedia y videojuegos, aunque aquí esto último coge poco protagonismo, dado que únicamente se muestran en contados momentos. Cosplayers, mangakas, videojugadores… todos tienen derecho al amor, ¿no? Veamos aquí cómo una simple consola puede unir a dos personas lo suficiente como para enamorarse durante muchísimo tiempo, o como para enamorar por primera vez.

 

Yagate Kimi ni Naru

De nuevo un yuri, que a mi parecer no llega al nivel de Citrus pero no deja de ser muy bueno. En Yagate Kimi ni Naru vemos a dos chicas, una que nunca ha amado a nadie y otra que está interesada en cualquier cosa excepto en el amor, aunque no es como si lo odiase. Poco a poco todo florece gracias al esfuerzo y la perseverancia de una de ellas, que de repente ve el amor con otros ojos completamente distintos.

 

Deporte

Ese último gol, esa canasta sobre la bocina… no es necesario haber practicado o practicar algún deporte para que esa emoción inunde nuestro cuerpo entero, la felicidad de quien consigue ganar tras una batalla disputadísima no tiene precio, pero sí un alto nivel de contagio.

Captain Tsubasa

Oliver y Benji para los amigos, la remasterización de una de las series de nuestra infancia deja atrás los campos eternos y todo aquello que era demasiado antinatural hasta para un anime, pero trae consigo unos toques de JoJo’s que hacen aún más épico cada momento. Captain Tsubasa nos permite revivir todos los sentimientos de hace años y volver a gritar cada gol de Oliver.

 

Hanebado!

Un anime que apuntaba muy alto y creó una expectación fuera de lo normal, pero que no supo corresponder a ello. De todas formas, si no tenemos eso en cuenta, es un anime que disfrutaremos mucho, sobretodo los partidos, esos partidos de bádminton donde cuidan cada detalle: la rotación del volante, los movimientos de piernas al moverse y saltar… todo. Saben compensar una trama que flojea un poco con unos partidos que, como he dicho antes, nos harán estar en tensión hasta el último punto.

 

Hinomaruzumou

¡Sumo! El deporte tradicional de Japón llega a nuestras pantallas para darnos una sorpresa a todos. Fui el primero que no quiso esperar mucho de este anime pensando que acabarían metiendo power-ups surrealistas y supertécnicas paranormales cuando la ambientación no invita a ello, pero todo lo contrario, gana el más fuerte, no el que más protagonismo tiene en la serie.

 

Inazuma Eleven Ares no Tenbin

Una temporada más de Inazuma Eleven pero estas difieren de la línea principal, creando una nueva que mezcla los nuevos personajes con los de la primera temporada, situándose un año después de los sucesos de esta, con un panorama distinto, esta nueva trama está muy bien orientada y juega de muy buena manera con la nostalgia de los primeros jugadores del Raimon y la emoción de ver ganar a los nuevos.

 

Kaze ga Tsuyoku Fuiteru

Un anime de gente no deportista que se vuelve deportista, y no, no se vuelven los mejores de la nada. Vemos cómo cada uno va evolucionando poco a poco, algunos consiguen ser medianamente buenos corredores, otros simplemente acabar las carreras… pero lo mejor del anime no está en cómo es su desarrollo como deportistas, sino cómo es su desarrollo como personas, y creedme, la combinación de ambas cosas hacen de este el que seguramente sea el mejor spokon del año.

 

Megalo Box

Un spokon de boxeo como conmemoración a Hajime no Ippo, cumple con todas las expectativas que se le pusieron. Un homenaje a la altura de una obra de culto, con una animación y una banda sonora espectacular y una historia que llevan a su terreno tanto como para ser capaces de hacer suya la obra sin perder la esencia original.

 

Tsurune: Kazemai Koukou Kyuudoubu

Un anime precioso, que pese a ser de deporte, podría ser perfectamente un slice of life ya que se centran sobretodo en cómo viven los personajes, sus preocupaciones y cómo las superan, pero además cómo plasman estas en su arco y las dejan ir cuando dejan de tensarlo para lanzar la flecha hacia la diana.

 

Uma Musume: Pretty Derby

De nuevo un anime de carreras, aunque en este quienes corren son chicas caballo. La premisa apesta a fanservice desde lejos, pero es todo lo contrario. Emociones, sueños y frustraciones se juntan en este anime donde veremos una gran cantidad de carreras que al final es para lo que son los spokon, y todas y cada una de ellas serán capaces de mantenernos en tensión hasta que alguien cruce la meta.

 

Acción

Golpes, disparos, espadazos… la acción también ha tenido grandes representantes este año, ya sea en un papel más secundario o protagonista, pero en todo caso vale la pena ver los siguientes animes si buscas buenas peleas.

B: The Beginning

Una de las obras originales de Netflix de este año, empieza con mucho lío y metiéndote información sin explicarte nada, pero lo que puede parecer desordenado acaba estando perfectamente escalonado y a un ritmo ideal, dejándonos con una gran historia que justifica todos y cada uno de los power-up que se dan en las peleas, las cuales son emocionantes y con una gran animación.

 

Banana Fish

Un anime que ha enganchado a montones de personas, y con razón. Nos sitúa en Estados Unidos y nos muestra la crudeza de las calles, con mafias, tráfico de niños para prostituirlos, guerras de bandas… y no poder saber realmente quién está de tu lado, quién no, quién te traicionará o a quién tendrás que matar. Pese a que hayan pasado más de 30 años desde que salió el manga del que proviene, está lo suficientemente adaptada a hoy en día para haber logrado tanto como ha hecho: un anime que debe ser visto.

 

Golden Kamuy

Golden Kamuy nos muestra la carrera por la fiebre del oro en Hokkaido. En este anime, pese a que se centre principalmente en la acción en una época histórica donde cualquier tipo de tecnología es inexistente y todo se basa en el boca a boca y en el arriesgar tu vida obligándote a confiar en aquellos que parecen saber algo o simplemente buscan tu mismo objetivo, sin saber cuándo te la pueden jugar. Además, nos muestran cultura japonesa y sobretodo de los ainu, relajando un poco así la acción.

 

Sirius the Jaeger

Un gran anime que ha pasado desapercibido, parecido a B: The Beginning. La venganza y el misterio toman los galones en este anime, donde Yuliy, el último superviviente de los Tenrou, tratará de limpiar el mundo de los vampiros que acabaron con su clan, pero esperan muchas sorpresas y decisiones difíciles, además de una gran guerra contra los vampiros.

 

Tranquilidad

Como siempre, hay grandes slice of life que más que deslumbrarte con una magnífica historia te acompañan tranquila y agradablemente, logrando evadirte de estrés y preocupaciones durante los episodios que dure.

Gakuen Babysitters

Niños pequeños haciendo cosas de niños pequeños mientras son cuidados por estudiantes. Un argumento de lo más típico y sencillo, que podríamos ver en cualquier lado, incluso formar parte de ello, y precisamente por eso es tan relajante, el realismo a la vez que la paz y tranquilidad que transmite este anime te hará revivir parte de tu infancia y entender los sentimientos simples pero fuertes de los peques.

 

Yuru Camp

Yuru Camp se centra en el club de acampada de la escuela, el cual empieza con únicamente dos miembros y sin planes reales, pero que acaban yendo de acampada y además «educándonos» acerca de cómo podemos ir, qué podemos hacer y qué no, y demostrándonos lo maravilloso que puede ser acampar una noche al aire libre.

 

Musical

Uno de mis géneros favoritos es el musical, el tener canciones que seguramente escucharé más de una vez en cuanto acabe el episodio en el que salen, el disfrutar de la historia a través de la música… todo eso me encanta, igual que me encantan los dos mejores animes musicales del año.

Piano no Mori

Música clásica interpretada con piano. Chopin, Mozart, Beethoven… cada pieza llevada al terreno del pianista que la toca, dándole su toque personal para poder transmitir su personalidad y sus sentimientos con ella; pero no solo encontraremos música clásica, también nos mostrarán una historia de superación, tanto de aquel que no tiene nada como de su mejor amigo que lo tiene todo.

 

Zombieland Saga

¡Idols zombi! Con una evolución tanto de la trama en sí como de cada personaje, teniendo episodios dedicados a ellas y su pasado, nos enamoraremos de cada una de las chicas, aunque sobretodo de Saki. Eso sí, pese a que sus canciones pop-rock o incluso rap son una pasada, también hay que destacar este anime como una buena comedia, sobretodo cuando la acción involucra a su representante y su extraño acento.

 

Secuelas

Antes de acabar con los que, a mi parecer, han sido los animes más destacables del año, vamos a hacer un pequeño repaso a las secuelas importantes que han sido animadas este año, aunque de estas no os comentaré nada para evitar entrar en spoiler de temporadas pasadas si es que no las habéis visto.

Boku no Hero Academia Season 3

 

Cardcaptor Sakura: Clear Card-hen

 

Digimon Adventure tri. 6: Bokura no Mirai

 

Fairy Tail: Final Series

 

Free: Dive to the future!

 

Golden Kamuy 2

 

Inazuma Eleven Orion no Kokuin

 

JoJo no Kimyou na Bouken: Ougon no Kaze

 

ReLIFE: Kanketsu-hen

 

Shokugeki no Souma: San no Sara – Toutsuki Ressha-hen

 

Steins;Gate 0

 

Sword Art Online: Alicization

 

Más destacados

Y ahora sí, independientemente del género, pasamos a ver los que han sido para mí los mejores animes de este año.

Darling in the FranXX

El resultado del proyecto conjunto entre Trigger y CloverWorks. Hubiese sido el mejor anime del año si hubiese acabado en el episodio 20, pero aunque en sus últimos episodios todo se fuera de las manos, no puedo decir que haya sido un mal final. Hasta entonces, la historia es una maravilla que va evolucionando poco a poco en el mundo distópico donde los niños solo pueden interactuar entre sí, esperando ser reconocidos por papá.

 

Devilman Crybaby

Una obra maestra del maestro: Masaaki Yuasa. Pese a que debo admitir que lo dropeé en su segundo episodio, el momento en el que decidí volver a verlo me alegré de haberlo dejado, porque en ese momento no hubiese entendido ni la mitad de que este anime transmite y representa. Es un anime que todo el mundo debería disfrutar, pues sus 10 episodios quedarán en el recuerdo.

 

Goblin Slayer

Este quizás no sea apto para todo el mundo. Violaciones, asesinatos despiadados… es durillo de ver, pero sin duda vale la pena. Habrá acción desgarradora, pero por suerte no se basará en eso únicamente, ya que a pesar de toda la sangre, también nos llegará al corazón poco a poco mientras descubrimos el pasado de Goblin Slayer y cómo va cambiando al entrar las nuevas personas en su vida dedicada a matar goblins.

 

Irozuku Sekai no Ashita kara

¿Y si no fueras capaz de ver los colores del mundo? En Irozuku Sekai no Ashita kara conoceremos a Hitomi, una joven maga que lo ve todo de color gris. Este anime nos ofrece una historia preciosa donde viajará a la época en la que su abuela era joven y pasará un tiempo ahí tratando de volver a ver los colores, mientras vive como una estudiante normal yendo a la escuela y enamorándose, y no solo de la magia.

 

Karakai Jouzu no Takagi-san

Un anime escolar, con comedia y romance, donde Takagi-san se la pasará gastándole bromas a Nishikata para sacarlo de quicio y que este, incapaz de verlas venir, se pase toda la serie en alerta buscando el momento en el que chafarle la broma y, a su vez, ser capaz de gastarle una él, pero entre broma y broma…

 

Koi wa Ameagari no You ni

¿Todo vale si hay amor? Koe wa Ameagari no You ni nos cuenta la historia de Akira, una chica de 17 años que está enamorada del gerente de la cafetería en la que trabaja, quien le dobla la edad. Es un anime muy maduro y con momentos mágicos en el que nos muestran un amor que no es simplemente porque no puede ser, por mucho que exista.

 

Satsuriku no Tenshi

Rachel Gardner despierta en un lugar desconocido con el único deseo de morir. Zack está en ese piso, con el deseo de matar, pero también de escapar. Esta historia de criminal y víctima que congenian y se alían para salir y poder cumplir su promesa es maravillosa, dejándote en tensión en prácticamente cada episodio, y sobretodo con un final precioso porque eres tú quien lo decide, el final será el que tú quieras interpretar.

 

Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai

Uno de mis favoritos del año, igual por lo mucho que me recuerda a Oregairu. Un slice of life precioso donde existe «el síndrome de la pubertad» y afecta a varios personajes, creando así problemas y llevando a nuestros protagonistas a ser dos personas aisladas del mundo, pero eso debe dejar de ser así.

 

Sora Yori mo tooi Basho

Otro slice of life, y otra preciosidad. En este, que es para mí el mejor anime del año, veremos el viaje de unas chicas a la Antártida, cómo consiguen llegar, las muchas dificultades y problemas que tienen para ello, cómo es su estancia ahí… todo eso es indudablemente precioso, pero lo más importante es el porqué. La motivación que tiene cada una para ir ahí y porqué es tan importante la Antártida. Descubre su historia y déjate arropar por sus emotivos sentimientos.

 

SSSS.Gridman

La segunda colaboración de Studio Trigger, esta con Tsubaruya Productions, nos trae otro anime donde pelearán seres gigantes mientras nuestros protagonistas tratan de descubrir la realidad acerca de estos y el porqué hay tantos casos paranormales como, por ejemplo, pérdidas de memoria o desapariciones.

 

Violet Evergarden

Y ya para terminar, Violet Evergarden, el anime con mejor animación del año. La historia de Violet es dura y triste, pese a su formato episódico iremos conociendo paso a paso su olvidado pasado e iremos sufriendo tanto como lo hizo ella mientras se nos deleita con una animación y una banda sonora de otro planeta.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X